Próspero Perú

Gladys Triveño

Los NINI en el país de “los cholos automatizables”

Es probable que en cada familia a lo largo y ancho de nuestro país haya un joven que ya terminó sus estudios secundarios o lo va a hacer muy pronto y se enfrenta al dilema de qué estudiar o qué hacer después de eso.

Esta sencilla pregunta que a simple vista parece merecer más una respuesta personal que gubernamental, es una de las cosas que más impacta en la vida de los peruanos y en la economía del país.

Seis datos ayudan a entender por qué hay que abordar este tema:

  • El 60% de jóvenes egresados de institutos y universidades no labora en la carrera que estudiaron (MTPE, 2016)
  • Los NINI, denominación que reciben los jóvenes que ni estudian ni trabajan, están aumentando y casi alcanzan el 1,8 millones (MTPE, 2017)
  • El  61,9% de esta población de jóvenes forman parte de la PEA activa, pero lo que pocos saben es que un 21.33% de toda la población de jóvenes son NINI, esto es que no estudian ni trabajan. Esta proporción equivale al 34% de la PEA de jóvenes activa con un componente de género muy marcado, donde 63% son mujeres.
  • La tasa de desempleo juvenil es 3,6 veces más que la de los adultos.
  • En el Perú el 53.2% de los puestos laborales podrían ser automatizados usando la tecnología actual, según The Harvard Business Review, con los cuales se podría conseguir avances a nivel de productividad.
  • Todo parece indicar que la mayoría de los NINI podrían encajar en la categoría de peruanos que crecen pensando que hay cosas que no son para ellos, que no les corresponden o que no las merecen (Marco Avilés en No Soy tu Cholo)

Estas cifras permiten advertir que entre todas las muchas cosas de las que nos tenemos que preocupar en nuestro país, esta que tiene que ver con nuestro futuro, se nos está yendo de las manos.

  • Estamos criando generaciones de peruanos infelices porque no consiguen trabajar en aquello para lo que se prepararon, muchas veces porque como plantea Avilés, provienen de Universidades que tienen el estereotipo de que solo educan a cholos y pobres, cuando en realidad muchos peruanos talentosos egresaron de sus canteras.
  • Dejamos que los NINI aumenten sin darnos cuenta que eso significa: jóvenes relegados a realizar trabajo familiar no remunerado, jóvenes que creen que “su color de piel es una desventaja” jóvenes que por su desesperación por insertarse al mundo laboral, trabajan informalmente expuestos a todos los riesgos posibles o jóvenes que se vuelven adultos esperando “su oportunidad laboral” sin que esta necesariamente llegue.
  • Perdemos la oportunidad que esos jóvenes contribuyan a crear riqueza con su talento y sus habilidades personales.
  • Ayudamos a incrementar los problemas de inseguridad ciudadana en la medida que parte de esos jóvenes llegan a convencerse de que no tienen ninguna oportunidad y se la buscan en el mundo de la delincuencia. Total, incluso a algunos ya los han estigmatizado como terroristas.

La solución a este problema es multidimensional y nunca como ahora, nuestro país tiene insumos importantes para diseñar un programa integral que atienda esta problemática.

Los aportes de las revisiones de la OCDE plasmados en cada uno de los informes que se han elaborado sobre distintos temas como Capacitación, Territorio, Gobernanza, Regulación, Medio Ambiente, entre otros, son un excelente punto de partida para diseñar esas reformas de segunda y tercera generación que nuestro país necesita antes del Bicentenario.

Precisamente, hace unas semanas fue presentado el informe sobre Investing in Youth o Invirtiendo en Juventud, cuyos resultados evidencian la importancia del tema, pero además, ponen de manifiesto que no bastan los esfuerzos que realiza el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) para resolver la problemática de la juventud en el país, sino que se requieren dientes para hacer algo para atenderla y estos los pone el Ministerio de Economía y Finanzas, el Ministerio de Educación, los de los sectores productivos como PRODUCE y MINAGRI y hasta el MININTER.

Para que esto suceda lo primero que debe ocurrir es que las más altas autoridades prioricen estos temas en la agenda nacional y se den cuenta de lo que estamos perdiendo al no invertir en la juventud que representa casi el 27% de la población total del país (8,03 millones de personas), de la cual solo el 18,8% tiene estudios superiores universitarios y 65% solo cuenta con educación básica.

Estas cifras por sí solas son impactantes y explican una realidad que tiene implicancias económicas en un contexto de contracción de la economía global.

No hay que olvidar que se trata de quienes son nuestra esperanza para construir un país sin corrupción, donde todos los peruanos tengan oportunidades y se reduzca la desigualdad entre regiones. Esto no va ocurrir si hay peruanos que califican a otros peruanos con “etiquetas de cholo, pobre o marrón” y los etiquetados pierden la esperanza de que alguna vez las Bolsas de Trabajo funcionen para ellos.

De acuerdo al informe de OCDE, hay un problema con el hecho que el 50 o 60% de jóvenes peruanos han abandonado la educación cuando cumplen 18 años, porcentaje mucho más alto que en Chile y México y nada comparable con lo que ocurre en EE.UU. y España donde el 80% y 90% siguen estudiando a los 18 años.

Por ello, la OCDE plantea algunas medidas que ya debería estar siendo analizadas para impulsar una reforma integral:

  • Incrementar la educación obligatoria hasta esa edad.
  • Expandir los programas de aprendizaje para asegurar un mejor alineamiento entre capacidades creadas y demanda productiva real, para prevenir la amenaza de la automatización.
  • Impulsar la generación de empleo.
  • Diseñar políticas activas y pasivas para el mercado laboral.
  • Reducir la informalidad.
  • Impulsar políticas para proteger a los más vulnerables.
  • Anticipar las capacidades que se necesitan y que permiten crear conocimiento.

La buena noticia es que el gobierno ha tomado la iniciativa en aquello relacionado con impulsar la generación de empleo y ha anunciado que enviará al Congreso un proyecto de Ley que crea un programa de empleo juvenil de duración indefinida cuyo eje central es un subsidio (EsSalud) que pagará el Estado por 3 años para promover la empleabilidad de los jóvenes de 18 a 29 cuya meta es lograr colocar 50 mil nuevos puestos (primer empleo o de jóvenes desempleados) en los primeros 12 meses. Esta medida -que es un primer paso sobre el cual por ahora no se conocen muchos detalles- abre una ventana de oportunidad que podría atender cuando menos el 10% del porcentaje de los NINI que realmente están en busca de un empleo.

Por su parte, el BID otorgó un préstamo de USD 30 millones al Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo que fue impulsado por el gobierno anterior para implementar los Centros de Empleo en 7 regiones con el fin de que los NINI mantengan activo su contacto con la oferta laboral. Y, además, existen pilotos de trabajo como el que ha involucrado al MTPE, Cooperación Suiza-SECO y el propio BID para la articulación pública privada hacia una formación para el trabajo con calidad y pertinencia.

Pero aún hay mucho que hacer para reducir las tasas de NINI que hay en nuestro país y nos tenemos que asegurar que estos primeros pasos vayan acompañados con otros esfuerzos que confluyan a que esto ocurra, algunos de los cuales ya son advertidos por los documentos de la OCDE.

Si no lo hacemos, hacia futuro cada vez más familias peruanas tendrán un NINI asegurado entre sus miembros y nuestro país habrá perdido la oportunidad de capitalizar su bono demográfico para reducir la desigualdad. Además, no habremos hecho nada para preparar a la masa crítica de trabajadores peruanos frente al inminente proceso de automatización que promete mejoras en el nivel de la productividad, y lo peor, es que muchos jóvenes seguirán sufriendo el maltrato de personas que incomprensiblemente viven creyendo que hay peruanos que han nacido para ser sus cholos.

COMENTARIOS

  • 1
  • 17.04.2017
  • 11:47:30 hs
JUAN ALEJO

El Estado debería implementar en las escuelas secundarias talleres con los cursos de más alta demanda laboral luego este alumno(a) deberá reforzar un año este aprendizaje en un IST Nacional .Las IEN tienen espacio para estos talleres y pueden ser monitoreados .El porcentaje bajaría un 80% pues la mayoría de los alumnos abandona por tener que trabajar

    • 2
    • 17.04.2017
    • 11:56:48 hs
    prosperoperu

    Gracias Juan por tus comentarios y por compartir tus ideas.

  • 3
  • 17.04.2017
  • 10:57:31 hs
Anderson Silva

Muy bien artículo,
Hace poco tuve una experiencia desagradable tanto en el sector público como el sector privado, tengo 24 años, estoy estudiando una carrera univ.*; el caso es que me quería insertar en el mundo laboral con respecto a lo que estoy estudiando (business inter.), pero me sentí un poco indignado con la realidad laboral, en el sector público, ocurrió de que los puestos de trabajos que estaban ofreciendo ya estaban o ya tenían nombres, pero por que diablos ofrecen al publico, y nos hacen perder tiempo en llegar e ir a la entrevista? tanta es la corrupción?, en el sector privado, se contradice de igual manera, quiere gente, claro uno quiere hacer sus pre-prácticas prof., pero la realidad es que concursas con “gente” que ya acabó o ya tiene experiencia en dicho campo, la competencia fue un poco fuerte, entonces donde está la protección y el libre apoyo para los estudiantes universitarios que se quieren insertar en el mundo laboral?
Como dicen, estudian pero no trabajan en lo que estudian, esto es por que simplemente es un poco “jodido” ingresar a una empresa que quiera un estudiante sin experiencia laboral.
Finalmente, en el país no hay un acercamiento entre universidad – empresa.
Saludos.

    • 4
    • 18.04.2017
    • 03:02:08 hs
    prosperoperu

    Anderson, gracias por compartir tu experiencia. Lo que planteas ocurre porque muchas de las normas creadas para contratar en el Estado exigen a las entidades que concursen todas las plazas que tienen que completar, pero muchas de esas entidades tienen a personal durante mucho tiempo que ya ha estado trabajando cumpliendo esas funciones, pero bajo contratos de locación, entonces lo que hacen es regularizar su presencia en las instituciones a través de estos concursos. El problema es que generan una expectativa sobre la transparencia de concursos que en la práctica no es tal. Cambiar eso, supone revisar la normativa existente y creo que para casos como el tuyo, lo que debería ocurrir es que las entidades públicas hagan cursos de verano donde los recién egresados puedan participar y que los mejores puedan quedarse contratados por un tiempo que les permita ganar la experiencia que no tienen.

  • 5
  • 18.04.2017
  • 09:04:14 hs
Amancio Lara

Excelente artículo, el gobierno ayudaría bastante facilitando y fomentando el empleo juvenil en las pequeñas y micro empresas las cuales deberían ser reconocidas con premios nacionales a la creatividad e inventos, pues al fin y al cabo en el Perú hay jóvenes con muchísimo talento.

    • 6
    • 18.04.2017
    • 02:56:12 hs
    prosperoperu

    Gracias por tu comentario Amancio.

  • 7
  • 18.04.2017
  • 09:25:45 hs
Carlos Malpartida

Muy interesante artículo, te felicito, si el gobierno tiene decisión política, vería que se necesita masa laboral competente y crearla depende de tener un programa curricular continuo desde la infancia hasta los 18 años quizás, que no es malo copiar experiencias educativas en otros países. Porque antes de innovar hay que educar y hoy antes de tener conocimiento hay que enseñarles a pensar de acuerdo a este nuevo siglo. No perdamos este boom demografico, porque la tecnología hoy nos da la oportunidad de tomar atajos para avanzar.

    • 8
    • 18.04.2017
    • 02:55:50 hs
    prosperoperu

    Muchas gracias Carlos.

  • 9
  • 18.04.2017
  • 09:32:57 hs
miguel angelo

Soy un estudiante universitario de la ricardo palma que estudia y trabaja para poder cubrir mis necesidades, tengo fe que algún día el estado prestara mas atención a esta gran cantidad de desempleados que lamentablemente esta afectando a nuestra sociedad

    • 10
    • 18.04.2017
    • 02:55:21 hs
    prosperoperu

    Gracias Miguel Angelo, felicitaciones por todo lo que te estás esforzando para salir adelante. Espero hayas elegido bien lo que estás estudiando, pensando en lo que realmente requiere el mercado conjuntamente con aquello que te gusta hacer. Eso es como la fórmula del éxito que finalmente permitirá que seas el mejor en lo que haces porque lo harás con ganas. Saludos.

  • 11
  • 18.04.2017
  • 10:30:52 hs
cesar sangama flores

El articulo demuestra todo esto es un copy y pega del extracto del articulo) … (Para que esto suceda lo primero que debe ocurrir es que las más altas autoridades prioricen estos temas en la agenda nacional y se den cuenta de lo que estamos perdiendo al no invertir en la juventud que representa casi el 27% de la población total del país (8,03 millones de personas), de la cual solo el 18,8% tiene estudios superiores universitarios y 65% solo cuenta con educación básica. ..continuo.. en casa tengo 4 NINIS ,trabajan en el negocio familiar, ven la realidad de las empresas , a un chico que termino la secundaria , le piden experiencia laboral, por Dios , ese requisito es de lo peor para un chico que recién sale, les produce una desmotivación absoluta.. hay mas y el resto ya todos los sabemos, etc, etc.

    • 12
    • 18.04.2017
    • 02:51:41 hs
    prosperoperu

    César no entendí tu referencia a lo de copy y pega de mi propio artículo. Los datos provienen de fuentes citadas y oficiales.
    De otro lado lamento, leer que tienes 4 NINIs a tu cargo porque cuando han salido en busca de trabajo les piden experiencia. Efectivamente, eso es muy usual, y no se revisa el sistema de prácticas pre profesionales, ni se ha promovido mucho el sistema de capacitación dual que permite el contacto entre estudiantes y empresas. Precisamente, por eso hay que poner estos temas en agenda. Gracias por compartir tu propio caso.

  • 13
  • 18.04.2017
  • 02:00:32 hs
groBer

Estimada Gladys
El asunto no es solo que debe hacer el estado ante esta situación, sino que hace la familia -hogar de donde proviene el NINI. El joven que está por terminar su secundaria y nota que no tendrá apoyo, sobre todo económico, en su familia se inclinará por cualquier empleo que le brinde un ingreso. Y si no tiene orientación o ejemplos se quedará relegado.
Caso contrario sería que todos los estudiantes sean evaluados durante su secundaria con la promesa de ingresar a universidad o instituto superior por sus calificaciones. Ingreso directo. Suprimir las “academias”. Y si hay “becas” que sea para todo aquel que pase la evaluación de conocimientos, sin importar si vive en Miraflores, la Molina, San Isidro o Pachacutec (AA.HH).
Cuando suceda esto y todo lo que propones veremos un futuro mejor.

    • 14
    • 18.04.2017
    • 02:46:23 hs
    prosperoperu

    Gaudencio, la idea de escribir sobre este tema es ponerlo en agenda y que personas como tu generosamente compartan sus ideas, algunas de las cuales ya son recogidas en otros sistemas educativos, es decir, son muy buenas.

  • 15
  • 18.04.2017
  • 02:13:45 hs
Kris Ramos

Interesante artículo, sin embargo se deben atacar primero los problemas sociales que impulsan el desarrollo de ninis y potenciales delincuentes como en los casos de los barrios delincuenciales, además de cambiar las disposiciones del MTPE para que puedan impulsar realmente la carrera de los jovenes que están aún estudiando o ya han culminado, con algún programa de apoyo y monitoreo y a a la vez dejar de coludirse con empresarios para evitar que los trabajadores exijan sus derechos. Por parte del sector educativo, ya es tiempo de que el país deje esta sistema educativo tan retrógrada, y orientarse por una educación vivencial orientada al desarrollo de capacidades y buena socialización y no al memorismo, la competencia y el estar por encima de los demás, como está actualmente.

De esta forma ya se lograría formar personas que puedan estar realmente desarrolladas en sus capacidades sin que malos elementos influyan en su formación, además tendrían apoyo por parte de las autoridades competentes al tema con las normas adecuadas.

    • 16
    • 18.04.2017
    • 02:44:54 hs
    prosperoperu

    Kris tus comentarios son interesantes y entiendo que comparten la idea que hay el tema debe estar en agenda.

  • 17
  • 18.04.2017
  • 05:39:29 hs
Javier E. Tucto Ruiz

En realidad es preocupante esta situación, que no sólo es responsabilidad del estado, sino también de los hogares de donde provienen estos NINIS, a lo mejor es el resultado de la sobre protección o un mal entendido de que al darle todo lo que pide lo estamos criando bien, sin embargo también hay otros factores, el sistema educativo por ejemplo, que no prepara para nada a los alumnos, un joven que termina secundaria, no tiene ninguna capacidad que le permita acceder a un empleo, ni siquiera para postular a la Universidad, porque tiene que tener una preparación adicional, muchos centros de estudios superiores, universidades e institutos, no brindan una enseñanza de calidad, hasta la autoestima de los padres e hijos, por lo que es un tema que tiene muchas aristas y que si, el estado debe considerar con la debida seriedad ya que se esta hablando de más de la cuarta parte de la población de nuestro país lo que justifica con creces el que se tomen medidas para mejorar esta situación.

    • 18
    • 19.04.2017
    • 09:19:27 hs
    prosperoperu

    Muchas gracias por tu comentario Javier.

  • 19
  • 19.04.2017
  • 10:14:51 hs
LUIS GUARDA MACASSI

Para los jóvenes que egresan de la universidad y que buscan trabajo lo primero que le piden es experiencia y si no la tienen no acceden a ningún puesto ni publico ni privado, porque postulas y muchos de estos puestos ya tienen dueño y las convocatorias son simuladas para regularizar sus aspectos laborales. Con esta perceptiva cuando los jóvenes tendrán acceso a laborar para lo que realmente estudiaron ?.

    • 20
    • 19.04.2017
    • 02:37:11 hs
    prosperoperu

    Luis, justamente lo que se plantea es que se revisen esas políticas.

  • 21
  • 19.04.2017
  • 10:29:47 hs
jean paul

Magnifico como siempre el comentario, la propuesta del gobierno es interesante; sin embargo no me parece oportuna. Essalud cumple con las políticas del sector y muchas veces es el propio gobierno que no cumple con las aportaciones. Entonces, en que quedamos favorecemos el empleo y descuidamos la seguridad social de millones de peruanos.
Antecedentes tenemos de sobra de parte de distintos gobiernos, ojala que esta vez si cumpla con sus obligaciones, de lo contrario el forado financiero que tiene el seguro seguirá creciendo.

  • 22
  • 19.04.2017
  • 11:15:42 hs
Carla Reyes

Interesante artículo. Tengo 27 años y he laborado desde los 18 para poder pagar mis estudios, ya que en casa no tenia apoyo económico para ellos, sin embargo, cabe recalcar, que siempre fui motivada a ser productiva y superarme, caso que no se da en todas las familias. Muchas veces la misma familia te inculca un pensamiento pesimista en que no puedes salir adelante sin dinero, o cuando los jóvenes empiezan a trabajar (informalmente con sueldos de 400 o 500 soles), no tienen la guía de los padres en que ese dinero debe ser invertido en su formación, sino que lo gastan en cosas que a la larga no traen ningún fruto (ropa, fiestas, tragos,etc).
Tengo 2 primos que tienen 22 y 18 años, son hermanos, el de 22 repitió desde 3ro de secundaria y a raíz de la vergüenza dejó de estudiar, recién terminó su secundaria a los 20 a “empujones” de toda la familia “secundaria” (abuelos, tíos y yo) ya que los padres se habían conformado con que sea un NINI, dedicado a las fiestas y que se levantará a mediodía a ver televisión nada más. Gracias a Dios que no estuvo en la delincuencia, pero esta hubiera sido una probabilidad muy grande. Ahora el trabaja en la misma empresa de nuestro tío (quien lo agarró de hombre a hombre y lo hizo reaccionar) y es muy hábil e inteligente, tanto así que en la empresa donde está le han propuesto pagarle una carrera técnica y ayudarle con sus horarios. Pero, ¿Que hubiera pasado si es que la familia no lo hubiera empujado a que se supere? Probablemente seguiría siendo un NINI y más aún un delincuente.
En cambio la hermana de 18, ni bien terminó el colegio la motivamos a que buscara un trabajo de part time, ahorre y estudie, porque “lo que uno mete en su cabeza no te lo quita nadie” y constantemente estoy detrás de ella. Como somos mujeres nos entendemos mejor.
Es posible, yo lo logré, pero es importante el apoyo familiar (no me refiero a lo económico solamente, el apoyo también es un techo donde vivir, comida y algunos soles para el pasaje, sin embargo cuando sudamos para ganar nuestro propio dinero, lo valoramos mas) y las ganas intrínsecas de verse triunfante en un futuro.
Definitivamente que al salir en busca de trabajo te das contra la pared, hay solicitudes de personal jaladas de los pelos; piden experiencia de 5 años, sin embargo te dicen que no debes tener más de 25 para ocupar el puesto, algo que no es posible, ya que las mismas empresas no quieren estudiantes, porque te quieren explotar.
Siempre he pensado que mientras mas estudias, mas vales, mas abres los ojos, y ese tipo de gente no quieren las empresas, quieren gente con estudios TRUNCOS (lo he leido muchas veces en los avisos de trabajos) que se conformen con ganar el mínimo, trabajar mas de 48 a la semana, sábados, domingos, feriados, mas de 12 horas diarias, sin un lugar en donde comer dignamente, que seamos los “cholos” desempeñando 20 funciones diferentes para que ellos ahorren en personal, etc. ¡Basta!
Vamos jóvenes, yo los animo a que si se puede, valemos mucho, somos capaces y debemos hacernos valer, seamos perseverantes. No nos dejemos vencer por nuestro sistema jamás.

    • 23
    • 19.04.2017
    • 02:35:06 hs
    prosperoperu

    Gracias Carla, tus comentarios son valiosos porque compartes experiencias que pueden ser similares a las de muchas familias. Lo más importante es que tu no te quejas, sino que alientas a los demás a esforzarse para conseguirlo y destacas lo importante que es la familia. Felicitaciones.

  • 24
  • 19.04.2017
  • 01:05:43 hs
Naguib

Gracias por el articulo es muy bueno, se ve preocupante la situación de los NINIs, ellos son los más habidos para adaptarse en el boom de la innovación tecnológica que es tendencia en el mundo, deben adoptarse políticas para que ellos los jóvenes empiecen a incurrir en la política y aportar con ideas nuevas para nuestro futuro. La política actual debe de cambiar y potenciarse para que cada ciudadano con los mayores logros empresariales y/o académicos sin ser estos corruptos o malas praxis en la obtención de sus títulos nos puedan gobernar y sea una meritocracia desde las bases universitarias.

    • 25
    • 19.04.2017
    • 02:32:06 hs
    prosperoperu

    Gracias por tus comentarios. Comparto plenamente la idea de que los jóvenes deben involucrarse más en política.

  • 26
  • 19.04.2017
  • 08:45:15 hs
alejandro costa

Buen enfoque del tema, pero me quedan dos inquietudes:
Cuando menciona “”se nos esta yendo el problema de las manos, estamos creando, etc”, a quienes se refiere?
Al mencionar a la OCDE, no especifica las responsabilidades de la parte nacional, ni tampoco la incidencia porcentual del sub-empleo.

Atentamente

    • 27
    • 20.04.2017
    • 08:53:43 hs
    prosperoperu

    Alejandro, la expresión “se nos está yendo de las manos” es a nosotros como país.

    La OCDE ha hecho sus informes de revisión que son insumos muy buenos para impulsar políticas públicas. Justamente, lo que hay que esperar es que el gobierno los haga suyos y accionables. Mi impresión es que en este caso particular, si bien el MTPE puede ser el sector de coordinación, la solución pasa por una respuesta multidimensional y multisectorial.

    Gracias por tu comentario.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto Stein

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia Rizo Patrón

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Dominguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño