Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

Control sobre las Promociones: ¿Más controles para los formales?

Soy usualmente optimista frente a los retos que nos plantea el mercado y estoy convencido que el papel de las organizaciones del Estado es vital para incentivar la inversión, sin embargo muchas veces esto no resulta siendo así y por el contrario generan complejidades y obstáculos para este proceso.

Como parte de mi trabajo diario, encuentro muchas veces complejidades en el proceso de desarrollar un proyecto y convertirlo en una realidad, llevar a distintas zonas del país un centro comercial y con ello la modernidad y el derecho que todos tenemos de disfrutar de ella; pero con análisis, paciencia y teniendo siempre presente que ese es el sector en el que elegimos desarrollar nuestros negocios, acepto el reto y trabajo con todo mi equipo con entusiasmo, en búsqueda de soluciones.

A raíz de las noticias en las que se menciona, que habría que pedir permisos al Ministerio del Interior para aplicar el mecanismo de marketing de las promociones, elemento importante dicho sea de paso en las actividades de retail, vemos en esta norma una barrera para la operatividad de los negocios. No hablamos de las grandes promociones como sorteos de departamentos, automóviles, etc., que sin duda requiere del conocimiento y autorización de la entidad señalada, para tranquilidad y garantía de todos, sino de las promociones de 2×1, por ejemplo, acciones del día a día en nuestras operaciones. 

Es probable, y siempre es el origen de este tipo de normativas, que alguien esté haciendo mal uso de este derecho a liquidar, rematar o promover, la cuestión de fondo es, ¿por qué siempre el formal, el cumplido, el ordenado debe terminar pagando la factura del informal, el incumplido, el pocas veces fiscalizado?.

Por un lado, el Presidente de la República y el Premier hablan de promover la inversión, y por otro, diversos organismos del Estado se encargan de generar el peor escenario para la inversión. Esto es como una especie de castigo a la formalidad y premio a la informalidad (a lo mejor es la lógica de las Amnistias Municipales que nunca llegué a comprender, al pagador puntual se le cobra el 100%, los morosos siempre pagan menos, perverso incentivo).

Entre Indeci, los bomberos, trato con los municipios, habilitación urbana, cambio de zonificación los problemas de construcción, las exigencias municipales sobre anuncios externos e internos (esto último es increíble e invade propiedad), ancho de pasadizos, escaleras de evacuación, tipos de cables a utilizar, sistemas contra incendio, autorización para poner un letrero, , cumplimiento de exigencias de seguridad para el personal en obra con responsabilidad penal de los gerentes si algún evento grave ocurriera en una obra, sin mencionar impacto ambiental y demás.

No es negarse a superar las exigencias de todo  lo necesario para garantizar al público espacios seguros y adecuados, pero nuevamente la pregunta es, ¿Por qué con tanta complejidad? ¿Por qué en muchos casos con tan poca voluntad? ¿Por qué sobre exigencias para unos y nula exigencia para otros? ¿no son las inversiones en el mismo sector iguales frente a las exigencias de lo que las leyes o normas exigen? Y finalmente, por qué a la complejidad actual, que ya es grande, a las demoras actuales, a los retrasos, a la inversión (que hace que muchos empleos que pudieron generarse en un momento determinado, se posterguen varios meses) agregarle mayor complejidad.

Y entonces, en estas circunstancias pensaba, ¿es que no hay incentivos para los diversos organismos para generar un entorno adecuado para el que invierte, para el que se arriesga, para el que paga impuestos, para el que genera empleo, para el que genera bienestar, para el que mejora calidad de vida?.

Pensaba en la empresa privada y en lo vital que es pensar y actuar en función al mercado, en la conciencia que existe en las empresas de trabajar con el consumidor como la razón de ser, la búsqueda de su satisfacción, la lucha por hacerle la vida cada vez más llevadera, más sencilla, queremos la satisfacción, no queremos perderlos, queremos ser preferidos, queridos.

Una lectura de lo básico y lo que marketing significa puede caerle bien a más de uno, pero hagan o no la lectura, quiero aprovechar y trasladarles un solo pedido, no más barreras que solo vuelven engorroso lo que puede ser sencillo, no más trabas si las cosas pueden fluir, no desincentiven a los que generan bienestar, creen en el mercado y se proyectan arriesgando recursos.

Hubo una época en la que todo fue crisis, y todo era desaliento, hoy vivimos tiempos distintos, tiempos de crecimiento, y estoy convencido que ante este nuevo panorama, las instituciones tienen que estar a la altura del momento.

Confío en el buen juicio, y que el incentivo a la inversión (y debería ser a la gestión también) es real, y no solamente una declaración pública.

Solo imagínense un mercado sin ofertas, para que tomen conciencia lo que mañana varios millones de peruanos pueden reclamarles.

 ¿Cómo generar un mayor nivel de comprensión de lo que algunas normas significan? Tremendo reto de marketing.

Hasta la próxima.

 

 

 

COMENTARIOS

  • 1
  • 13.03.2014
  • 07:32:57 hs
Rosa

De acuerdo con su opinión

  • 2
  • 13.03.2014
  • 09:05:19 hs
Fernando

Sin ir muy lejos la percepcion aplicada sin ningún criterio, en ciertos productos ha creado un tremendo desequilibrio que fomenta la informalidad.
Las organizaciones del estado muchas veces con sus procedimientos engorrosos generan cuellos de botella que restringen la capacidad de reacción de las empresas.

  • 3
  • 14.03.2014
  • 10:29:31 hs
Ricardo Escudero

Totalmente objetivo el comentario de Percy Vigil.
El Estado no puede seguir poniendo murallas contra el éxito, contra el ciudadano y las empresas que pagan impuestos, que invierten con esfuerzo, que promueven el crecimiento, progreso y modernización del Perú.
Un país lleno de controles y trámites que no se justifican, es como construir una calle, llena de rompemuelles cada metro “para proteger al peatón”.

  • 4
  • 15.03.2014
  • 08:52:20 hs
CESAR SABINO

ese es la realidad con las instituciones publicas todo contra los formales, sunat,municipio,indeci,trabajo, etc pero quien defiende los derechos de los que estan en la formalidad, porque no crear un frente que defiendan contra el abuso de las instituciones publicas .

  • 5
  • 25.03.2014
  • 08:54:01 hs
stephanie

de acuerdo con su articulo

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Dominguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño