Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

¿Camisas de fuerza para el sector Salud?

camisafuerzaRecuerdo que mi padre, psiquiatra y neurólogo, tenía entre sus libros algunas novelas de suspenso e intriga. Una de ellas (The Terminal man, Michael Crichton, 1972) tenía como personaje principal a un enfermo de epilepsia, patología crónica que en los años sesenta era un misterio, un tabú, una condición considerada digna de discriminación y que, como la esquizofrenia o la psicosis, se trataba con camisas de fuerza.

Las camisas de fuerza no solo eran artefactos diseñados para controlar o someter. Eran expresión de una mentalidad basada en el temor a lo desconocido. Con un chaleco así, se controlaba lo que podría causar daño, se sometía lo incomprensible, y se eliminaba el miedo a que la libertad y el orden espontáneo pongan en juego la seguridad de quien detentaba el poder.

El burócrata es como un doctor de hace 50 años. No entiende como funciona la economía, el capital y la actividad empresarial; solo quiere controlar las cosas. Veamos qué ocurre con la Ley de Salud Mental (Ley 30947).

Como casi todas las leyes del sector salud, sus fines, enfoques transversales y objetivos son loables. Eso nadie lo niega. Es evidente que hay cientos de miles de personas, especialmente aquellos en situación de pobreza o extrema pobreza, que no tienen tratamiento oportuno ni de calidad cuando sufren alguna enfermedad o condición mental crónica.

Sin embargo, aunque nosotros ya sabemos que las camisas de fuerza no sirven, una de las disposiciones complementarias de dicha Ley obliga a todas las oficinas farmacéuticas, estatales o privadas, a que mantengan “obligatoriamente y de manera permanente, (un) stock de seguridad de medicamentos psicofármacos del listado de medicamentos esenciales priorizados por la Autoridad Nacional de Salud.” Para el estado, ese stock debe equivaler al 30% de la dispensación mensual en unidades.

En primer lugar, cada medicamento “extra” que no se utiliza y se almacena, cuesta. Le costará a la farmacia estatal y a la privada. En el estado el subsidio sale de nuestros bolsillos y por eso la camisa de fuerza parece invisible, pero en el privado, es muy tangible. Es cierto que ninguna cadena privada podrá decir que el impacto es fuerte, no se trata de muchísimas unidades de medicamentos, pero es una malísima señal. ¿Avanzamos luego a pedir stocks de genéricos? ¿Piensa la ministra que además de generar más gastos puede también controlar los precios? ¿No se dio cuenta de que la mayor cantidad de medicamentos se dispensan desde el estado y que es su sistema de distribución y almacenamiento el que está en emergencia hace tiempo?

En segundo lugar, ¿por qué 30%? ¿Existe un estudio actualizado que muestre las tendencias o prevalencias demográficas de las enfermedades mentales a nivel nacional? ¿Hay estudios que muestren por lo tanto cuáles medicamentos se necesitan en cada región del país? Asumiendo que un sobre-stock es algo bueno, ¿qué ocurre si en Huancavelica el stock mínimo debería ser del 30% y en Amazonas del 10%? Además, ¿quién va a fiscalizar esto? ¿El MINSA? ¿El SIS? ¿SUSALUD que con las justas puede pagar su planilla?

En tercer lugar, hay una experiencia exitosa en EsSalud gracias a la cual, el stock de medicamentos, con tecnología y por aporte directo del sector privado, se maneja no con la tradicional provisión estática (just in case), sino con un monitoreo dinámico que permite un nivel de eficiencia y a la vez de abastecimiento idóneo (just in time). Bastaría replicarlo, empujar más alianzas público-privadas como ésta. Pero no hay voluntad; pensar, analizar, buscar evidencia y dialogar es mucho más difícil y riesgoso, promover la innovación y pensar en el paciente no está en los planes de este gobierno.

Dado el agotamiento que sufre Vizcarra en las encuestas y su inestabilidad en el debate político, había a mi entender dos posibilidades de acción por su parte: o dejar la confrontación y el cliché para dialogar con el empresariado y la academia a fin de realizar las reformas técnicas que tanto necesitamos, o, por el contrario, caer en la reforma ligera, poco cuidadosa, esa que propone ideales románticos y altruistas pero la mayoría de las veces es inaplicable o inútil.

Repito, la Ley de salud mental es un tremendo y positivo avance para el país, así como la ley de enfermedades raras y huérfanas, así como el Plan Esperanza, y así como la ley de redes integradas de atención primaria. Eso está muy bien. El punto está en la forma en que se quieren implementar, de espaldas a la realidad y a la evidencia técnica.

Seguramente los doctores de antaño pensaban que la camisa de fuerza era buena. Seguramente hoy nuestros burócratas siguen pensando que el control de stocks y de precios lo es. Pues no lo es, y así como en este tema, en muchos otros, nuestros políticos necesitan abrirse, escuchar, cambiar, y legislar pensando más en el paciente y en la innovación, que en sus temores y sus sesgos trasnochados.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

(Sobre)vivir en Madrid

Rafael Robles

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño