Millennials

Pamela Romero Wilson

Juan Pa Orellana: “Me considero un buen anfitrión, lo disfruto”

_ARO7983

 

Juan Pablo Orellana sabe que le gusta mucho engreír a la gente y presume que por eso terminó detrás de un bar preparando cocteles personalizados para sus clientes. Mientras alista la renovada barra de Pescados Capitales acumula proyectos en asesoría de bar (algunos en el norte y Tarapoto), bar personalizado e incluso colaboraciones con divertidos pop up en la ciudad. Su dedicada atención a los detalles lo han llevado a posicionarse como uno de los mejores en su rubro y la empresa que ha creado, Drop Social Mixology, no pasa desapercibida en cuanto evento se celebre. Lea

 

¿Prepara cocteles fuera del trabajo?

Claro que sí, cuando estoy en una reunión trato de encargarme del bar y de que todos la estén pasando bien. Eso sí, me preocupo también del volumen de la música, de que la parrilla esté calentando y de que ya hayan cosas para picar.

Entonces, ¿Lo que le apasiona es en general el servicio?

Sí, podría decir que sí. Me considero un buen anfitrión, lo disfruto.

¿De dónde nacen estas ganas por ser hospitalario?

Cuando tenía 7 años empecé un día a hacer la mayonesa en mi casa porque mi mamá sabía de ese dicho de que por esos días se le podía cortar. Cuando aprendí a hacerla bien nos dimos cuenta que ya la hacía más rico que mi mamá y entonces se me quedó la costumbre de estar en la cocina preguntando cómo se hacían las cosas.

¿Se volvió muy curioso con la comida desde ahí?

Sí, me di cuenta que me gustaba comer rico y de ahí vino mi curiosidad de ver cómo se hacían las cosas. Teníamos un restaurante pequeño en casa y por las noches yo me encargaba de ayudar en cocina. ¡Me encantaba y de paso ganaba una buena propina estando aún en el colegio!

¿Y cómo empieza su afán por preparar cocteles?

En el 2002 por las buenas oportunidades de trabajo de la época quise empezar a estudiar cocina para hacer números mientras me preparaba para estudiar comunicaciones. Cuando fui a Cenfotur a presentarme era una época donde Gastón Acurio no había creado todo lo que ahora vemos, los macerados estaban desaparecidos y los chilcanos también. Ese día me dijeron que el curso de cocina estaba lleno pero que el de bar estaba abierto todavía. Entre a bar y me encantó.

¿Nunca tuvo dudas sobre si hubiera estudiado cocina?

No, no las tuve porque veía que la sinergia de cocina era estar todo el tiempo adentro y en bar es estar siempre fuera dando la cara, en contacto con la gente.

¿Cómo se encontraba cuándo empezó todo el boom gastronómico?

Acababa de salir de estudiar Bar. ¡Me agarró muy bien parado!

¿Cuál fue su primer trabajo formal?

Al inicio iba a eventos de caballo de paso a preparar Pisco Sour pero eran más degustaciones, luego trabajé en la pizzería Dinnos Pizza en el boulevard de Asia al costado de La Huaca. Era la época en la que Rafael Osterling tenía la cocina de Café del Mar, cuando recién entraba el Apple Martini a barras en Lima.

En todo esto, ¿en dónde había quedado la idea de estudiar comunicación?

Simplemente pasó. Mis amigos siempre dicen que soy un alma libre y es cierto. Apenas sentía que ya había dominado una barra, sentía que era momento de migrar a aprender cosas nuevas. Me costaba mucho estar quieto en un solo sitio.

A pesar de los cambios, ¿le gustaba lo que hacía?

Sí me gustaba pero me di cuenta que no me gustaba tanto cómo ni dónde lo hacía. Muchas veces la gente piensa que no le gusta lo que hace cuando en realidad es el lugar o la forma lo que se hace rutinario o no encaja.

¿Qué hizo que se diera cuenta que ya era momento de ser su propio jefe?

Llegó un momento en el que en verdad quería avanzar un poco más, ya llevaba 12 años trabajando de forma dependiente y no podía experimentar todo lo que yo quería porque no era mi barra.

¿Entonces ahora explora su perfil libre y creativo vía la coctelería?

Sí, ahora puedo tomar esa licencia y me siento bien haciéndolo. Me gusta cuando el producto – el coctel – puede vender una historia con mucha personalidad. En matrimonios he creado un macerado de pisco con un producto que le guste mucho al novio y a la novia. Cuando sirves eso y las personas se enteran, la experiencia es otra. No es una barra más.

¿En qué momento la coctelería empieza a tomar importancia en el mercado?

Al peruano que le gusta comer rico le gusta también acompañar su mesa con cocteles que estén a la altura. Felizmente en el Perú estamos bien abastecidos de insumos para casi todo tipo de cocteles.

¿Cuál es el perfil de este tipo de consumidor?

Hay gente que cuando sale solo se quiere tomar una cerveza y punto, mientras que otras personas persiguen datos de buenas barras para tener otro tipo de experiencia.

¿Cómo se llama la empresa que ahora tiene?

¡Se llama Drop Social Mixology! Es catering de bar y asesorías, como por ejemplo ahora que estamos en Pescados Capitales haciendo la renovación de carta.

¿Qué le otorga valor a su empresa?

Lo principal es la energía y la personalidad. Muchas veces al inicio la gente me llamaba y como ya tenía agenda mandaba a alguien de mi equipo. Luego al hablar con los clientes me decían que muy bien pero que a la próxima vaya yo. Eso me dejaba pensando y no entendía qué era lo que tenía yo y no mi equipo, si el servicio era a fin de cuentas el mismo.

¿Qué descubrió?

Era que la gente quería los detalles que tenía con ellos a nivel servicio. Por ejemplo, yo tengo la buena o mala costumbre de recordar de memoria qué toma cada uno. Que en una reunión el bartender se acuerde de qué toman sus invitados incluso habiendo un gran grupo de gente (ya sean 50 o 200 personas), es especial.

¿Cuál cree que es la fórmula del coctel perfecto?

No hay uno perfecto, hay un coctel para cada uno.

¿Los insumos juegan un rol importante?

Sí y además hay que medir, tener las cantidades correctas colabora mucho en el resultado final.

¿Cree que crear cocteles puede transgredir la noción clásica de los mismos?

Creo que no si se hace con respeto y cuidado. Un negroni o un martini son ya conocidos y ambos tienen sus bases establecidas, si uno juega teniendo eso muy claro, puede funcionar.

¿Cuántas personas trabajan para usted?

Tengo 10 personas en el staff.  Al inicio, por mucha experiencia que tengan, todos entran como ayudante de bar.

 ¡Me alegra que le vaya bien Juan Pablo!

Vamos avanzando. ¡Gracias!

 

 

 

 

 

 

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño