ReinventaRSE

Elsa del Castillo

“Hoy por mí, mañana por ti”: balance entre la vida personal y laboral

Hace algunos días hemos concluido un estudio que realizamos entre una centena de profesionales que trabajan en empresas de los sectores de consumo masivo, financiero y telecomunicaciones en el Perú. Este estudio revela que los conflictos que experimentan los profesionales cuando las exigencias del trabajo afectan a su familia y, de igual forma, las obligaciones familiares invaden el ámbito laboral, influyen en sus decisiones sobre el cambio de empleo. Es decir, a más conflictos y tensiones, menos duran en las empresas, sin importar los contextos de crisis o los futuros inciertos que se generan con una renuncia.

Este estudio nos
reveló también que, aunque la empresa tenga una larga lista de políticas
publicadas sobre balance trabajo-familia, el riesgo de que los trabajadores experimenten
estos conflictos no necesariamente se reduce. Lo importante no es tener las
políticas, sino asegurarnos de que sean bien vistas por los jefes directos y la
alta gerencia. Hay que tener en cuenta que, para la mayoría de personas, no es
políticamente correcto que un jefe diga de manera abierta que no le interesa el
balance trabajo-familia, por lo tanto, no expresará su disconformidad con estas
prácticas. La pregunta de fondo para los gestores de personas es si la cultura
de la empresa realmente apoya el uso de estas iniciativas.

En la actualidad,
los profesionales están más preocupados por saber cómo es percibida la persona
que piensa utilizar estos beneficios.  Y
no les falta razón porque diversos estudios a nivel internacional muestran que
utilizar los horarios flexibles, el teletrabajo, la concentración de trabajo en
ciertos meses y liberación en otros, los días libres y vacaciones post-parto y
el seguir a la pareja en su empleo fuera del país, entre otras prácticas, puede
ser visto por muchos como el reflejo de un profesional sin aspiraciones, sin
compromiso, que está dispuesto a sacrificar su ascenso laboral por un tema
personal.

Sin embargo, las
empresas deben estar alertas ya que las investigaciones muestran que los
jóvenes profesionales si están evaluando estos temas para elegir a un empleador
o para desarrollar su carrera en una empresa. Un estudio de London Business
School nos dice que  la actual generación
de jóvenes y talentosos profesionales 
puede ser conocida como la “generación reflexiva”. Esto porque
se preguntan constantemente sobre la relación entre ellos, su trabajo y su
vida. Estos profesionales jóvenes buscan auto-gestionarse, quieren recibir
retroalimentación inmediata y también gratificación inmediata por lo que hacen
bien. Valoran la diversidad de sus experiencias como un atributo deseable en su
carrera profesional (con internet y las redes sociales viven todo el tiempo la
diversidad) y esto los hace poco fieles a los puestos y a sus empleadores.
Ellos consideran a las organizaciones como “socios temporales” para cumplir sus
metas. En sus mentes rondan requisitos claves en el empleo: flexibilidad,
integración de  lo social y lo laboral,
empleos sin jerarquías, trabajo retador en modelos de negocios que emergen y se
reinventan todos los días.

En este
contexto, ¿qué puede hacer una empresa para retener a sus talentos? No en vano
han tomado importancia las ideas que provienen de la psicología positiva, que
promueve que las empresas gestionen los factores que generan la felicidad en el trabajo. Según
Gretchen Spreitzer y Christine Porath, para quedarse en un empleo los
profesionales necesitan que las empresas creen para ellos una visión y sentido
de futuro, donde se refuercen dos elementos: sensación de vitalidad en su
trabajo (necesitan sentir que evolucionan y que les apasiona el camino a
recorrer) y sensación de permanente aprendizaje personal y profesional. Sin
estos dos atributos, el empleo será de muy corto plazo.

["ReinventaRSE" se publicará cada dos jueves.]

COMENTARIOS

  • 1
  • 29.09.2012
  • 06:36:04 hs
David Segura Salazar.

Lastimosamente las personas que están al frente de la administración y RR.HH, parecen desconocer el buen trato y RSE con sus colaboradores. Me pasaba a mi en la empresa que trabajo, pero tampoco voy a esperar aquí mucho tiempo; entonces decidí alzar vuelo y listo, un poco motivado por el siguiente consejo: si te desempeñas muy bien en tu trabajo para otros ¿ porqué no hacerlo para tu propia empresa?….y este consejo me llevó a crear mi propia empresa y me va muy bien en mi emprendimiento. Estamos aplicando los consejos del libro: De las Vacas Sagradas se hacen Hamburgüesas.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño