Menú Legal

Oscar Sumar

El Derecho Emprendedor y la Ley Universitaria

El peruano es -o me gusta creer que es- particularmente emprendedor. Lo cierto es que los emprendedores en Perú se cuentan por millares y este gusto por el emprendimiento es positivo. Nos nutrimos de él, nos da energías. Queremos enterarnos de historias de emprendedores y saber que las cosas pueden cambiar; que nuestro ingenio y ganas nos pueden llevar a salir de la pobreza. El ámbito culinario y el textil son dos grandes ejemplos. Gamarra y toda la “movida culinaria” de los últimos años. Tenemos restaurantes para todos los gustos y bolsillos, sumado al reconocimiento internacional. En el ámbito personal, Gaston Acurio y la familia Añaños son dos grades representantes de este movimiento emprendedor. Incluso, en el ámbito académico y comercial, el interés nacional por el emprendimiento se ve reflejado por la creación de programas como Emprende UP, de la Universidad del Pacifico y el foco de los bancos por la financiación de PYMES.

emprendedor

Menos conocido, y menos celebrado, es el ámbito del emprendimiento en las universidades. Quizá porque es más fácil conseguir el plato de comida deseado que el empleo deseado, entendemos que las universidades no están cumplimiento cabalmente su propósito, que les falta calidad necesaria, etc.. Sin embargo, esto no quita que hayan grandes emprendedores peruanos en el ámbito de las universidades, ni que este ámbito no haya mejorado comparativamente a lo que teníamos hace 40 años.

Uno de estos emprendedores -Raúl Diez-Canseco-, recientemente, en 2010,ganó el premio de la “Priyadarshni Foundation” por su labor en la lucha contra la pobreza a través del emprendimiento en temas educativos, tal como es resaltado en este interesante artículo publicado en El Mundo: “Historia de un emprendedor”, por Martín Santiváñez. En éste, se cuenta parte de la historia de cómo fue fundada la Universidad San Ignacio de Loyola: 

“(…). La historia de la universidad que él fundó es un ejemplo de necesidad y valentía. Siendo apenas estudiante, creó una academia para los universitarios peruanos ante la repentina y grave crisis económica que atravesaba su familia.

Ayudado por los jesuitas, logró reunir un puñado de jóvenes en el salón parroquial de una iglesia limeña. Hoy, cuarenta años después, aquella pequeña iniciativa motivada por la coyuntura se ha convertido en la corporación educativa San Ignacio de Loyola, una de las organizaciones más prestigiosas del Perú, que cuenta entre sus logros con un colegio, una Escuela de Gastronomía y una Universidad”.

No tengo ninguna afiliación con esta universidad, pero no puedo dejar de reconocer la labor de quienes la fundaron; así como de otros que han fundado muchas universidades a lo largo de estos años, desde que se “liberalizó” la creación de universidades durante el régimen de Fujimori. Incluso universidades como la PUCP o la UP, con las cuales sí tengo filiación; no siempre fueron lo que son. Mis padres estudiaron en la PUCP. Ellos me cuentan que antes de pasar de Riva Agüero en el Cercado de Lima, al Fundo Pando, en San Miguel, casi no había sitio en las aulas, donde debían compartir carpetas. Claramente, esto contrasta con la moderna infraestructura con la que ahora cuenta la PUCP.

El emprendimiento en educación es importante por los beneficios sociales que se derivan de la educación; beneficios que -además- pueden ser medidos. Tal como destacó Gustavo Yamada en su estudio sobre los retornos de la educación, como tendencia, una persona con educación universitaria gana más que una persona con educación técnica y una con educación técnica más que una que solo cuente con educación escolar. Fuera del ámbito económico, incluso, hay estudios que revelan una relación positiva entre mayor educación y un incremento en la habilidad para conseguir o conservar una pareja. Es perfectamente posible, así, pensar en una persona que estudia, no para ganar más, sino para tener más chances de conseguir pareja. Y pueden haber 500 motivos más para estudiar, como ser el primero en una familia en recibir educación universitaria o satisfacer las ansias por saber más. 

Todo esto, a expensas de los detalles sobre qué universidades dan mayores retornos, tienen mayores tasas de empleabilidad o te dan mayores chances de conseguir una pareja. Detalles que -además- no tenemos; tal como queda claro luego de leer este artículo de un experto en temas educativos, el cual se pregunta si realmente podemos medir los retornos por estudiar determinada carrera en determinada universidad. En términos generales -salvando excepciones-, no existen los datos para decir -a ciencia cierta- que unas universidades son mejores que otras en relación a esos indicadores. Solo sabemos que -en el agregado- es mejor tener más educación que menos educación. Siendo esto así, ¿en qué nos basamos para decir que debería haber menos universidades?

Las personas, no solo en Perú, creemos tener máquinas estadísticas en la cabeza. Todo es obvio y todo se desprende de la sola observación. Vemos un caso y de ahí derivamos una norma general. El conocer el caso de una persona que estudió una profesión y se dedica a otra actividad, o no tiene empleo, nos hace concluir que la educación en Perú es de baja calidad y -más aun- que requiere la intervención del Estado. Existe una gran soberbia y auto-suficiencia a la hora de evaluar políticas públicas. Lo cierto es que, cuando nosotros adivinamos, juzgamos y concluimos, hay otras personas que emprenden. La creación de nuevas universidades no solo es un fenómeno positivo, sino que es uno que evoluciona.

El motivo por el que he enfocado mi primer post en el tema de la educación es porque una norma nefasta ha sido aprobada: se ha prohibido la creación de nuevas universidades por 5 años en Perú. No me voy a detener hoy en los detalles de esta norma, para eso los remito a una muy buena entrevista aFernando Cantuarias y a un anterior artículo redactado por mi en otro espacio, comentando el proyecto de la -ahora- norma. Mi idea de este primer post es resaltar como el emprendimiento empresarial puede ser ahogado por una medida legislativa. Esto me lleva a las preguntas, ¿es el Derecho peruano compatible con nuestra fuerza emprendedora? ¿Nuestra visión emprendedora se extiende también al análisis de políticas como ésta o somos -mas bien- emprendedores y “pro-intervencionistas” al mismo tiempo? ¿No es esto una contradicción? Creería que en un país lleno de emprendedores también deberíamos privilegiar como sociedad la libertad para emprender, más aun cuando estos emprendimientos pueden ayudarnos a salir de la pobreza y a mejorar como sociedad.

Finalmente, concluyo, redondeando la idea: ¿cuántos esfuerzos emprendedores como el de Diez-Canseco -y otros- nunca se hubieran dado si esta norma hubiera estado vigente 40 años atrás? Por eso, abogamos por un “Derecho Emprendedor”.

*Este post fue mi primero en este blog. El segundo tambien fue sobre el tema de estándares de la educación. Me pareció muy pertinente volverlo a publicar ya que solo deben cambiar la norma nefasta (ahora es la Ley Universitaria aprobada dias atras) y el tema es el mismo.

@osumar

 

COMENTARIOS

  • 1
  • 02.07.2014
  • 05:23:24 hs
Luis Almeyda Vásquez

Comparto con la idea plasmada en este artículo. En la mayoría de las Universidades no se desarrolla potencialmente el Capital intelectual, con una Educación globalizada tomando como instrumento la digitalización, en ella la competencia del emprendedor, los contenidos en los Diseños Curriculares no apuntan al siglo XXI.no dejar nacer nuevas Universidades no es la solución del desarrollo de un País.

  • 2
  • 02.07.2014
  • 05:27:56 hs
Luis Almeyda Vásquez

Hay que potenciar el Capital Intelectual, priorizando la formación del capital humano, para poder desarrollar la competencia emprendedora en la sociedad globalizada. Eso es función de las Universidades.

  • 3
  • 03.07.2014
  • 12:05:34 hs
WILLIAM DURAND

Estimado. sus discursos son muy elocuentes. pero no tienen mas idea que confundir a una población pobre en recursos intelectuales, esos que salen de las universidades que ud. defiende…
a ver si en EEUU que es como dirían algunos “el corazón del capitalismo” encuentra el nivel educativo de por ejm. san juan bautista, alas peruanas, wienner, etc..
SI QUIEREN EMPRENDER QUE SEA….PERO QUE CUMPLAN CON SU ROL CABAL DE DAR EDUCACION AL MEJOR NIVEL, QUE ESTE REGIDO POR ACADEMICOS EXCELENTES, QUE NO SE ESTAFE COBRANDO PENSION ECONOMICAS PERO DANDO EDUCACION MEDIOCRE QUE SOLO SE PREOCUPAN EN CAPTAR ESTUDIANTES PARA QUE PASEN POR CAJA A FIN DE MES, UD. SABE DE LO QUE HABLO, NO SE HAGA EL INGENUO Y NO ENGAÑE CON SU PSEUDOCIENCIA DEL EMPRENDIMIENTO PARA DEFENDER A SUS PATRONES……sin ofender GRACIAS

  • 4
  • 03.07.2014
  • 12:11:34 hs
WILLIAM DURAND

seamos si quiera honestos y si se quiere defender lo indefendible, como la educación superior que es gobernada por el criterio económico de la CANTIDAD y no de la CALIDAD, por lo menos dígalo de forma directa, que el ciudadano de a pie lo entienda y discrepe y no lo disfrace con palabras bonitas pero que carecen de un análisis de REALIDAD y ven mas los bolsillos de sus DELIRANTES S/. PATRONES

  • 5
  • 03.07.2014
  • 04:24:02 hs
Isaias

Me parece que el poner un alto en la creación de nuevas universidades es porque no se están creando de manera adecuada, es decir la universidad no solo es cemento, carpeta y pizarra también debe tener laboratorios (y no escribo de un cuarto con unas computadoras y llamarlo laboratorio, sino lo que realmente significa un LABORATORIO) también una área de psiquiatría para los alumnos que enfrentan una nueva etapa en su vida y el tiempo es muy corto para hacer un buen cambio (y no tenga que estar suplicando al profesor que le ponga una buena nota o contarle su situación personal para que el profesor se conmueva y de pena le suba el promedio, o le deje un trabajito con el cual subir la nota). No está bien ver la universidad como un simple negocio el cual puede ser levantado hasta por gente improvisada que se aprovecha de los vacíos legales (ya que lo anterior escrito debería ser por ley, es decir por ley toda universidad debe tener área de laboratorio, área de psiquiatría, área de gimnasio, área de comida, área de residencia, área de reunión, área de debate, área de gran debate, área de realización de proyectos, área de visitas a empresas, área de conferencias y entrevista con gerentes (presenciales o vídeo conferencia), podría seguir pero creo que es suficientes ejemplos. ) y cree que con algo de dinero y tiempo puedo hacer una universidad y con bonitas propagandas venderla al público. Creo que es tiempo de reflexionar sobre lo que queremos en verdad, y para eso es bueno hacer una pausa.

  • 6
  • 03.07.2014
  • 09:10:52 hs
Freddy

Aunque suene muy trillado. La mayoria de las universidades [estatatales y particulares] suelen ver la Educacion como un Negocio. Si tan solo le ponen un poco de empeño en educar para ganar, a educar a los soñadores, entonces seria otro cantar. Busquen los audios de Jose Bobadilla [Ex-Rector de Universidades Colombianas], Su vida era un “Infierno”… Hasta que encontro un Sistema Educativo Progresivo para … Bueno, mejor busquenlo Ustedes.
http://bit.ly/Proactivoz

  • 7
  • 03.07.2014
  • 01:42:28 hs
abel

Estimado.. Oscar…Imagina un terreno de 10 mil metros cuadrados……..de los cuales ud. solo conoce un metro cuadrado en una esquina y otros metros cuadrados de manera dispersa pero no en lo global (es así como se percibe su articulo en un tema amplia y con consecuencias a futuro), en un diario serio como es gestión, no debería dar análisis antojadizos y segmentados, defendiendo lo indefendible..

    • 8
    • 03.07.2014
    • 02:08:20 hs
    osumar

    Ah pense que eso era lo que usted conocia acerca de las universidades en Peru…

  • 9
  • 03.07.2014
  • 03:52:16 hs
Pedro

Señores desde cuando el estado ha sido un buen referente administrativo para poder diseñar buenas políticas educativas, yo como empleado público con muchos años lo único que he visto a traves de estos años es a un estado como parte del gobierno de turno que coloca a su gente sin la mas mínima preparación, y así queremos darle el control de las universidades, queremos profesionales de primer nivel para poder competir en este mundo globalizado y si quieres ser un buen emprendedor debes elegir una buena universidad y verán que el mercado se encargara de las mediocres y no ha través de leyes que nunca se cumplen

  • 10
  • 03.07.2014
  • 06:12:33 hs
Gonzalo R. Moya V.

Freddy, la tesis del Sr. Sumar consiste justamente en que las universidades son negocios, y como tales es la competencia de libre mercado lo que las encamina en la búsqueda de calidad y prestigio.

La ley se ha promulgado pensando en las universidades nuevas y malas, pero el Sr. Sumar resalta que las antiguas y buenas no siempre fueron así.
Prohibir el ingreso de nuevas universidades no incentiva la mejora de las ya establecidas, como sí lo hace el permitir la llegada de una buena universidad que fuerce a las otras a no quedarse atrás.

El desear tal intervencionismo estatal es subestimar la capacidad del consumidor para tomar buenas elecciones por su propia cuenta, en este caso, determinar por sí mismos las univesidades de calidad. Son estas políticas paternalistas las que hacen que “Atlas se encoja de hombros”.

Finalmente, el artículo vinculado de Jeff Selingo (“Can you truly calculate the return on the college investment?”) señala que existe un sesgo de variable omitida si valorizamos la calidad de la enseñanza por el salario de sus egresados, pues las “mejores” universidades estarán en las ciudades más desarroladas, donde están los trabajos mejores pagados.

  • 11
  • 04.07.2014
  • 10:05:27 hs
Arturo

Emprendimiento en educación sí, pero con calidad pues. Con presupuestos para fomentar investigación.
Saludos.

    • 12
    • 04.07.2014
    • 10:17:08 hs
    osumar

    Claro y la ley universitaria garantiza la calidad por el gran diseño de sus normas y la prestancia de los funcionarios desinteresados y competentes que la van a aplicar. Consejo: use el “pues” solo cuando lo que diga no sea absurdo.

    Saludos,

    Oscar

  • 13
  • 04.07.2014
  • 04:36:45 hs
Gonzalo R. Moya V.

Sr. Sumar,

Acabo de leer su segundo post en Menú Legal, vinculado al final de este (“Palomas reales: los estándares obligatorios para universidades”), el que a su vez vincula al inicio un excelente artículo del IPE (“Información y certificación para una educación mejor”).

En “Palomas reales”, usted lista los problemas que encuentra en la imposición de estándares obligatorios, a pesar de reconocer que esta medida es menos restrictiva y más eficaz que la mera prohibición al ingreso, la cual bien destroza en este post.

En un post anterior suyo me he pronunciado ya a favor de las certificaciones tanto para la universidades como para los egresados universitarios, pues mitigan la información asimétrica que existe tanto para los aplicantes como para los empleadores, respectivamente.

Me gustaría poner como ejemplo exitoso de estandarización aquella que hubo el año pasado para las comisiones y gastos en el sistema financiero: ahora todas las que son por el mismo concepto se llaman igual y ello permite a la gente comparar más fácilmente los costos entre una entidad y otra. No limita la innovación porque aquellas comisiones nuevas que una entidad desee crear las puede proponer a la SBS para su aprobación.

  • 14
  • 05.07.2014
  • 10:37:38 hs
daniel rodríguez

Dr. Sumar , interesante su punto de vista sobre el derecho emprendedor.

Yo creo también que la solución no está en congelar la creación de universidades sino en subir los requisitos para ello , pero ahora mismo . Y para mantener la condición de Universidad , esta debe certificarse periódicamente .

Lo mismo aplica al congreso ; si el nivel de educación de los congresistas fuese más alto , seguro tendríamos un poder legislativo mejor con una comisión de ética menos atareada .

  • 15
  • 05.07.2014
  • 11:31:51 hs
Roberto

Hola:
En la mayoría de casos, el emprender significa “burlarse” de los requisitos legales. Hay tipos de empresas para emprender desde abajo y otras no. Bajo las premisas de su artículo entonces cualquier persona puede iniciar un Banco.

En el caso de las industrias, los emprendedores no cumplen requisitos legales en temas de Seguridad y Salud Ocupacional y menos las ambientales, o de pago de horas extras; y como el estado no fiscaliza, tenemos lugares como gamarra, donde el trabajo realizado en la mayoría de casos no cumplen con la legislación.

Debe fomentarse el emprendimiento pero con fiscalización, pues el fin no justifica los medios. Recordemos que la mayoría de empresas son LUCRATIVAS, y eso implica que debe haber una ganancia.

Las Universidades deben ser lugares de investigación y desarrollo de tecnologías.

  • 16
  • 06.07.2014
  • 05:21:50 hs
Walter

emprendimiento? Esta es una visión reduccionista de la universidad.

  • 17
  • 07.07.2014
  • 07:05:41 hs
Luis Peri

Estimado Oscar,
No debemos ir muy lejos para poder darnos cuenta de los niveles de educación que brindan la gran mayoría de Universidades UNPSMP,ALAS PERUANAS,CÉSAR VALLEJO,SAN JUAN BAUTISTA …etc , en donde los estudiantes estudian muchas carreras,las cuales además de ser inservibles sólo generan gastos a los padres y beneficios a los fundadores ya que en el Perú no pagan impuestos sin embargo los dueños si disfrutan de lujos y beneficios como un empresario regular, la educación es un negocio a largo plazo y el estado es incapaz de meterse ya que los los beneficios para los miembros del mismo estado de turno se ven a largo plazo,para comenzar a hablar de emprendimiento deberíamos comenzar hablar de las condiciones económicas de nuestros profesores a partir de ahí y de los malos empresarios que sacan beneficios explorando a los mismos….y discúlpame pero no creo que Diezcanseco sea ejemplo de empresario ni emprendedor en el sector educativo, podría decir que es un gran administrador y generador de riqueza que no necesariamente va de la mano del desarrollo de las personas…

    • 18
    • 07.07.2014
    • 08:09:48 hs
    osumar

    Estimado Luis, solo una pregunta y si respondes con información verdadera y sustentada, no vuelvo a escribir un post sobre educación:

    Cual es el ratio egresados/empleados (o sea, cuantos graduados de esas universidades optienen empleo y cuanto se demoran en obtenerlo)?

    Es una información basica que deberías de tener antes de aseverar que las carreras son inservibles, no te parece?

    Saludos,

    Oscar

  • 19
  • 07.07.2014
  • 09:35:56 hs
Jesus

Mi titulo universitario dice “a nombre de la Nación”.
Los títulos de esas universidades de “emprendedores” también son a nombre de la Nación? o serán a nombre de tal o cual rector o empresario “emprendedor”?.
Para ser admitido tuve que dar examen, no estudie en los altos de un “chifa”, y recuerdo los duros años de esfuerzo no solo para estudiar la carrera sino también para hacer la tesis y sustentarla.
Si nuestros títulos salen a nombre de la Nación… por que pretender dejar al margen al estado en su papel regulador y dejar todo en manos de los “emprendedores”?.

    • 20
    • 07.07.2014
    • 09:48:18 hs
    osumar

    En la PUCP y la UP la mayoria entra sin examen -tradicional- de ingreso y son de las mejores universidades de Peru. Las prohibiria tambien?

    La verdad es que no entiendo mucho el punto de su comentario.

  • 21
  • 08.07.2014
  • 08:30:12 hs
Jesus

El punto de mi comentario es que si el Estado es el que avala, garantiza, certifica, mi titulo universitario es porque lo hace a sabiendas que los programas, métodos, contenidos y evaluaciones realizados por la casa de estudios cuentan con un, digamoslo en sencillo, “control de calidad”. En este caso, el estado “pone la cara” y dice que ese titulo vale.
Viendolo asi, el estado tiene todo el derecho de regular porque el “producto final” sale con su “sello de garantía”, esta avalado por el país.
Por eso es que objeto el hecho que se quiera mantener al Estado, al margen de las regulaciones en esta materia.
Con relación a las 2 universidades que menciona y la modalidad de ingreso, que NO es libre, lo que ha variado en relación a mis años universitarios es que se han ampliado las modalidades de admisión, muy a tono con la competencia, y además muy acorde con la intención de captar alumnos con buen nivel pre-universitario.
Pero si usted me dice, que sin dar examen (solo inscribiendose), se ingresa a alguna de ellas, eso no es cierto. No serian las universidades que son, si fuera asi.

    • 22
    • 08.07.2014
    • 08:33:22 hs
    osumar

    Entonces, el “problema” tambien se podria arreglar si el Estado dejad de expedir los titulos a su nombre, verdad? Solo estoy llegando a la conclusion racional que usted pone en bandeja.

    Saludos,

    Oscar

  • 23
  • 08.07.2014
  • 11:04:21 hs
Jesus

Si toma literalmente el sentido de mi comentario, efectivamente, esa podria ser una solucion.
El Estado dejaria de avalar los estudios realizados en las universidades fuera de la regulacion.
Tendríamos profesionales titulados “a nombre de la Universidad Altos del Chifa”, o algo por estilo, con perdon de la ironia, claro que solo validos en el Peru, sin posibilidad de convalidarlos en ningún otro país.

    • 24
    • 08.07.2014
    • 11:10:20 hs
    osumar

    Nuevamente, si lo que busca son soluciones:
    1. No se exactamente que porcentaje de peruanos convalida sus estudios en el extranjero, pero le puedo asegurar que es menos del 1%.
    2. Si alguien quiere convalidar, podria ahi recien pasar un tramite especial.
    3. Las personas y mas aun las empresas, conocen la calidad de las universidades, tanto asi que muchas piden directamente egresados de x, y, z universidad en sus convocatorias de empleo. Eso es independientemente de que digan “a nombre de la nacion”.
    4. Un dato “cuioso” ya que esta tan preocupado por las convalidaciones: en Peru no convalidan master o doctorados en Derecho hechos en universidades como Harvard, Yale o UC Berkeley, pese a ser las universidades 1, 10 y 5 en el ranking mundial. No lo hacen porque dicen que no se parecen a los masters en Peru. Entonces, en Harvard, Yale y UC Berkeley tambien deberian preocuparse no. Sus masters no son reconocidos en Peru!!! Asi son las luminarias por las que usted se preocupad tanto. “A nombre de la nacion”??? Me importa poco o nada, amigo.

  • 25
  • 08.07.2014
  • 11:55:27 hs
Jesus

A ver :
1. No estoy “tan preocupado por las convalidaciones”.
De hecho, en Costa Rica, donde resido, tampoco se convalidan automaticamente los estudios realizados por ejemplo en la AA (Architectural Association de Londres). Un egresado de ese centro de estudios, que debería ser recibido con alfombra roja por estos lares, tiene que pasar por un engorroso proceso en el que sus estudios deben equipararse con los contenidos de alguna universidad local. Increible y un poco indignante al igual que lo mencionado en el punto 4 de su comentario.
2. Es cierto lo que dice en el punto 3. Todos saben el nivel de cada universidad.
Entonces, pareciera que el asunto es simplemente dejar que todos estudien, no importa el nivel educativo que le ofrezcan. Todos tienen derecho a estudiar y los emprendedores tienen derecho a inventar cuanta universidad les parezca.
Entonces, que tributen!.
Si el emprendedor que usted menciona en su post, paso de hacer “negocio” vendiendo pizzas y pollo frito a poner una universidad, es porque vio que esta actividad era también un negocio lucrativo.
3.Con relación a lo de “a nombre de la nación” , a mi también me importa poco o nada, pero sirvio para sustentar la contradicción entre los que pretenden estar al margen de las regulaciones y lo que ofrecen : un titulo a nombre de la nación.
4. No se cuales serán las “luminarias” que usted dice que me preocupan tanto.
Nada de lo que escriba aquí me genera preocupación, malestar o incomodidad. No defiendo burócratas persiguiendo “emprendedores”, ni hago lobby por la libre empresa en la educación.
Hago un simple comentario personal.
Y soy tolerante con los que no piensan igual, trato que a través de la discusión de ideas se llegue a mejores o mas completas conclusiones.

    • 26
    • 08.07.2014
    • 12:35:59 hs
    osumar

    100% de acuerdo en que deberian pagar tributos todas.
    Tambien, no se si ya lo dije en el post, el Estado deberia comenzar sus experimentos por las universidades publicas. Cuando pueda sacar alguna decente, entonces que comience a experimentar con las privadas.
    Saludos y gracias por comentar,
    Oscar

  • 27
  • 10.07.2014
  • 03:45:45 hs
Julio Hennings

Sr. Sumar:
“…el Estado debería comenzar sus experimentos por las universidades publicas.Cuando pueda sacar alguna decente, entonces que comience a experimentar con las privadas”.
No solo suena intolerante frente a algunos comentarios vertidos por sus lectores, sino que ofende a la razón y agrede innecesariamente a las universidades públicas, algunas de las cuales pese a sus limitaciones económicas vienen realizando un encomiable trabajo y gozan de reconocimiento internacional como la UNMSM, UNI, etc.

    • 28
    • 10.07.2014
    • 05:31:20 hs
    osumar

    He enseñado un semestre en San Marcos, supuestamente la mejor publica de Peru. Si usted me dice que es una universidad de prestigio internacional, simplemente le diria que no tiene idea de lo que esta hablando. Y si le ofende mi comentario, mala suerte.

  • 29
  • 11.07.2014
  • 06:55:29 hs
catitosyenyen

Me parece que primero antes de crear Universidades deben ya poner un pare a las carreras que ya son comunes, caso de Derecho, Educación,Sociologia,Medicina, enfermeria, odontologia que solo crea tumulto educacional, dejando de lado la modernidad y las necesidades que existe en la sociedad, lamentablemente la sociedad no postula por vocación sino por querer tener dinero, a mi punto de vista algo poco merecedor , ya que uno se da cuenta con la clase de profesionales que salen , las negligencias y el trato que dan , no es el adecuado para la sociedad, caso contrario , son los que si tiene vocacion de servicio y esos son los que realmente nos representan en el peru y en el mundo.

  • 30
  • 30.10.2014
  • 09:55:20 hs
KATIA BRAVO

Buenos días. No comparto su posición el mismo Yamada dice que hay flexibilidad en los perfiles de ingreso por la “sana competencia” entre universidades que a la larga provoca un detrimento en la sociedad: egresados mediocre. Por otro lado Perù a nivel de Sud Amèrica es el segundo país después de Brasil en tener un numero mayor de universidades (Brasil 197, Perú 139). Si llevamos esta relación a disponibilidad de universidades por población, de lejos Perú gana, pero gana en cantidad no en calidad.
Puede ser loable la historia de la Universidad San Ignacio de Loyola y otras excepciones pero en investigación, que es un fin de la universidad, solo Cayetano y La Católica según 02 rankings (para muestra un botòn) figuran a nivel mundial… De repente hay otros aspectos que mejorar a parte de los buenos ingresos.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño