Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

La “Prociclicidad” del Financiamiento: el Ejemplo del Petróleo

Cuando se utiliza la palabra “prociclicidad” se está pensando cuando se trata de flujos de capitales (acciones y bonos) y de créditos que se vuelven muy abundantes cuando la situación es favorable, y que se “secan” cuando deja de serlo; eso lleva a espirales excesivamente optimistas o demasiado pesimistas, con efectos desmesurados. Y esto es aún más obvio en algunos sectores económicos sujetos a una fuerte volatilidad de precios. Un excelente ejemplo es el sector petrolero: ¿oyeron hablar de BPZ Resources, presente en nuestro país, quien tuvo que acogerse a la Ley norteamericana de protección de quiebras, para poder reestructurar sus deudas?

 Hasta no hace mucho, los precios del petróleo parecían destinados a quedarse a un nivel muy elevado, salvo el “bache” del 2008-2009. Esto favorecía enormemente por ejemplo a la industria del petróleo de esquisto en los EE.UU. El Financial Times recordaba hace poco que el sector de exploración y producción petrolera de ese país recaudó del 2007 al 2014 nada menos que USD 875 mil millones: 95 en acciones, 206 en bonos y 574 en créditos sindicados. Un entusiasmo absolutamente desbordante de los mercados de capitales, que también se vio en muchos otros países; y lo habrán notado: con una fuerte dominación de la deuda, casi 8 veces respecto de las acciones en este caso.

 Y últimamente, con la baja acelerada del precio del petróleo ¿cuál es la situación?:

 . se conoció que dos grandes bancos norteamericanos quedaron atrapados con un bridge loan o crédito puente, de más de USD 800 millones a una empresa petrolera, que se volvió imposible de sindicar; como expliqué en anteriores posts sobre los riesgos de esos créditos, estos sólo se hacen en general cuando se tiene anticipaciones muy favorables sobre los mercados; porque aquí uno no se da ni siquiera la oportunidad de tratar de sindicar, y si negoció bien y las cosas salen muy mal, ejercer la cláusula de “material adverse change” (cambio sustancial y desfavorable de la situación), para no quedarse atrapado en una posible toma del riesgo de sindicación. Cuando ya se adelantó los fondos de esa manera, uno queda atrapado y punto, sólo queda refinanciar/reestructurar el enorme monto que uno tiene en el balance, como está pasando en este caso

 . la petrolera de Kazajstán Max Petroleum podría quebrar si no llega a un acuerdo con su principal banco acreedor ruso

 . el canadiense Ivanhoe Energy, con producción en varios países, quebró  en febrero

 . el sueco PA Resources y el noruego Noreco están negociando restructuraciones de sus deudas

 . el australiano Jupiter Energy ha tenido que abandonar la producción en sus pozos en Kazajstán

 . y por supuesto, tenemos el caso de BPZ Resources, que ha tenido que apelar al famoso Capítulo 11 de la Ley de Quiebras norteamericana para poder reestructurar sus deudas con menos presión de parte de los acreedores.

 Estos son ejemplos de una verdadera hecatombe en el riesgo crediticio del sector, que no da signos de parar; si el petróleo sigue así, veremos seguramente muchos más casos, incluido en entre los productores de petróleo de esquisto, que han crecido de manera muy “apalancada”, algo típico de los periodos de euforia.

 Conclusión

 Siempre el mismo problema con estos sectores donde los precios internacionales pueden llegar a subir tanto que muchos financistas y prestamistas olvidan completamente, a pesar de toda la evidencia histórica, que los precios también pueden bajar…y mucho. Y cuando pasa la euforia, vemos siempre el exceso inverso, donde muchos bancos se ponen tan “duros” que ponen a muchas empresas contra las cuerdas, y sólo les queda usar el Capítulo 11 o mecanismos similares en otros países o irse a la quiebra, cuando con algo de sangre fría, se podía refinanciar o reestructurar hasta que vuelvan tiempos mejores (aunque por supuesto, tampoco falten los “casos perdidos”, de empresas que todo lo hicieron con deudas, y pudieron hacerlo por el sobre-entusiasmo de muchos financistas y prestamistas).

Como ven, estas cosas no sólo suceden con las “burbujas” inmobiliarias.

COMENTARIOS

  • 1
  • 31.03.2015
  • 07:47:01 hs
Jaime Bazán

Excelente Post! Muy didáctico.
Es parte de la fiesta que los inversionistas y bancos se emocionen y presten mucho dinero cuando los precios de los comodities estén al alza. Ya aplica a las empresas operadoras moderar su relación deuda /capital y hacer algo mas “seguro” su producción. Ojalá no caigan mas petroleras en el Perú , ya bastante con las trabas burocráticas que ahuyentan las inversiones.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño