Caballos y carretas

Pocas marcas se han dado cuenta que si no tienen contenido extraordinario o al menos relevante no tienen que hacer nada en redes sociales.

Publicar online se ha vuelto fácil y barato. Hoy cualquiera puede hacerlo. Por eso muchos confunden tener una cuenta en una red social con crear el mismo spam de toda la vida.

Estas mismas marcas confunden el tener un “diálogo” con los clientes con el responder a sus quejas y caprichos en 140 caracteres. El trato promedio suele ser más educado porque se está atendiendo al cliente a vista y paciencia de todo el mundo; pero la capacidad concreta  de resolver problemas sigue siendo muy baja

Se  piensa que publicar notas de prensa o mensajes desde el punto de vista de la empresa es tener contacto con la “comunidad de marca”. La desesperación es mayúscula  cuando no hay  likes o comentarios (la nueva droga de muchas áreas de marketing).

Casi nadie mide el resultado más allá de contar interacciones que no significan nada para el negocio. Un like o un comentario requieren un camino muy largo hasta eventualmente convertirse en valor real para la empresa. Es muy difícil seguir ese camino y medirlo. Casi nadie lo sigue.

Poco ayuda un entorno ansioso de agencias y consultoras llenos de “community managers” con títulos de maestría en una “disciplina” sobre la que no hay casi nada que pueda ser aplicado de un caso a otro. Gestores de comunidad que hoy pueden escribir de seguros y mañana de comida para bebes sin entender los verdaderos “insights” de la que gente que consume esos productos o servicios.  

No es tampoco culpa del community manager. En muchos casos suele ser joven y carecer de una experiencia relevante en aquello sobre lo que quiere dinamizar a una comunidad. La culpa es de aquel que lo presenta como la solución al nuevo entorno digital.

No todas las empresas están preparadas para este entorno. No todas producen el suficiente contenido relevante ni son capaces siquiera de identificarlo No todas (o casi ninguna) tiene una comunidad dinámica y entusiasmada sobre el producto o servicio y que espera ansiosa el próximo mensaje. Muy pocas tienen una organización interna enfocada a la atención al cliente como un medio claro para generar más negocio. La mayoría tiene ese contacto por evitar la posibilidad de quedar mal.

Si quiere lanzarse al mundo digital piénselo primero. Usted quizás no necesite ayuda para estar en Facebook o Twitter. Lo más probable es que necesite ajustar su organización antes de tener algo mínimamente relevante que decir, un servicio que si agregue valor y un retorno para la empresa que pueda sustentar el esfuerzo.

No ponga la carreta delante del caballo. Hoy en día se nota mucho.

COMENTARIOS

  • 1
  • 24.02.2014
  • 03:52:58 hs
Sigfredo

Aprovecho la oportunidad a esta frase, ya muy conocida para algunas empresas para indicar que el área comercial es quien define y lleva la dirección de la empresa, y el área administrativa o resto de las áreas llamadas también “backoffice” solo debe apoyar o dejarse llevar por el área comercial.
El simplismo de la analogia, no refleja el simplismo de su aplicación, hay mucho por precisar ya que son ares que deben coordinar y planificar las decisiones del area comecial. Pero si de simplismo se trata, esta frase se puede complementar, diciendo que desde la carreta se dirige a los caballos, enla carreta esta la parte pensante y evita muchas veces caer al barranco.

Sigfredo Cama
Director Gerente
Neo System SAC

  • 2
  • 12.03.2014
  • 12:14:45 hs
Israel Del Castillo

Mucho dinero, poco preparación en los mandos medios y poco estrategia en los mandos altos. El cuento de siempre en los tiempos de bonanza. Cuidado que todo se acaba.

  • 3
  • 27.03.2014
  • 06:10:24 hs
Sergio Monar Moyoli

Actualmente, estar presente en la web es muy importante para una Empresa, pero primero se debe adaptar su organización y procedimientos para producir contenidos oportunos y significativos para el interés de su público.

  • 4
  • 30.03.2014
  • 07:48:24 hs
Paco

Los vende humo del sector digital están a la orden del día. Pero son útiles cuando un gerente de marketing tiene que justificar su presupuesto.

Ya va siendo hora de los loas áreas de finanzas metan la mano en el asunto y empiecen a pedir resultados concretos.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño