Próspero Perú

Gladys Triveño

La OCDE y la industria en el discurso de PPK

Ya pasó más de una semana del último Mensaje a la Nación por Fiestas Patrias del presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) y una de las cosas que no debería pasar desapercibida es que este no se pareció nada al discurso del presidente de un país que camina rumbo a ser miembro del club de los países del primer mundo que es la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Las referencias a lo que pudo ser y no fue o los fenómenos externos que se tuvieron que afrontar están mezcladas con las metas de reducción de pobreza y acceso al agua y desagüe, pasando por centrar lo que se ha hecho en salud en las vacunas contra la influenza y la desparasitación, sin que quede claro en qué consiste su llamada “revolución social”. A esto se suma, una reconstrucción que no termina de arrancar y algunos anuncios en materia económica para evitar que la economía se siga desacelerando. El resultado de la combinación fue un discurso donde se nos ofrece que este segundo año se lidiará mejor con los problemas urgentes, pero que se han dejado de lado los temas importantes y necesarios para transitar hacia el camino del desarrollo.

Eso explica que se planteen muy pocas reformas institucionales o de segunda generación.

Algo que el presidente sí mencionó con el ánimo de mejorar las expectativas de la ciudadanía es que el repunte de los precios de nuestros principales metales de exportación, favorecerá la ejecución de importantes proyectos mineros como Quellaveco, Michiquillay, Mina Justa y Corani, los cuales en conjunto suman una inversión de 30 mil millones de soles.

Todos sabemos que estos proyectos sí ayudarán a impulsar el crecimiento económico, pero parece que esta referencia hubiera pasado desapercibida porque no ha logrado contagiar del mismo entusiasmo que generó el mismo presidente cuando tomó sus maletas y se embarcó en un viaje a China, con la seguridad que le era posible persuadir a los chinos de comprar productos refinados de nuestros metales, en lugar de solo concentrados.

La explicación de que una idea cautive más que otra a la población tiene que ver con el hecho cierto que cuanto más refinación tienen nuestros envíos al exterior, mayor entrada de divisas generamos, y eso se traduce también en mayor generación de empleo sostenible y de calidad.

Los detractores de la tesis de la industrialización o diversificación -como prefieran llamar a esta voluntad de añadir valor a lo que vendemos al mundo-, sean estos productos o servicios, se han encargado de sugerir a PPK, dejar de lado todo aquello que sea complicarse la vida (las recomendaciones de los informes de la OCDE) y apuntar hacia aquello que permite aumentar los puntos del Producto Bruto Interno (PBI) en el corto plazo.

Probablemente, eso explica la casi ausencia total de cualquier referencia a mejorar la productividad, impulsar la industria y -menos aún- invertir en avanzar en fortalecer los factores de competitividad.

Y es que, detrás de la sugerencia de olvidar al sector industrial, hay una visión de corto plazo que se sustenta en que nuestro país hoy en día no ofrece las mejores ventajas para exportar productos más elaborados y por lo tanto, hay que seguir exportando solo minerales en bruto. Lo malo de esta tesis es que descarta los esfuerzos que se pueden realizar para añadir valor a las industrias que podemos crear alrededor del desarrollo del sector minero que tiene gran potencial de crecimiento, olvidando que es posible compatibilizar la moderna minería que hay en nuestro país, con el desarrollo de industrias complementarias.

Al respecto, un reciente estudio que el Banco Mundial encargó al Duke Center on Globalization Governance & Competitiveness, titulado Peru in the Mining Equipment Global Value Chain, analiza las oportunidades y desafíos que tenemos para impulsar una cadena de valor de equipamiento alrededor de la minería.

Algunas de las principales referencias de diagnóstico en el documento señalan lo siguiente:

  • Existen empresas de metal mecánica de hoy en día proporcionan insumos directos al sector minero, generalmente con el respaldo de firmas extranjeras, lo cual ha permitido la transferencia de cierta tecnología hacia las empresas locales.
  • La transferencia tecnológica –aun cuando por ahora es limitada- hacia las empresas locales ha permitido que estas empiecen a fabricar piezas que se desgastan frecuentemente (bolas de acero, revestimientos para trituradoras y molinos), para lo cual tuvieron que invertir en mejorar sus procesos operativos, incluyendo la adopción de determinadas certificaciones.
  • Algunas de las empresas locales que empezaron a atender a las grandes empresas mineras han empezado a salir al exterior, pasando de USD 3 millones de exportaciones en 2003 a USD 38 millones en 2013 en el caso de equipos para la minería de socavón, y de USD 8 millones a USD 64 millones, en el caso de piezas y componentes en el mismo periodo.
  • Los envíos se han orientado principalmente a los mercados de la región, con Chile a la cabeza.
  • El sector metalmecánico está muy fragmentado en pequeñas empresas y algunas medianas, de las cuales cinco de estas tienen el mayor porcentaje de envíos al exterior.

Los desafíos

En términos de desafíos que se plantea para lograr desarrollar una industria de equipos para la minería, el estudio sugiere que hay algunas cosas por hacer:

  • Mejorar la coordinación entre los actores del sector para facilitar una mayor colaboración, sinergias y la posibilidad de construir una estrategia de desarrollo de mediano y largo plazo para la cadena de valor.
  • Promover la articulación de los actores locales con las principales empresas productoras del exterior, con las cuales se puede establecer vínculos que permitan la transferencia tecnológica o la participación como proveedores para pequeños componentes.
  • Identificar un liderazgo en el gobierno que apueste por el desarrollo de un plan de trabajo que permita mejorar la competitividad de las empresas locales para competir en el mercado internacional.
  • Capitalizar las ventajas y afrontar las limitaciones que enfrenta el Perú para participar más de la cadena de valor global de equipamiento para la industria minera. Entre las primeras están el potencial de desarrollo del sector, la proximidad geográfica a otros centros mineros de la región y el bajo costo energético que permitiría reducir los costos de producción. Por su parte, a nivel de las limitaciones están las débiles capacidades de los recursos humanos que afectan los niveles de productividad e incrementan los costos laborales de producción, la ausencia de ciertos insumos que incrementan la dependencia de importaciones a lo que se suma la complejidad de los procedimientos logísticos, la desconfianza en el “Made In Peru” y los problemas del entorno empresarial para hacer negocios, donde principalmente predominan las limitaciones de infraestructura en las zonas de producción.

Lo más importante de las reflexiones contenidas en este estudio es que se parte de la premisa que no es una utopía soñar que la extracción de minerales se haga de una forma sostenible y que además genere externalidades positivas para el desarrollo de otras actividades.

La condición para que esto se haga realidad es que el estado se ponga a trabajar de la mano con el sector productivo, en crear condiciones para que las empresas se focalicen en segmentos de mercado, se articulen con empresas que poseen el conocimiento, trabajen con estándares, mejoren sus procesos tecnológicos, se capaciten los recursos humanos en áreas que se requieren, entre otros.

Esto exige una visión más estratégica que tenga en cuenta los territorios o los polos de desarrollo alrededor de los proyectos mineros. Casi lo mismo que hace falta en otras actividades y que podría significar retomar el camino hacia el desarrollo.

El gobierno de PPK puede crear su propio plan de industrialización, diversificación o ponerle el nombre que quiera, pero no debe perder la oportunidad de mirar más allá de cada proyecto minero en sí mismo, y alinear los esfuerzos que los sectores realizan en otras áreas con el objetivo de capitalizar la explotación de los recursos en los que tenemos ventajas comparativas para desarrollar otras ventajas productivas que permitan la generación de bienestar para más peruanos.

COMENTARIOS

  • 1
  • 07.08.2017
  • 07:23:30 hs
Guillermo Flores Gavidia

China tiene como norte esencial en sus importaciones mineras darle trabajo especializado a sus trabajadores. La falta de profesionales especializados peruanos nos aleja cada dia de darle valor agregado a nuestras exportaciones carentes de nuevas tecnologías de transformación (aceria de aleaciones especiales, robótica de integración vetical). No debemos distraernos en ideas ajenas a nuestra realidad como pais que tiene recursos mineros en forma natural y fijarnos solo en expandir su extracción-exportación con el concurso de inversionistas extranjeros ahora que se recobra la industria china y mejoran los precios de los concentrados mineros, en especial del Cobre.
Pero una actividad económica que el estado debe explotar en forma directa es la industria pesquera destinando parte de las reservas a la creación de una flota nacional de pesca de jurel (10,000 toneladas cada año se van al mar chileno) con el objetivo de hacer llegar a la mesa de la familia peruana las proteínas necesarias para terminar con el actual problema que representa la anemia y tuberculosis de nuestra población infantil / venta de pescado fresco a un costo de subsidio y de preparaciones de alimentos marinos en conservas igualmente a precios de costo para ir camino a la precitada revolución social sin representar un factor de competencia con el sector privado nacional que se dedica a la producción de harina de pescado y de conservas especiales en agua y aceite, la pesca artesanal a otras especies marinas ajenas al jurel que requiere de pesca de altura, fuera de las 5 millas.
El Perú es un pais de trabajadores manuales, no intelectuales, pertenecemos aún al Tercer Mundo y si no superamos los problemas de salud en nuestros niños HOY cada vez los alojamos del progreso, del desarrollo.

    • 2
    • 08.08.2017
    • 08:46:13 hs
    prosperoperu

    Guillermo, totalmente de acuerdo con lograr que la pesca de nuestro mar sirva para llegar a la mesa popular, pero ¿no crees que es posible pensar en corto y largo plazo al mismo tiempo, en términos del aprovechamiento de los recursos de la minería?

    Gracias mil por comentar el artículo.

  • 3
  • 07.08.2017
  • 08:30:42 hs
Ronald Pinto de la Sota

Se requiere un relevo en el equipo de asesores presidenciales o por lo menos reforzarlo con mejores y mas experimentados profesionales técnicos, por rubro especificos.
Da la sensación que la nave gubernamental marcha solo a velas y sin timonel

    • 4
    • 08.08.2017
    • 08:43:18 hs
    prosperoperu

    Tenemos que esperar que este segundo año se tome el timón y se dividan las tareas, entre quienes enfrentan lo urgente y quienes abordan lo importante. Este gobierno nos llevará al Bicentenario y es importantísimo pensar en cómo se quiere llegar.

  • 5
  • 07.08.2017
  • 10:08:06 hs
fcffbgf

Arrepentimiento por votar por ese viejo que no solucionada nada.

    • 6
    • 08.08.2017
    • 08:41:22 hs
    prosperoperu

    Estimado lector,
    Lo que toca ahora es que todos, desde el lugar que nos toca, empujemos el carro (asumiendo que este es el Perú). Los calificativos no ayudan. Si apoyamos y deseamos a que a PPK y su gobierno le vaya bien, a todos nos irá bien. Saludos.

  • 7
  • 09.08.2017
  • 09:14:43 hs
Fernando Parodi

En realidad la situación es mucho peor de lo que describe en su blog. El objetivo de ingresar a la OCDE a estas alturas más parece un buen deseo y nada más. Esta iniciativa no puede depender solo del Ejecutivo, en realidad es un esfuerzo nacional que involucra a muchos actores que no están haciendo casi nada para lograrlo. Por ejemplo hay mucho empresarios que ignoran el papel que juegan las empresas para que el país ingrese a la OCDE. Hay una serie de requisitos que se les va a exigir a las empresas para que el país ingrese, como por ejemplo suministrar precios competitivos en productos y servicios, promover el desarrollo sostenible, divulgación de información, etc. Pero si de las casi 270 empresas inscritas en la BVL apenas 20 se presentan al concurso de Buen Gobierno Corporativo, es una clara muestra que no estamos generando una corriente empresarial que nos permita asumir que se están generando las condiciones. Difícil pensar que así sea cuando hay empresarios que no conocen el documento de la OCDE sobre Lineas Directrices de las Empresas, o que no sepan que se tiene que formar el Punto Nacional de Contacto para implementar dichas Directrices. Por otro lado está el Congreso, donde se formó la Comisión de Seguimiento para el ingreso del Perú a la OECD, que ha hecho? Aparentemente no ha hecho nada.

    • 8
    • 09.08.2017
    • 01:23:09 hs
    prosperoperu

    Excelente aporte Fernando,

    La idea era llamar la atención sobre estos temas. Efectivamente, todos tenemos que apoyar este proceso, pero para eso el liderazgo del Ejecutivo para avanzar en el mismo es fundamental.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto Stein

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia Rizo Patrón

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Dominguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño