El Acuerdo de París y el empresariado

A finales del 2015 se celebró el Acuerdo de París, en el que 195 países firmaron el primer acuerdo vinculante mundial sobre el clima.Para evitar un cambio climático peligroso, el Acuerdo establece un plan de acción mundial que pone el límite del calentamiento global muy por debajo de 2 ºC. De seguir viviendo al ritmo en que venimos haciéndolo, alcanzaríamos los 2 grados de aumento de temperatura (tomando como base la etapa pre-industrial) y con ellos, las condiciones climáticas harían muy difícil la subsistencia de cualquier tipo de vida.

El Perú se comprometió a reducir sus impactos en 30%. El 20% se asumirá con esfuerzos y presupuestos nacionales y el 10% adicional se condicionaría al financiamiento que provenga de los países desarrollados. 

Se entiende que más de un 60% de las metas nacionales debería provenir de la gestión privada, pues son las que más impulsan el desarrollo y por lo tanto generan una importante cantidad de gases efecto invernadero, pero a la vez, tienen mayor capacidad para invertir en innovación y en un redireccionamiento hacia un desarrollo resiliente, mitigando sus impactos ambientales y adaptando su operación futura a las nuevas condiciones de juego que impondrá el cambio climático.

Se tienen identificados los sectores en los que el Perú tiene que enfocar sus esfuerzos: forestal, pesquero, agricultura, procesos industriales, energía, transporte y residuos. La PCM creó en 2015 una comisión multisectorial adscrita al MINAM para construir una estrategia transversal y coordinada que genere acciones que a la vez nos encaminen hacia las metas comprometidas en el Acuerdo de París.

Con este conocimiento, es imperativo difundir los lineamientos generales para encaminar las acciones hacia la consecución de las metas climáticas, pero falta una pieza clave en todo este proyecto: la intervención y el involucramiento de la empresa privada.

Es preocupante que información como las metas, los sectores críticos y los lineamientos básicos no hayan llegado a los líderes empresariales, pues en diversas entrevistas sostenidas con empresarios peruanos en las últimas semanas dejaron ver su falta de conocimiento e información sobre cuáles son los compromisos adquiridos, en qué forma los mismos afectan sus respectivos sectores y sobre todo, cuál es el rol que ellos deberían jugar.

El Estado debe crear el marco para fomentar la participación de las empresas, generar confianza, establecer metas claras, facilitar el acceso a instrumentos financieros (APP, OxI, entre otras) e innovar con incentivos y reconocimiento a las empresas pioneras que generarán la reacción en cadena. Es importante que los empresarios puedan alinear sus planes estratégicos con las contribuciones nacionales y obtengan para esto toda la guía y apoyo necesarios.

La campana de inicio sonará en 2020, que es cuando los países del Acuerdo empezarán a ejecutar los proyectos que supuestamente se están desarrollando desde que cada uno firmó y ratificó su compromiso.

Por Luciana Puente, miembro de L+1

Artículo que será publicado en la próxima edición de la Revista Stakeholders

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto Stein

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia Rizo Patrón

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Dominguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño