Menú Legal

Oscar Sumar

Semáforos y Octágonos: Advertencia, regular puede ser dañino

Pepe sufre de sobrepeso, por lo que decide hacerse lo que se conoce como “banda gástrica”. Lo que Pepe no esperaba era convertirse en adicto a la cocaína, meses después de la operación. ¿Le parece raro o exagerado el ejemplo? Piénselo de nuevo, existe bastante evidencia sobre la existencia de este fenómeno (aquí y aquí). ¿Qué tiene que ver esto con etiquetado de alimentos? Se los explico:

 

evens

 

Nuestro cerebro tiene una particularidad: “elige” un nivel de riesgo o costo o “adicción” y busca permanecer en ese nivel. En el ámbito del riesgo lo llamamos “moral hazard” o “risk compensation” y en el ámbito de los comportamientos adictivos o “autodestructivos”; o, simplemente “preferencias” o “gustos”, lo llamamos “sustitución”.

En el caso de la “risk compensation” o “compensación de riesgo”; si nuestro nivel de seguridad aumenta, tenderemos a comportarnos de manera descuidada para compensarlo, llegando al mismo nivel de riesgo anterior. Por ejemplo, el uso del cinturón de seguridad -que disminuye el riesgo del conductor- es un caso emblemático de moral hazard o risk compensation en el que el conductor del auto tenderá a manejar con menos cuidado una vez que tenga el cinturón puesto.

En el caso de las adicciones o gustos en general, si asumimos que las personas no comen bien o mal “de casualidad” o por ignorancia, sino porque deciden directamente consumir productos que saben que no son buenos, como comida chatarra, el saber más sobre la comida chatarra no los llevará a cambiar su comportamiento, sino simplemente a ajustarlo de manera distinta para alcanzar su mismo nivel de adicción o gusto anterior.

Tal como señala Ben-Shahar (probablemente el mayor experto a nivel mundial sobre regulación de la información), “(…) a pesar de que las etiquetas pueden influir en las personas, pocas cambiarán sus dietas, vistas en conjunto. Ellas podrán comer menos de una comida alta en grasa (como carne roja) pero más de otra (como productos lácteos). O ellas pueden ordenar menos de un menú que muestre calorías, pero comer más luego. Las comidas se pueden achicar, mientras que los snacks pueden aumentar. (…)”.

Como vemos, no necesariamente el saber más sobre lo que estamos comiendo nos llevará a modificar nuestros hábitos, considerando que nuestra elección actual de una combinación saludable/rico no es al azar, sino una decisión premeditada. Así, las etiquetas, por más que cumplan su propósito de transmitir información a los consumidores, no necesariamente tendrán efectos en modificar sus conductas.

Y esto es solamente un aspecto, no nos olvidemos que: 

- La información no necesariamente será vista por consumidores que -por ejemplo- podrían ser indiferentes a ésta o podría no ser entendida por algunos.

- El costo de producir las etiquetas y las variaciones que generarán en el proceso de producción de los alimentos (estudiado para otro caso por otro grande del tema, Kip Viscusi).

- El etiquetado podría tener un efecto inequitativo en personas de escasos recursos que -por un lado- tendrán que pagar más por alimentos etiquetados que subirán de precio y -por otro- no tendrán muchas chances de modificar sus dietas debido a sus restricciones presupuestarias.

- El “alarmismo” que lleve a un consumo por debajo del óptimo de ciertos productos.

- El costo político: recursos utilizados por la industria (y los bien intencionados “Baptists”) para influir en el proceso regulatorio. El costo del lobby, venga de donde venga, no puede ser despreciado. Por otro lado, es llamativo que ni la industria ni los “sinceros” han propuesto la desregulación. De hecho, desde la perspectiva de la industria el mejor mundo posible es tener regulación, pero una que genere el mayor costo posible para competidores y no tenga efectos en el consumo.

En este tema se le está dando valor de “verdad revelada” a la opinión de médicos que -qué duda cabe- son expertos en sus temas. Pero la regulación es un tema de estudio por si mismo y una persona experta en otro ámbito puede resultar siendo un amateur en éste, generando graves daños a la sociedad cuando pretende dirigir (o influenciar fuertemente) la política regulatoria.

 

 

 

 

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño