Predio legal

Martín Mejorada

Propiedad en fronteras

 

En los últimos días se ha avivado el debate sobre la presencia de extranjeros en zonas de frontera, a propósito del interés de algunas empresas foráneas por instalarse en localidades fronterizas.  Supuestos “patriotas” sostienen que no se debe admitir dicha presencia porque amenaza la soberanía y la seguridad del país.  Otros dicen, simplemente, que la Constitución prohíbe la ocupación de intrusos en el lindero.

El artículo 71 de la Constitución señala que “… dentro de los cincuenta kilómetros de las fronteras, los extranjeros no pueden adquirir ni poseer por título alguno, minas tierras, bosques, aguas, combustibles, ni fuentes de energía, directa ni indirectamente, individualmente ni en sociedad, bajo pena de perder, en beneficio del Estado, el derecho así adquirido.  Se exceptúa el caso de necesidad pública expresamente declarada por decreto supremo, aprobado por el Consejo de Ministros conforme a ley”.

Esta norma es un rezago de antiguas preocupaciones y posturas sobre los peligros de invasiones o actos de espionaje, así como la especial reserva de los recursos naturales a favor de los peruanos.

Luego de 25 años de apertura económica y en pleno Siglo XXI, cuando la tecnología de la información permite acceder en tiempo real a todo lo que ocurre en el planeta, resulta curiosa una limitación como esta.  Los agentes secretos ya no acechan desde trincheras solitarias en los confines del país, o escondidos entre la lluvia y árboles tropicales.  Las posibilidad de una invasión (por más fantasía que parezca), esperemos se advierta no por el aviso de un vigía camuflado, sino por la tecnología que bien cara nos cuesta.

Ahora bien, la prohibición no es absoluta.  La Constitución dice que el Estado puede admitir extranjeros en frontera a través de un “decreto supremo”, por razones de “necesidad pública”.   En la Constitución de 1979 existía una norma similar, pero la excepción requería una ley, lo que hacía mas complicada la decisión.

En la decada de los 90 cambió el régimen económico y con él la concepción sobre quién produce la riqueza en el Perú.  Está claro que las inversiones privadas son la fuente de los  negocios y que estas son bienvenidas sin importar su nacionalidad.  Por ello, el Decreto Legislativo 757 de noviembre de 1991 declaró que son de necesidad pública todas las inversiones extranjeras y por tanto están autorizadas a instalarse en la frontera, previa expedición de una resolución suprema (esta norma está vigente). El Decreto Supremo 162-92-EF de octubre de 1992 estableció un procedimiento para tramitar el pedido de excepción ante el Estado (también vigente).  Con la Constitución de 1993 se establece la necesidad un decreto supremo aprobado por el Consejo de Ministros.

Gracias a esta excepción fue posible que empresas de telecomunicaciones, eléctricas, mineras, petroleras, pesqueras, industriales y de servicios, con capital foráneo, instalen sus componentes en todo el territorio nacional, incluyendo las fronteras. El propio acuerdo de paz con el Ecuador, a través del cual el Perú cedió a  ese país un terreno en propiedad privada, pudo realizarse gracias a la excepción constitucional.

Muchas ciudades del Perú que demandan puestos de trabajo y desarrollo se ubican a menos de 50 kilómetros de las fronteras, y es obvio que hay capital extranjero interesado en instalarse ahí. Hoy como en los 90 urge promover las inversiones nacionales y extranjeras.  Es de necesidad pública aceptar las inversiones en todo el territorio, para lo cual ya existe una declaración vigente en el Decreto Legislativo 757.  Sin desatender los rigores de la seguridad geopolítica, es necesario hacer a un lado viejas rencillas y fantasmas para dar cabida al capital responsable y capaz de generar empleo.

COMENTARIOS

  • 1
  • 15.08.2017
  • 08:10:04 hs
marino aguirre aguirre

De acuerdo con el fondo de la propuesta pero en un lugar como Tacna se debe trabajar previamente el sentir de un pueblo que tiene vivo los años del cautiverio.Aprovechemos lo concedido a los que se movilizaron para reclamarles que hacer con esos kilometros de terrenos abandonados.

    • 2
    • 18.08.2017
    • 10:32:13 hs
    Martín Mejorada

    De acuerdo.

  • 3
  • 15.08.2017
  • 09:52:27 hs
Miguel Penagos

“En nombre del capital y un supuesto beneficio que él trae…TODO VALE”…INGENUIDAD? O VIVEZA CRIOLLA?

    • 4
    • 18.08.2017
    • 10:31:44 hs
    Martín Mejorada

    No todo vale. Como cualquier nacional los extranjeros tiene que cumplir regulaciones y pagar impuestos.

  • 5
  • 15.08.2017
  • 10:58:26 hs
Luis Murga

Hay una colision entre la optica geopolitica y la economia de Mercado Libre, claramente. Pero mi observacion es independiente de este tema. Se trata de la nula o muy poca respuesta de los inversionistas peruanos en frontera que independientemente de todo, debio ocupar ese espacio que otros extranjeros ya hubiesen efectuado por estar seguros de su conveniencia.
¿Significa que es un “coto de caza” reservado por la ley, como en la epoca de Velazco y los 12 apostoles, donde pese al cierre de fronteras por un tiempo, nadie invirtio en el plazo estipulado, donde supuestamente se debio fortalecer la empresa peruana y faltando a su compromiso, quedo anquilosada. ¿Para que “gastar” si existe un mercado cautivo?, resultado: industria obsoleta de la era WWII. Esto no es una opinion, es un hecho historico.
Una frontera de alto trafico como Tacna, ¿no es un mercado atractivo? que algunas empresas peruanas ya empezaron a desplazarse, pero no es suficiente agilidad y luego dicen que el estado es lento y mal empresario.
Hay que reconocer la gran habilidad comercial de los chilenos. Nos venden cafe producido en el Peru!!!! Venden vino con mosto de Mendoza, Argentina!!- El clima del sur no permite desarrollar un cafe de calidad como el peruano, pero eso no es impedimento para los negocios. ¿Los empresarios peruanos necesitan una tasa de retorno 100% segura? ¿Aversion al riesgo?

    • 6
    • 18.08.2017
    • 10:30:56 hs
    Martín Mejorada

    Coincido, pero sin importar la razón de la timidez local, la inversión es necesaria.

  • 7
  • 15.08.2017
  • 12:19:14 hs
Luis A. Norabuena

Mas claro ni el agua. Esta limitación para extranjeros en frontera hace recordar que hace unos siglos cuando aún no existía el derecho del mar y se trataba de buscar los criterios para determinar la anchura del mar territorial de los Estados, se tomó como referencia el alcance de una bala de cañón y se determinó que el mar territorial debía ser 3 millas marinas. El criterio fue la defensa y seguridad de los Estados. Ese criterio obviamente se ha superado tal como debiéramos superar la prohibición del artículo 71 de la Constitución, que tiene básicamente la misma orientación defensiva, que ha sido largamente superada por la tecnología y la realidad.

    • 8
    • 18.08.2017
    • 10:29:23 hs
    Martín Mejorada

    Gracias Luis.

  • 9
  • 04.09.2017
  • 10:32:43 hs
martino

una consulta se puede embarga derecho y acciones sobre la posecion de un bien inmueble

    • 10
    • 11.09.2017
    • 06:09:57 hs
    Martín Mejorada

    derechos y acciones de propiedad si, de posesión no.

  • 11
  • 08.09.2017
  • 01:01:04 hs
Ivan Galvez

Estimado Dr. Mejorada,

Reconociendo vuestra sapiencia y lucidez debo discrepar de vuestra postura.
Fui alumno y admirador suyo en los tiempos universitarios.
Hace pocos años EEUU expulso a un grupo de rusos sindicándolo como espías, como nota curiosa se deportó, entre el grupo, también a una peruana (Vicky Peláez).
No es fantasioso, tal como usted minimiza, la existencia actual del espionaje.
De hecho una técnica de justificación de los conflictos e invasión entre países es la protección de nacionales en el exterior.
Dos décadas atrás se tuvo una guerra en Yugoslavia, los diversos países atacaron a sus vecinos so pretexto de defender a nacionales que residían en pais vecino.
La norma criticada por usted puede sonar anacrónica, pero no lo es. Procura evitar situaciones como las indicadas, de maniobras de países vecinos respecto de alegar supuestas invasiones en territorio que nunca fue de ellos (técnica israelí)

Como han comentado otras personas quizás lo criticable es la falta de políticas públicas para impulsar la inversión nacional en Tacna.

Medidas deben haber, definitivamente, impulsar la ZOFRATACNA, y, más aún establecer incentivos tributarios para la misma ciudad de Tacna tal como ocurre para la selva.

    • 12
    • 11.09.2017
    • 06:06:35 hs
    Martín Mejorada

    La discrepancia es saludable Iván. No dudo que haya espionaje, lo curioso es creer que éste se realizará a través de un negocio a 50 km de la frontera.

  • 13
  • 09.09.2017
  • 08:07:41 hs
Fernando Hurtado P.

Están hablando de la frontera Sur , desgraciadamente Chile se a ganado a pulso la desconfianza de sus vecinos ,caso del Río Chilala con Bolivia y el Triángulo Terrestre con el Perú.
Hay mucha desconfianza hacia ese país pues la política que implantó su ministro Portales hacce dos siglos aún la tienen vigente.
Primero que reconozcan la soberanía de nosotros sobre el Triángulo Terrestre ,obra del casi próximo presidente Piñeira, y después conversamos .

    • 14
    • 11.09.2017
    • 06:02:15 hs
    Martín Mejorada

    La desconfianza se ventila en sus espacios, pero es paradójico que la respuesta ala desconfianza sea el rechazo a la inversión privada.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto Stein

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia Rizo Patrón

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Dominguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño