Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Financiamiento Electoral, Corrupción y Riesgo País – Recordaris

 

Las últimas noticias sobre aportes electorales efectuados de manera indebida han sido ya ampliamente comentadas, incluyendo durante el último CADE, con diferentes grados de mea culpa. Muchos en nuestras élites empresariales parecen además descubrir por fin lo que es el riesgo reputacional. Pero también sería bueno recordar hasta qué punto el financiamiento electoral empresarial, peor aún si no es transparente, puede ser extremadamente peligroso desde el punto de la vista de la gestión de nuestro riesgo país de largo plazo por nuestras instituciones y por nuestras élites empresariales.

 

En el post de Octubre del 2015 sobre “Los Riesgos de las Grandes Operaciones en Efectivo”, escribía lo siguiente:

 

Pero lo que es más grave aún, dejando de lado las posiciones ideológicas de aquellos que al contrario quieren que el Estado haga lo menos posible (mientras se quejan de la falta de los bienes públicos ya mencionados), es que la cultura de hacer grandes transacciones en efectivo es una verdadera amenaza para el desarrollo y la sostenibilidad institucional del país. Solo doy ciertos ejemplos:

 

. es lo que vuelve posible el lavado del dinero por todas las formas de crimen organizado, empezando por el narcotráfico; así, el crimen organizado se va apoderando cada vez más de partes de la actividad económica normal

 

. es lo que facilita que potencias extranjeras de facto hostiles puedan financiar actividades subversivas o de sabotaje en el país; por ejemplo, grupos hostiles a la inversión extranjera y a toda inversión privada por razones ideológicas pueden ser más fácilmente financiados por países que abrigan intenciones hostiles ocultas contra nuestro país

 

. y es lo que facilita la penetración del crimen organizado en la política; y acá ni siquiera es útil decir que se pondrá un tope relativamente bajo a los aportes en efectivo a campañas electorales y a partidos políticos, porque lo que harían las fuerzas delincuenciales es repartir los depósitos para que estén debajo del límite.

 

En realidad, la posibilidad de aportar en efectivo en la política debería ser de cero, para que la UIF y otras instancias idóneas puedan investigar más fácilmente de donde viene el dinero, y que las sanciones puedan ser durísimas….acá estamos en el Perú, no en Europa Occidental, y el crimen organizado es una amenaza mucho más grave para la sostenibilidad de largo plazo del país. La probabilidad de que las grandes sumas en efectivo tengan orígenes delincuenciales es mucho más alta.

 

En dicho post, y en otros, he tenido la oportunidad de recordar cómo el tema de la corrupción en el caso del Perú, que puede efectuarse también a través de diferentes formas de financiamiento electoral (para fines prácticos, si uno lo piensa bien, un candidato político o jefe de partido político, se pone en posición de funcionario público, aunque sea expectante) puede ser además una amenaza para la seguridad nacional.

 

En otro post del Setiembre del 2017, “Corrupción y Riesgo País – Toma de Conciencia Urgente”, volvía a tocar el tema, añadiendo el aspecto de riesgo reputacional, y aludiendo al que se podía efectuar por temor a ciertos candidatos:

 

Lo que me lleva a otro aspecto clave para el riesgo país: el financiamiento de las campañas electorales. En términos generales, no estaría en contra de que exista financiamiento empresarial si se hace como en los EE.UU., de manera muy transparente; además, dejando de lado suspicacias extremas muy típicas de nuestro país, en realidad la mayoría de empresarios no tienen en mente ventajas futuras, sencillamente buscan contribuir a que no gane alguien que les preocupa mucho, o tienen sus simpatías particulares, y están en su derecho; pero en dicho país existe un Estado de Derecho digno de ese nombre; puedo entender las reticencias de algunos a que se conozca su contribución, pues el temor a represalias posteriores “si gana el otro” está ahí, muy presente. PERO AL MISMO TIEMPO, SIN ESA TRANSPARENCIA, SE DEJA ESPACIO AL LAVADO DE DINERO EN GRANDE. EN ESE CASO, QUIZÁS SEA MEJOR QUE ESE FINANCIAMIENTO SEA PURAMENTE PÚBLICO y mediante franjas electorales obligatorias y equitativas en los medios de comunicación. A DECIR VERDAD, NO CREO QUE A MUCHOS EMPRESARIOS LES HAGA MUCHA GRACIA ENTERARSE DE QUE SON DE FACTO “SOCIOS DE FINANCIAMIENTO POLÍTICO” DE NARCOTRAFICANTES, ETC., ETC.

 

Desde entonces, mi punto de vista ha evolucionado cada vez más en esa dirección. Y lo revelado desde el 2017 y últimamente sólo me puede confirmar que es la dirección correcta. Y que más que nunca, muchos deberían entender que no vale la pena correr el riesgo de apoyar financieramente a gente con antecedentes poco recomendables que no se hubieran debido ignorar, menos aún ahora, a la luz de las alianzas con los sectores más corruptos del sistema judicial y de la profesión de abogado que han ido apareciendo claramente.

 

AL RESPECTO SON NOTABLES la intervención de Elena Conterno en el CADE, en el sentido de que no debería existir financiamiento electoral empresarial en absoluto, y la última entrevista de Jorge Medina, ex presidente de ProÉtica, en Perú 21. Ambos adoptan, si uno las lee bien, una perspectiva que muestra consciencia de lo peligroso que el financiamiento electoral privado puede ser para nuestro riesgo país y sostenibilidad de largo plazo.

 

Sobretodo cuando dicho financiamiento parece favorecer desmesuradamente a candidatos “favorables a puros intereses empresariales”, lo que crea una impresión de un grupo de gentes muy poco éticas, por decir lo menos, que sólo piensan en sus propios intereses, juntando poder económico y poder político. Todo un AUTOGOL para la democracia, como también se dijo.

 

Solo añadiría que, a estas alturas, hasta el financiamiento privado individual del candidato por si mismo o por su familia o amigos, debería estar prohibido o por lo menos fuertemente limitado, con derecho para la UIF de auditarlo todo de oficio, sin ni siquiera mediar un “reporte de operación sospechosa” previo. Sencillamente porque ese supuesto financiamiento “con la suya” o “afectivo” puede muy probablemente ser, en un país como el nuestro, lavado de dinero sucio de todo tipo de actividades de crimen organizado (incluso robado al Estado por uno mismo o por parientes en gestiones anteriores) y/o coimas adelantadas y/o coimas post facto disfrazadas.

 

Y que, esta vez, como ya lo escribieron diferentes columnistas, el cambio de comportamiento empresarial respecto de este tema y de la corrupción en general sea real, con medidas concretas y duraderas, y no sólo discursos espectaculares en la emoción del momento que la mayoría de la población no cree y de los cuales se burla (cuidado con la burbuja de ilusiones que se crea cuando se está entre pares). Creerse ese cuento de que en nuestro país no podría pasar lo mismo que en los países vecinos puede ser muy peligroso.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

(Sobre)vivir en Madrid

Rafael Robles

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño