Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

¿Defendemos nuestra bandera?

La congresista Nieves Limachi Quispe tiene el derecho a querer otra bandera. Hoy en día, los derechos se inventan en segundos. Eso no está en discusión. Quizás lo que le faltó a Limachi no era el “derecho” a avalar una propuesta ciudadana para cambiar el Pabellón Nacional (la propuesta original es del ciudadano tacneño Marcos Fortunato Mendoza Huamán), sino la justificación adecuada, la oportunidad, la finalidad, y obviamente una opción más atractiva.

Empecemos como abogados del diablo. En primer lugar, los estados modernos latinoamericanos fueron inventados. No había diferencia cultural, económica y política considerable hace 200 años como para dividir el norte de Sudamérica en Venezuela, Colombia y Ecuador. Chile es un invento. Uruguay también, y hasta quizás nuestro país lo sea…

Se dividió Sudamérica para satisfacer los intereses económicos y de poder de las elites una vez expulsados los españoles. Los nuevos terratenientes, políticos y empresarios se repartieron el territorio por razones mucho más coyunturales que esenciales.

Es cierto que hacia el siglo XIX las distintas subregiones de Sudamérica ya tenían costumbres, acentos, cocina y tradiciones particulares, pero eso sigue ocurriendo al interior de cada país. Cada nación tiene micro culturas que conviven y se complementan: es distinta la comida de Medellín frente a la de Bogotá, y la de Guayaquil frente a la de Quito. Pero esto no era justificación para construir un estado nuevo. Así, las banderas y los símbolos patrios sirvieron como mecanismos sociales de creación de patriotismo, no como el fruto de este último.

En segundo lugar, cada vez hay más colectivos y líderes que anhelan un mundo sin banderas, sin fronteras, migraciones, visas y permisos… Y no me parece un mal sueño. Cada viaje es un martirio y cada aeropuerto un experimento de control social autoritario al más puro estilo de una película futurista. Entonces las banderas no serán necesariamente símbolos eternos. Un mundo sin fronteras ni banderas no le vendría mal a nadie, independientemente de que respetemos nuestras ideas, creencias, costumbres y estilos de vida.

Ahora me toca criticar la propuesta de Mendoza y Limachi. Así y todo, las banderas hoy cumplen un rol muy importante y no solo son inventos, guardan en su ser mucha cultura, historia, amor, pasión y tradición.

Primero, nuestro pabellón bicolor, más allá de cualquier ánimo progresista de deconstrucción o posverdad, es un elemento unificador. Y lo es para cualquier país del mundo. Es un elemento que nos permite sentir orgullo, pertenencia, seguridad, identidad, nos da algo por lo cual soñar, pelear, gritar, hinchar, etc.

La Bandera, en segundo lugar, encierra lo que hemos vivido juntos: vivimos juntos -a través de nuestros antepasados- 200 años de historia: la independencia, la guerra del Pacífico, el centenario de la independencia, el retorno de Tacna a la patria, la guerra con Ecuador, la dictadura de Velasco, la lucha contra el terrorismo, la hiper inflación de Alan, la recuperación económica de los noventas, la caída del terrorismo y la de Fujimori, el boom de nuestra gastronomía y turismo, y también estos últimos años de crisis, incertidumbre y descalabro.

Tercero, no hay forma más fácil de identificarnos y de ser identificados en el planeta que a través de una bandera. La nuestra es sencilla y única, blanquiroja, de paz y de sangre, de calma y pasión, de pureza y amor, de frio y calor, de nieve y desierto, de simpleza y complejidad. Es nuestra y de nadie más.

Y cuarto, debo decir también que la opción que plantea don Marcos Fortunato Mendoza Huaman, es una mezcla rara entre la bandera de Bolivia y algún país africano que definitivamente nadie conoce. Más allá de su probable buena intención, en su propuesta hay confusión y alienación. Mendoza y Limachi nos quieren convertir en una especie de Bolivia bamba, bamba como el 90% de productos que ingresan de este país por Desaguadero.

En conclusión, no hay justificación para cambiar la actual bandera, no hay un por qué o para qué contundente, no es el momento ni es prioritario y la propuesta es horrible. Ojo: no se trata solo de gritar y decir “no toquen mi bandera” por pura pasión o impulso, se trata de ir más allá y defenderla por las razones correctas. Quizás mañana el debate sea distinto, pero hoy, hoy nos quedamos con la blanquirroja, y la defenderemos en Qatar, como la defendimos en Rusia.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño