Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

La Gestión del Riesgo de Commodities (I)

Luego de haber visto lo que es el riesgo de commodities en el post anterior, veremos cómo este riesgo puede ser gestionado: no hay razón para quedarse pasivos. Aunque a veces, las mismas técnicas de gestión de este riesgo pueden a su vez crear otros problemas.

Podemos decir, para las empresas que por su naturaleza deben comprar y/o vender commodities, que no pueden evitar este riesgo, sólo les queda tratar de reducirlo o mitigarlo. 
En cambio, las entidades del sector financiero podrían sencillamente evitarlo y escoger no hacer operaciones que tengan que ver con commodities, pero muchas no razonan así: muchas, como los hedge funds, buscan simplemente ganar dinero aprovechando esas variaciones de precios; otras, esencialmente bancos, incluyen entre sus líneas de negocio el ofrecerles a sus clientes protección contra este riesgo, lo que las vuelve activos jugadores del mercado aunque su intención no sea especular; a veces hasta lo hacen porque prefieren asegurarse de que sus clientes expuestos a este riesgo también lo reduzcan, lo que disminuye la probabilidad de que el riesgo crediticio que representan para sus banqueros se deteriore: se ha visto eso con compañías aéreas por ejemplo, a las cuales se les financian flotas de aviones, y se les ofrece protección contra las variaciones del precio del “jet fuel”.
Los mismos países que están expuestos fuertemente a este riesgo no deberían quedarse pasivos; pueden reducirlo directamente o asegurándose activamente, con incentivos de ser necesario, de que sus productores o compradores de commodities lo hagan, lo que es más fácil en teoría si estos son empresas estatales, a las cuales se les ordena hacerlo (el caso más típico son empresas exportadoras o importadoras de petróleo y combustibles).
Las técnicas de gestión del riesgo de commodities
Las hay relativamente simples pero también las puede haber muy complejas.
Se puede por ejemplo pactar contratos de compra y venta donde se permite que el precio sólo se mueva dentro de una determinada banda; un ejemplo típico es el de muchos negociantes de caucho, que en general buscan trabajar sin inventarios; como sus márgenes son relativamente pequeños tienen que asegurarse de que su precio de venta sea superior al de compra, frente a compradores que buscan poder aprovechar de cualquier baja que se produzca antes de la entrega. Entonces se pactan cláusulas de variación de precio que dan cierta flexibilidad, y ellos se refleja incluso en la técnica de pago utilizada a menudo, que es la carta de crédito (donde sólo se paga al vendedor cuando da ciertos documentos que prueban la entrega); esta vendrá con cláusula de variación de precio incorporada. Eso funciona muy bien cuando todos respetan las reglas del juego; desgraciadamente no siempre es así, como dijimos en el post anterior (el negociante puede terminar completamente expuesto al riesgo de variación del precio).
Una variante son las compras y ventas condicionales, lo que supone que tanto la compra como la venta lo sean (sujetos a no salirse de cierta banda de precios). 
La técnica más utilizada son los futuros de commodities. Estos son bastante antiguos y se negocian en mercados organizados (“exchanges” en inglés), de los cuales hay más de 30 a nivel internacional, estando entre los más conocidos el London Metal Exchange (LME), el Chicago Mercantile Exchange (CME), el Chicago Board of Trade (CBOT), la Bolsa de Mercadorias & Futuros de Sao Paulo, el Tokyo Grain Exchange; se compensan ahí todas las operaciones al final de un período “x” (se habla de “mes de entrega” por ejemplo) y se usan intermediarios especializados. Los hay más chicos, como varios en EE.UU. centrados en cereales. 
Estos futuros son derivados donde el “subyacente” es el precio “spot” (del dìa) del commodity, y se cotizan precios a futuro a 30 dìas, 90 días, 6 meses, etc. Hay futuros “físicos”, que corresponden a transacciones reales sobre cantidades determinadas del commodity, pero los hay también “virtuales”, sin que se estén moviendo inventarios, una actividad que ha crecido rápidamente y que explica que los montos de los futuros que se transan sean mucho mayores que los correspondientes a operaciones físicas. Lo que hay que comprender es que para cubrirse de un riesgo de variación de precios no es necesario estar ligado a las transacciones físicas, aunque uno trate de contratar futuros que coincidan lo más posible con los períodos en que lo requiere su negocio. Los mercados principales de futuros son los agrícolas (trigo, maíz, cacao, café, etc.), los de metales (cobre, zinc, oro, plata, etc.), los de energía (petróleo y derivados, gas natural, pero también electricidad y carbón), los de transportes (como el Baltic Exchange para los fletes marìtimos).
En un mercado normal, los precios de los futuros son más caros que el spot, puesto que se paga la “variable tiempo” al mismo tiempo;  se habla de mercados “in contango” (con una idea implícita de “en harmonía”); pero a veces, en razón de las anticipaciones de los operadores, puede ser al revés, los precios de los futuros se vuelven inferiores, un fenómeno que se llama “backwardation” (es la idea del “caminar retrocediendo”). Como ven, gestionar el riesgo con futuros no es tan simple como parece, hay que tener cuidado constantemente con las fechas de los contratos, y ver si se renuevan o no, o si se cierran antes de la fecha, es decir ir tomando posiciones en el mercado, en función a anticipaciones de precios, que pueden no realizarse. Obviamente, es más fácil cuando sólo se hace con contratos físicos precisos, pero pocas veces es posible; la gran mayoría de futuros no son “´físicos”.
Un producto derivado similar a los futuros son los “forwards”, que se negocian en mercados no regulados, llamados OTC (over-the-counter) y donde uno se compromete a comprar o vender también a una fecha futura a un precio determinado; pero ahí se trata de transacciones directas sin compensación centralizada y son menos fáciles de “deshacer” antes del plazo.
También se usan los “swaps” (intercambio de flujos), lo que es menos habitual, salvo en el mercado petrolero, donde se intercambian periódicamente diferenciales de precios en equivalentes de volúmenes de petróleo (en barriles) entre un precio fijo y un índice variable (como el precio del Brent).
(Continuará)

COMENTARIOS

  • 1
  • 11.09.2012
  • 12:54:56 hs
Juan Flores Villanueva

Cuando se trabaja con volumenes es necesario utilizar este tipo de contratos, porque eso es lo que son: compra venta a futuro. Los commodities se venden de esta manera porque es necesario acumular stocks para la entrega. Normalmente el vendedor no produce (o acumula) para vender spot y es que hay una razón poderosa: la parte financiera. Los stocks que van acumulándose permiten obtener capital de trabajo vía warrants, por ejemplo, instrumento financiero que sumado al contrato de venta permite financiación a corto plazo, que será cubierta con la entrega y liquidación de la carta de credito. Un movimiento tipo lo tenemos muy desarrollado en el Perú y es el de la harina de pescado. Es una industria que necesita capital de trabajo en gran volumen, con demanda sostenida en el mundo y los bancos nacionales lo conocen muy bien.

  • 2
  • 11.09.2012
  • 03:19:02 hs
ANGEL RAMIREZ

Y QUE PASA CON LOS WARRANTS Y LAS OPCIONES.

  • 3
  • 11.09.2012
  • 08:20:45 hs
Francisco

Gracias por su respuesta anterior respecto a las plataformas de Forex. Sin embargo allí se puede operar intradía y en el mercado de divisas se encuentran ciertos tipos de Brokers, los cuales son: ECN, NDD, DealingDesk y Market Makers.
Por sus siglas en inglés
ECN significa Electronic Communication Network, los cuales trabajan de FORMA DIRECTA con el mercado donde también se encuentran los Market Makers, Bancos y Operarios. El tipo NDD significa No Dealing Desk y estos funcionan SIN INTERMEDIARIOS, de modo que sus transacciones se realizan de forma automática. Los Dealing Desk si poseen una SALA de Operaciones que trabaja como intermediario en las operaciones de los usuarios. Los Market Makers son CREADORES de Mercado. Gracias nuevamente

  • 4
  • 15.09.2012
  • 01:03:29 hs
YORTAN zevallos garcia

Que tenemos con los Warrants
Gracias

  • 5
  • 15.11.2012
  • 10:47:20 hs
Marcos

Subscrevo mas para levar um passo mais e0 frente, criar um relae7e3o com o cnielte concordante com a forma de estar e comunicar da marca.Uma marca de desporto ne3o comunica da mesma forma que uma marca de moda mais refinada, ne3o embala da mesma forma, etc

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño