Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Riesgo País, “Desastres Naturales” y Seguros

En el post del 23 de octubre último, acerca de la estabilidad financiera y los desastres naturales, mencionaba cómo a nivel de las organizaciones internacionales había un interés creciente por estudiar y ver cómo mitigar los impactos que los desastres naturales podían tener en la estabilidad financiera de un país. Pero este interés no se limita al tema de la estabilidad financiera, también se está enfocando de manera creciente en los impactos macroeconómicos y en el riesgo-país. Veamos:

 El 10 de setiembre 2015, la agencia clasificadora Standard and Poor’s publicó un interesante estudio llamado “Storm Alert: Natural Disasters Can Damage Sovereign Creditworthiness”, o en castellano: “Alerta de Tormenta: los Desastres Naturales pueden dañar la clasificación crediticia soberana”.

 Dicho estudio muestra cómo los diferentes tipos de desastres pueden impactar en la clasificación crediticia de un país no sólo por los daños directos que pueden producirse en las construcciones y en la infraestructura, sino también, y sobre todo a través de impactos más prolongados en el crecimiento del PBI (daños a las unidades productivas), en la balanza de pagos (daños a la capacidad exportadora e incremento de importaciones para la reconstrucción), en el equilibro presupuestal (pérdida de ingresos para el Estado) y en la deuda pública (por el déficit presupuestal y las necesidades de reconstrucción). Según la agencia el impacto en un período de 5 años puede ser de entre 1 o 2 “escalones” según los países, sin tomar en cuenta los posibles efectos en la gobernabilidad y la situación de seguridad interna.

 Obviamente los pequeños países son relativamente más sensibles por su “limitada diversificación geográfica”. Pero también pueden serlo economías mucho más grandes, siendo para ellos especialmente perniciosos los terremotos de gran magnitud, destacando Chile, Japón, Taiwán, Perú y Turquía, pero también para algunos los ciclones tropicales (Bangladesh y Vietnam), y las inundaciones (Tailandia). La razón es que dichos desastres pueden golpear a las regiones más pobladas y/o económicamente desarrolladas, lo que magnifica los impactos.

 Pero dicho estudio ofrece también una visión más “optimista”: el hecho de que los impactos potenciales en la “nota-paìs” pueden reducirse de manera considerable si la penetración de los seguros en el país es alta. Entre las razones: la economía se recupera más fácilmente pues las empresas tienen mayor capacidad de recuperar su pérdidas y sobrevivir, las personas pueden recuperar los medios de tener nuevamente casa, y de manera “macro” la reconstrucción es financiada más fácilmente, con menos impacto en las finanzas públicas; al mismo tiempo, si los aseguradores locales se han reasegurado ampliamente en el exterior, hay un impacto positivo en términos de balanza de pagos por el importante flujo de indemnizaciones. Se cita el ejemplo de Nueva Zelanda con los terremotos de 2010/2011, en los cuales 80 % de las pérdidas estaban aseguradas.

 No es la primera vez que a nivel internacional se hace ese tipo de análisis:

 . un “working paper” del 2011 de la OECD, hecho conjuntamente con el Banco Mundial y la Universidad de Wharton, aunque dedicado esencialemente al financiamiento soberano de los desastres naturales, y la experiencia mexicana, le dedica unas líneas al caso de Chile, con el terremoto de Maule del 2010 y la enorme diferencia que representó el tener por lo menos 25 % de las pérdidas totales aseguradas, en vez de 7 % en el caso del terremoto de 1985 que afectó a Santiago. En el 2009, las tres cuartas partes de las grandes empresas estaban aseguradas contra sismos e incendios, y la tercera parte de las Pymes, así como 24 % de las viviendas. Por supuesto, algunos dirán que igual fue insuficiente, pues hubo algo más de deuda pública y aumento de impuestos. Pero para un país emergente, lo logrado es considerable, sobre todo comparado con la situación anterior. El impacto para el país fue mucho menos severo de lo que hubiera sido sin ese grado de penetración de los seguros.

 . Y lo que es menos conocido aún, es un estudio publicado en diciembre del 2012 por el Bank of International Settlements (o BIS), o Banco de Pagos Internacionales, del cual depende el famoso Comité de Basilea, que da la pauta internacional en materia de regulación y supervisión financiera, y cuyo título sería en castellano “¿Riesgos no Mitigados? Nueva evidencia acerca del costo macroeconómico de los desastres naturales”. Aparte de mostrar como los desastres naturales impactan de manera negativa el crecimiento de largo plazo de un país, más allá de los daños directos, también muestra el efecto macroeconómico positivo de una buena penetración de los seguros, pues facilita la reconstrucción; según la data estudiada, el efecto positivo sería aún más visible a partir del tercer año de producido el desastre (aunque positivo también desde el primer año), y parece ser mayor en el caso de terremotos y erupciones volcánicas que en el de eventos climáticos. Pero de todas maneras el efecto macroeconómico es innegablemente positivo, y parece ser aún mayor en el caso de países de renta baja o media, que son justamente los más afectados en lo macroeconómico cuando se producen grandes desastres naturales.

 Lo que sorprende un poco es que aunque este importante estudio haya sido efectuado para el BIS, a nivel del Comité de Basilea no se haya sacado aún todas las consecuencias en materia de regulación y supervisión de entidades financieras. Algo que podría cambiar, luego de la reunión del Financial Stability Board mencionada en el post anterior. Los trabajos de lo que algunos llaman ”Basilea 4″ (aunque el proceso de Basilea 3 no esté terminado) serían una buena oportunidad para ello.

 Y también es importante tomar en cuenta lo que indica Standard and Poor’s: que su metodología de rating ya incorpora en cierta medida la exposición al riesgo de desastres naturales. Y como hemos visto, ya está estudiando cómo el grado de penetración de los seguros influye en el mayor o menor grado de vulnerabilidad de una economía, coincidiendo con el estudio del BIS del 2012.

 Como lo dije en el post anterior: se debería tomar en cuenta estas advertencias que nos están llegando del exterior, y hacer en serio lo necesario para aumentar lo más rápidamente posible la penetración de los seguros contra desastres naturales entre las viviendas y las empresas, y hacerlo bien, buscando la protección de estas y no sólo de sus acreedores.

 

 

COMENTARIOS

  • 1
  • 03.11.2015
  • 07:28:25 hs
Rafael

En Perú, deberíamos tener en cuenta todas estas advertencias, para no lamentar mas tarde estos desastres.
En el caso del Agro, el gobierno central debería tener al día los datos de Siembra y Cosecha (Ministerio de Agricultura).

  • 2
  • 10.11.2015
  • 02:02:07 hs
moises alberto abanto muñoz

En el Perú es muy grave la excesiva concentración en seguros patrimoniales. Una sola compañía de seguros tiene el 60%. Si en Chile en el 2010 hubiera pasado eso esa compañía posiblemente hubiera quebrado ya que el reaseguro solo paga un porcentaje.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño