Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

Juguemos a la ronda (campesina)

Las rondas campesinas han cumplido un rol crucial en la defensa de la democracia y la integridad de los peruanos. Su lucha frontal contra el terrorismo comunista de Sendero Luminoso y el MRTA y, posteriormente, su participación en el Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana (Ley N° 27933-2003), son generosas en logros ejemplares. Les debemos mucho y su legitimidad después de casi tres décadas es un reflejo de su efectividad.

Por esta razón, y pensando sin malicia, uno podría dar un salto lógico y tomar como natural la propuesta legislativa que le han hecho llegar nuestros hermanos ronderos al proclamado presidente Castillo de crear las rondas campesinas urbanas, asumiendo que contar con estos cuerpos organizados en espacios urbanos sería útil para nuestra seguridad.

El proyecto de ley en cuestión plantea la creación de rondas campesinas urbanas en Lima Metropolitana. Luis Bocanegra, secretario nacional de fiscalización de las rondas campesinas, señaló que este proyecto incluiría las rondas urbanas en la Ley N° 27908 – Ley de Rondas Campesinas. Para Bocanegra, Castillo debería hacerlo suyo y proponer al Congreso que las rondas tengan la potestad de administrar justicia bajo sus normas en cualquier distrito limeño, supuestamente porque la Policía Nacional del Perú – PNP y los serenazgos municipales no se dan abasto.

Además, anotó que se debería preparar a los futuros ronderos en el uso de armamento profesional para poder hacer frente a la delincuencia. Víctor Vallejos, presidente de la Confederación Nacional de Rondas Campesinas Urbanas, declaró por su parte que esto sería importante “a efectos de apoyar a la unificación del pueblo y las autoridades, trabajando de la mano con la PNP”. Evaluemos el tema sin prejuicios.

Lo primero que debemos preguntarnos es si las rondas campesinas son el mecanismo adecuado para combatir el crimen en un espacio urbano.

El Ministerio del Interior, entidad estatal responsable del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana, tiene a su cargo proponer normas y programas para combatir el crimen y la inseguridad, pero lo hace de acuerdo a las características de cada territorio. En este sentido, solo el trasladar, reformular y replicar el modelo de rondas a un área urbana, ya de por sí implicaría un costo económico, político y social bastante discutible.

Además, de acuerdo a su historia, peculiaridades, y formas de operar, queda claro que las rondas cuentan con una preparación que, sin ser deficiente, es dirigida a enfrentar delitos en espacios rurales, delitos distintos a los que generan la criminalidad organizada o la delincuencia en zonas urbanas. Cabe entonces preguntarse, ¿son las rondas el mecanismo idóneo contra la inseguridad en un espacio urbano? ¿Para qué vendrían ronderos de otras regiones a instalarse en Lima? ¿No deberían ser los propios vecinos los que se organicen activamente para prevenir el crimen en su barrio o vecindario?

Finalmente, ¿es verdad que la Policía Nacional no se da abasto para combatir el crimen? ¿Por qué mejor no reformamos esta entidad y la dotamos de mejor preparación y equipamiento? ¿Por qué no impulsamos una nueva generación de jóvenes policías bien preparados y pagados que inspiren seguridad, confianza y liderazgo?

Es evidente que el Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana se apoya en las rondas campesinas y comunales para proteger a la ciudadanía en zonas rurales. En este contexto, también es cierto que las rondas requieren más presupuesto, apoyo y capacitación. Esto es indudable. Pero en las ciudades la historia es otra.

Y para terminar, siendo un poco más suspicaces, planteemos la siguiente interrogante: ¿cuál es la intención de fondo al organizar cuerpos armados “para-policiales” vinculados al presidente Castillo o a Perú Libre en Lima, siendo que la retórica que acompañó su campaña fue una de odio hacia los “limeñitos”, la “clase media”, o los “ricos? Tampoco seamos ingenuos. Ejemplos de milicias violentas que terminan atemorizando a la población, abundan en la región, especialmente en Cuba y Venezuela. No empecemos con estos “juegos”.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño