Menú Legal

Oscar Sumar

Regulación de la cuestión de confianza: ¿triunfo para el país?

El Congreso ha aprobado -por insistencia, a pesar de la observación del Ejecutivo- una ley que interpreta la cuestión de confianza (CdC). Esta norma precisa que la CdC no se puede plantear para temas que no competan principalmente al Ejecutivo (incluyendo asambleas constituyentes o reformas constitucionales) y tampoco puede ser interpretada como “denegación fáctica”, sino que debe ser literalmente negada por el Congreso. Esta norma, a primera vista, parecer muy razonable y correcta, además de efectivamente “poner en su sitio” al Ejecutivo, que ha respondido afectado, incluso diciendo que plantearán una acción de inconstitucionalidad contra ella. ¿Es verdad esto?

La aparente mortificación del Ejecutivo -que ha llamado “golpe parlamentario” a este acto del Congreso- no es real. La mortificación sirve a la narrativa del Gobierno, que quiere aparentar una lucha contra el Congreso -popular entre sus electores de izquierda-, pero de una intensidad baja, que no genere realmente un desequilibrio del estado actual. Esta mortificación también es útil para el Congreso, que se puede ufanar de haberle asestado un golpe al Ejecutivo. 

A pesar de las apariencias, la norma dada por el Congreso -además de posiblemente inconstitucional- es inocua y contraproducente, por los siguientes motivos:

En los próximo meses o años, no veremos CdC presentadas por el Ejecutivo. El Congreso podrá atribuirse ese “triunfo”, pero lo cierto es que el Ejecutivo no pensaba poner ninguna CdC en primer lugar, porque su estrategia es mantener status quo (ver explicación, aquí). Esto fue ampliamente demostrado cuando el Gobierno prefirió sacrificar a Bellido y a Maraví antes de hacer CdC. El Congreso, al hacer esta norma (regular la CdC) partió de la premisa errada -prodigada por sus mediáticos asesores- de que el Gobierno tenía como prioridad cerrarlos y hacer una asamblea constituyente. Ambas cosas son falsas y ahora debería ser obvio para todos.

Más allá de esto, si el Ejecutivo efectivamente quisiera hacer CdC sobre algo, esta norma no se lo impediría. La ley interpretativa del Congreso sobre la CdC no pasa de ser eso, una interpretación del Congreso. El Congreso es un intérprete más de la Constitución, al igual que el Ejecutivo. Ambos están al mismo nivel. El Congreso, al aceptar o no una CdC, también está interpretando la Constitución. Eso no cambia porque lo pongan formalmente en una ley. El Ejecutivo hará su propia interpretación de la CdC, que no tiene porqué coincidir con la del Congreso. El Tribunal Constitucional (TC) es el supremo intérprete de la Constitución, por tanto es el único que puede decirle al Ejecutivo o al Congreso como interpretarla.

Si la estrategia del Ejecutivo es mantener status quo, la de la oposición -dentro y fuera del Congreso- debería de ser la inversa: mover el avispero.  Sin embargo, regular la CdC, oponerse a la asamblea constituyente o enfocarse en criticar a ministros individualmente; son todas cuestiones que ayudan a mantener status quo, “gobernabilidad”, nada más y nada menos, con Sendero Luminoso sentado en el palacio de gobierno. Regular CdC ayuda a mantener status quo porque le da seguridad al Congreso. El Ejecutivo, hábilmente, relaciona esto con la vacancia, pero en realidad es todo lo contrario. Como dije desde hace meses (aquí), la vacancia solo tendría alguna chance de ser impulsada si los congresistas sienten que sus curules corren peligro y si creen que la vacancia no traerá el cierre del Congreso (eso es otra discusión, donde absurdamente hay gente interpretando que la vacancia tiene como consecuencia también el cierre del Congreso).

La constitucionalidad de la ley es irrelevante. Técnicamente, debería ser declarada inconstitucional (por contradecir interpretación del TC), pero dependerá de si el Congreso logra cambiar la composición del TC antes de que sea analizada. En cualquier caso, dada la irrelevancia práctica de la norma, la cuestión sobre su constitucionalidad es igualmente irrelevante.

En definitiva, la interpretación de la CdC solo beneficia a los congresistas que la han impulsado y al Ejecutivo, pero no beneficia a la sociedad peruana. En ese sentido, no es un triunfo, sino una derrota más del país, que sigue avanzando hacia una tiranía comunista, distraído y convulsionado por estos conflictos aparentes.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño