Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Ética, Responsabilidad Social Empresarial y Riesgo Sistémico

En uno de los posts anteriores les había mostrado las relaciones que existían entre la ética y la gestión de riesgos. En otro había tenido la oportunidad de darles una idea de lo que era el riesgo sistémico, a través de la temática de la supervisión macro-prudencial y de la estabilidad financiera. Esta vez les hablaré de la importancia de la ética y de la responsabilidad social empresarial (RSE) para la reducción del riesgo financiero sistémico.

Para empezar, recordemos que el riesgo sistémico es aquel que afecta a todo el sistema financiero, y no solo a una que otra entidad financiera, con un fuerte impacto en la estabilidad financiera de un país o de varios países (o hasta mundial), y por ende con consecuencias macroeconómicas y sociales considerables. La Crisis actual, que ya lleva más de 5 años, es un perfecto ejemplo de lo que es la materialización del riesgo sistémico.
Cuando uno analiza las crisis financieras, lo que aparece de manera obvia es que entre sus factores esenciales está siempre una extensión generalizada de graves deficiencias en la gestión de riesgos. En general se trata del riesgo de crédito, pero no únicamente. Incluso muchas veces la mala gestión del riesgo de crédito tiene su origen en una mala gestión del riesgo operacional, a través de malas prácticas respecto de los clientes, de actitudes que lindan con el fraude, y de procesos inadecuados, donde los contrapesos internos brillan por su ausencia.
Una de las herramientas para mitigar el riesgo es el control interno permanente que vimos en el post anterior. Pero existe otra que no se suele considerar como un factor de reducción de riesgos, la RSE, aplicada en serio y de manera profesional, con una férrea “voluntad política” de parte de las empresas del sector financiero.
Hace unas semanas, una revista especializada francesa publicó una interesante contribución de los Responsables del Desarrollo Sostenible de dos bancos de ese país, donde analizaban la relación entre una buena gestión del riesgo operacional y la RSE, haciendo paralelos entre la metodología de la gestión del riesgo operacional y varios de los temas desarrollados en la norma ISO 26000 relativa a la RSE (norma publicada en el 2010). Hay varias coincidencias, y entre los temas están los de las prácticas responsables en los negocios, los de las prácticas laborales y los de las buenas prácticas respecto de los clientes. La RSE enriquece así a la gestión del riesgo operacional y la fortalece, aportándole además el enfoque de la responsabilidad respecto de la sociedad.
No es difícil imaginarse que una difusión extensa y real de una verdadera cultura de la RSE al interior de los bancos de varios países desarrollados, e incluso de algunos supervisores, habría evitado seguramente la generalización de prácticas absurdas tanto desde el punto de vista de la responsabilidad social como de la gestión de riesgos. Podríamos decir sin exagerar que una difusión sistémica de la verdadera RSE podría habernos ahorrado la tremenda crisis sistémica que estamos viviendo; hubiéramos tenido una seguramente, por la inevitabilidad de los ciclos crediticios, pero no tan profunda.
Pero eso no fue posible, por la simple razón de que en la banca y las finanzas, un enfoque de RSE verdaderamente eficaz es imposible sin una visión ética en la manera de ejercerlas. Sin esa visión, la codicia generalizada – que va mucho más allá que el tener objetivos de rentabilidad –  al ser en la práctica sacralizada, puede tener efectos explosivos. Y no pocos observadores lo mencionaron, entre ellos, The Economist en el 2009. Un total olvido de las consideraciones éticas es muchas veces un factor clave en las fallas de gobierno corporativo y de control interno, y por ende en las deficiencias graves en la gestión de riesgos. Y como este factor estuvo demasiado extendido, jugó un rol esencial en la generación de riesgos sistémicos: agravó considerablemente esta Crisis.
Un enfoque de RSE realmente sincero y eficaz, donde la ética sea una preocupación constante y no una línea abstracta en una matriz o cuadro, llevaría por ejemplo a diseñar sus productos y políticas comerciales y de riesgo en función del objetivo de no sobreendeudar y no inducir en error a los clientes, a no subestimar riesgos con acrobacias contables y modelísticas y evitar así engañar a inversionistas y a supervisores (pues no siempre se dan cuenta), a no premiar a ejecutivos que obtienen resultados maltratando a subordinados, directamente o negándoles recursos (una gran fuente de riesgo operacional) o utilizando maniobras desleales, a menudo semi-delincuenciales, contra los pares o colegas que podrían resultar molestos para sus fines. En un gran banco o fondo internacional, incluiría el abstenerse de sacar provecho de la debilidad de un país que ya está en dificultades.
Para darles una visión más concreta, algo diferente de lo que ya pueden haber leído en la prensa, y para ser más completo en el análisis, les comunico los links a dos artículos.
. Una colaboración que hice para la revista Testimonio nº 105, una reflexión basada en la experiencia y en ejemplos reales, incluyendo uno que mencioné en un post anterior:
 La transcripción de la notable intervención del jurista colombiano Sergio Rodríguez Azuero, especialista en regulación financiera, en un evento de setiembre 2011 organizado por la Maestría de Derecho Bancario y Financiero de la PUCP:
Y por último, a aquellos que tengan un cierto conocimiento del idioma francés, me permito hacerles descubrir a un autor de varios libros y numerosos artículos, colaborador del diario francés Les Echos (algo así como Gestión), que aporta un enfoque original a la reflexión sobre la banca y las finanzas, y que es justamente uno de los máximos dirigentes de la Federación Bancaria Francesa y de la Asociación Francesa de Mercados Financieros, el Sr. Pierre de Lauzun.
Aunque este post se refiere sobre todo al mundo de la banca y de las finanzas, en realidad es igualmente útil para la gestión de riesgos en cualquier tipo de organización, sea privada, estatal, gobierno, con o sin fines de lucro.

COMENTARIOS

  • 1
  • 30.06.2012
  • 06:25:45 hs
Claire

J’accompagne des entreprises dans leur stratégie et démarche RSE (Responsabilité SOCIETALE d’Entreprise), c’est-à-dire comment contribuer à un développement soutenable. Et je peux témoigner que dans leur démarche vers plus de responsabilité, les entreprises se heurtent à un manque d’appropriation des sujets par les managers, pour différentes raisons d’ailleurs. Ce qui est frappant, c’est que les jeunes futurs ingénieurs ont déjà des barrières mentales : les entreprises ne peuvent pas eatre responsables … Comment voulez-vous qu’ils changent le monde dans ces conditions ? sans les entreprises ? là, c’est irréaliste… Il me semble primordial d’éveiller les managers (futurs ou en poste) par des formations adaptées, pour deux raisons : d’une part, pour qu’ils arrêtent de perpétuer un mode de développement éculé qui nous mène droit dans le mur, et d’autre part pour prévenir la souffrance au travail. Personne n’est heureux de travailler pour une entreprise irresponsable ! Il est temps que chacun prenne ses responsabilités dans sa vie professionnelle aussi, et mette sa capacité de travail, d’innovation, au service d’un développement soutenable recentré sur l’humain. C’est ce que propose la RSE (quand elle est sincère…), et elle a besoin de s’appuyer sur des hommes et des femmes capables par leur propre comportement, leur esprit critique, leur intelligence (leur RSI…) de l’alimenter, de la faire progresser.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño