Próspero Perú

Gladys Triveño

Los peruanos y la autoflagelación

El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno, señaló recientemente que los peruanos teníamos una gran capacidad para autoflagelarnos, pues nos quejamos a pesar de lo bien que va todo en el país.

Dos hechos recientes me hacen pensar que nos podría ir mejor, mucho mejor, si tuviéramos gobernantes del calibre de varios de los líderes que nos visitaron la semana pasada en ocasión de APEC: el incendio en Larcomar y la Resolución Ministerial N°433-2016-PRODUCE que publica el proyecto de Decreto Supremo que deroga la norma que establece que las 10 primeras millas de la Costa peruana son para los 31 millones de peruanos y las 190 restantes para la industria de harina y aceite de pescado.

Para F. Scott Fitzgerald, una persona con inteligencia de primera clase era capaz de tomar decisiones conciliando la validez de dos ideas totalmente opuestas en la cabeza.

¿En qué han fallado nuestros gobernantes?

Primero, es posible simplificar trámites para promover la inversión privada sin eliminar requisitos que están contemplados para impedir que el funcionamiento de los negocios ponga en riesgo la vida de las personas.

En el caso de las inspecciones técnicas de edificaciones, las modificaciones que se plantearon para hacer definitivos los certificados, y que fueron establecidas en el DS 058-2014-PCM del 14 de setiembre de 2014 buscaban simplificar y quitar sobre costos a toda costa y estuvieron sustentadas en supuestos bastante irreales, como que  (i) las empresas no relajarían su cumplimiento de obligaciones una vez obtenido el certificado definitivo; o que (ii) los municipios seguirían haciendo una fiscalización efectiva ex post. Los resultados ya los conocemos. La tragedia reciente de Larcomar en gran parte se explica por un exceso de ímpetu en simplificar sin prestar atención a las consecuencias. Algo similar ocurriría si decidiéramos simplificar el acceso a las licencias para portar armas o las licencias para abrir clínicas, entre otros.

Segundo, es posible promover la industria de harina y aceite de pescado y al mismo tiempo proteger la economía familiar de los pescadores artesanales y el acceso de la mesa popular a la proteína del pescado para combatir la desnutrición.

Esto era precisamente lo que estaba detrás de la iniciativa que promoví para proteger las 10 primeras millas de nuestra Costa para los 31 millones de peruanos y que dejaba los 190 restantes para la industria de harina y aceite de pescado donde pudieron pescar el 100% de las cuotas que se asignaron mientras estuvo vigente el ordenamiento.

El 3 de noviembre último, el Ministro de Producción ha decidido apoyar los esfuerzos de la Sociedad Nacional de Pesquería que desde la publicación del D.S. 05-2012-Produce y luego el D.S. 011-PRODUCE, ha invertido millonarios recursos para lograr su derogación, bloqueándolo con medidas cautelares y otras acciones judiciales, con campañas mediáticas en contra del ordenamiento, entre otros.

El sustento de la norma propuesta tiene tantas inconsistencias que sus propios Considerandos podrían ser usados para adoptar una acción contraria a la que plantea. Y lo que es peor, ignora que hay más de una realidad, además de la de los industriales que el Ministro conoce y defiende bien, que es preciso entender antes de publicar una norma como esta: la de los pescadores artesanales y la de las familias peruanas que serán afectados por la decisión que pretende tomar sobre un mar que debe ser para todos y no solo para algunos.

  • Cuando se usan redes de cerco en las primeras 10 millas de la línea de Costa se le hace un daño enorme al ecosistema marino (más aun cuando la industria tiene embarcaciones de hasta 800 toneladas).
  • Cuando se usan este tipo de redes en las primeras 10 millas no puede evitarse que el pescado para consumo humano directo termine quemado en harina al igual que las anchovetas.
  • Como resultado de la actividad de las embarcaciones de mayor escala dentro de las 10 millas, cuando los pescadores artesanales salen a realizar sus faenas, extraen menos pescado para la mesa popular y eso significa para quienes tienen economías precarias, menor poder adquisitivo, y por lo tanto miles de familias peruanas que tienen menos recursos para subsistir.
  • Como resultado de la menor extracción de pescado, este llega a mayor precio a los mercados de abasto y millones de peruanos terminan pagando cifras exorbitantes por comer pescado extraído de un mar que técnicamente es de ellos o -al no poder hacerlo- se ven obligados a consumir pescado congelado importado, mientras muchas especies de Consumo Humano Directo son quemadas para producir harina o aceite de pescado.

La inteligencia de los gobernantes es capaz de guiar las acciones de gobierno a anticipar y evitar tragedias y también a resolver problemas tan graves como la desnutrición en un país de ingresos medios como Perú.

Si ambos, el presidente Kuczynski y el primer ministro Zavala, quieren dejar un país rumbo a la modernidad y saben que hoy en día, los países más modernos protegen sus recursos, incluso estableciendo zonas de reserva porque en la mayoría de casos ya se están quedando sin especies, ¿no deberían dar marcha atrás de esta iniciativa?.

Además, podrían guiar al actual ministro de la Producción para que su gran capacidad ejecutiva la oriente a proteger los recursos de todos los peruanos y a beneficiar a las mayorías antes que privilegiar los intereses de unos pocos empresarios que afortunadamente van a poder seguir generando riqueza si se mantiene el Decreto Supremo 011.

Las amas de casa, quienes cuando se acercan a los puestos de pescado en los mercados de abasto solo pueden comprar “basa” o “tilapia congelada” importada porque los precios de los pescados de ese mar que les pertenece están por las nubes, se lo agradecerían.

Los niños de Ancash y Piura, que como dijo el Primer Ministro son el futuro del Perú y hoy deben conformarse con micronutrientes porque no pueden comer pescado a pesar de vivir en regiones pesqueras, merecen más respeto y atención de sus gobernantes.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño