Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

¿Cuándo dejaremos de ser “el mundo al revés”?

petroleoperu-imagen¿Qué pensarían si les contara el final de la historia de la Revolución Francesa al revés? Imaginen que capturada la familia real, sus verdugos burgueses en vez de condenarlos, los sentasen nuevamente en el trono para negociar con ellos algunos beneficios rogándoles no ser condenados por haber iniciado una de las revueltas más famosas de la historia.

Imaginen que les cuento, también al revés, el final de la Guerra del Pacífico. Ya ocupando victoriosamente Lima, Lynch procede a reunirse con Iglesias, y le pide que tenga misericordia de su ejército, que lo deje retirarse al sur y le ofrece una indemnización por todos los saqueos, daños y destrucción causada en los últimos 4 años.

Imposible. En cualquier contexto histórico, en cualquier país, sería imposible. Pero no aquí. Aquí hay muchos a los que les gusta que el Perú pierda y están bien arriba en la jerarquía.

Les cuento rápidamente una historia “al revés” pero real…

El 27 de noviembre de 2018 un grupo de “protestantes” saboteó el oleoducto nor-peruano en Loreto y cercó la zona para que nadie ingrese a repararlo. ¿Saben por qué? Querían que el Jurado Nacional de Elecciones declare inválidos los resultados, simplemente porque no ganó el candidato que apoyaban.

Entre el 27 y el 28 de aquel mes, los medios más importantes cubrieron este tema, pero obviamente nadie fue al fondo del asunto. La noticia se calentó un par de días y se apagó. Teníamos un referéndum cerca. Las peleas entre Vizcarra y sus agonizantes contrincantes seguían dándole gasolina popular. Escenario perfecto para dejar que el petróleo se siga derramando sin que nadie diga algo.

Después de días, las empresas petroleras dejaron de trasladar petróleo, la selva se seguía contaminando, las pérdidas económicas crecían y Loreto terminaría en negativo por este incidente, pero ni la Presidencia del Consejo de Ministros, ni el Ministerio Público, ni el Ministerio del Ambiente hicieron nada relevante.

En este contexto, y como era de esperarse, otra comunidad aprovechó la debilidad del estado. La comunidad Chapi detuvo la operación en el lote 192 el día 7 de diciembre, solicitando que el estado vaya a atender “sus reclamos” (casi todos económicos y casi todos inventados). Pidieron que vaya el mismo Vizcarra, nadie más. Además, decidieron que ellos mismos debían ser contratados para reparar el oleoducto (obviamente).

¿Nada nuevo? Les resumo la historia. Estamos 5 de febrero (han pasado 68 días) y todo sigue igual: oleoducto roto, zona tomada, comunidades en protesta, pérdidas económicas enormes.

Recién hace 15 días, no por urgencia evidentemente, el primer ministro César Villanueva decidió poner el tema en su agenda. No viaja él “por mal tiempo”, pero envía una delegación de 24 emisarios a la zona. ¿Qué ocurre entonces? Los 24 emisarios son secuestrados por la “comunidad” rebelde.

¿Qué hizo el premier, entonces? No le queda otra. Por fin viaja a Loreto el 16 de enero. Logra liberar a los delegados e instala una mesa de “diálogo”.  Sí. Pero, ¿saben para qué? (cito literalmente el comunicado): para generar un “dialogo consensuado” y atender los “reclamos” de las comunidades. Luis XVI regresa al trono. Chile se rinde en 1883. El estado peruano se pone de rodillas.

Reflexionemos sobre nuestro mundo al revés:

Primero, ¿alguien hizo algo para detener este sabotaje? Sí. Petroperú envió cartas avisando a las autoridades competentes de la amenaza de boicot del oleoducto, en noviembre, con la anticipación debida, pero nadie quiso hacer nada. ¿Para qué hacer algo si puedes enterrar la cabeza?

Segundo. El premier no viaja para investigar y procesar a los delincuentes que han saboteado el oleoducto, o para procesar a quienes han mantenido la zona cerrada para que nadie pueda repararlo, o para procesar a quienes mantuvieron en cautiverio a 24 delegados del estado. No. Villanueva viaja para “dialogar” y atender “reclamos”. Podría haber separado la paja del trigo, pero no lo hizo. Dejó que la impunidad lo derrote.

Tercero. ¿Quiénes son los saboteadores? No son indígenas por si acaso. No son poblaciones vulnerables. No se crean el cuento ni lo quieran contar. Son sujetos golondrinos, foráneos, líderes anti-inversión, ex – trabajadores descontentos, agitadores, delincuentes… Aquí no ha habido responsabilidad empresarial. Tampoco ha habido responsabilidad del estado. Las comunidades nativas que buscan el desarrollo no hacen estas cosas. Las empresas formales no fomentan esta violencia.

En el 2012, la inversión en petróleo llegó a 1900 millones de soles. Sí, durante el gobierno del “rojo” Ollanta Humala. En el 2018, no pasó de 500. ¿Por qué? Porque en Perú las historias terminan al revés.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño