ReinventaRSE

Elsa del Castillo

¿Necesitamos un Harlem Shake?

Un fenómeno de estas épocas es la forma en que ideas, acciones y mensajes logran “viralizarse” (reproducir la información de manera exponencial) a través de las redes sociales y conseguir en muy poco tiempo adeptos o críticos. Lo interesante del fenómeno es la reacción en cadena que produce.

La primera vez que vi el Harlem Shake no me llamó la atención: cuatro chicos en una habitación pasando el rato y, luego, uno de  ellos empieza a bailar. En pocos segundos, todos lo siguen y bailan con desenfreno. “Cosas de chicos”, pensé. Sin embargo, en pocos días, los medios virtuales empezaron a compartir cientos de versiones distintas de la misma idea, haciendo a la canción del DJ Baauer la número uno en Youtube y en Billboard.
Según el diario español La Vanguardia en los primeros nueve días del fenómeno más de 11,000 versiones fueron subidas a YouTube, obteniendo más de 44 millones de entradas, con una media de 4000 nuevas variantes por día. En esta epidemia, algunas empresas como Google, Facebook, Pepsi, Coca-Cola, Red Bull, Mc Donalds, Rovio (que maneja la franquicia de Angry Birds) lanzaron su versión. Es increíble ver que hasta la NASA tiene una propia.
En el caso peruano, encontramos versiones del Diario Ajá, de la selección peruana de fútbol, de la Sub 20 de volleyball, de la empresa Phantasia, de IPSOS Perú, Bembos, Publimetro, así como de una gran diversidad de programas televisivos.
Es curioso encontrar también casos de despido de trabajadores que tomaron la iniciativa de hacer su versión en el centro de trabajo. Un profesor de inglés es obligado a renunciar a pesar de explicar que solo buscaba crear un ambiente positivo en una clase de jóvenes quinceañeros. Quince empleados de una mina australiana y una bibliotecaria en la Universidad de Oxford tuvieron la misma suerte (ésta última por permitir a los alumnos el exabrupto). En estos casos los empleadores sentenciaron hechos de degradación de la sexualidad humana, rompimiento de valores de excelencia y fomento del desprestigio de sus organizaciones.
En otros escenarios, el Harlem Shake ha sido utilizado para llamar la atención sobre causas sociales, como en las protestas por prácticas que afectaban el empleo en una fábrica de Málaga o, cuando futbolistas colombianos se expresaron contra el racismo. Si se navega un poco en YouTube empezaremos a encontrar una competencia entre estudiantes de maestría de escuelas muy reconocidas por desarrollar la versión temática más creativa, así como entre ciudades que buscan generar versiones multitudinarias para promocionar sus destinos.
¿Qué opinan diversos expertos sobre el fenómeno? Hay argumentos que pasan por denunciar una especie de autismo colectivo, más bien propio de la generación joven siempre conectada a audífonos y aparatos tecnológicos. En oposición a estas ideas, algunos sugieren ser más abiertos y reconocer que éstos son espacios donde se expresa la necesidad, principalmente de los jóvenes, de romper rutinas impersonales para compartir al menos una expresión de emoción. Los más escépticos afirman que no se trata de un movimiento en cadena espontáneo y que, detrás de las primeras versiones, hay empresas que controlan los flujos de información y contenidos en la web y que logran a partir de ello beneficios, principalmente por la promoción de marcas, productos y música.
Me inclino a pensar en que, como dije al principio, las reacciones en cadena han venido para quedarse. La expresión común ya no es únicamente escrita o verbal; hoy lo lúdico, la música y la tecnología son elementos que se combinan y en los cuales muchos encuentran vías de comunicación a gran escala (una imagen vale más que mil palabras). Incluso las empresas juegan con elementos de este tipo para comunicar mejor y, posiblemente, logran hacerlo de manera más efectiva. Lo que para unos es inaceptable, para otros son puentes para acercar a generaciones que viven cambios tan constantes y vertiginosos que con pocos años de diferencia generan modelos mentales muy distintos.
Ojalá encontremos los “Harlem Shakes” que logren atraer a las masas hacia buenas causas y hacia la acción colectiva positiva, con creatividad y con entusiasmo. Me queda claro que muchos de estos fenómenos están aún por sorprendernos.

COMENTARIOS

  • 1
  • 10.05.2013
  • 01:03:03 hs
Cesar Norabuena

La explicación en mi opinión se debe a que en esta era informatica y de libre mercado, lo que prima es la homogenización y el mercadeo en masa. Los seres humanos desprovistos de sustancia han entrado en proceso de amplia banilización y la calidad ya no abunda, al no tener patrones propios asumen lo que la mayoria hace no importa si el baile no tiene sentido alguno, tiene razón al indicar que la emoción prima y lo racional se deja del lado, la imagen es lo que reyna y la palabra y todo el proceso de simbolización que implica. Esto es una muestra mas del proceso de animalización de la raza humana donde lo instintivo prevalece cada vez mas.

  • 2
  • 09.05.2013
  • 07:15:34 hs
Ana Cecilia

Nuevas necesidades de expresarse!!

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño