Menú Legal

Oscar Sumar

¿Puede el libre mercado derrotar al coronavirus?

‘Para muchos liberales, este “encierro” viene siendo una pesadilla orwelliana -descontando el hecho de poder pasar más tiempo con nuestras familias. Nunca antes en nuestras vidas, hemos tenido restricciones como el toque de queda (en tiempos de paz); hace muchos años que habíamos olvidado las regulaciones de precios (solo las vemos de lejos, en Venezuela) y los salvatajes económicos eran algo excepcional. De igual forma, nunca la idea de hacer crecer al Estado, especialmente estatizando el sistema de salud, fue tan bien vista, como ahora.

El “libre mercado”, como idea que informa las políticas públicas, ha sido relegada a la categoría de “inútil en tiempos de crisis”; con la consecuencia probable de afectar su credibilidad en el largo plazo. Los que conocemos sus ventajas frente a otros sistemas, quizá no estamos remarcando suficientemente la utilidad de las libertades personal y económica, para lidiar con una crisis como ésta. Mencionaré tres aspectos de esta crisis que podrían ser abordados desde la perspectiva del libre mercado, arribando -probablemente- a mejores soluciones que mediante la alternativa intervencionista.

790ce84a-a103-4b38-b8cb-82b8e7303f50

Primero, hay que reconocer que estar en cuarentena es ahora la norma. Sin embargo, países como Suecia son la prueba de que se puede lograr el mismo objetivo, sin obligar a las personas a quedarse en casa. A la gente en Suecia se le da la chance de quedarse en casa o seguir sus vidas normalmente (solo se han cerrado secundarias y universidades). El resultado, al menos hasta el momento, es que ellos han adoptado medidas de distanciamiento social de forma espontánea, pero menos estrictamente, comparado con otros países. El epidemiólogo del gobierno, Anders Tegnell, dijo en una entrevista que “Les damos la opción de hacer lo que es mejor para sus vidas. Eso funciona bastante bien, de acuerdo a nuestra experiencia”. (Para conocer más sobre el caso de Suecia, recomendamos efusivamente este podcast).

Esta forma de afrontar el tema no solo puede lograr los mismos resultados, sino que es inherentemente superior, dado que las personas siguen siendo responsables de sus vidas; los daños a la Economía se reducen; y, se beneficia del link que existe entre “confianza” el funcionamiento del mercado. Adicionalmente, como lo han dicho algunos estudios (reporte de ICL), es probable que un grado de infección no solo sea necesario, sino “deseable”, a fin de lograr la inmunidad colectiva (herd immunity). 

 

¿Es este modelo replicable a realidades distintas a Suecia? Lamentablemente, nunca lo sabremos. Es cierto que Suecia tiene mejores servicios de salud que la gran mayoría de países y también tiene una población más homogénea y educada. Sin embargo, la pregunta se mantiene: ¿el gobierno sueco confía en sus ciudadanos porque son responsables o estos son responsables porque su gobierno confía en ellos?

Segundo, la mayoría de policymakers están de acuerdo en que la mejor alternativa para combatir el virus es hacer  testeo masivo y luego vigilar el movimiento de los infectados. Al mismo tiempo, existe un desabastecimiento de kits de pruebas, entre otros productos. En un escenario así, es incluso más imperiosa la necesidad de relajar regulaciones que impidan o dificultan la entrada al país y compra de medicamentos. En USA, por ejemplo, la Food and Drug Agency ha relajado las normas sobre pruebas de nuevos medicamentos, ante la necesidad de sacar más rápido al mercado medicamentos o kits de prueba.

Tercero, ligado al punto anterior, existe la cuestión sobre la legalidad o constitucionalidad de usar datos personales para hacerle seguimiento a infectados. La mayoría de los países maneja una política restrictiva (importada de Europa), que previene el uso de información personal por parte del gobierno o empresas privadas. En nuestra legislación, se requiere el consentimiento previo, pero usando una serie de formularios que asemejan más un trámite gubernamental que un contrato. Los datos no son vistos como “bienes”, sino como derechos fundamentales. Esta aproximación “constitucional” basada en derechos, va a imponer un costo a los países, dificultando el testeo y seguimiento.

En el otro extremo tenemos a países asiáticos, como China, donde los derechos de privacidad casi no existen. Sin duda, esto es ventajoso para una crisis, pero no es una aproximación compatible con nuestros valores democráticos.  Una vez más, la aproximación del libre mercado aparece como mejor equipada para lidiar con una crisis como ésta, preservando el valor de la privacidad, pero al mismo tiempo siendo suficientemente flexible en el uso de data, al tratarla como un bien más, sujeta a contratos. (Para una discusión sobre los distintos modelos de protección de datos, ver aquí). Es argumentable, además, que ceder parte de nuestra privacidad puede ser la solución más compatible con la libertad en esta crisis. En este artículo, se expone la superficialidad de las teorías que pretenden darle un valor absoluto a la privacidad.

Esta crisis es un test no solo para nuestras vidas, sino para el valor de nuestras ideas políticas, como la democracia y la economía de mercado. Como pueden ver, la “aproximación del libre mercado” se mantiene vigente, incluso en tiempo de crisis.

Imagen tomada de aquí (bajo licencia de Creative Commons).

Pueden seguirme en @osumar

COMENTARIOS

  • 1
  • 12.04.2020
  • 06:06:06 hs
Julio R Melgar

En mi opinión este articulo resulta anacrónico a la vista de lo que esta sucediendo en las ultimas cuatro semanas en todos los países del mundo. También me parece ilógico hacer una comparación entre la estrategia adoptada por Suecia y la del Perú ya que, aparte de las diferencias socioculturales y de idiosincrasia, hay que tener en cuenta el tamaño y la densidad de población de las ciudades de ambos países. La ciudad mas grande de Suecia (Estocolmo) tiene menos de la quinta parte de los habitantes de Lima, la que le sigue supera escasamente el medio millón de habitantes y la población de las siguientes cinco es casi equivalente a la de Villa El Salvador y las condiciones de hacinamiento en que vive la gente en muchas áreas de Lima hacen imposible lograr el grado de aislamiento que indudablemente se puede obtener en Suecia. .

  • 2
  • 17.04.2020
  • 01:05:04 hs
Victor

Hola Oscar soy tambien partidario del libre mercado, pero creo tambien que no siempre es aplicacble. En el caso de Suecia ya van 12000 contagiados y mas de 1000 fallecidos, igual número contagiados y mas muertes que Peru y eso que Suecia tiene una poblacion de 10 millones.

Creo que no funciona por una razon muy simple, si dejas al libre albedrio de cada persona su decisión de asilamiento significa que cada persona hará un analisis costo -beneficios de dicha decision. Es decir mi beneficio es salir y seguir con mi vida normal y mi costo será sufrir los sintomas y consecuencias de la enfermdad por la probablidad de contagiarme. Si mi probabilidad es alta el costo sera mas alto y si sobrepasa mi beneficio entonces decidiré quedarme en casa. Hasta ahi todo genial, pero viendo la realidad muchos casos de contagio son asintomaticos, es decir no sufren de las consecuencias de la enfermedad y por ende su costo es cero (así su probabilidad sea 100%). Por tanto, siempre optaran por salir dado que el beneficio de salir siempre sobrepasara al costo.

Adicionalmente a lo expuesto, cabe indicar que las personas asintomaticas que salgan contagiaran a otras (sin saberlo) y por tanto generaran una externalidad negativa. Dado que el número de contagiados sera tan grande y la información tan imperfecta sera muy dificil llegar a una solucion privada y por tanto el gobierno tiene que intervenir anta tal falla de mercado ordenando que todos se queden en casa.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño