Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

El APRA nunca muere, pero…

Alan-Garcia_09Después de casi 100 años de existencia, el Partido Aprista Peruano (PAP) llega al culmen de una nueva crisis, en Semana Santa providencialmente, en Viernes Santo por si fuera poco. Y aunque estos días están plagados de misterio, para nadie lo es que toda crisis es una oportunidad y una etapa de cambios, renovaciones o confirmaciones. Todo tiembla.

Así, entretejer la crisis política del partido de la estrella con estos días de reflexión, parece obligatorio. La muerte de Alan, quien para casi todos (amigos o enemigos) fue el líder político más hábil, capaz y sólido del país, es un acontecimiento original y complejo.

¿Qué pierde el APRA con la partida de Alan García?

El partido pierde a su líder, pierde su poder en los ámbitos empresarial, social y político dentro del país. Pierde su fama, simpatía y contactos en círculos políticos internacionales importantes. Pierde su personalidad, su inacabable capacidad para aparentar estar siempre en lo cierto, mirando fijamente, sin temblar; su plenamente aceptada, odiada o admirada, presencia imponente, soberbia, indolente, por encima de las cosas. Tenía 70 años, le sobraba energía. Es triste, y es una gran pérdida.

¿Qué gana el APRA con la partida de Alan García?

La muerte no es el fin y el Triduo Pascual así lo demuestra. Si el grano de trigo no se destruye, no da fruto, dicen. Pues bien, en primer lugar, la partida de García le da al PAP la oportunidad de convertirse en una institución y dejar de ser una masa de militantes detrás de un líder espiritual de barro. Ese es el fruto que se espera.

No sabemos si la segunda fila de líderes será capaz de mirar el horizonte, más arriba, pero es lo que toca. ¿Recibiría el APRA ayuda internacional, de otros partidos o fundaciones? Probablemente. Pero para resucitar como institución, necesitará orden, planificación, profesionalización de procesos, decisiones eficientes, mantenerse unido, tener fe, creerle al ideal y no a la persona.

En segundo lugar, García liberó a los apristas del propio García: uno de los políticos más odiados del Perú, siempre presente en las encuestas, pero cada vez más abajo y con menos apoyo. Odiado especialmente por esta elite progresista joven, no tradicional, que hoy copa la prensa, las redes y no pocos espacios universitarios y empresariales. Es una elite amelcochada y blandengue, a la cual García retaba en todo sentido. Así, Alan liberó al partido de su propia carga, de una mochila pesada que ya no le otorgaba el valor idóneo en este contexto histórico.

En tercer lugar, el APRA se liberó de su “caso de corrupción” más grande. Los que siguen siendo investigados, Cornejo por ejemplo, Nava, mencionen a quien quieran, no son vistos ni como apristas y menos de primera línea. Pero Alan era Alan. Era la presa a cazar. Murió inocente, y eso le duele a muchos. Librarse del investigado más importante del país, al que todos los fiscales, periodistas amigos de fiscales, jueces, ex-ministros, y una gran cantidad de políticos querían humillar, avergonzar, encarcelar y verlo demacrarse como Alberto Fujimori, ha sido definitivamente una victoria.

Finalmente, el APRA ha ganado también la oportunidad de regresar a las bases, de repensar y consolidar una doctrina y transmitirla entre sus militantes. Si bien sus bases hoy son pequeñas, débiles y poco compactas; el PAP sigue siendo el segundo partido mejor organizado del país. Todo dependerá de la segunda línea de líderes, nuevamente. El “imperio aprista” hoy no tiene emperador y es algo a lo que nunca estuvo acostumbrado. ¿Podrá resucitar de otra forma?

Muerte y Resurrección son los dos componentes de un binomio que en el caso de Cristo, es inseparable. Pero Cristo es Cristo, y el APRA, nunca muere, pero…

¿Qué ocurrirá en adelante? No lo sabemos. Lo que me atrevo a afirmar es que Alan hizo este análisis costo – beneficio mucho antes que yo, y mucho antes que cualquiera. Su decisión, aún siendo dramática fue perfecta. La carta que dejó, impecablemente escrita, así lo demuestra.

En su última decisión, de manera inusitada, única y extraña, coincidieron sus siempre prioritarios intereses individuales con los de su partido; su beneficio personal con el beneficio colectivo de los militantes; sus sueños de gloria con los de aquellos que quieren seguir luchando por el APRA. Que de Dios goce y que su familia y seres queridos reciban el consuelo y la fortaleza necesarios para seguir adelante. El grano de trigo, de alguna u otra forma, dará fruto.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño