Menú Legal

Oscar Sumar

Homo economicus y animales políticos: idas y venidas con los aportes obligatorios

Buena parte de los estudios económicos parten de la asunción de que el hombre es racional. Claramente, esto no es verdad, al menos no siempre; pero es usado como un “recurso metodológico” para poder realizar predicciones formales y replicables acerca de cómo nos comportaremos ante incentivos. Por mi parte, creo que basta con asumir que los hombres respondemos a incentivos de precios, como decía Coase [The Firm, the Market and the Law]. La idea del homo economicus, aunque ha servido para que la Economía sea la “Reina de las Ciencias Sociales”; también la ha convertido en blanco de críticas. Las críticas parten del hecho de que las fallas cognitivas de las personas son tan grandes que obviarlas para realizar un análisis es como ignorar al elefante en la alcoba. Aunque uno pueda estar de acuerdo con buena parte de estos “hallazgos”, es más difícil estar de acuerdo con sus propuestas de política. ¿Las fallas cognitivas de las personas justifican la intervención del gobierno? Resulta que la alternativa al mercado es la acción política y los políticos tampoco son seres 100% racionales y, lo que es peor, cuando lo son, tampoco esuna  buena noticia para nosotros. El caso de los aportes obligatorios de los independientes es un buen ejemplo.

Fue una novela en varios actos: primero, aprobaron los aportes obligatorios de los trabajadores dependientes con poca oposición. El botín fue repartido entre todas las AFPs. Luego, el ubicuo Jaime Delgado peleó a favor de las AFPs para que los aportes fueran obliga/torios para los independientes también. Se decidió que solo una AFP (Habitat) administraría los fondos. Los independientes se quejaron. Jaime Delgado dijo que estaba en contra de los aportes obligatorios. Lo aplazaron. Lo pusieron en vigencia nuevamente. Los independientes se volvieron a quejar. Lo derogaron. ¿Demanda de Habitat?

that escalated queckly

El discurso detrás de la obligatoriedad es que las personas padecemos una falla cognitiva que nos lleva a tener preferencias inconsistentes: valoramos más el dinero presente que el futuro; pese a que “racionalmente” son iguales. Esto, averiguado en experimentos de laboratorio, lleva a algunos a justificar normas como las que nos obligan a darle parte de nuestro dinero a una empresa para que lo administre por nosotros. Por ejemplo, Augusto Townsend ha sostenido que:

“[…]  tengo enormes dudas de que la gran mayoría de individuos –tanto trabajadores dependientes como independientes- estén en condiciones de administrar su ahorro mejor de lo que podría hacerlo una AFP.

Hay numerosos estudios de economía conductual que demuestran que el ser humano es un animal cortoplacista por naturaleza y que su cerebro no está predispuesto a valorar la previsión para el largo plazo como debiera. ¿Significa esto que debe obligársele a ahorrar? No me queda tan clara la respuesta, porque encuentro argumentos válidos en ambos lados del debate. Por ello, la discusión en muchos países deja de ser tan maximalista y se aboca a encontrar un justo medio (¿cuál es el menor porcentaje de tus salarios que te puedo obligar a aportar para que te garantice una pensión similar a tu último sueldo, asumiendo además la menor comisión posible?)”.

El argumento de Augusto es -por lo menos- superficial, por varios motivos:

Primero, aun cuando pudiéramos decir que dicha irracionalidad se encuentra probada y es tan grande como para justificar que nos quiten nuestro dinero y nos traten como incapaces, ésta ¿solo existe en el caso del ahorro? ¿Acaso no somos irracionales también al tomar decisiones como con quien casarnos y mil otras más? ¿Debería haber una agencia estatal de matrimonios? [Si cree que mi ejemplo es exagerado, revise la historia de la humanidad y distintas culturas donde la elección por terceros de las parejas era y es una práctica común. Revise también los costos que genera el divorcio a las sociedades occidentales]. La falla cognitiva por sí misma no puede ser la justificación de la intervención estatal. Para comenzar, tendría que argumentar por qué algunas fallas justifican la intervención y otras no.

Segundo, ¿realmente las AFPs administran mejor los fondos? Existe evidencia que nos dice lo contrario tanto en relación al sistema público como privado. Por ejemplo, no conozco a nadie que haya vivido 110 años.

Tercero, esto del “justo medio”, no tiene sentido. Si no estoy seguro de si es conveniente intervenir, ¿lo prudente es intervenir “poco”? Si eso es cierto, debemos asumir que regulación o no regulación (o libertad o no libertad) están en el mismo nivel, por lo que la balanza se puede inclinar hacia cualquier lado, ante la incertidumbre. Eso es simplemente falso. La regulación requiere justificación, si no en base a las libertades económicas, en base al principio de interdicción de la arbitrariedad. Si el Estado nos quiere quitar la libertad, debe de justificarlo: y eso no quiere decir “si justifico poco, puedo intervenir poco”. Cualquier intervención debe estar justificada.

Finalmente, como señaló Richard Webb en el mismo diario en el que Augusto escribe (lo cual es –por lo menos- anecdótico), la evidencia en Perú nos dice que el ahorro de los independientes sin AFP es equivalente al de los trabajadores dependientes con AFP (¡!) y -agregamos nosotros- presumiblemente con mucho mejores retornos, dado que no pagan comisiones. También existe evidencia acerca de que los peruanos -todos- ahorramos a rededor del 23% de nuestros ingresos.  

No solo las idas y venidas demuestran la incongruencia del Estado y de los políticos. Hay muchas preguntas sin resolver: ¿en qué data se basan para hacer estas normas, experimentos hechos en clases en universidades top en EE.UU.? ¿Realmente los peruanos no ahorramos? ¿Realmente las AFPs (o la ONP) nos van a devolver nuestro dinero o lo van a administrar mejor que nosotros? ¿La pérdida de ingresos para invertir hoy se justifica para “garantizar” la vida futura, incluso en términos macroeconómicos? ¿Por qué el Estado –por un lado- obliga a ahorrar pero por otro libera la CTS, no es eso incongruente? ¿Por qué dependientes e independientes son tratados de diferente manera? ¿Qué justifica la diferencia? ¿Cuál es el impacto sobre la informalidad al generar una carga para los trabajadores y las empresas?

me_myself_and_irene-3-1024x546

No tengo una idea clara acerca de por que ha habido un resultado tan distinto en el caso de los aportes obligatorios de independientes en relación a los independientes. Especulando, diría que la respuesta tiene que ver menos con la validez de los argumentos de uno u otro caso y más con la presión que han sido capaces de ejercer distintos grupos. Por ejemplo, quizá los independientes son un grupo más compacto y poderosos y las AFP perdieron fuerza por el hecho de ser solo una la beneficiaria de los aportes.

¿Mi propuesta? (A pedido de Castilla). Dado que el Estado no tiene la técnica ni los incentivos para hacer políticas públicas de calidad (evaluando seriamente los costos y beneficios de sus decisiones), deberían de abstenerse de regular y respetar las libertades económicas de las personas (por ejemplo, la libertad de contratar (o no contratar) con quien a mi me de la gana). Próximo paso: derogar el aporte obligatorio de los trabajadores dependientes. 

@osumar

Pd: como nota personal; si no fuera por la liberación de la CTS, quizá no podría estar hoy escribiendo desde UC Berkeley, donde estoy haciendo un doctorado. ¡Qué lindo sería tener todo el dinero que le estoy dando a las AFPs contra mi voluntad! ¿Cuántos casos más así habrán? ¿Cuántas vidas mejorarían si el Estado no nos robara nuestro dinero en complicidad con las AFPs?

COMENTARIOS

  • 1
  • 04.09.2014
  • 02:54:58 hs
jose talledo

Estudios en una universidad estatal…oh the irony

    • 2
    • 04.09.2014
    • 03:36:50 hs
    osumar

    Supongo que lo dice como una especie de broma (que incluso yo mismo hago a veces). Pero en caso no, en realidad no tiene nada de ironico, porque yo no me opongo como principio a la actividad estatal, sino solo miro las consecuencias o cosas mas particulares como usar o no el mecanismo de precios. Pero ejemplo, en Peru la PUCP cuesta mas de 100 mil soles acabar una carrera. En San Marcos cerca de cero. El caso de UC Berkeley comparado con Harvard es bien distinto. Para mi hacer un master o un doctorado en Berkeley es incluso mas caro que en Harvard. Ahi esta el detalle, que sea o no publica es irrelevante en la practica.

  • 3
  • 04.09.2014
  • 03:55:15 hs
Pedro Diaz

La devolucion de los aportes al AFP, mejoria notablemente el nivel socioeconomico de toda la masa laboral y moveria la economia del pais…………………………lamentablemente cada fin de mes la masa laboral sufre un asalto a mano armada……………………………donde ironicamente la autora del hecho es la ley, dizque para protegernos y fomentar el ahorro………………y asi poder sobrevivir hasta los 110 diez años…………..je je je je cuentazo…..no me imagino vivir hasta esa edad……

  • 4
  • 04.09.2014
  • 04:53:43 hs
Jorge

De acuerdo, buen artículo, la intervención del Estado solo se justifica cuando las limitaciones a la libertad son en pro de un beneficio mayor para la sociedad, por ejemplo las normas para limitar la comida chatarra a los niños o las limitaciones para fumar, en ambos casos el beneficio está en el logro de una sociedad mas sana, reducción de las necesidades de servicios médicos públicos, reducción de los costos de los seguros y otros por el estilo, tampoco deberíamos tener libertad para hacernos daño a nosotros mismos salvo que nuestros actos no afecten negativamente en nada a la sociedad, asunto que es probablemete controversial. En el caso de las AFP es claro que el beneficio es para estas en perjuicio de todos los afiliados.

  • 5
  • 04.09.2014
  • 05:21:51 hs
Walter

Oscar:

Por cada 100 soles que aportamos a la AFP, toman 12.1 por comisión (puede variar centavos dependiendo de la AFP) y 9.6 por seguro. Es decir, sólo “depositamos” 78.2. ¿Se imaginan ir a un Banco y que nos cobre esas comisiones por guardar nuestro dinero? Lo peor es que no te garantizan que tus ahorros crecerán! (como si lo puede hacer un Banco) Se supone que si pagamos tanto es porque lograrían una rentabilidad tal que compense (ya olvidemos el seguro que es otro robo) la comisión de administración.

Haciendo una comparación rápida con otro producto muy parecido, Fondos Mutuos, el BCP cobra… 0.49 % + IGV ANUAL!!! Es decir, volviendo a nuestro ejemplo de los 100 soles, 58 centavos al año ó 4.8 centavos mensuales.

Sobre la libertad para que todos hagamos con nuestro dinero lo que mejor nos venga en gana puede ser discutible y el Estado (como muchos otros lo hacen) trata de minimizar los posibles gastos futuros e manutención de una población manirota (conozco varios independientes que no solo no ahorran sino que no tienen la intensión de hacerlo y el retiro es un tema que no existe en su visión de futuro) que lo obligaría a destinar recursos para su manutención.

Una alternativa podría ser, si, obligar a ahorrar, pero bajo la modalidad que cada uno desee. Si quiero ponerlo todo a un banco sin ganar intereses (que los hay, pero aún así crece mas porque no me cobrarían comisiones) pues bien, si quiero ponerlo en fondos mutuos, también. La idea es que ese dinero pueda quedar exonerado de impuestos para así asegurar nuestra vejez y apoyar al ahorro interno.

Un abrazo a la distancia.

Walter.

    • 6
    • 04.09.2014
    • 05:27:22 hs
    osumar

    Gracias Walter por tus aportes. Sin duda es discutible, pero creo que -en Peru al menos- no hay mucho con que respaldar el punto. De quien se “ocupa” el Estado? Quien aporta? Hay un match entre ambos acaso?

    Un abrazo,

    Oscar

  • 7
  • 04.09.2014
  • 05:38:14 hs
Cesar M. V.

“Aunque uno pueda estar de acuerdo con buena parte de estos “hallazgos”, es más difícil estar de acuerdo con sus propuestas de política. ¿Las fallas cognitivas de las personas justifican la intervención del gobierno? ”
Sobre este punto, de la economía del comportamiento nace algo que llamado “paternalismo libertario” que reconoce las limitaciones cognitivas de los homo sapiens y mediante sutiles e imperceptibles “nudges” hace que las personan VOLUNTARIAMENTE tomen mejores decisiones sobre su vida (ver libro “Nudge” de Thaler y Sunstein). Por lo menos este enfoque de ninguna manera sirve para justificar acciones totalmente paternalistas como lo de las AFP. Así que no me queda claro de donde saca eso y tampoco parece que el Dr. Schuldt lo sugiera.

    • 8
    • 04.09.2014
    • 05:45:40 hs
    osumar

    Cesar lo que dices es una falacia, en el sentido en que estas tomando un ejemplo de uno de los posibles “outcomes” de esta teoria y la estas reemplazando por el todo.
    Saludos,
    Oscar

  • 9
  • 04.09.2014
  • 05:45:15 hs
Walter

Oscar:

El seguro integral de salud cubre a todas las personas de bajos recursos. Pensión 65 es mucho más focalizado al sector, así como Juntos.

Todos estos programas representan una importante proporción del presupuesto.

Se puede discutir mucho sobre la eficacia, cobertura (que está creciendo) o si son suficientes (quizá no) pero ya son un gasto importante que puede seguir creciendo.

No olvidemos que un porcentaje importante de las pensiones que paga la ONP son asumidas por el Tesoro público.

    • 10
    • 04.09.2014
    • 05:46:44 hs
    osumar

    Claro, a lo que me referia es a que la mayoria de los beneficiarios no aporta a las AFPs u ONP.

  • 11
  • 04.09.2014
  • 10:13:45 hs
Jabí jo

Cómo aplica para el manejo de subvenciones directas ? Cómo es el caso de la propuesta dl candidato que quiere entregar 500 soles por familia del canon. Hoy toca el tema otro blog

  • 12
  • 05.09.2014
  • 05:03:15 hs
hugo rios

Lo cuestionable del sistema es la disparidad de las ganancias de las AFP vs la de los “inversionistas”, siempre se habla de “aportantes” tal vez para disimular el tema, pero no me imagino una empresa en la que los administradores ganen mas que los inversionistas, solo los gobiernos pueden permitir semejante estupidez.

  • 13
  • 05.09.2014
  • 07:45:48 hs
Victor Ishiyama

Buenos dias, la desgracia es que quienes imponen la aportación no usan los servicios que pregonan. Le preguntaron al presidente de las AFPs, el sr. Valdivieso que pasa con los que aportan menos de 20 años y no van a recibir pensión: “Pero va a tener acceso al IPSS”, como si el sr. Valdivieso se atendiera alli y asi en general, ni Ollanta envia a sus hijos a un colegio publico, ni los congresistas se atienden en un hospital del estado, ni la alcadesa viaja por el corredor azul. Referendum 2016: al cumplir los 65 años deseo: RETIRAR MI FONDO o RECIBIR UNA PENSION. 40 años trabajando con la plata del aportante, es suficiente.

  • 14
  • 05.09.2014
  • 09:25:39 hs
xentaurux

Muy de acuerdo con el ultimo comentario de Victor Ishiyama, si ya toda mi vida ahorre y me voy a jubilar lo minimo justo es que me lo entreguen de la manera que yo deseo (si todo junto o en armadas).

  • 15
  • 05.09.2014
  • 09:29:48 hs
Ricardo

“no conozco a nadie que haya vivido 110 años”.. pero existen o existieron y por lo tanto, hay una pequeñísima probabilidad de que en el Perú alguien llegue a esa edad. Por lo tanto, hacen bien las AFP en tomar en cuenta dicha edad para el cálculo de la pensión.. no vaya a ser Sr. Sumar, que con el avance de la medicina nos toque vivir más de un siglo

  • 16
  • 05.09.2014
  • 10:19:42 hs
Julio R.

Adicionalmente a las comisiones que cobran las AFP a los usuarios; estoy seguro que las AFP también cobra comisiones por los instrumentos que compra (a su antojo) con el dinero de los aportantes. Dada la tan baja rentabilidad que generan, estoy seguro que debe tratarse de instrumentos basura (que son los que pagan las mejores comisiones).
Si alguien ha logrado encontrar información o investigaciones al respecto, por favor compártalo.

  • 17
  • 05.09.2014
  • 10:22:41 hs
Alex Cordova

Los grandes tributaristas no tendremos problemas porque en el Tribunal Fiscal obtendríamos muchas revocatorias a nuestro favor

Alex Cordova Arce

  • 18
  • 05.09.2014
  • 10:23:17 hs
Jose Paredes

Estimado Oscar:

Si hacemos un poco de historia las AFPs surgieron porque el sistema publico esta quebrado, se estableció que el aporte a la AFP sería lo mismo que se venía aportando a la ONP, aproximadamente el 13% de nuestro sueldo.

Que estas planteando, que tampoco exista la ONP?, los que aportan a la ONP porque no le piden a Ollanta que les devuelva sus aportes para que hagan sus grandes inversiones que luego le permitirá vivir dignamente??. No pues, los que sucede es que la AFP es un sistema transparente, te informa de tu saldo, las comisiones que cobra, donde invierte y de las variaciones por rentabilidad que tienen tus aportes.

No consideramos que es una inversión a largo plazo, como la cuenta es nuestra, pensamos que deberíamos disponer de ella cuando querramos olvidándonos que el fin es netamente previsional, no es para casa ni carro ni maestrias ni doctorados.

Una reflexión mas, cuantos de nosotros mantenemos a nuestros padres??, acaso ellos no eran tan buenos inversionistas como nosotros???

Echemos abajo las AFPs para que la ONP tome los fondos y asi no sepamos donde va nuestro dinero. Total, ojos que noven, corazon que no siente. Viva el Perú y los peruanos.

  • 19
  • 05.09.2014
  • 11:14:39 hs
Walter

Hay mucha desinformación:

- Victor Ishiyama: Es mentira que si en el sistema privado, aportas menos de 20 años no tienes pensión. Eso es en sistema público.
- Oscar / Ricardo: Las tablas de mortalidad consideran el tope en los 110 años pero con un porcentaje mínimo, menos al 1 %. En realidad se aplica de la siguiente manera: si ya tienes 73 años: cuál es la probabilidad de que vivirás hasta los 74? 75? 76? y así sucesivamente. Entonces, se pone el techo de los 110 por con un mínimo de probabilidad. El problema no pasa por ahí, sino en que no dispones del total de tu fondo ni aunque vivas los 110 años porque separan una parte para tus dependientes. Entonces el fondo no es tuyo sino de tus herederos.
- Julio R. No compran instrumentos que se les antoje. Todo lo contrario, sólo les dejan comprar papeles permitidos por la SBS, el exceso de regulación les quita rentabilidad. Un muy buen ejemplo de lo que Oscar siempre expone en muchos ejemplos. Todo lo controla la SBS . Además, los instrumentos “basura” por definición son los que mejor rinden (mayor riesgo, mayor ingreso)

Saludos,

  • 20
  • 05.09.2014
  • 12:45:02 hs
Gonzalo R. Moya V.

Estimado Óscar,
Antes que nada, quiero agradecerte por tocar este tema, pues tus opiniones son compartidas por la mayoría de la población, tal como se puede apreciar en la sección de comentarios. Paso así a criticar cada uno de tus tres argumentos en el presente post:

Primero, en tu post anterior se te criticó que estuvieses en contra de una ley que prohibía el uso de celulares mientras se conducía porque no se podía supervisar su cumplimiento, haciéndote la observación de que dicha justificación podía aplicarse a muchas otras leyes hasta caer en el absurdo. Ahora, sin embargo, eres tú mismo quien extiende la actitud paternalista del Estado con sus ciudadanos en relación a sus decisiones de ahorro previsional hacia sus demás decisiones en la vida para ilustrar el absurdo en el que se podría incurrir. ¿No te parecen contradictorias estas dos posturas?

Segundo, acotar las tablas actuariales en 110 años no tiene que ver con la forma cómo invierten tus aportes mientras trabajas, sino con la forma cómo distribuyen -a lo largo de tu periodo de jubilación- tus ahorros acumulados hasta el momento del retiro, y cabe mencionar que sí existe flexibilidad para el usuario sobre ambas decisiones: agresividad (riesgo) del fondo de inversión y modalidades de pago de las pensiones.

Tercero, la CTS también es un ahorro previsional pero para periodos de desempleo, que se suponen más cortos que los de jubilación. La disponibilidad de la CTS es solo por aquella fracción que supera el monto necesario considerando el tiempo estimado entre un empleo y otro, y tiene su equivalente en las AFP con la jubilación anticipada. Finalmente, los aportes a las AFP se deducen no solo en la comisión, sino también en un seguro de vida, contemplando así justamente el escenario en que uno no sobreviva hasta la edad de retiro.

    • 21
    • 05.09.2014
    • 03:32:30 hs
    osumar

    Gonzalo: si, es algo que no suele ocurrir (que esten de acuerdo).

    1. No me parece contradictorio. Tu dijiste algo como “si esta la derogas por no saber sus resultados tambien derogarias otras”. Y yo te respondi “(…) que haya evidencia de que una norma no tiene efecto, me parece una muy buena justificacion para derogarla, no veo donde esta lo absurdo.” En este caso, lo mismo, si la norma no tiene justificacion, entonces debe derogarse. Salvo que te este leyendo mal, creo que mas bien estoy diciendo mas o menos lo mismo.

    2. Esta bien, gracias por explicar mas en detalle el tema. Igual 110 no parece tener sentido para ningun calculo.

    3. De acuerdo en que supuestamente tienen fines distintos, pero en el fondo es mas o menos lo mismo; al menos si te preocupas mas por los efectos que por las formas.

    Saludos,

    Oscar

  • 22
  • 05.09.2014
  • 02:23:15 hs
Bryam

Yo pienso que no tenemos una falla cognoscitiva , mas bien una demencia senil por que el peruano es fácilmente engañado, para citar algunos ejemplos a quien se le ocurre creer que el agua tratada de las mineras es mas pura que la que sale de la pacha mama sólo a los políticos, gran parte de la fauna marina esta altamente contaminada, así que las truchas pueden vivir enfermas, todos los políticos, ahora que están en campaña son honestos y con capacidad de trabajo, según la propaganda vertida en todos los medios, pregunto ¿acaso yo tengo que decir que soy honrado? O dicho de otra manera no se supone que es la sociedad quien te reconoce como honrado o probo.
Por que confiar en las AFP si en la última intervención en el congreso en nuestras narices, bueno no en todas sino en la de los 120 congresistas hicieron una burda demostración para infantes, y se la creyeron que pagan más de 996 soles y no se fijaron el asterisco del costado con la leyenda en la parte inferior que decía mas el bono que debe ser solicitado al estado que constituía más del 50 % siempre y cuando te lo otorguen (cuadros expuestos por este mismo medio el mes de mayo del año en curso “lo que debes saber acerca de los fondos de pensiones”) entonces, ¿Por qué le doy mi plata a un privado? si cuando me lo devuelva tengo que recurrir al estado para tener un sueldo de supervivencia, por que entonces no mejor obligamos a todos a partir de los 18 años a aportar desde S/. 5.00 soles a mas que hacer de acuerdo a la edad lo que garantizaría un ingreso permanente de recursos, bueno estudio en instituto de tercera que jamás aparecerá en el ranking de las 1000 mejores de mi ciudad, sin embargo no soy tan imbecil y tomo mucho agua de manzana para que no se me olvide la suma y resta.
La solución es la educación, que sea mucho más exigente y que se enseñe mucha historia para que no se repitan los platos amargos, toda nuestra vida republicana hemos alimentado a los parásitos del estado, pero por la perdida de nuestras defensas estas han avanzado demasiado, por lo que recomiendo una visita al médico para que nos recete un antiparasitario poderoso antes que estos terminen matándonos; claro si de ironías se trata.

Buen tema, saludos al comentarista.

  • 23
  • 05.09.2014
  • 11:57:05 hs
Carlos

Oscar:
Excelentes apreciaciones, te felicito.
¿Entenderá estos puntos el terco de Castilla (MEF)? o hay intereses?…
Me agradó tu exposición alturada y totalmente lógica.
Saludos,
Carlos.

  • 24
  • 08.09.2014
  • 09:46:40 hs
Julio R.

Estimado Walter,

ok, sólo compran instrumentos permitidos por la SBS; pero la elección lo hace la AFP y no los aportantes (sino fuera así todas las AFP rendirían exactamente lo mismo).
Ahora, con tu defensa de los instrumentos basura, su alto rendimiento y altísimo riesgo; has despejado todas mis dudas acerca del manejo del riesgo que tienen en las AFP´s.

  • 25
  • 08.09.2014
  • 12:22:27 hs
César

Los “ahorros” en las AFPs tienen un doblo objetivo: ahorro interno – para las inversiones- y ahorro previsional individual para las personas.
Un hecho incuestionable es que debemos contar con fondo previsional privado por dos razones: para que el estado no se vea en compromisos económicos y sociales con las personas en edad de jubilarse y no tengan la solvencia indispensable y para que las personas jubiladas tengan con que afrontar su vejez.
Por tanto, independientemente de los aspectos filosóficos de si somos ahorradores o no, es necesario contar con este tipo de fondos.
Talvez la dicusión tendría que ser por la forma más que ppor el fondo.

    • 26
    • 08.09.2014
    • 06:09:00 hs
    osumar

    Cesar: Es un “hecho” y ademas es “incuestionable”? Creo que es una interpretacion (opinion) muy cuestionable.

  • 27
  • 09.09.2014
  • 08:22:48 hs
Dante

Creo a mi humilde entender, que no es malo que ahorremos para nuestro futuro pero lo que si esta mal es que no obliguen aportar a determinar institución o determinado tipo de comisión (lo que mas le convenga a la AFP obviamente), sin considerar los intereses o el contexto de cada persona. A mi por ejemplo prefería ahorrarlo como una cuenta CTS, me genera mas intereses, nadie tiene que administrarlo, solo hay que esperar que generar los intereses pactados, y si no me conviene el banco, lo puedo transferir hacia una Caja. ¿puedo hacer eso con mis aportes previsionales? no, ¿porque? si también es mi plata

  • 28
  • 10.09.2014
  • 01:49:58 hs
Ricardo

Walter: Me queda claro lo que mencionas… es más, eso es justamente a lo que me refiero cuando digo “…una pequeñísima probabilidad” El que parece poco informado es el señor Sumar, quien afirma que no conocer a nadie que haya vivido 110 años, es un ejemplo de que las AFP no administran mejor nuestro fondo de pensiones

  • 29
  • 15.09.2014
  • 05:16:51 hs
Jorgeluise

En lo personal el sistema de las AFP debería funcionar como la CTS, tener la libertad de mover tu dinero a donde te plazca inmediatamente, sin comisiones. Por otro lado, existen personas que pueden obtener más rentabilidad que la AFP, personalmente en mi CTS tengo acumulado más dinero que en mi fondo de AFP (restándole comisiones y seguros.)

  • 30
  • 17.09.2014
  • 11:35:54 hs
Jose L. Castillo

Obligarnos a ahorrar durante toda nuestra vida laboral está bien, por la falta de cultura previsional de muchos de nosotros, lo que no me parece y no solo a mí si no a muchas personas es el hecho que nos cobren por la administración de nuestro dinero, cuando los bancos nos pueden pagar mas bien por nuestros ahorros. Prácticamente nosotros somos los que mantenemos a las AFPs, con lo que nos cobran, pagamos los sueldos de los funcionarios y trabajadores, pagamos sus gastos de mantenimiento, alquileres de sus locales, etc. Que trabajen 40 años con el dinero de nosotros los aportantes es suficiente y lo considero un abuso que permite el Estado. Comparto la opinión de nuestro amigo Victor Ishiyama al proponer el REFERENDUM 2016: Al llegar a la edad de Jubilarme, Deseo retirar mi Fondo o recibir una pensión. Considerar que muchas personas dejan de trabajar antes de los 65 años, y no porque no pueda si no por falta de oportunidades.

  • 31
  • 17.09.2014
  • 11:49:57 hs
Jose L. Castillo

Obligarnos a ahorrar durante toda nuestra vida laboral está bien, por la falta de cultura previsional de muchos de nosotros, lo que no me parece y no solo a mí si no a muchas personas es el hecho que nos cobren por la administración de nuestro dinero, cuando los bancos nos pueden pagar mas bien por nuestros ahorros. Que trabajen 40 años con el dinero de nosotros los aportantes es suficiente y lo considero un abuso que permite el Estado. Comparto la opinión de nuestro amigo Victor Ishiyama al proponer el REFERENDUM 2016: Al llegar a la edad de Jubilarme, Deseo retirar mi Fondo o recibir una pensión. Considerar que muchas personas dejan de trabajar antes de los 65 años, y no porque no pueda si no por falta de oportunidades.

  • 32
  • 19.09.2014
  • 05:15:17 hs
Gonzalo R. Moya V.

Estimado Óscar,

Quisiera tocar el segundo punto de tu comentario #21, “Igual 110 no parece tener sentido para ningun calculo”: La relación binomial que existe entre morir y sobrevivir, y la frecuencia discreta de los pagos de pensiones, hace que la situación de los jubilados se asemeje, estadísticamente, a una distribución de probabilidad geométrica, como aquella que resulta de lanzar una moneda al aire mientras te salga “cara” y detenerse recién cuando te salga “sello” por primera vez (http://es.wikipedia.org/wiki/Distribuci%C3%B3n_geom%C3%A9trica).

El número de ensayos en este tipo de experimentos no está definido, su dominio es {1,2,3,…} hasta el infinito, por lo que cualquier número entero que se coloque como límite superior es ya a favor de los usuarios, considerando que sus ahorros acumulados mientras fueron económicamente activos deben distribuirse a lo largo de sus periodos inciertos de supervivencia, donde además si el dominio es acotado “muy antes” se deje sin pensión a los más longevos.

*Para los demás comentaristas: es el servicio de reparto de ahorros a lo largo de la jubilación (en lugar de un “lump-sum”) lo que distingue y destaca a una AFP sobre cualquier cuenta bancaria, que es la alternativa que ellos proponen*

Finalmente, a diferencia de la distribución geométrica, donde las probabilidades de éxito y fracaso se mantienen constantes en cada lanzamiento de moneda, los jubilados gozan de un ajuste actuarial, donde sus probabilidades de supervivencia de ajustan en cada periodo conforme van avanzando en edad, lo que también es en beneficio del usuario y que a su vez vuelve menos significativos los años en disputa (¿100-110?).

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño