Pensando laboralmente

César Puntriano

SE VIENE EL TRIBUNAL DE FISCALIZACION LABORAL: OJALA SEA PRONTO

Mediante Decreto Supremo No. 004-2017-TR publicado el 31 de marzo de 2017, se aprueba el Reglamento del Tribunal de Fiscalización Laboral.

La norma es positiva pues a más casi 3 años de la entrada en vigencia de la Ley No. 29981, la cual incluía dentro de la estructura orgánica de la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral al indicado Tribunal, no se había aprobado la norma que regulara su funcionamiento.

Así, se establece que el Tribunal es un órgano colegiado que resuelve, con carácter excepcional y con competencia sobre todo el territorio nacional, los procedimientos sancionadores en los que proceda la interposición del recurso de revisión, poniendo sus resoluciones fin a la vía administrativa.

Con la entrada en funciones del Tribunal, el empleador tendrá una instancia adicional al regularse el recurso de revisión pues, con las reglas vigentes, luego de resuelta su apelación a la resolución de multa, el empleador debía recurrir al Poder Judicial si decidía continuar cuestionándola.

Adviértase que el recurso de revisión, que resolverá el Tribunal, tiene por objeto contradecir las resoluciones emitidas en segunda instancia por la Intendencia de Lima Metropolitana y las Intendencias Regionales de SUNAFIL, así como por las Direcciones de Inspección del Trabajo u órganos que cumplan esta función en las Direcciones y/o Gerencias Regionales de Trabajo y Promoción del Empleo.

El recurso de revisión se sustenta en la inaplicación así como en la aplicación o interpretación errónea de las normas de derecho laboral, o en el apartamiento inmotivado de los precedentes de observancia obligatoria del Tribunal. Asimismo, el recurso se interpone contra las resoluciones de las autoridades indicadas anteriormente pero en relación a sanciones por infracciones calificadas como muy graves de acuerdo al Reglamento de la Ley General de Inspección del Trabajo.

Es discutible limitar el recurso de revisión a aquellas multas que sancionan infracciones muy graves, pues existen conductas cuestionables que nuestra legislación califica como infracciones graves y que a nuestro entender deberían ser conocidas por el Tribunal como por ejemplo la modificación de condiciones de trabajo en forma unilateral por el empleador cuando carezcan de amparo legal, incumplimiento de normativa en materia de contratación de discapacitados, falta de coordinación de obligaciones en materia de seguridad ocupacional entre la tercerizadora y el cliente, entre otras. Si se genera esta instancia con competencia nacional debería permitirse acceder a ella a todos los que consideren que las autoridades inspectivas no han emitido resoluciones que no se ajustan a derecho.

En todo caso, tratándose de infracciones leves o graves podría evaluarse regular que el Tribunal decida qué casos conoce o no en función a la relevancia de los mismos y a la carga de trabajo de las Salas (“certiorari administrativo”).

El Tribunal también tiene dentro de sus competencias expedir resoluciones que constituyen precedentes de observancia obligatoria que interpretan de modo expreso y con carácter general el sentido de la legislación bajo su competencia para el Sistema Inspectivo así como adoptar Acuerdos Plenarios que establezcan criterios y disposiciones generales que permitan uniformizar las resoluciones de los órganos inspectivos nacionales. Esta atribución es fundamental, urge contar con predictibilidad pues hasta ahora las empresas se enfrentan a criterios distintos por parte de los diversos órganos que resuelven inspecciones. Predictibilidad es sinónimo de seguridad jurídica.

El texto íntegro de las resoluciones y de los precedentes de observancia obligatoria que emita el Tribunal se publica obligatoriamente en el portal institucional de la SUNAFIL y además  en el Diario Oficial El Peruano, entrando en vigencia al día siguiente de su publicación, salvo que el Tribunal expresamente disponga su vigencia diferida.

Respecto a la conformación del Tribunal, éste cuenta con 3 Salas, cuya sede se ubica en Lima pudiendo sesionar de manera descentralizada en cualquier lugar del país. Las Salas se implementan de manera progresiva. Las Salas del Tribunal se conforman por tres (3) Vocales designados mediante resolución suprema refrendada por el Ministro de Trabajo y Promoción del Empleo, por el periodo de tres (3) años, renovables por un (1) año adicional; conforme a los resultados del concurso público.

Creemos que resulta favorable la implementación del Tribunal siendo fundamental que quienes ocupen el cargo de Vocal sean profesionales con mucha preparación, pues la norma exige que tengan grado de magíster. Para lo cual se requiere dotar de un presupuesto importante para que las condiciones de trabajo generen que estos funcionarios dejen su rol en el sector privado y pasen a formar parte del Colegiado. Las condiciones incluyen infraestructura adecuada para poder desempeñar el cargo de la mejor manera posible y asesores, asistentes y personal administrativo de primera nivel.

 

Esperemos que así sea.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto Stein

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia Rizo Patrón

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Dominguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño