Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

Transferencias con interferencias…

En el 2020 será mucho más difícil para el Gobierno Nacional “esconder” las ineficiencias de sus entidades en cuanto a ejecución presupuestal. Varios candidatos al Congreso han manifestado que pondrán el ojo en este tema. Asociaciones como Contribuyentes del Perú, seguirán mes a mes este proceso, y los medios de comunicación tampoco lo dejarán a un lado.

En esta línea y para dejar atrás el 2019, Contribuyentes encontró que el año pasado, a diferencia de lo que las cifras dijeron a simple vista, la mala gestión y ejecución del presupuesto público fue primordialmente responsabilidad del Gobierno Nacional (GN).

¿Cómo así? Más de 2,895 millones de soles fueron transferidos a los gobiernos sub-nacionales entre julio y diciembre del 2019, disminuyendo artificialmente su ejecución de 72% a 59% y aumentando también de manera ficticia la ejecución del GN. A continuación, la explicación y detalle de estas “transferencias con interferencias”…

Veamos. Al cierre del 2019, la ejecución del presupuesto de inversión pública, rubro vital para el desarrollo del país, ascendió a 75% en el Gobierno Nacional, 61% en los gobiernos locales y 59% en los gobiernos regionales.

Sin embargo estos datos no son apropiados. Entre julio y diciembre del 2019, como mencioné líneas arriba, el Presupuesto Institucional Modificado (PIM) de inversión pública del Gobierno Nacional fue reducido por el MEF en 8% —más de 1,651 millones de soles—, mientras que para los gobiernos locales, el PIM se aumentó en 17% —2,895 millones de soles— y en los gobiernos regionales en 5% —490 millones de soles—. ¿Qué generó este movimiento? Generó que artificialmente suba la ejecución del GN y se reduzca la de los gobiernos locales.

Sin esta medida, el GN no habría alcanzado el nivel de 75% de ejecución que reportaron a fin de año, sino tan sólo un 69%. ¿Lo harán tan fácilmente en el 2020?

Asimismo, sin esta transferencia con interferencia, los gobiernos locales habrían alcanzado un nivel de 72% de ejecución —12 puntos porcentuales (pps) más— y no el de 59%, que se reportó como dato final del año.

Es evidente que este tipo de modificaciones benefician al GN, que tiene que gestionar menos recursos, y perjudica a los gobiernos locales, que reciben más presupuesto en tan sólo 6 meses. Todos sabemos que transferir dinero en julio o agosto es prácticamente un saludo a la bandera.

Pero esto no es todo. La misma situación se puede apreciar al analizar el total del presupuesto. Entre julio y diciembre, el PIM del Gobierno Nacional se redujo en 4% (4,235 millones de soles). Sin esta reducción la ejecución hubiese sido de 88% —3 pps menos que la observada en diciembre.

El efecto inverso sucedió con los gobiernos locales que, de no haber recibido los 4,337 millones adicionales durante este periodo (14% más PIM) habrían alcanzado un nivel de ejecución de 81% —10 pps más que el reportado como cierre del año—. Si querían quitarse la culpa de la espalda, esta fue la mejor fórmula. Por eso no es coincidencia que en los últimos dos meses del año que se fue, el presidente, ministros y varios funcionarios se dedicaron a responsabilizar a los gobiernos sub-nacionales de los bajos niveles de ejecución global.

No se puede evaluar de manera objetiva el uso del dinero de los contribuyentes en el poder ejecutivo si éste tiene la capacidad de alterar el presupuesto y pasarle la mochila a los gobiernos sub-nacionales sin hacerlo transparente. Al definir la asignación presupuestal de todos los “jugadores”, el MEF y el GN terminan interfirieron (sin malas intenciones probablemente) en la gestión de los gobiernos locales y maquillan sus resultados a lo largo del año.

De todas formas, la ejecución fue tan mala que incluso estos cambios entre niveles de gobierno no modificaron la realidad crítica de la inversión pública, cuya ejecución global fue de apenas 66.4% (de un PIM de S/ 51,078 millones), por debajo de la ejecución de gasto corriente (93.6%) y del pago de deudas (93.9%).

Si analizamos algunos sectores sensibles, se confirma lo expuesto: no es cierto que el Gobierno Nacional posea un desempeño mejor que los gobiernos locales o regionales, sino que aquél ha incrementado su nivel de ejecución artificialmente disminuyendo su PIM y aumentando el de los últimos.

En el sector de Transporte, por ejemplo, la ejecución del PIM en inversión pública alcanzó 68%, donde el GN alcanzó una ejecución de 82%, los gobiernos locales 61% y las regiones 54%. Sin embargo este dato no considera que entre julio y diciembre, se transfirieron más de 976 millones de soles a los gobiernos locales y 409 millones a los gobiernos regionales, mientras el GN redujo su presupuesto en 735 millones de soles. Quitando el efecto de estas transferencias, la ejecución del GN sería de 74% (8 pps menos), y los gobiernos locales habrían ejecutado 72% (9 pps más) y las regiones 63% (9 pps más).

El sector de Agua y Saneamiento se encuentra entre los peores en cuanto a desempeño de la inversión pública, con solo 59% de ejecución de su PIM. A diciembre, el GN alcanzó una ejecución de 68%, los gobiernos locales 57% y las regiones a penas 50%. Sin embargo, esto se debe a que se transfirieron del Gobierno Nacional a los gobiernos locales, más de 423 millones de soles entre julio y diciembre. Quitando el efecto de esta movida, la realidad hubiese sido muy distinta: el GN habría ejecutado apenas 49%, los gobiernos locales 63% y los gobierno regionales 53%.

En el sector salud la ejecución del PIM en inversión pública alcanzó 64%, donde el GN alcanzó una ejecución de 76%, los gobiernos locales 61% y las regiones 55%. Sin embargo, entre julio y diciembre se redujo el PIM del Gobierno Nacional en 243 millones de soles. Quitando el efecto, el Gobierno Nacional habría ejecutado sólo 58% de su PIM, los gobiernos locales 66% y los gobiernos regionales 58%. Pasa lo mismo en otros sectores.

Contribuyentes del Perú seguirá evaluando la ejecución de recursos ordinarios y del canon extractivo en el GN y diversas regiones del país. Además, buscará trabajar de la mano de los gobiernos locales para ejecutar proyectos de inversión en funciones con las mayores brechas y necesidades. Estamos seguros de que el 2020 será diferente en este aspecto. Aunque es un año electoral y estaremos “distraídos” nuevamente con los desafíos del Legislativo de transición, es también el segundo año de gobierno en regiones y distritos, por lo que esperamos que el dinero del estado se use adecuadamente, con foco en aquellos que más lo necesitan.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

(Sobre)vivir en Madrid

Rafael Robles

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño