Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Riesgo Operacional Estatal Sistémico y Riesgo País: Empeorando

Quisiera empezar por la conclusión de mi post de Julio del 2013 sobre Riesgo Operacional Organizacional: Y cuando en un Estado, diferentes entidades públicas y/o autoridades no se articulan de manera suficiente, produciendo inacción y parálisis ante amenazas inminentes que todo el mundo ve llegar, caos y desorden y más parálisis frente a un evento catastrófico natural o de otro tipo, o parálisis de un gran número de inversiones urgentes para un país: ¿no estamos frente a una forma de riesgo operacional organizacional de carácter sistémico? El efecto ya no es solamente la incapacidad de responder a una situación desfavorable, y de “salir de un atolladero o de un hoyo”, sino la pérdida de oportunidades de creación de empleos y de desarrollo con un deterioro paulatino de las perspectivas de largo plazo.

 

Este post fue seguido por uno de Octubre del 2015 dedicado al problema de la debilidad institucional y cómo ésta podía impedirnos seguir progresando  en cuanto a la nota de riesgo país atribuida por las clasificadoras internacionales o incluso terminar por provocar una baja de la nota (un “downgrade”). Y en Marzo del 2018 por un post llamado Riesgo Operacional Estatal Sistémico y Riesgo País: Cuidado. En éste decía que hasta ese momento habíamos tenido mucha suerte, pero que había que seguir vigilantes, tomando en cuenta además factores de riesgo operacional, y mencionando el crecimiento del riesgo operacional estatal sistémico desde Agosto del 2016 así como el de la anarquía interna en las instituciones del Estado.

 

Como todos ya sabemos, a pesar de las permanentes tensiones políticas y cambios de Presidente el Estado, por lo menos en lo que respecta al Ejecutivo y a las instituciones autónomas (no podría decirse lo mismo del Congreso y de gran mayoría de los gobiernos regionales) siguió funcionando de manera más o menos correcta, aunque con las ya conocidas debilidades operativas, y políticas de Estado que llevaban mucho tiempo se mantuvieron mal que bien, con una tecnocracia digna de ese nombre. Y ello prosiguió durante lo peor de la crisis del Covid-19, aunque esta dejara a descubierto grandes debilidades estructurales que muchos no habían querido ver.

 

Y luego vinieron las surrealistas elecciones de este año, con una segunda vuelta entre dos candidatos que nunca hubieran debido poder presentarse si hubiéramos tenido una democracia realmente funcional. Ya he tenido la oportunidad de explicar por qué el que se llegara a esa situación se explica en gran parte por un riesgo operacional sistémico en ciertos organismos clave, que parecen haber olvidado que no se debería permitir entrar en el juego democrático a organizaciones y personas que persiguen la destrucción de la democracia, que ya se ha tenido demasiados ejemplos en la Historia que demuestran el absurdo de permitirlo.

 

Se nos acabó la suerte, los downgrades de la nota país ya los tuvimos a poco de iniciar el nuevo Gobierno con un primer gabinete que parecía haber sido armado para destruir al aparato estatal existente (me recordó las teorías sobre la destrucción del “Estado burgués” desde adentro al servicio de “los objetivos revolucionarios”), y que desde el comienzo desestabilizó a las FFAA y a RREE.

 

Ahora se vive una situación de riesgo operacional estatal sistémico extremadamente agudo, en el cual hasta lo que parecía mejorar con un nuevo gabinete se ha mostrado frágil:

 

. algunos sectores parecen seguir funcionando de manera normal, con tranquilidad o con algunos tropiezos que se espera temporales (Salud, MEF, RREE por ejemplo) y otros tener nuevos titulares que permiten esperar el retorno de una gestión pública normal

 

. pero en muchos otros, se ha sacado a los que conocían el trabajo y colocado a gente sin calificaciones o cuya misión parece ser la destrucción del Estado desde adentro en favor de ciertos intereses particulares o partidarios (incluyendo al de diversas mafias como las del transporte y la minería ilegal; parecería que a algunos “malos empresarios” se les quiere mucho en este Ejecutivo); no creo que se haya logrado mapear aún a todas las instituciones en estado de deterioro acelerado o paulatino

 

. se busca destruir Políticas de Estado que se habían mantenido por años, como la reforma magisterial y la reforma de la educación superior, la reforma de los sistemas de transporte, la reforma SERVIR, y hasta cabe preguntarse si no está sucediendo también en la práctica con la institucionalidad ambiental. Esto sucede además en alianza con varios sectores del Congreso, incluso supuestamente opositores; es el futuro del Perú lo que se está destruyendo (dicho sea de paso, me he quedado anonadado por un reciente artículo de Irma del Aguila sobre la PUN en el sector Educación: ¿semejante porcentaje de maestros sin capacidades mínimas de razonamiento? Pero ¿qué pueden aprender los alumnos en ese caso? Eso es riesgo operacional estatal sistémico EXTREMO)

 

. de manera general, una inestabilidad ministerial sin precedentes. Un tema sobre el que ya he tenido la oportunidad de comentar desde el punto de vista del riesgo operacional. Pero además se sigue viendo demasiado caos al interior del Ejecutivo; hasta algunas cosas que parecen sonar bien (aunque con slogans algo exagerados) podrían quedar sin efecto real por la falta de técnicos capaces de implementarlas

 

. una incertidumbre total en lo que respecta a la capacidad de entender realmente que la capacidad de atraer y generar inversión privada es algo frágil, y que basta con frases altisonantes o acciones súbitas desconcertantes para generar desconfianza (cuidado que en la prensa económica y financiera internacional más influyente ya se habla cada vez más del Perú como no digno de confianza para invertir); imposible saber por el momento si ese daño podrá repararse o no, aunque parezca haber deseo de rectificación

 

. desde el Congreso se sigue buscando atacar a instituciones autónomas clave (incluso parte de la institucionalidad económico-financiera) favoreciendo a diferentes mafias, y es de temer, por diferentes signos, que el Ejecutivo se una a dichas iniciativas para tener satisfechos a ciertos partidos de oposición o tenerlos de aliados de facto

 

. movimientos ultra-violentistas de extrema derecha (fenómeno relativamente nuevo muy preocupante) y de extrema izquierda (ese no es novedad, lo nuevo es que parece ser alentado desde sectores del Ejecutivo y del “partido de Gobierno”) parecen actuar con una gran impunidad desde hace tiempo, y aumentando sus niveles de violencia, sin verdadera reacción del aparato judicial y del aparato de orden público. Esto puede empeorar a niveles insospechados.

 

Esta lista no es exhaustiva, por supuesto. El hecho es que se sigue en líneas generales cuesta abajo desde el punto de vista del riesgo operacional y con impactos sobre el riesgo país y el futuro del país. Y que la advertencia en el post del 2018 no parece haber servido de mucho, desgraciadamente.

 

Como dije, felizmente hay ciertas islas que se mantienen o sectores que parecen poder recuperarse, y hasta se producen hechos positivos que parecen milagrosos en las actuales circunstancias (como el nuevo Directorio del BCR, que parece incluso mejor que el anterior). Un BCR sin el cual el Dólar se hubiera ido por las nubes (y que tuvo que quemar una enorme cantidad de reservas internacionales durante el primer gabinete para evitarlo). Y por lo menos sí se tuvo en gran parte el “efecto rebote económico” respecto de la mega-crisis del 2020.

 

Tal vez se logre detener esta espiral negativa en cuanto al riesgo operacional estatal sistémico, pero eso queda por verse. Uno de los riesgos que se pueden avizorar también es que se produzca cierta estabilización o mejora en la gestión pública, pero a costa del abandono de Políticas de Estado claves para el futuro del país y/o a costa de la seguridad nacional y soberanía nacional y de la confianza de los inversionistas de largo plazo internacionales. Ya tuve la oportunidad de advertir sobre esos aspectos antes y después del resultado de las Elecciones.

 

Cuidado que no terminemos con nuevos downgrades. No olvidemos que estamos con un entorno internacional aún adverso: inflación internacional en componentes clave de la canasta básica, una nueva variante del Covid-19 que amenaza con revertir la recuperación económica mundial, incluyendo la de los precios de los metales, entre otros factores. Y que desastres ligados a fenómenos naturales mucho mayores que el reciente sismo en la Selva pueden producirse en cualquier momento.

 

 

 

 

 

 

COMENTARIOS

  • 1
  • 02.12.2021
  • 02:11:22 hs
Olinda SOTO SOTO

La mejora en la gestión Publica, no se va evidenciar en los años siguientes porque en los gastos administrativos están incluidos como gastos corrientes: Servicios no personales-SNP se les paga con Ordenes de Servicios registrados en OSCE/SEACE, Asesorías, Consultorías, personal sin preparación adecuada, para realizar funciones del personal nombrado ingresan por favores amical y familiar, el nepotismo no existe en su diccionario, en SERVIR hay personal preparado. Se debe sancionar a los jefes de las Instituciones por no cumplir los Sistemas Administrativos del Estado. El MEF no debe dar fondos para esos gastos de personal, los gastos de mantenimiento de infraestructura deben rebajarse %, excepto educación, salud.
Su enfoque es buena, ahora como mejorar, solucionar ? la Contraloría opina y allí queda. en vez de Empeorando ahora Mejorando.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño