Próspero Perú

Gladys Triveño

Inteligencia Artificial (IA) y servicio al cliente

En medio de una pandemia que ha obligado a la virtualización del trabajo, la educación y el entretenimiento, la conectividad se ha convertido en un servicio de primera necesidad. Como consecuencia de ello, se ha incrementado la demanda de atención al cliente por diversidad de problemas relacionados con la misma.

Desde el lado empresarial, ha habido una apuesta cada vez mayor por la IA para la atención de las consultas y problemas de sus usuarios y por el uso de aplicaciones para “obligar” a sus usuarios a instalarlas en sus dispositivos como condición para poder realizar trámites o acceder a los propios servicios de atención.

El gran problema es que la comunicación a través de estos mecanismos no está siendo “natural, sencilla ni fluida” como piensan los responsables de las áreas de servicio al cliente de las principales empresas de telecomunicaciones del país. La IA no entiende, en muchos casos, la lógica o el contexto de la conversación, y, peor aún, bloquea la derivación directa a las áreas correspondientes e impide que los consumidores consigan plantear sus problemas.

Dos situaciones reales ilustran los problemas que hay que resolver en la IA y en la atención al cliente.

Empresa 1:

Enero de 2022. Una familia se queda sin Internet en casa, los hijos no pueden seguir sus vacaciones útiles virtuales y los padres no pueden trabajar. De inmediato se comunican al número de tres dígitos para reportar el problema y la “asesora de IA” les indica que el servicio ha sido cortado por falta de pago y que se dirijan a un Centro de Atención.

La madre de familia que tiene el comprobante de haber pagado el servicio oportunamente se dirige al Centro de Atención, realiza una larga cola y finalmente es atendida por una persona de la plataforma. Le explica el problema y la afectación que tiene su familia por la desconexión y el asesor le responde que efectivamente ha verificado que está al día en sus pagos y que lo mejor es presentar un reclamo desde su propio teléfono celular. Para facilitar la gestión, la madre entrega el teléfono celular y en el queda registrado un número 0800 al que llama el asesor que lo pone en alta voz. A pesar de toda la experiencia del joven al tratar de esquivar el bloqueo de la “asesora de IA” atendiendo a todas sus preguntas con respuestas como No, No, No, Avería y, otra vez, No, el número 0800 termina la llamada reportando que el servicio por el que se reclamaba había sido cortado por falta de pago y que el titular debía acercase a un Centro de Atención.

El asesor hace un nuevo intento con su propio teléfono celular, pero el resultado es el mismo. Por ello, indica que registrará el reclamo como una avería en su pantalla y que tratará de resolver el problema lo antes posible. Sin embargo, no entrega constancia ni número del ingreso del reclamo.

Tres días después, la familia sigue con el mismo problema de conectividad. Ante eso, deciden ingresar un reclamo por la web, el cual tiene un periodo largo de respuesta e inmediatamente recibe un correo electrónico donde le indican que puede realizar cualquier consulta comunicándose con el número de tres dígitos desde su celular, el 0800 de forma gratuita, a otro teléfono que es con costo o ir nuevamente a un Centro de Atención. La familia que está desesperada por los problemas de conectividad hace la llamada con costo. Tampoco obtiene respuesta y una grabación le indica que puede contactarse al 0800. Toda una burla si se tiene en cuenta que ya se había pasado por todos los canales sin obtener solución al problema.

El servicio al cliente de la empresa 1 no funciona bien por ninguno de sus canales. La “asesora de IA” no permite que los clientes puedan contactar a un operador al cual se le pueda explicar el problema y la atención presencial pareciera no haber surtido ningún efecto porque el problema subsiste.

Empresa 2:

Diciembre 2021. Días previos a Navidad una persona Adulto Mayor acude a un Centro de Atención de una empresa de telecomunicaciones habiendo averiguado previamente que el horario de atención era a partir de las 9:00 horas. Llegada la hora, como no abrían el local, consultó al personal de seguridad de un banco cercano sobre la demora en la atención y éste le indicó que hacía dos días habían modificado el horario y que la atención empezaba a las 10:00 de la mañana. Como la señora buscaba obtener un código de seguridad para su línea con el fin de que nadie pueda adquirir o cancelar un número con su DNI, decidió esperar a que abra el establecimiento.

Unos minutos antes del “nuevo horario” salieron unas funcionarias y le preguntaron si tenía cita. La señora desconcertada señaló que no y que no sabía que debía sacar una cita. Una de las funcionarias respondió que debía sacarla a través de la aplicación de la empresa y que como no lo había hecho y, ya había otras personas previamente registradas, solo podría ser atendida en dos horas. Perseverante con su objetivo, la señora explicó el trámite que quería realizar y le dieron su cita y horario de atención.

Al cabo de una hora, nuevamente salieron las funcionarias y consultaron a otras personas en la fila el motivo de su visita al Centro de Atención y un joven indicó que quería renovar su equipo y adquirir una nueva línea. A diferencia de lo que ocurrió con la señora, le dieron inmediatamente una cita y pidieron al personal de seguridad que lo hicieran pasar para que tome asiento.

La señora, visiblemente sorprendida y mortificada, pidió hablar con alguien para reclamar por un trato completamente desigual solo porque ella no iba a comprar nuevos servicios. En seguida le respondieron que cuando le toque ingresar iba a tener ocasión de hablar con el administrador y que podía presentar cualquier queja en el libro de reclamaciones virtual.

Transcurrido el tiempo para la cita, la señora llegó a la ventanilla y el responsable de su atención le indicó que no podían atender su pedido porque ya no estaba dando esos códigos de seguridad y que la joven que le dio la cita debía haberle explicado dicha circunstancia.

El servicio al cliente de la empresa 2 tampoco funciona. Pero en este caso, hay cuatro agravantes adicionales. El cambio de horario sin difusión ni publicidad previa que muestra una falta de respeto y consideración con los clientes, el trato desigual según el tipo de trámite o gestión que quieren realizar los clientes, la introducción de la obligatoriedad de bajar una aplicación para acceder a un servicio de atención, y la poca preparación e información de quienes tienen la responsabilidad de los canales de atención de consultas y reclamos de la empresa.

Los canales digitales son buenos y pueden ser muy eficientes para conectar a los usuarios con las empresas, pero es necesario que los responsables de éstas se preocupen por la experiencia del cliente y que combinen canales con diferentes capas de automatización para mejorar la calidad de atención y respuesta a sus usuarios.

La empatía es la esencia de un buen servicio de atención al cliente. El reto es asegurarla cuando se usa IA.

COMENTARIOS

  • 1
  • 17.01.2022
  • 07:21:17 hs
Beker

La desctipción es verdadera lo puedo afirmar yo porque el trato iguslito me psaó. Tengo más de 13 dias sin internet y cable. Cancelafo el 9 de enero 2022 y cuatro veces asistoenfo a las tiendss de Movistsr. Se burlan, me tratan muy mal, espere mas de 1.5 horas psra ingresar a pesar de mis 67 años. Me siento muy msl por ese trato. Solución sigue creciendo el comunismo a la par con el terrorismo por estps abusos

  • 2
  • 16.01.2022
  • 10:39:36 hs
walter casquino

¿Qué hacemos en un país en que ni el sector público, ni el sector funcionan?
Así como formamos a los hijos por más de veinte años , así tenemos que formar a
los futuros profesionales del sector público y también del sector privado.Se supone que la etapa colonial ya debimos haberla superado desde hace 200 años.

  • 3
  • 16.01.2022
  • 04:53:28 hs
Nicolás Tacure

Es la situación real en nuestra sociedad, ya la gente cansada de éste maltrato no continúa con los reclamos porque les hacen perder tiempo.

  • 4
  • 16.01.2022
  • 10:59:56 hs
Alfredo Untama

Sin llegar a ser un diagnóstico presentas una referencia muy representativa de lo que masivamente está sucediendo; siendo la IA una herramienta tan poderosa implementada con poca empatía, resulta destrozando valor en las organizaciones que mal las utilizan. En mi caso, después de 2 décadas deje a mi “confiable” compañía de seguros por los motivos que expones. Gracias por tu enorme aporte Gladys.

  • 5
  • 14.01.2022
  • 05:33:03 hs
Ricardo Román

La IA aplicado a atención al público, todavía le falta madurar para realmente añadir valor a la empresa, creo que por ahora, podría ayudar en otros temas como costumbre de compras o gustos de las personas o similares.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño