Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

OSIPTEL: La Mala Educación

Es loable que el OSIPTEL tenga la iniciativa de abrir el debate sobre las distintas normas que propone. Es también muy valiosa la capacidad de respuesta tan rápida que tiene para dialogar con la ciudadanía. Esto educa a la población y la incentiva a participar en el diseño de las políticas públicas que lo afectan diariamente.

Sin embargo, no parece adecuado proponer normas que parecen “micro regular” el mercado a niveles casi invasivos, o modificar las reglas de juego como si los actores del mercado fueran muñecos intercambiables en un tablero dominado por la discrecionalidad. Esto maleduca al consumidor.

Aunque lo anterior suene algo duro, la propuesta de modificación del reglamento de portabilidad que propone eliminar la suspensión de la línea portada de una empresa operadora a otra, aun cuando se mantengan deudas con la anterior, puede promover una serie de “antivalores” que nos está costando mucho combatir.

Si la norma se aprobase tal cual ha sido propuesta, un cliente moroso podría llevarse el equipo móvil que aún no ha pagado y usarlo con un nuevo proveedor. La regulación vigente, aunque le permite al usuario realizar el trámite de portabilidad presentando solo el último recibo pagado, obliga al nuevo operador a suspender la línea si es que se detecta que el usuario no pagó la deuda que mantenía con el operador anterior. Así ni línea ni equipo funcionan.

Esto podría cambiar radicalmente y hay dos efectos que considero negativos, en caso la norma se apruebe así como está. El primero: maleducamos al consumidor peruano (informal e irrespetuoso de las instituciones prácticamente por naturaleza) enviandole el siguiente mensaje: “no importa el contrato, no necesitas estudiar la oferta, tu firma no vale nada, simplemente comprométete a algo y luego rompe tu promesa cuando quieras”.

El segundo: distorsionamos el mercado, porque la empresa trasladará el costo de dicho riesgo al propio consumidor. Y, por lo tanto, justos pagarán por pecadores. Cobranzas diarias, ciudadanos con peores records crediticios y toda una burocracia generada debido a esta “puerta” abierta…

Pero analicemos otros sectores, a ver si encontramos algún ejemplo similar. En el caso del servicio eléctrico y las concesiones eléctricas, según lo dispuesto en el artículo 164 del Reglamento de la Ley de Concesiones Eléctricas, “el concesionario podrá abstenerse de atender solicitudes de nuevos suministros, a aquellos solicitantes que tengan deudas pendientes de pago, derivadas de la prestación del servicio en el mismo predio o en otro ubicado en la concesión”.

Es decir, si el propietario de un inmueble posee una deuda por el servicio de electricidad y decide, por ejemplo, vender su casa para solicitar un nuevo suministro, no se lo darán, mientras no cancele sus deudas pendientes. Y ojo que aquí el vecino no se lleva ningún medidor o equipo, propiedad de la empresa.

En cuanto al agua potable, hasta el año 2016 la norma era similar a la del sector eléctrico. Hoy, aunque la empresa prestadora de servicios de saneamiento (EPS) solo puede prohibir el acceso, en caso la deuda que el titular tiene provenga de una conexión ilegal, una sentencia del Tribunal Constitucional ratifica la postura de respeto al contrato y de responsabilidad del usuario que trato de defender.

Esta sentencia del 30 de enero de 2014, se aplicó a la acción de amparo presentada por un usuario moroso y dice a la letra: “mal podría sentirse afectado en sus derechos fundamentales quien pese a mantener una deuda pendiente, conocer de su morosidad, haberla recurrido ante las instancias correspondientes y haber sido ésta confirmada agotando con ello las reglas administrativas previstas, pretenda desconocer las reglas económicas que les dieron origen.”

¿Existen opciones que podrían darle más libertad al consumidor, sin incentivarlo a romper compromisos? Sí, pero en ningún caso se debe promover la irresponsabilidad o la relativización del contrato. Generalmente las deudas pendientes tienen que ver con el equipo que se adquiere, y el modelo o el costo de un celular no es inherente al servicio. Así, si el cliente quiere cambiar de proveedor y asumir el pasivo de aparecer en centrales de riesgo, dañando su record crediticio, de acuerdo, pero que al menos no se lleve el equipo celular que aún no ha pagado. Educación básica regular, que le llaman.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño