Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

Alimentación saludable: lo útil y lo inútil

menc3ba-infantilLa entrada. Fuerza Popular alista un proyecto de ley para que las cadenas de comida rápida y restaurantes adviertan a los consumidores sobre el contenido de grasa, azúcar, sodio o grasas saturadas que contienen sus platos. Un sudoroso paso más en esta interminable tragedia cargando la roca de Sísifo.

El presidente de la Asociación Peruana de Gastronomía (APEGA), Bernardo Roca Rey, ha dicho que una iniciativa así es “un exceso de fantasía”, y que “sería sumamente inútil”.

En primer lugar, opino que sería muy útil que los restaurantes y cadenas de comida rápida formales sinceren el contenido calórico de sus ofertas voluntariamente y rápido, sin que el Estado intervenga. Es imprescindible.

¿Como aceptar que el Estado le ponga octógonos a un paquete de galletas o a un chocolate que, en el estómago de un niño a golpe de 10 de la mañana es absolutamente inocuo en la porción correcta, pero ponerse tercos cuando se nos pide “etiquetar” una “Hamburguesa Royal” (carne, huevo, tocino, pan, más pan, papas al hilo, queso y varias cremas) que a las 10 de la noche es una bomba para cualquier sistema cardiovascular? Así no juega Perú.

Lo que es notoriamente inútil, y es una fantasía pero de terror, es que tanto el Congreso como el Ministerio de Salud (presionados o apoyados respectivamente por sectores anti empresa) quieran intervenir un sector productivo formal que concentra una relevante inversión privada y una alta productividad. Porque la gran mayoría de peruanos come en carretillas, quioscos en la calle, agachados o “huariques” donde no se pagan impuestos, no se respetan normas de sanidad, y no se piensa en la salud de niños y adolescentes. Pero ahí no se mete nadie.

El segundo. Se acaba de anunciar la implementación de los tan esperados “Quioscos Saludables” en escuelas públicas y privadas. Y tengo esta contradictoria sensación cuando veo sonreír en los medios a varios funcionarios públicos proclamando la buena nueva.

Como mencioné líneas arriba, si de verdad existe una sincera preocupación por la salud del pueblo, el Estado tiene que estar en primer lugar, ahí donde no se cumple la ley. ¿Cómo puede ser útil intervenir un espacio como el de la educación privada formal, en el que la información generalmente abunda y tanto padres de familia y escuelas pueden acordar de forma directa qué hacer o no con la alimentación saludable de sus niños? Me sabe mal. El Estado nunca, en condiciones naturales, debe reemplazar a la familia.

Incluso es discutible que se restringa la oferta en los colegios del Estado (nuestros impuestos, nuestros hijos), por lo que en general me parece una medida populista. ¿Saben dónde se comprarán estos productos señores burócratas? En la puerta del colegio, en la bodega de la esquina, y en el quiosco informal que se instalará en breve o que ya existe y ganará más platita. Hasta los niños llevarán productos para venderlos a sus compañeros. ¿Y qué harán? ¿prohibir los quioscos en las calles? ¿revisar las mochilas de los pequeños? ¿prisión preventiva para las señoras que venden golosinas?

El postre. Hemos engordado tanto a este animal ineficiente llamado Estado, que el camino de la “micro-regulación” parece irreversible. Y a la vez, hemos permitido que se endiose al funcionario vinculado a la salud pública, sin entender que la mayoría de veces no tiene ni más conocimientos ni más competencias en la materia que muchos académicos o profesionales del sector privado.

Por supuesto, el burócrata siempre declarará que regula por nuestro bien dado que la empresa quiere ganar dinero y no se preocupa por nadie. Pero detrás de este supuesto, brilla esa sutil soberbia por la que se creen “mas buenos” que los empresarios, y por la que creen saber “mejor que nosotros” cuál es nuestro bien.

Espresso doble. Para terminar, creo que tendríamos que dividir el debate en dos planos. En el plano regulatorio, la empresa privada debe dar los pasos adecuados rápidamente para tener una relación más transparente y menos asimétrica con el consumidor; y el estado debe detenerse a pensar, antes de regular. Y en el plano conceptual, sería sumamente útil reflexionar acerca de los límites que debe tener el estado moderno. Pero para demostrar que no necesitamos un estado grasoso y enorme, consumidores (usuarios) y empresarios (proveedores de un bien o servicio) tenemos que fortalecer nuestra relación directa con mecanismos equitativos y éticos. La pelota en ambos planos está en nuestra cancha: “tanta sociedad como sea posible, y tanto estado como sea necesario”, decía una antigua máxima política.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño