Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Nuestro Grado de Inversión y el 2021

Ya he tenido la oportunidad de manifestar en los últimos meses lo que pensaba de los últimos inquietantes eventos en el Perú desde el punto de vista del manejo del riesgo país. Hace pocas semanas, la clasificadora internacional Fitch casi nos baja la nota país, y al final, gracias a ciertos técnicos clave del MEF, la cosa quedó felizmente en la  conservación de la nota, pero aún así con “perspectiva negativa”, algo que no le sucedía al país hace muchísimo tiempo. El riesgo ahora es lo que pueda pasar con las otras clasificadoras también. Es una lástima que esto caiga justo después de que el MEF lograra, con un excelente sentido de  la ventana de oportunidad por parte de sus técnicos, una exitosa emisión de bonos de larga duración apenas se conoció el nombre del nuevo Presidente.

 

Es interesante la lectura detallada del informe, porque aún con el lenguaje diplomático típico de esos informes, pone bien claros los factores clave para esa opinión no muy favorable que digamos, y que desarrollaré aquí con una visión de gestión del propio riesgo país, que de todas maneras siempre será desagradable para los que sólo ven las cosas en función de sus simpatías políticas, al punto de ignorar o falsear hechos observables (debo recordar que uno de los propósitos de este blog es concientizar sobre la importancia del manejo responsable de los riesgos, que no debería ser un tema de especialistas: cada una de nuestras acciones, como individuos, como empresas, como instituciones, etc. genera riesgos en cascada para los demás y para el país):

 

. una inestabilidad política muy fuerte que empezó en el 2016 y que generó una serie de encadenamientos negativos; no se debe olvidar cómo lo analizaron en su momento observadores externos objetivos: unas elecciones viciadas desde el comienzo por la exclusión por razones muy poco convincentes (por decir lo menos) de dos candidatos con opciones serias e incluso de sus listas congresales para uno de ellos; y luego la no aceptación de su derrota por la candidata perdedora que luego buscó constantemente la destrucción y/o sumisión del ganador y de su sucesor aprovechando una mayoría congresal artificial que seguramente no hubiera existido sin el primer factor. El golpe combinado de ambas cosas para el futuro institucional del país ha sido brutal, con efectos deletéreos sucesivos que, ¡cuidado! no han terminado de desplegarse completamente aún, y con el riesgo de una situación similar con las elecciones del 2021. Cualquier observador externo con un mínimo de conocimiento de ciencia política comparada sabe que el Perú está en crisis política permanente y profunda desde ese año preciso y por qué, y el Perú no es el único país con problemas de ese tipo; si el Perú se salvó de una baja de la nota país en esos años es gracias a un manejo de las finanzas públicas por parte del Ejecutivo que siguió siendo responsable, y gracias a instituciones independientes como el BCR y la SBS

 

. las acciones catastróficas del Congreso actual, tanto desde el punto de vista de la desestabilización del país, como de la destrucción de las finanzas públicas, tema ya más que bien comentado por casi todos los economistas en el Perú (no tengo nada que añadir) y la búsqueda de una mayor destrucción de lo que queda como institucionalidad. Por si acaso, los ataques a la SBS no han pasado desapercibidos, así como no han pasado desapercibidos los perfiles antidemocráticos o mafiosos de dos partidos que han tenido el rol más determinante en la desestabilización política y de las finanzas públicas, algo que ya he tenido la oportunidad de señalar; resulta increíble que otros que no tienen esas características se les hayan aliado con tanto entusiasmo, y que aquéllos hayan podido participar en elecciones sin que las autoridades electorales, tan prontas a excluir a candidatos y partidos normales en base a formalismos, no hayan hecho nada al respecto, a pesar de que sí se hayan mostrado capaces de cerrarle el camino a los avatares de Sendero Luminoso. Esa manera de considerar a los aspectos formales como mucho más importantes que los aspectos de fondo es extremadamente peligrosa desde el punto de vista del riesgo país: con esa lógica, si toda la parte formal está bien, cualquier agrupación de narcotraficantes o de mineros ilegales crea su propio partido o cualquier organización notoriamente subversiva (SL u otra) se alía a un partido político como “vientre de alquiler” y participa en las elecciones. Otro factor agravante para el riesgo país ahora es que el Tribunal Constitucional no haya querido pronunciarse sobre el uso de la figura de la vacancia: eso es inestabilidad política crónica asegurada para el futuro, para cualquier gobierno, y destrucción asegurada de las finanzas públicas por lo menos por el lado de los ingresos del Estado, pues la inestabilidad política crónica asusta, cada vez menos gente se animará a invertir en el Perú, y el consumo también se afectará; esperemos que esto se corrija pronto

 

. el tema de estar atrasados con las compras de vacunas se debe esencialmente a este Congreso, el cual, en vez de aprobar rápidamente la urgente ley enviada por el Ejecutivo en setiembre para facilitar la compra de vacunas aún no aprobadas (un problema técnico normativo que también se presentó en otros países, incluso de la región, que tuvieron que aprobar leyes para ello), se dedicó a otras cosas, entre ellas las dos vacancias. He notado últimamente toda una campaña en el Perú tratando de soslayar este hecho para culpar al Ejecutivo, que ciertamente tuvo sus propias disfunciones (pero de menor impacto, salvo esa manera de hacer anuncios tomando sus deseos por realidades, un fenómeno observado en otros países). Pero esa parálisis estatal para comprar vacunas aún no aprobadas, por miedo a cuestionamientos posteriores de la Contraloría es un problema demasiado real, lo he visto también en otros campos y a veces de manera que puede parecer grotesca (un fenómeno que he bautizado “interpretaciones restrictivas creativas” y que he tenido la oportunidad de explicar en un post de hace varios años sobre “Los tres motivos del oidor”, basándome en la famosa Tradición de Ricardo Palma; básicamente es una forma de riesgo operacional sistémico). No se imaginen que el Perú es el único país con ese problema. Funcionarios de países hermanos me han contado anécdotas similares. Dicho problema se agrava sin embargo en países con “canibalismo político” e impredictibilidad judicial extremos como el Perú. El tema sanitario es además uno de los que más temores administrativos genera, incluso en países desarrollados, pero en países menos desarrollados el atraso normativo suele ser mayor. No por nada en varios países que se nos adelantaron se votaron leyes para eso, porque los ministerios y otras entidades estatales necesitaban protegerse frente a tantos “generales después de la batalla” acusadores (como le pasó a una ministra francesa de la Salud acusada de haber malgastado dinero en demasiadas dosis de vacunas para la pandemia H1N1 del 2009). Ahora bien, debo reconocer que en el Perú, la auto-parálisis administrativa por temor alcanza niveles tan demenciales, que resulta muy difícil de entender para observadores externos (yo mismo, por mi larga experiencia en ambientes más desarrollados y eficientes, tampoco la entendía, me tomó muchos años entender que, en el contexto concreto del Perú, era algo racionalmente explicable; la Contraloría, institución por la que tengo un gran aprecio, debería preguntarse sin embargo qué puede hacer para mejorar sus procesos y enfoques y dejar de inspirar tanto terror y parálisis y para no ser usada indebidamente como arma por políticos o “políticos” inescrupulosos).

 

Con estas reflexiones a partir del informe de Fitch Ratings, espero que para el 2021 no se produzcan mayores sobresaltos para nuestras notas país, entre otras cosas mediante lo siguiente:

 

. que por lo menos suficientes congresistas tomen conciencia de lo que hacen para no acompañar en el juego subversivo (por estrategia del caos, o de “agudización de las contradicciones, y/o por afán extremo de lucro) de algunos

. que en instituciones como los órganos electorales y el Tribunal Constitucional también tomen conciencia sobre los riesgos que generan sus decisiones para el país

. que organismos como la Junta Nacional de Justicia o la Contraloría o los del Sistema Judicial entiendan mejor lo importantes que son para el riesgo país, como lo entienden el MEF, el BCR y la SBS

. que en el MEF, que sigue teniendo un titular de primerísimo nivel, se sepa tomar las medidas necesarias para que los mejores talentos no se vayan; la entrada en el régimen de SERVIR es un gran paso, pero eso no basta, hay otros aspectos muy prácticos a considerar

. que en el Poder Judicial y en el Ministerio Público se entienda bien que la suspensión de partidos políticos sólo puede ser algo excepcional, concentrado en casos muy obvios como los que he mencionado; para defender al Estado de Derecho, ciertas armas deben usarse con parsimonia

. que, visto que de todas maneras, como en otros países, nuevas olas y rebrotes son inevitables, el atraso con las vacunas se pueda disminuir lo más rápido posible; ahora sí, la responsabilidad está totalmente en la cancha del Ejecutivo, salvo nuevas desestabilizaciones por parte del Congreso.

 

En cuanto a las elecciones del 2021, desgraciadamente las reformas políticas más importantes no se hicieron, o sea que sólo nos queda desearle al país que los electores se den cuenta de que los congresistas del 2016 y del 2020 de los que tanto se quejan, los eligieron ellos mismos, y que ellos mismos, con reacción de puro hígado, quisieron la no-reelección de congresistas, que empeoró las cosas. Y de que uno es responsable de por quién vota, o de su ausencia de voto, es demasiado fácil quejarse después. Esperemos que así sea, tratemos de ser optimistas a pesar de la decepción gigantesca del 2020.

 

Y a pesar de todo, seguimos teniendo todavía fortalezas en las finanzas públicas, en las políticas monetarias y en la supervisión financiera que muchos países nos envidian. Conservar nuestras buenas notas país no es nada difícil, en realidad. Y todavía se está a tiempo para revertir la tendencia negativa, en muchos casos ni siquiera es hacer ciertas cosas, lo que no siempre es fácil, es sobretodo dejar de hacer barbaridades, lo que es muy fácil con un poquito de buena voluntad.

 

Les deseo un Feliz 2021, lo mejor posible en estas circunstancias, sin dejar de cuidarse y de cuidar a los demás y al país. No olviden que cada uno tiene un rol positivo que jugar para que el 2021 sea mejor que el 2020.

COMENTARIOS

  • 1
  • 04.01.2021
  • 03:17:51 hs
Jonny Mayandía

Muy buen diagnóstico y recomendaciones, gracias.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño