Menú Legal

Oscar Sumar

2000: un año para mirar(nos)

Dos mil fue un año especial, no solo por el simbolismo de cambio de milenio y por el temor de que todas las computadoras del mundo dejaran de funcionar. Fue un año importante para Perú. Quizá, se podría decir que ese fue el comienzo del último capítulo que nos ha llevado a la situación política y económica actual. Específicamente, ese año hubo dos hechos de vital importancia. Uno de ellos -el adelanto de elecciones- ha sido sacado con mucho ímpetu del baúl de los recuerdos, aunque no siempre con exactitud histórica o jurídica. El otro -fraude de las elecciones- han sido guardado con mucho recaudo y mencionado solo excepcionalmente. Creo que es relevante mirar con atención ambos, pero con una perspectiva distinta, que intente eliminar el sesgo con el que los hemos visto:

Adelanto de elecciones

El “que se vayan todos” es el slogan adoptado por la oposición más ambigua a Castillo y compañía o incluso por algunos líderes de una supuesta oposición. Como ya expliqué antes, esta alternativa es en realidad una artimaña para favorecer al propio Castillo (aquí). Tanto los defensores ocultos de Castillo como los supuesto opositores usan dos teorías para defender la legalidad de esto:

1. El adelanto de elecciones es la norma actual en la constitución y por eso en 1993 cuando renunciaron Fujimori y sus vicepresidentes, también se disolvió el Congreso. 

2. El adelanto de elecciones se puede lograr cambiando la Constitución.

Lo que me interesa destacar hoy es que ambas posturas son contradictorias y ambas son erradas. La Constitución actual no prevé la disolución del Congreso como consecuencia de la vacancia o renuncia del presidente y sus vices. Más aún, la Constitución actual tampoco permite que haya adelanto de elecciones congresales mediante referéndum. La posibilidad está expresamente vedada por el artículo 134 que prohíbe la “revocatoria” del mandato congresal.

Entonces, ¿cómo lo hicieron en 2000? Con 2/3 de los votos del Congreso mediante dos legislaturas consecutivas. En pocas palabras, si quieren aplicar la fórmula de 2000 a las circunstancias actuales, requerirían una mayoría hiper-calificada, que evidentemente no existe. En definitiva, están proponiendo algo que saben que es imposible, con el objetivo inverso al que se tuvo en 2000: QUEDARSE TODOS.

Fraude electoral

Habitualmente se asume como un hecho que Fujimori hizo fraude en 2000. Lo que se obvia es que incluso Ipsos, Transparencia y la OEA señalaron que -si hubo fraude- éste fue “mediático” (control de los medios) o “estructural” (dado el copamiento de instituciones), pero no un fraude “en mesa” como se pidió comprobar fehacientemente en 2021. En ese sentido, Alfredo Torres de Ipsos escribió:

“Es verdad que no habían sido elecciones limpias, el fraude había sido mediático –la manera como Montesinos había manipulado gran parte de la televisión y la prensa chicha las hacía tremendamente desequilibradas–, pero el resultado de las actas electorales recogido por las encuestadoras y confirmado por los observadores de la ONG Transparencia, cercana a la oposición, no dejaba dudas sobre el triunfo de Fujimori.

Mucho se especuló entonces sobre si hubo fraude en las urnas. Si ocurrió fue a una escala muy reducida porque el escrutinio en mesa lo restringe considerablemente: se requeriría la complicidad de todos los miembros de mesa y los personeros presentes para cambiar los votos. También se acusó a las empresas encuestadoras de complicidad, una aseveración sin mayor lógica porque si hubiésemos querido favorecer a Fujimori no habríamos difundido una boca de urna con Toledo adelante”.

Incluso Fernando Tuesta, Jefe de la ONPE del momento, declaró:

“No hemos tenido una sola insinuación a lo largo de todo el proceso electoral por parte del actual Gobierno. No se registraron robos de material y es imposible que los resultados se alteren a través del digitador”.

Lo que es extremadamente interesante para mi es la diferencia de criterio. En 2000, el fraude podía ser incluso “mediático”, pero en 2021 no podía existir fraude salvo que se presentara una prueba forense como un vídeo de una autoridad electoral recibiendo dinero de manos de Castillo o algo así. Pero en 2021 sí hubo muchas irregularidades que -bajo el estándar de 2000- serían consideradas fraude:

- El presidente del JNE -Salas Arenas- ha sido de izquierda radical, ha sido defensor de al menos un condenado por terrorismo y ha sido el juez en la causa para anular el indulto a Fujimori, padre de una de las candidatas. Es decir, Salas tenía afinidad con uno de los candidatos y todo lo contrario con la otra. ¿Esto no es causal de inhibición? La respuesta es obvia.

- El proceso se realizó con un JNE incompleto. Luego, existen sospechas de que esto se debió a la intervención de un abogado -Ayala- que luego terminó convenientemente como ministro de defensa de Castillo, con cero experiencia o méritos para ocupar el caro. ¿Coincidencias? La respuesta es nuevamente obvia.

- Más aún, el partido supuestamente ganador de estas elecciones, Perú Libre, es sospechosamente conformado y afín a Movadef/Sendero Luminoso, un partido vetado de la vida política en Perú, por el propio JNE, en 2012. ¿Su participación en las elecciones fue fraudulenta? La respuesta, nuevamente, es clara, para los que no tienen un interés económico o ideológico en negarlo.

Como vemos, los estándares se van acomodando según los intereses y el espejo del 2000 aparece distorsionado dependiendo de a quién tenga en frente.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño