Menú Legal

Oscar Sumar

“Vendrán mejores”

Toda mi vida supe que quería ser académico. Desde niño, a pesar de no gustarme el colegio, donde disfrutaba más jugando fútbol que estudiando; siempre tuve una curiosidad que me llevaba a siempre querer saber más. Luego, al entrar a la universidad, mis primeras opciones eran carreras con un eminente matiz académico, como Filosofía o Sociología. Sin embargo, este interés por lo académico competía con el miedo que sentía por estudiar una profesión que no tuviera un ámbito profesional muy definido. Por eso, y considerando que mis papás, ambos, son abogados, me incliné hacia el Derecho. También me ilusionaba, como a muchos de mis amigos en esa época, la sofisticación que -por lo menos idealmente- supone el Derecho ejercido en los mejores estudios de abogados. Luego, tuve la suerte de tener como profesor a Luis Jaime Cisneros. Al final del ciclo, al recoger su examen final en Letras, vi que Luis Jaime había puesto al lado de mi nota: “Llámame al #_____ para que vengas a visitarme a mi casa, me interesa conocerte”. Fui a su casa y Luis Jaime me dijo que veia en mi a un futuro académico. Me dijo “debes estudiar Filosofía y Lingüística”. También me dio unos libros y me dijo que nos reunamos esporádicamente a comentar las lecturas. Leí los libros que me sugirió, pero era tan tímido que nunca más lo busqué. Me arrepiento de eso. Al final de la conversación le pregunté “Y qué tal si estudio Derecho”. Me dijo “está bien también, te puedes dedicar a ser académico desde cualquier profesión”

Así, fui a Derecho. En los primeros años, internalicé el ambiente de la Facultad, que te llamaba a ser un “abogado de Wall Street”, no un profesor. El éxito se medía en los millones de dólares de las operaciones donde has participado, no en cuantos libros has leído o si quiera escrito. Intenté ser ese abogado de película, pero pese a mi habilidad para el Derecho, nunca me pude adaptar. Luego, gracias a la ayuda de otros profesores y mi propia vocación, hacia el final de la carrera, volví a mi vocación original y comencé a pensar en la academia nuevamente.

Posteriormente, surgió la oportunidad de postular a la Universidad del Pacífico que abría, allá en 2008, una nueva Facultad de Derecho. La UP es una de las universidades más prestigiosas del país, la mejor en varias carreras, así que me entusiasmó mucho la idea. La Facultad de Derecho y el Rector apostaron en mi, pese a mi poca experiencia. Vieron en mi lo mismo que vio Luis Jaime Cisneros y se los agradezco con el alma y se lo sigo agradeciendo a las actuales autoridades de la UP. Ellos estaban buscando a un abogado joven al cual formar como profesor y académico, y yo era un buen candidato. A pesar de mi poca experiencia, había escrito decenas de artículos, había sido director de Themis, jefe de práctica durante 4 años, etc.  La UP me aceptó, a pesar de no cumplir con su requisito interno: contar con un master. Además, me convertí en el profesor a tiempo completo más joven de la UP en ese entonces (26 años), cuando el promedio de edad era 52. La promesa de la UP fue que ellos me ayudarían a irme a un master en una universidad top del mundo. Por mi parte, preferí entrar a la UP que entrar a University College London, para estudiar un Master en Public Policy al que había sido admitido.

Luego, tal como menciona Alfredo Bullard en su columna del sábado, postulé a UC Berkeley, la cuarta mejor universidad del Mundo. En el mundo académico, ir a estudiar a Berkeley o Harvard o Yale o cualquier universidad A1 es la mejor oportunidad que pueda tener una persona. Yo lo sabía a los 26 años, gracias a la influencia de destacadísimos profesores graduados de esas universidades que no solo me enseñaron Derecho, sino me guiaron por ese camino. No quedan dudas en el mundo en el que me muevo que una maestría en LSE o Columbia es mil veces mejor que una en cualquier universidad peruana o Latinoamericana o Europea incluso. Ir a Berkeley, esa primera vez, a hacer un master, demandó un gran sacrificio de mi parte. Terminé una relación, invertí (con ayuda de la UP y otros) cerca de 80 mil dólares, dejé a mi familia y amigos por varios meses, etc. Luego, no contento con eso, postulé al doctorado en esa universidad, demandando una inversión total de más de 100 mil dólares y cerca de dos años en total fuera del país, poniendo en paréntesis mi vida. La experiencia ha sido increíble. Para mi, he llegado al tope de lo que puede esperar alguien en temas educativos y he crecido como persona. Valió (y sigue valiendo porque aun no termino el doctorado) todo el esfuerzo. He cumplido un sueño, además.

A mi regreso a Perú, el mundo académico donde me muevo lo reconoció. Reconoció el esfuerzo y el gran valor de mi educación. Desde que llegué, he sido invitado a dictar en alrededor de 10 programas de maestría en diversas universidades. Yo no busco trabajo, sino que me invitan a dictar. Incluso rechazo ofertas cuando ya no me da el tiempo. 

Sin embargo, paralelamente, un militar llamado Mora estaba planeando una Ley Universitaria, que ha sido apoyada por la gran mayoría de la población. Gracias a esa Ley, el otro día recibí (junto a un graduado de la mejor universidad en temas económicos del mundo, la LSE) un correo donde nos decían que ninguno de los dos podía dictar en la universidad X (donde ambos íbamos a ser profesores nuevos, en pre-grado). El motivo: nuestros masters en UC Berkeley y la LSE no han sido reconocidos por la Sunedu. Y tampoco podrían ser reconocidos, pues cuentan con 24 crédito y la ley peruana exige que para que algo se llame “maestría” deba tener 48 créditos.

vendrán mejores

Harvard, Berkeley, Stanford, MIT, LSE, Oxford, etc., etc. consideran que una maestría puede tener 24 créditos. Pero el militar Mora, que no ha pasado por ninguna de estas universidades, considera que no. Si su estúpida opinión fuese solo para él, no me molestaría. El problema es que su opinión se ha vuelto obligatoria en Perú por el accidente de que es un congresista y ha recibido el apoyo de “Saavedras” y demás. 

Ningún abogado -peruano o extranjero- que tenga una maestría en cualquier de las mejores 100 universidades del mundo podrá dictar en una universidad peruana. Si en lugar de Berkeley, hubiese estudiado 2 años en alguna universidad peruana, gastando mucho menos de lo que he invertido, no tendría problemas. Así es como la Ley Universitaria mejora la educación en Perú. 

Captura de pantalla 2016-02-15 a las 12.18.56

Para Mora, “vendrán mejores”; pero mi camino empezó hace 15 años en la PUCP y actualmente soy el único profesor de Derecho peruano que es candidato al doctorado en una universidad top 10 del mundo y que enseña en Perú. Realmente “vendrán mejores”? No necesito la aprobación ni el reconocimiento de nadie, menos de Mora. Solo me contentaría con que él siguiera su propio camino en la vida sin interferir en mi vocación y destino.

Ojalá que con “vendrán mejores” se refiera a que vendrán mejores congresistas y leyes. 

 

 

 

 

COMENTARIOS

  • 1
  • 15.02.2016
  • 02:04:38 hs
abel

Tienes el aval de haber estudiado en una de las mejores universidades del mundo y de trabajar en una de las mejores universidades del Perú, presenta una alternativa de como se puede solucionar ese inconveniente, por que si es algo descabellado se tendrá de mejorar, y de esa forma estarás ayudando a mejorar nuestro alicaído sistema educativo.

    • 2
    • 15.02.2016
    • 02:10:35 hs
    osumar

    Abel:

    Desde mi experiencia la alternativa es derogar la ley, no hacer el mismo ejercicio de Mora de tratar de ser creativo e inventar la educación peruana y las vidas de las personas desde un escritorio. Justamente esa mentalidad es el problema. Yo no tengo porque sentarme a diseñar el mundo. Ese es mi aporte.

    Saludos,

    Oscar

  • 3
  • 15.02.2016
  • 02:20:49 hs
Fernando Del Mastro

Felicitaciones por el artículo y por mostrar la falta de sentido en la norma, con todas sus letras. Me imagino que el requisito y su consecuencia no están motivados por un deseo de que los masters sean serios y los profesores mejores. Pienso, por el contrario, que están creando una “rica” demanda de masters, con la que muchos lucran, y si anulan la competencia de los LLM, mejor aún! Hecha la ley, creado el negocio. Por lo demás, me sentí muy identificado con tu mirada al mundo académico como opción seria para un abogado motivado por la búsqueda de justicia y el desarrollo del pensamiento libre, distinta a la opción de muchos abogados considerados exitosos, que lucran también con la mentira, la corrupción y el uso abusivo del terno y los gemelos, y que obtienen reconocimiento en un país donde la norma más efectiva es la del imperio del dinero y el poder. Tocará ser el cambio que queremos ver.

pd: valioso recuerdo el de Cisneros.

    • 4
    • 15.02.2016
    • 02:32:52 hs
    osumar

    Muchas gracias, Fernando. Tú eres uno de los profesores jóvenes que puede cambiar la educación en Perú, no las leyes.

    Un abrazo,

    Oscar

  • 5
  • 15.02.2016
  • 02:42:11 hs
Marco Antonio

No te amargues Oscar por la opinión de Mora: es militar. Y si bien hay militares inteligentes y con los cuales se puede discutir, Mora no pertenece a ese grupo.
Como le explicarías sino sobre la relevancia de estudiar en alguna universidad de las que forman la Ivy League? Sabrá en primer lugar que es Ivy League? Comprenderá acaso que la experiencia de estudiar todo un post grado en la César Vallejo no alcanza siquiera a la obtenida en un día de clases en una universidad top extranjera?
La mente de Mora es cuadriculada como buen cachaco que es. Tratar de convencerlo de algo contrario a lo que piensa es inútil.

  • 6
  • 15.02.2016
  • 02:58:08 hs
Melissa Flores

Felicitaciones por esta publicación.
Ojalá la gente entienda que “cualquiera” no puede entrar a la política, si no estaremos condenados a estos resultados (fatales)

  • 7
  • 15.02.2016
  • 03:35:30 hs
Walter

Oscar:

La idea no es exclusiva del señor Mora. Yo asistía a reuniones donde se diseñaba un programa de becas de post grado y ahí también se excluyó a los masters de 9 meses. Existe una idea difundida que eso no equivale a una maestría y que la cantidad de créditos tiene una diferencia en el resultado.

Ahora, como ejercicio ¿Has comparado la currícula de tu maestría con una local como la PUCP o UL? ¿Sabes porqué hay tanta diferencia? Es sólo llevar más cursos o es un concepto diferente.

Finalmente, si culminas el doctorado, ¿ya podrás ser contratado o la imposibilidad continuará?

Saludos,

    • 8
    • 15.02.2016
    • 03:41:45 hs
    osumar

    Walter:

    Claro que hay diferencias, por algo son las mejores del mundo. Y seguro que no es solo Mora, pero él es la cabeza visible del tema. No sé si es “difundida” o es difundida en las reuniones que tenías. En mi ámbito, dentro de una facultad de derecho, no es una idea difundida, sino todo lo contrario. La meta de los mejores alumnos de las mejores facultades, es hacer esos masters de 9 meses en Harvard, Yale o Berkeley.

    Bueno, lo irónico es que yo dicto en esos masters de dos años peruanos, porque también se entiende que mi master de 9 meses me capacita para eso, al menos en opinión de las autoridades de las mejores universidades del país. Pena que ellos no estaban en las reuniones que mencionas.

    Saludos,

    Oscar

  • 9
  • 15.02.2016
  • 04:00:19 hs
abel

No se cual es el meollo de tu argumento para decir deroguemos la ley y que el mercado de la educación privada se regule sola, porque el mercado no es la naturaleza para regularse sola o es que en los países donde están las mejores universidades del mundo se manejan así como tu propones.

  • 10
  • 15.02.2016
  • 04:34:02 hs
Gustavo Rodriguez

“el mercado no es la naturaleza para regularse sola”… francamente de imposible lectura. Más allá de ello, ese argumento de que el mercado no puede solo es ridículo porque no contesta en nada las críticas formuladas: ¿es la política pública elegida por el señor Mora la adecuada? ¿Es la regulación necesaria en este caso? ¿Esta regulación es razonable e informada? ¿Existían alternativas regulatorias con menos costos ocultos y explícitos? Nada de eso se ha contestado… solo se argumenta sobre la base de un prejuicio contra el mercado libre probablemente fundado en la incomprensión del mercado libre. El punto es bien simple: la ley pretende mejorar la calidad de la educación. Esta ley impide que profesionales de Yale, Harvard, Berkeley, etc, enseñen en el Perú… los que pueden enseñar tienen maestrías de la UCV, Alas Peruanas o cualquier otra… ¿eso es mejor? El punto, entonces, es bien simple: nadie argumentó que el mercado libre era perfecto, simplemente esta Ley Universitaria es contraproducente y estúpida. Así de simple y claro.

  • 11
  • 15.02.2016
  • 04:41:56 hs
Walter

Oscar:

Entiendo tu frustración y enojo. Te comparto mi experiencia porque me di cuenta que muchas ideas o conceptos como el que indicas que en tu ámbito, no son de conocimiento por los hacedores de política o los reguladores. Tenemos un problema de información que este tipo de post ayudan a corregir. Si esta discusión se hubiera realizado antes, te aseguro que por lo menos yo hubiera luchado por incluir estos estudios en el programa de becas. Lamentablemente nadie sabía que era la única opción y la opinión de algunos cuantos pesó. Supongo (es pura especulación) que cuando se redactó la Ley Universitaria sucedió algo parecido. A algunos les pareció que 9 meses no acreditaba como una maestría y punto. Nadie se informó si así funcionaba en el mundo.
Es sólo un ejemplo mas de cómo se ha hecho la regulación en el país durante los últimos años.

Ojalá podamos cambiar estas cosas pronto.

Saludos,

  • 12
  • 15.02.2016
  • 05:24:52 hs
Oscar Amiel

Oscar,

Este señor ve en la regulación una “guerra” de ricos contra pobres o de cultos contra ignorantes, pretendiendo ser él quien represente/proteja al grupo “menos favorecido”. Es una vergüenza que él haya obtenido el respaldo para hacer una “reforma” (aunque el resultado en realidad fue una deformidad) de nuestro sistema educativo. No está mal graduarse en una universidad del país, ya que muchos no llegan a tener los recursos que se necesitan para estudiar en una top100 (cuando menos US$ 50,000 para una maestría) pero es insensato privilegiarlos frente a un académico con mayor nivel, así de simple!

Sin embargo, quisiera también llamar la atención a la academia por no involucrarse en este tipo de iniciativas, alertando del monstruo que se venía. Muchas veces se prefiere discutir desde el punto de vista ideológico sin reparar que la consecuencia natural será la oposición política: es una guerra en diferentes idiomas, académico vs político.

Ojalá se derogue esa LUCH (Ley de Universidades Chicha) y podamos tener a jóvenes profesores brillantes, como tú y Fernando recorriendo todas las universidades dictando cátedra.

  • 13
  • 15.02.2016
  • 05:27:05 hs
Vicente

Una solución simple es hacer una enmienda en la ley que permita reconocer maestrías de universidades de primera categoría como las de Ivy League en EEUU, aunque estas solo duren 9 meses para la especialidad de derecho. De ese modo, se permite enseñar en el Perú a profesionales altamente calificados. El reconocimiento tiene que ser realizado por un panel que haya verificado que la maestría es de calidad y la universidad tiene una acreditación académica de prestigio.
En muchos países como EEUU, Holanda, España y otros, hay universidades que lucran otorgando maestrías de menos de un año y sin estándares académicos reconocidos. La forma de evitar grados académicos “bamba” es averiguar es el nivel de acreditación de la universidad.

  • 14
  • 15.02.2016
  • 06:31:05 hs
Rafael Olaechea

Que interesante saber cómo decidiste dedicarte a la academia.

Sobre la ley Universitaria, ese (el de no contar maestrías si duran menos de 2 años) es un error puntual de ella que se puede y debe corregir.

Las universidades también te pueden permitir enseñar como profesor extra-ordinario (10% de profesores máximo creo).

Saludos y suerte en tu doctorado.
Rafael Olaechea

  • 15
  • 15.02.2016
  • 06:36:53 hs
mario bravo

Ok. vendrán mejores, saludos… Quiere decir que el que estudia dos años su maestría viene usted con 6 meses y exige el mismo trato?…
Es claro. El Sr. Mora no puede, o no quiere, saber que un FBI no tiene equivalente en el Perú; que un militar como él no es igual que un militar norteamericano. Por consiguiente para terminar el silogismo: no es capaz de distinguir las diferencias que hay entre un país como el Perú y un país desarrollado.

  • 16
  • 16.02.2016
  • 08:53:13 hs
Marcelo Rojas C

Estimado Académico Oscar Sumar. Interesante testimonio de su camino académico. La docencia universitaria es una las ocupaciones más fascinantes, por los testimonios invalorables que se reciben de los alumnos; se lo digo por experiencia personal.
[En principio, yo NO voy a defender al General Mora y a la Ley universitaria 30220: donde se restaura a la Tesis, y se desactiva y desaparece a la nefasta ANR, responsable de la desgracia universitaria actual] Respecto al lapso académico de Maestría de nueve meses (ejemplo, en el club de ocho hiedras universitarias) y donde NO se sustenta una Tesis de Grado; debe ser porque en el Plan de estudios está bien prevista la competencia del USO de conocimientos. Pero es evidente que NO saben GENERAR conocimientos. Esto solo ocurrirá por la ejecución de una Tesis. Eh ahí la diferencia temporal. El parámetro – herramienta para diferenciar al que USA conocimientos, de aquel que GENERA conocimientos, es la Redacción científica: ¡este es un GRAN pendiente en la universidad! (congruente con los actuales viralizados ejemplos de plagio, en universidades españolas, colombianas y por su puesto en las peruanas, especialmente las tipo NEGOCIO). Para agilizar este comentario, os invito a http://mrojas.perulactea.com/. En tal, por favor revisar: http://mrojas.perulactea.com/2015/08/17/manual-de-redaccion-cientifica-electronico-4ta-edicion-2015/ , http://mrojas.perulactea.com/http://mrojas.perulactea.com/wp-content/uploads/2015/12/Asesor-Tesis-de-Grado-PERFIL-en-PDF.pdf , http://vetcomunicaciones.com.ar/uploadsarchivos/perfil_acad__mico_del_asesor_tesis_de_grado.pdf , http://mrojas.perulactea.com/2015/11/18/acreditacion-universitaria-y-validez-de-las-tesis-de-grado/#more-2339 . Saludos cordiales.

  • 17
  • 16.02.2016
  • 10:32:53 hs
Alejandro

Estoy totalmente en desacuerdo con Vicente. Para mi cualquier titulo universitario de maestria en el extranjero deberia ser convalidado automaticamente. Sobre todo viniendo de USA, donde el nivel educativo hasta en la universidad de la esquina es mejor que aca. Yo ahorita me encuentro haciendo una maestria aca, postule a UNC, pero otra universidad con menos ranking me ofrecio mejores condiciones, calculando mi ROI era mejor ir a esa universidad. Ademas le informo al senor VICENTE que Berkley no es Ivy league, tampoco Stanford, UNC, Duke, UVA. Ahi comienzan los absurdos, cuando comienzan a catalogar las universidades. Por ejemplo mi universidad actual no es Top 10 pero esta rankeada en Bloomberg. Ahora sobre el tema de la ley universitaria, es absurdo que pida 48 creditos, mi maestria por ejemplo es de 2 anos y tiene 45 creditos. Quiere comparar dos cosas totalmente distintas.

  • 18
  • 16.02.2016
  • 02:54:38 hs
Gonzalo

El ministro Saavedra estuvo hoy martes en un programa de radio y se refirio al tema que se trata en esta columna:
https://youtu.be/Me4mLR8tm38?t=14m43s

Tratan el tema nuevamente en el minuto 33:20, mencionando especificamente tu caso. No sé si se trate de un tema de desinformación del ministro, las universidades que lo impiden trabajar como profesor o de parte suya.

Con respecto a la regulación del mercado de educación, no cree que las asimetrias de información existentes justifican la ley universitaria (que claramente tiene muchas cosas por mejorar)?

    • 19
    • 16.02.2016
    • 05:17:38 hs
    osumar

    Gonzalo:

    Primero, el Ministro y yo, estábamos discutiendo sobre temas distintos. El dice que sí “podría enseñar” (en condicional, en el futuro) y yo que no puedo (hoy) enseñar en nuevas universidades.

    Segundo punto, en relación a lo que dijo (que yo no he desarrollado ese punto in extenso), creo que el Ministro está equivocado. O estaba, porque horas después la Sunedu ha sacado un comunicado retrocediendo en su interpretación del tema. Digamos que fue una profecía autocumplida del ministro, pero aun está por verse.

    En relación a tu pregunta final, lo he desarrollado en varios posts, incluso en este mismo blog. Te invito a revisar los primeros dos artículos (mira el archivo en la derecha si estás en una computadora).

    Saludos

  • 20
  • 17.02.2016
  • 11:34:07 hs
SUNEDU

Estimado Oscar:

En relación a la obtención de grados de maestría en nuestro país, la Ley estipula que se debe haber cursado al menos dos semestres académicos, con un contenido mínimo de 48 créditos.

En el caso de los títulos del extranjero, como es el caso que tú expones, para el reconocimiento de una maestría realizada en el exterior, la SUNEDU procede según los convenios de reciprocidad cultural o acuerdos comerciales vigentes que establecen el reconocimiento de grados y títulos.

La exigencia de los 48 créditos, y demás requisitos establecidos en la Ley 30220, son aplicables para la obtención de un grado o título nacional, no extranjero. SUNEDU, en su proceso de registro de evaluación administrativa, respeta la legislación de cada país.

SUNEDU está trabajando para reconocer todos los títulos de universidades del exterior utilizando criterios objetivos basados en calidad. Compartimos contigo el espíritu de querer “que los mejores” enseñen en las universidades del país y por ello nos pareció prudente escribirte sobre el tema.

Si hay algún inconveniente sobre el reconocimiento o tienes alguna duda o consulta adicional sobre cualquier aspecto referido al registro de estos grados y títulos, no dudes en comunicarte a la Dirección de Documentación e Información Universitaria y Registro de Grados y Títulos (Contacto: Dr. Augusto Palma (apalma@sunedu.gob.pe).

Atentamente,

    • 21
    • 17.02.2016
    • 03:27:42 hs
    osumar

    Señores de la Sunedu:

    Gracias por su comentario. Sin embargo, esto que ahora hacen pasar como falta de información de mi parte, en realidad es una rectificación ante mi queja y así la deberían de llamar.

    Vamos por partes:

    1. El primer problema es que al día de hoy, no puedo dictar en una universidad que me ha pedido que entre como nuevo docente en pre-grado. Según ellos, su interpretación de “nuevo” no es “nuevo en la docencia” sino nuevo en una universidad “x”, a pesar de que venga dictando hace años en otras. Quisiera que aclararan ese punto.

    2. Segundo punto: El el caso de una maestría de 24 créditos en USA, hay un convenio? El Ministro Saavedra dice que es el TLC, pero esto no es claro. Incluso, según me ha contado un periodista conocido que prefiero no mencionar, el propio viceministro de comercio exterior le ha dicho que en su opinión el TLC no cubre este caso. Igual para el caso de UK: hay convenio? Si no, entonces los dos principales lugares del mundo para estudiar, USA y UK, están fuera.

    3. Tercero: si la respuesta es no, entonces tendría que convalidarla una universidad local, pero la universidad local, para reconocer una maestría extranjera como si fuese propia, sí tiene que ver equivalencia verdad. Entonces, qué pasa si en Perú no hay LLMs generales como en USA (en ninguna de las universidades que conozco existe un master en Derecho general). Luego, qué pasa si exigen una tesis y en USA las principales maestrías demandan un trabajo académico de menor extensión que acá sería considerado una tesina, no una tesis.

    Por eso, creo que su comunicado no llega a responder los problemas que se presentan o que se podrían presentar.

    Fuera de que pueda escribir en la dirección que ponen del Dr. Palma (espero que sea PhD y no abogado no más), quisiera que respondieran públicamente estas preguntas.

    Saludos,

    Oscar

  • 22
  • 17.02.2016
  • 03:59:16 hs
Piero Ortiz

Independientemente de la rectificación, no tiene sentido exigir que las maestrías en el Perú tengan 48 créditos cuando en los mejores sistemas educativos funcionan maestrías de diferente creditaje.

    • 23
    • 17.02.2016
    • 06:14:40 hs
    osumar

    Piero: tampoco tiene sentido exigir un master. Ni si quiera tiene sentido exigir ser profesional de una determinada carrera. Mi mejor profesor en Berkeley, en la Facultad de Derecho, es un economista. Y uno de mis asesores de tesis, de la escuela de negocios.

    Es el problema de confundir la forma con el fondo.

  • 24
  • 17.02.2016
  • 04:10:59 hs
Fernando Salcedo

Eso sucede cuando una ley es impuesta al caballazo, porque esa ley no fue debidamente consultada con los acadèmicos, entonces ¿què podemos esperar de una ley asì ? lo que se està demostrando es que al gobierno actual lo ùnico que le interesa es copar las universidades con sus rectores puestos a dedo por la Sunedu y asì tener un nuevo grupo polìtico a quièn manejar, pero eso ya se ha dicho que cuando salga este gobierno y entre el nuevo deberà anular dicha ley.

  • 25
  • 19.02.2016
  • 02:16:32 hs
Víctor Hugo Segovia

Estudiar en USA o en UK, no hacen necesariamente mejores personas, ni mejores profesionales, ni mejores maestros.

  • 26
  • 22.02.2016
  • 08:19:24 hs
efraín

No se trata de anular la ley. Aquí en el Perú, por la cultura imperante se requiere regular la formación de posgrado. Sin embargo la solución al problema planteado pasa por validar las maestrías de universidades como las de USA o UK reconocidas por su calidad académica o rankeadas; lo preocupante es que en todo sitio hay de las malas o de baja calidad y por allí se filtrarían aquellos que , como se ha comentado en estas semanas, exhiben maestrías y doctorados sin contar con las competencias básicas como el casso de muchos políticos y candidatos

  • 27
  • 24.02.2016
  • 09:45:50 hs
Juan

Pase por el mismo problema que hoy se comenta en los primeros días de Febrero, mi Máster en Dirección de Marketing y Gestión Comercial, no fué validado por tener menos de 48 Créditos. Acudi a una Universidad local para REVALIDAR, de acuerdo a la información que me dieron en la SUNEDU y me indicaron que el costo era de S/. 15,000 soles; ademas de S/. 1,800 mas, por el estudio de los documentos; sin embargo al no contar con la cantidad de créditos debería seguir una Maestría nueva. Somos alrededor de 1,500 alumnos egresados de este Máster. Será un buen negocio para las Universidades.

  • 28
  • 25.02.2016
  • 11:54:20 hs
Luis

Considero que el sentido de la ley es buscar la mejor formación del docente universitarios para enseñar en una universidad peruana, el problema es que el parámetro usado (el número de créditos de su maestría) a pesar de ser un criterio objetivo no es para nada bueno. Pero pongámonos en la otra orilla y no pensemos sólo en el caso de Oscar Sumar, sino en la cantidad de profesores universitarios que ha estudiado sus maestrías en universidades de medio pelo del exterior (que las hay muchas y muy conocidas) y que también han estudiado 9 meses en sus maestrías y doctorados. Sería injusto que estos graduados de estas universidades del exterior sean tratados de igual manera que los graduados de universidades de prestigio tanto nacionales como del exterior.
Considero que la ley debe modificarse para que sea la Sunedu en base a otros criterios (y no el número de créditos) determine cuales son homologables para ser maestro universitario. Lo criterios que indica el funcionario de Sunedu no sólo son equivocados sino que tampoco los contempla la ley (que aunque no nos guste tenemos que acatarla hasta que se modfique).

  • 29
  • 14.01.2017
  • 04:20:01 hs
EDY ARTOLA

A todos…

…Olvídense de los convenios ninguna Universidad de EEUU o del R. U. aceptara firmarlos con el Perú x el bajo promedio de la calidad de sus universidades,,,ni siquiera Ecuador lo puede hacer, por mas que quisieran, porque ellos si tienen acuerdos con varias universidades de Europa, pero que les prohíben a su vez a ellos, hacerlo p.e. con nosotros por el lastre de la universidades chichas que si dan los 48 créditos….en pocas palabras primero tendrían que cerrar todas las malas universidades, pero eso nunca ocurrira, asi que seguiremos en la oscuridad por mas de 1,000 años no basta la buenas intenciones de la ley que cierra entrada a los peruanos que quieren enseñar con master de 24 créditos,,,,mas bien pueden ir a Bolivia, Chile, y claro Ecuador, ahi si serian aceptados….si me equivoco me ilustran p.e.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño