Próspero Perú

Gladys Triveño

Cebiche de tiburón

Siempre es interesante escuchar los comentarios de la gente cuando sale de ver una película en el cine, pero más aún cuando se trata de los niños. La cinta peruana “Cebiche de Tiburón”, ha provocado que muchos niños cuando terminan de verla comenten con sus padres el mensaje de la película: “que si pescamos muchos peces (para quemarlos) nos quedamos sin cebiche”.

Y quiero aprovechar esa reflexión que hacen los niños luego de ver esta producción peruana para advertir que ese era el mismo mensaje detrás del Decreto Supremo 011-2013-PRODUCE, que estableció que las embarcaciones industriales deben realizar la pesca de anchoveta -que luego se quema y se convierte en harina- después de la milla 10, y dejar esas primeras millas para el pescado de nuestro cebiche.

Desafortunadamente, la Corte Suprema decidió en su fallo judicial milla 5, poco antes que cambie su conformación para 2017, en contra de la medida impulsada por el Ministerio de la Producción y lo hizo de una forma controvertida.

La Sala de Derecho Constitucional y Social Permanente de la Corte Suprema resolvió el 19 de diciembre de 2016, por cuatro votos a favor y tres en contra (normalmente votan cinco), en contra de la norma dictada por el Ministerio de la Producción para favorecer el Consumo Humano Directo, lo que significa que a partir de esa fecha las embarcaciones industriales pescarán anchoveta a partir de la milla 5.

Vengo de una familia que siempre ha creído en la justicia y la ha honrado, incluso sabiendo las carencias que tiene el Poder Judicial y que deberían preocuparnos a todos los peruanos. Sin embargo, también creo en el derecho de todo ciudadano de discrepar de las decisiones judiciales.

Para quienes impulsamos esta regulación, este caso era importante porque se defendían derechos de quienes no tienen voz: los pescadores artesanales a poder contar a futuro con recursos que les permita sobrevivir, los 30 millones de peruanos que cada día pagamos más por comer un cebiche o un pescado frito y de estos, los casi dos millones que sufren problemas de desnutrición.

Todos nosotros hemos perdido con la decisión que han tomado esos cuatro vocales que ojalá hubieran visto esta película antes de resolver porque habrían entendido mejor quiénes son los “tiburones”, que son las empresas que representaba Gustavo Bueno en la película y que se creen con derecho a decidir quién come cebiche o quién llega a ser autoridad en nuestro país. Esas que tienen derecho a pescar en el mar de Grau sin haber pagado nada, que pagan derechos de pesca irrisorios por el pescado que extraen para luego quemarlo y venderlo fuera del país, que no tienen que pagar Impuesto al Valor Agregado (antes IGV) porque exportan el 100% de lo que extraen de nuestro mar, y a las cuales el Estado les termina devolviendo más dinero que el Impuesto a la Renta que pagan.

Pero así como los cuatro vocales no entendieron quiénes eran los tiburones, tampoco llegaron a darse cuenta que quienes estaban detrás de la acción popular, la Asociación de Armadores de la Ley 26920 y el Sindicato Único de Pescadores de Nuevas Embarcaciones del Perú-SUNEP, son entidades articuladas económicamente a esas ocho empresas, la primera como proveedores de anchoveta para harina y el segundo como sindicato de trabajadores de esas mismas empresas.

Por todo eso, esta decisión judicial debe ser leída, estudiada y analizada por los abogados, estudiantes de derecho y público interesado para que se pregunten y cuestionen sobre lo que ha ocurrido.

¿Tiene sentido que se cuestione que el Informe de Imarpe no es suficientemente científico para sustentar la decisión de regular el mar en franjas?

La anchoveta es una de las pesquerías más estudiada en el Perú y el mundo con más de 50 años de información, y al menos dos cruceros anuales que permiten ver condiciones ambientales, biomasa, distribución espacial del recurso, composición por tallas y edades del stock, y aspectos reproductivos. Gracias a ello, el informe que sustentó el Decreto Supremo 011-2013-PRODUCE, contiene un análisis minucioso del recurso anchoveta en el que se da cuenta de la población del recurso-biomasa (características, biomasa, biomasa y sostenibilidad, distribución del recurso); la extracción (artes de pesca, extracción de la anchoveta y otros recursos en las primeras 10 millas, dentro de las franja 0-5mn y dentro de la franja 5-10 mn); los temas reproductivos; y, el enfoque sistémico (anchoveta como parte de la dieta de principales especies comerciales), medio ambiente, plataforma continental, corrientes, impacto eco-sistémico de la pesca de anchoveta, donde se incluye el impacto tecnológico, biológico, productivo).

Es importante revisar este informe que sustentó el Decreto Supremo porque cada apartado que tiene permite desvirtuar los argumentos de los vocales que votaron en contra de nuestro derecho al cebiche. Solo para poner un ejemplo, dichos vocales señalan que el informe no contiene información científica sobre el impacto negativo mayor que la flota industrial tiene sobre las zonas de pesca y usan los mismos tipos de redes que las embarcaciones pequeñas. Sin embargo, el informe contiene un apartado dedicado exclusivamente a establecer esas diferencias donde se demuestra que las redes utilizadas para la extracción de la anchoveta tienen peso y velado diferenciado -profundidad de calado- según cada tipo de embarcación: 3 toneladas para una embarcación de menor escala y 17.29 toneladas para una embarcación industrial de las más pequeñas.

A esto hay que añadir, que tampoco se dieron el trabajo de revisar los efectos que  tuvo la norma en el crecimiento de la biomasa, y en el aumento de la cuota que favoreció socioeconómicamente a las embarcaciones industriales. Al parecer, no llegaron a revisar la información oficial que sustentaba que mientras la norma estuvo vigente, dichas embarcaciones pudieron pescar toda la cuota que les fue asignada después de la milla 10, lo cual significa que no se les perjudicó respecto a su capacidad de pesca.

Finalmente, a diferencia del voto en discordia de los señores Jueces Supremos Lama More, Rodríguez Chávez y Toledo Toribio, que sustentaron jurídicamente el análisis que realizaron para dar la razón a PRODUCE y ponerse del lado de los más de 30 millones de peruanos, los vocales que fallaron en contra de la mayoría de la población, no realizaron un control abstracto de la norma para establecer si PRODUCE había cumplido la sentencia APN 8301-2013- Lima que declaró inconstitucional el artículo 2° del Decreto Supremo 005-2012-PRODUCE, sino que pretendieron entender más de pesca que lo que realmente lograron, perjudicando con su decisión nuestro derecho al cebiche.

A veces la ficción logra recrear con éxito la vida real y personajes como el de Gustavo Bueno caricaturizan bien como muchas veces los gritos desde el poder, pueden influir en lo que ocurre en nuestro país.

Ahora solo queda esperar nuevos vientos, porque lo que no puede hacer la Corte Suprema es derogar la Ley de Pesca que reconoce la facultad de PRODUCE de establecer zonas de pesca. Y ojalá que no sea demasiado tarde para nuestros recursos hidrobiológicos.

COMENTARIOS

  • 1
  • 20.02.2017
  • 12:49:01 hs
MLRR

Interesante articulo.
No creo que esos 4 jueces conozcan algo de pesca; tampoco creo que les importe el pueblo y los pescadores artesanales.
A veces me pregunto que les da derecho a los abogados en general, a creerse Petete? que de todo saben y de todo deben decidir?

    • 2
    • 20.02.2017
    • 02:56:57 hs
    prosperoperu

    Gracias María por su comentario.

  • 3
  • 20.02.2017
  • 01:09:35 hs
Eric

Ese decreto – Triveño fue pura demagogia, porque nunca logró su objetivo, solo se hizo para satisfacer los intereses de una ONG ambientalista y de una viceministra que ahora está ahí bien colocada recibiendo salario con fondos del extranjero. Lo mismo que pasa con la minería, con Grufides y otras ONG anti inversión, lo mismo se iba a ser con la pesca. Ordenen la pesca artesanal, la industrial ya está bastante regulada

    • 4
    • 20.02.2017
    • 02:56:32 hs
    prosperoperu

    Estimado señor,

    Gracias por su comentario, pero parece que hay una diferencia de tiempos y de gestión. Quienes impulsamos la norma no pertenecemos a ninguna ONG con fondos del exterior.

    El decreto funcionó. Hubo más recursos hidrobiológicos para el consumo humano y se recuperó la biomasa que benefició a los propios pescadores industriales que pudieron pescar sus cuotas completas. Decir lo contrario, es lo que haría el personaje de Carlín en la película.

    Espero disfrute la película.

  • 5
  • 20.02.2017
  • 03:34:14 hs
Marcos Kisner

La injusta participación de la renta del negocio pesquero expresada a través de derechos de pesca bajos en unos casos e inexistentes en otros, sumados a un impuesto a la renta, si bien es cierto legal de acuerdo a las normas vigentes, pero pobre en relación a los ingresos de la industria, es un tema que la Revista Pesca y mi persona han expuesto desde hace más de diez años.
Nada se ha hecho al respecto sin embargo. Considero que la participación del país en el negocio pesquero debe ser superior y que el destino de esos recursos debe financiar investigación, programas sociales de consumo de productos hidorbiológicos y las propias actividades de de fiscalización y control.
Las últimas ediciones de la Revista Pesca y la del próximo mes retoman el tema.

    • 6
    • 20.02.2017
    • 06:38:00 hs
    prosperoperu

    Gracias por su mensaje señor Kisner. El debate sobre estos temas es importante.

  • 7
  • 20.02.2017
  • 08:05:16 hs
Juan Morales Plaza

Este fallo de la Corte Suprema sobre la pesca a partir de las 5 millas por parte e las grandes embarcaciones, viene a empobrecer aún más la mesa alimentaria de la población peruana. Habrá más niños anémicos y más adultos tuberculosos. No hay sensibilidad en las autoridades judiciales y mucho menos en los grandes industriales de la anchoveta, sardina, etc. que sólo tienen en cuenta sus grandes y multimillonarias ganancias. Hay que hacer fuerte campaña insistiendo para que el pueblo famélico peruano no se muera de hambre teniendo tantos recursos que nos lo quitan de la boca. Mis cumplidos a la Sra. Gladys Triveño.

  • 8
  • 20.02.2017
  • 08:08:08 hs
Mauro Figueoa Flores

Los pescadores Artesanales del Peru, hemos rechazado, repudiado la intromisión y desicion de la corte Suprema en su fallo judicial Milla 5, donde las embarcaciones industriales pescarán anchoveta a partir de la milla 5. para arrasar irracionalmente las especies de Consumo Humano Directo como , jurel, caballa, bonito, lenguado, corvina Etc, para convertirlos en harina y aceite de pescado mientras el pueblo se muere de hambre, el Decreto Supremo 011-2013-PRODUCE, Garantizaba la consevacion, preservación, reproduccion de las especies marinas y lo mas importante la alimentación del Pueblo, para contrarrestar la desnutrición, tuberculosis y anemia que sufre nuestro Pueblo Peruano, los pescadores artesanales siempre hemos denunciado que la Industria harinera Corrupta con su poder económico compra autoridades, La Dra. Gladys Triveño, ex Ministra de la Produccion siempre estará en la memoria de los Pescadores Artesanales del Perú, que lo Respalda porque fue la única Ministra que se enfrento al poder Economico de la Industria harinera y defendió la alimentación del Pueblo peruano, no olvidemos !PESCADO PARA EL PUEBLO Y NO PARA LA HARINA !

    • 9
    • 21.02.2017
    • 08:45:55 hs
    prosperoperu

    Señor Figueroa, gracias por su mensaje.
    Es bueno que los pescadores artesanales estén siempre listos para explicar por qué son importantes esas primeras 10 millas para ellos y para la población.

  • 10
  • 21.02.2017
  • 06:58:40 hs
Jasé Claver Nina-Quispe Hernandez

ME PREGUNTO ¿ cUÁNTO DINERO HABRÁ COSTADO la sentencia dictada por ESA CORTE SUPREMA??
Porque gratis, NO ES !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  • 11
  • 22.02.2017
  • 08:03:59 hs
Miguel Angel

Saludos Dra. Gladys
Es para mí un placer y orgullo reconocer haber formado del grupo de trabajo de PRODUCE que impulsó la ejecución del DS 005-2012 y luego el cumplimiento y elaboración del DS 011-2013 cuando trabaja en DGCHD, trabajo que nos tomaba quizá hasta más de catorce (14) horas al día pero lo hacíamos con gusto porque estábamos comprometidos con un proyecto equilibrado para la conservación del ambiente, el fortalecimiento de la pesca artesanal y la rentabilidad de la actividad en su conjunto. Recuerdo también el momento más emocionante durante su gestión, específicametne durante la interpelación más larga de la historia republicana, y la brillante respuesta a la absurda pregunta sobre “la multiplicación de los peces”, formulada por un Congreso que -qué duda cabe- recibió las preguntas directamente de la industria
Quisiera que permita hacer una última reflexión: Los pescadores artesanales tenían TODO A SU FAVOR para satisfacer sus justas demandas durante su gestión. Sin embargo, muchos fueron tibios, no se llegaron a comprar el pleito. Expresaban dudas. Más bien se dedicaron a pelear por la administración de los DPA, a exigir que no se les traslade a Bahía Blanca, y en el caso de otros supuestos pescadores artesanales, uno devenido en congresista, a actuar como “sicarios comunicacionales”. Finalmente, los “tiburones” ahora deben estar muy sonrientes.
Quizá la única autocrítica que podría hacer yo es que durante la gestión nos avocamos tanto tanto tanto a responder las críticas injustificadas y convenidas de un sector de prensa, industria y establishment político, que quizá nos faltó hacer un poco más en las otras pesquerías.
Espero que algún día vuelva a tener el gusto de integrar un grupo tan profesional y comprometido con el interés común como el que lideró usted durante ese par de años y un poco más.

    • 12
    • 22.02.2017
    • 05:12:54 hs
    prosperoperu

    Gracias por tus comentarios Miguel Angel.

  • 13
  • 22.02.2017
  • 08:55:14 hs
Jaime

No se puede decidir si no se tiene pleno conocimiento del tema y las consecuencias; lamentable decisión de la Corte Suprema para el mar de Grau y nosotros la población.

    • 14
    • 22.02.2017
    • 05:12:01 hs
    prosperoperu

    Gracias Jaime por tu reflexión.

  • 15
  • 23.02.2017
  • 10:51:29 hs
William

La industria pesquera peruana es una de las mejores gestionadas a nivel mundial y eso lo demuestra la estadística y el reconocimiento de algunos organismos internacionales, esto no data de 5 o 10 años atrás, esto viene de la década de los 60´s, hoy en día es la industria con mayores controles habidos y por haber, siendo estos obligados por el estado y solventados por las empresas formales.
Felizmente ha terminado el gobierno de Humala, el cual fue uno de los peores en gestión pesquería, desde su campaña para la presidencia voceaba su intención anti industrial pesquero, no olvidar que antes de asumir el cargo, los Humalas viajaron a Rusia a negociar nuestro recurso marino, es lamentable que utilizaron personas quizás probas para seguir el plan de crear una franja marina exclusiva para intereses personales y no con el propósito que pregonaban, aprovechándose de la ignorancia de muchos y burlándose de la sapiencia de otros.
Los que pasaron por la cartera del Ministerio de la Producción le sirvieron de mucho a la pareja presidencial, pero muy poco al pueblo, los datos que menciona no se ajusta a la realidad, durante su gestión el consumo per cápita de pescado disminuyo, la industria pesquera tuvo decrecimientos y lo peor de todo hubo desempleo en el sector, creció la informalidad pesquera (problema para el actual gobierno) las cuotas de pesca eran muy pocas, habían colocado gente inexperta en Imarpe retirando a los verdaderos científicos, quizás para obtener informes que sustenten y/o abalen resoluciones con beneficio propio.
En la zona sur de nuestra frontera, las ONG´s financiadas por Chilenos han logrado su objetivo de mentalizar a los pesqueros artesanales en defender sus 5 o más millas que es para el pueblo, revisen las cifras de pesca en esas zonas y verán los resultados de su gestión, pero vean los resultados del grupo Chileno – Andolini que tiene fabricas en la frontera con Chile, para que sepan ellos pueden pescar desde la milla uno, si, milla 1. Velasco decía, “cada anchoveta que pasa de nuestra frontera es una bala más para los Chilenos”.
Felizmente ha terminado una gestión en el sector pesquero muy, pero muy improvisado que solo ha traído retrasos, beneficios personales, aprovechándose de las necesidades de los pescadores artesanales y no haber aportado nada para la ciencia y la investigación del recurso, lamentablemente hemos perdido 5 años con este gobierno improvisado el caul usted fue participe principal, los que estudiamos el sector lo recordaremos, y tendremos memoria para poder decir, basta de improvisados…….

    • 16
    • 25.02.2017
    • 01:37:48 hs
    prosperoperu

    Señor Urbina,

    Muchas gracias por su comentario, aunque está lleno de imprecisiones y alusiones que no se ajustan a la verdad y que es importante aclararle.

    Durante muchos años hubo captura del sector Producción, en mi gestión no hubo lugar para eso.

    Las decisiones que se tomaron siguieron las recomendaciones del equipo de científicos de IMARPE que llevaba muchos años trabajando en el tema, no se designó ninguna persona ajena a la línea en el área de investigación y sí nos preocupamos que no tuvieran denuncias.

    La pesca de Consumo Humano fue mayor y los resultados figuran en los boletines publicados en PRODUCE. En el caso de anchoveta, en la segunda temporada de pesca por efectos de la Onda kelvin hubo una menor cuota, y en consecuencia también se redujo la extracción de anchoveta para CHD. Además, como debe saber el Estado dejó de comprar anchoveta para los programas sociales que era el principal mercado de la industria.

    Las cuotas que se dieron en las siguieres temporadas se fueron normalizando en función del recurso que había en tallas adecuadas para la pesca. Los informes y la precisión con la que se elaboraron permiten advertir de esta circunstancia, con lo cual no se puede hablar de cuotas altas o bajas, sino que se dio lo que se debía dar y no se aceptaron presiones de ningún tipo.

    Nuestra gestión encontró una decisión del Tribunal Constitucional que le daba la razón a Tacna con relación a las ventanas de penetración e informes de IMARPE que daban cuenta del impacto que había tenido en la pesca artesanal en el Sur. Los pobres pescadores estaban capturando la mitad de lo que pescaban antes, con lo cual el ingreso de sus familias se había reducido a la mitad por efecto de la presión de la industria por las ventanas de penetración. Adicionalmente, el propio presidente regional de Moquegua había derogado la Ordenanza que las permitía.

    Por ello, no hubo improvisación, lo que sí hubo fue una gestión sin captura y sin beneficios personales para quienes trabajamos en ella. Todo lo contrario, hubo una genuina preocupación por la realidad de la pesca artesanal (encontramos un solo desembarcadero adecuado a la norma sanitaria y fíjese cuántos dejamos en marcha y en proceso) y por el derecho que tienen los 30 millones de peruanos de disfrutar de los recursos hidrobiológicos que son de todos los peruanos y no de unos pocos.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto Stein

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia Rizo Patrón

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Dominguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño