Smart money

Luis Ramírez

Los 7 pecados capitales del inversionista

Todos y cada uno de nosotros a lo largo de nuestra experiencia invirtiendo en Bolsa hemos tenido que lamentar alguna pérdida. Una parte de la explicación es exógena a nosotros, pues al tomar decisiones en un entorno de incertidumbre, podemos atribuir a la existencia de riesgo la posibilidad de tener un resultado desfavorable. Sin embargo, algunas de las pérdidas que hemos sufrido a lo largo de nuestra vida bursátil, tal vez las pudimos evitar, o por lo menos minimizar.

Algunos errores frecuentes que paso a comentar brévemente, muchas veces son la causa de dolorosos reveses en nuestras inversiones. Son lo que llamo, los “siete pecados capitales” del inversionista:
1. Exceso de optimismo. Algunas veces cuando vemos el mercado subiendo, tendemos a creer que seguirá subiendo por los siglos de los siglos. En ese momento la codicia se apodera de nosotros y nos apresuramos a comprar, pues pensamos que se nos va la oportunidad, y nos quedaremos sin nuestra tajada de las “apetecibles ganancias” que otros están acumulando. Warren Buffet dijo alguna vez “el optimismo es el enemigo del inversionista racional”. Debemos entender que los mercados son cíclicos, suben y bajan. Es más, a lo largo de un movimiento de tendencia, los precios nunca se mueven en línea recta, avanzan y retroceden (correcciones), dándole forma a lo que en el argot bursátil conocemos como movimiento en serrucho. Mi sugerencia es, antes de lanzarse al mercado, analice el movimiento de precios, identifique en qué punto de la tendencia se encuentra, considere la posibilidad de una corrección, o evalúe si dicha tendencia esta próxima a agotarse, en cuyo caso sería mejor abstenerse de participar. Recuerden, siempre es mejor “dejar de ganar”, que “perder dinero”.
2. Exceso de confianza en las predicciones. Debemos tener en cuenta que los cálculos de valores fundamentales son una buena referencia. Pero no olvidemos que su cálculo está basado en estimaciones sobre variables futuras, y el futuro es incierto. Si bien estos valores fundamentales pueden tomarse como una buena aproximación del valor objetivo esperado para determinada acción, su cumplimiento requiere que todos los supuestos que se utilizaron para hacer las proyecciones se cumplan, y también que el mercado así lo perciba. Ojo, no estoy diciendo que el cálculo de valores fundamentales sea inútil, lo que sugiero es que no los tomemos como letra tallada en piedra, tomémoslo como lo que son, una “buena referencia”. Una sugerencia adicional, como siempre existe la probabilidad que las proyecciones presenten algún tipo de “sesgo” propio de factores subjetivos asociados al analista que realizó la valorización, es recomendable que no nos conformemos con una sola fuente, revisemos todas las fuentes disponibles en el mercado, y así tendremos un rango referencial para el precio de nuestras acciones.
3. El síndrome de la negación de la realidad. No nos gusta vernos mal, nuestro yo interno siempre buscará esa zona de confort en la que nos sentimos cómodos, antes de admitir que nos hemos equivocado. Cuando compramos una acción, y el mercado se mueve en sentido contrario a nuestras expectativas, las pérdidas potenciales siempre parecerán demasiado altas comparada con nuestra idea de lo que pensábamos ganar, aún desde el inicio. Soportaremos la posición perdedora y tomaremos cualquier noticia interpretándola de forma tal que “confirme” que nuestra decisión fue la correcta, creando un entorno favorable a la mala decisión de compra. Esto en psicología se llama Disonancia Cognitiva, y es la razón del porqué resulta tan difícil tomar la decisión de aplicar el “stop loss” para corregir el error, dilatando la solución y convirtiendo una pequeña pérdida, en una gran pérdida. Sé que es difícil, pero como siempre digo, en el mercado no hay espacio para romanticismos, cuando enfrenten una situación como la descrita, háganse la siguiente pregunta: qué prefieren, perder S/. 1,000 o perder S/. 10,000. La respuesta les dirá lo que deben hacer.
4. El dilema del cazador. Muchas veces hicimos el análisis adecuado e identificamos una excelente oportunidad, pero en lugar de entrar al mercado con decisión y “pagar” precio, nos volvemos “peseteros”. El mercado está como se dice “bullish”, y mandamos nuestras propuestas por debajo del precio de mercado. Solo mejoramos nuestra propuesta cuando vemos que el precio se nos va, pero aún así, no queremos pagar lo que paga el mercado, siempre queremos comprar por debajo del mercado. Finalmente cansados de no conseguir la acción nos decidimos a pagar de acuerdo a lo que negocia el mercado, pero ya es tarde. El precio ha avanzado tanto, que ya está próximo a una corrección (recuerden el movimiento en serrucho). Mi recomendación es: señores, si han identificado una oportunidad que les puede rentar 10%, 15%, etc, que importa sacrificar 0.5%. Compren y punto. No se la pasen “persiguiendo la liebre”.
5. La rigidez mental. La información que fluye al mercado es procesada internamente por cada inversionista, generando como resultado una decisión de compra/venta. Las decisiones agregadas de miles de inversionistas es lo que determinará el movimiento de los precios. Como estas decisiones son tomadas por personas, no podemos dejar de considerar lo que conocemos como el sentimiento o el humor del mercado, es decir ese componente emocional que siempre está presente y a veces puede dominar nuestras decisiones. Cuando el humor dominante es positivo, las buenas noticias son sobre valoradas, y las malas noticias son sub valoradas. En caso contrario, es decir, cuando el humor es negativo, las buenas noticias son sub valoradas y las malas noticias son sobre valoradas. Les sugiero tener esto presente, la información siempre debemos analizarla dentro de la coyuntura vigente, para según ello estimar el potencial de subida o potencial de caída de los precios, y determinar la conveniencia de comprar o no.
6. “Sentarse” sobre posiciones perdedoras. En este punto debo acotar que me referiré a aquellas personas cuyo perfil es netamente especulativo y de corto plazo, y no a aquellos inversionistas cuyo horizonte es largo plazo. Pues bien, bajo una estrategia especulativa, cuando el mercado nos hace saber que nos hemos equivocado, la decisión correcta es corregir el error, es decir, aplicar un “stop loss” y salirse de la posición. Lamentablemente tenemos la mala costumbre de no reconocer el error, y en lugar de vender, empezamos a comprar mas, dícese, promediando a la baja. Pues bien, esta práctica enfrenta al inversionista a un problema puntual: está aumentando su posición en un papel que está perdiendo valor, lo que a su vez lo expone a una pérdida “explicita”, representada por la desvalorización de sus acciones, y a una pérdida “implícita”, dada por el costo de oportunidad de mantener una tenencia que se desvaloriza, cuando en el mercado pueden existir otras alternativas más atractivas. Al final, una posición que inicialmente fue corto plazo terminamos manteniéndola en el portafolio por tiempo indefinido porque “algún día subirá”. Lo peor de todo es que en algunas ocasiones, lo que pudo ser una pequeña pérdida termina convirtiéndose en una gran pérdida, porque nos tomamos mucho tiempo para tomar la decisión de corregir el error. Les sugiero que sean consistentes con la estrategia elegida: corto plazo es corto plazo, y largo plazo es largo plazo.
7. “Enamorarse” de una posición. Cuando una acción nos está haciendo ganar dinero, la ambición suele apoderarse de nuestra razón, y queremos mantenerla hasta el último centavo de ascenso. Queremos vender en el punto máximo, en el pico del mercado. Esta práctica suele revertirse en nuestra contra. Lo que inicialmente pudo ser un rendimiento atractivo, termina siendo un rendimiento bastante modesto, o incluso en algunas ocasiones termina convirtiéndose en dolorosas pérdidas. Mi sugerencia es, analicen la fuerza de la tendencia, posibles resistencias, etc. Si el mercado da señales de debilidad, vendan, no importa si después del precio sube unos centavos más. Siempre que se pueda salir de una inversión con la frente en alto, será una buena decisión.
No se sientan mal si alguno de estos “pecados” alguna vez afectó el resultado de sus inversiones. Gran parte del problema tiene que ver con el hecho que somos seres humanos, no robots, y por lo tanto puede resultar difícil separar la parte emocional de nuestras decisiones. Pero ser consciente de ello, es un buen primer paso en la dirección correcta.

COMENTARIOS

  • 1
  • 24.01.2013
  • 07:14:57 hs
Luis Ramirez

Estimado Luis Enrique, no me sorprende que hayas leído antes sobre este tema, definitivamente estoy seguro que no soy el primero que escribe sobre el particular. Con este resumen de “errores clásicos” no pretendo descubrir la pólvora, el objetivo de este post es simplemente resaltar algunos factores psicológicos que tienen a influenciar nuestro comportamiento en Bolsa, y cómo ello da pie a determinadas respuestas, que por el sesgo emocional que tienen, pueden conducirnos a resultados no deseados.

  • 2
  • 24.01.2013
  • 01:39:31 hs
Miles

Aquí lo que falta es el mayor error de todos los que se puede cometer: NO DIVERSIFICAR !!

  • 3
  • 22.01.2013
  • 06:35:50 hs
Heber

Creo que el artículo resume puntos valiosos de acuerdo a la experiencia y anális del autor, lo cual aceptable como un comentario general para tener en cuenta. Pero, cada inversionista, toma sus deciones de acuerdo al análisis técnico y fundamental del mercado y la o las acciones de de su cartera. Recordemos que en analisis bursátil nadie tiene última palabra, solo sé que ganar hay que haceptar los erroes que son los mejores maestros.

  • 4
  • 23.01.2013
  • 12:00:57 hs
Luis Enrique

Un buen copy paste,ya lo lei en alguna parte hace muchos años.Para que sea un aporte con valor se debio complementarlo con ejemplos del mercado local.

  • 5
  • 28.01.2013
  • 04:56:58 hs
Diego Alvarez

El articulo me parece muy conveniente para las personas que estamos involucradas en lo que es bolsa e inversiones.
Lo que quiero aportar es que el unico responsable de las perdidas o ganancias que tengamos somos nosotros.
La informacion y el analisis es lo primordial que nosostros los inversionistas tenemos que tener como herramientas fundamentales de nuestras desiciones

  • 6
  • 23.01.2013
  • 02:15:17 hs
Nils Grimaldo

Muy buen articulo. Resume puntos importantes que me ha tocado vivir. Si uno invierte en bolsa, siempre debe estar alerta…. y actuar siempre con cabeza fria……. Por ello, en bolsa no solo es necesario el conocimiento técnico, sino tambien se necesita mucha inteligencia emocional …….

  • 7
  • 21.01.2013
  • 06:44:10 hs
Juan Martínez

Sólo estoy en parte de acuerdo. Si cometimos el error de comprar poco antes de que el valor comience a bajar, generalmente lo más prudente será aguantarlo porque lo más probable es que más pronto o más tarde recupere e incluso mejore la cotización con que compramos. Mientras el Perú no entre en crisis cabe esperar que sus valores sigan aumentando progresivamente su cotización, aunque se sometan a fluctuaciones cortoplacistas.

Este tipo de artículos a modo de oráculos alarmistas solo tienen como efecto frenar el alza de la Bolsa de Valores en perjuicio de todos. Las crisis se ponen en marcha infundiendo falta de confianza a los inversionistas.

  • 8
  • 21.01.2013
  • 09:50:39 hs
Milagros Vertiz

Son sólo sugerencias, nadie tiene el “valor ” en sus manos, cada uno con la experiencia adquirida sabrá tomar la mejor decisión complementado por su intuición sin perder la realidad del contexto.

  • 9
  • 21.01.2013
  • 09:53:05 hs
Luis Rojas

Creo que Juan Martínez no entendió el espíritu de mensaje, no es cuestión de cerrar una posición recién adquirida en cuanto comienza a caer, es cuestión de saber cuándo cerrarla desde antes de adquirirla, además parece que no tiene claro la diferencia entre una inversión a corto y a largo plazo.

  • 10
  • 22.01.2013
  • 04:48:58 hs
SaNdRo

Opino igual que Luis Rojas, lo que esta escrito no es letra santa, los que leemos tenemos toda la capacidad de evaluar lo que nos parece correcto o no, lo que nos parece aplicable o real. No creo que las opiniones de este artículo definan o redefinan la dirección de la bolsa de valores. Es una opinión y para mi ostenta total validez como tal. Personalmente valida mucha de la experiencia que he tenido invirtiendo en bolsa y de las deducciones y conclusiones que he ido construyendo por propia cuenta.

  • 11
  • 22.01.2013
  • 04:51:11 hs
Marie

Me parecen comentarios muy acertados y basados en la realidad. Sólo no estoy de acuerdo con el punto 6. pues pienso que a veces sí es posible promediar y salir de una posicióna la cual se entró a precio muy alto.

  • 12
  • 17.04.2013
  • 07:01:53 hs
SONIA MANCILLA

MUY BUENO EL COMENTARIO SOLO QUIERO PREGUNTAR YO ESTOY EN FONDO QE ES MITAD BOLSA Y MITAD ACCIONES , ME QUISE SALIR HACE DOS SEMANAS Y ME DIJIERON QE NO YA QE CONCRETABA MI PERDIDA AL VENDER, TENIA 8 MIL DOLARES AVAJO AHORA CON LA VAJADA DE 4 ,11 DE ANTES DE AYER SE ME INCREMENTO A 22 MIL , MI PREGUNTA ES COMO LA GENTE DE BOLSA AUNQE ESTA AVAJO PUDE VENDER Y A NOSOTROS DE FONDOS NOS RECOMIENDAN QE NO QE AGUANTEMOS NO MAS DIGO ME HUBIESE SALIDO CON 8 MIL DE PERDIDA Y NO AHORA CON 22 MIL AVAJO Y ME HUNDO MAS , SI LO HUBIESE ECHO DESPUES ENTRARIA Y PODRIA COMPRAR MAS CUOTAS , Y TENIA MAS ME DICEN QE PIENSE A LARGO PLAZO A DICIEMBRE SI QUIERO DIGO TODA LA VIDA LOS COMODYTIS ESTARAN AVAJO CREO QE NO ACONSEJENME POR FA

  • 13
  • 22.01.2013
  • 01:14:36 hs
Edgar

Acertados comentarios, considero puntos básicos que debe considerar cualquier inversionista, en especial identificar el tipo de estrategia usada si es de corto plazo ó largo plazo, excelente blog lo seguiré ;)

  • 14
  • 22.01.2013
  • 02:47:19 hs
blue

Buen articulo.

Yo soy “day trader” , soy bien pecador (mas de 7) , cometo muchos
Errores, pero gracias a mi bola mágica, siempre sonrió en la bolsa.
Suerte y a Ganar .

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Invirtiendo a futuro

Gino Bettocchi

La era inteligente

Rafael Lemor Ferrand

Doña cata

Rosa Bonilla

Blindspot

Alfonso de los Heros

Construyendo Xperiencias

Rodrigo Fernández de Paredes A.

Diversidad en acción

Pamela Navarro

Sin data no hay paraíso

Carlo Rodriguez

Conexión ESAN

Conexión ESAN

Conexión universitaria

Conexion-universitaria

Café financiero

 Sergio Urday

La pepa de Wall Street

Vania Diez Canseco Rizo Patrón

Comunicación en movimiento

Benjamín Edwards

Zona de disconfort

Alana Visconti

Universo físico y digital

Patricia Goicochea

Desde Columbia

Maria Paz Oliva

Inversión alternativa

James Loveday

Con sentido de propósito

Susy Caballero Jara

Shot de integridad

Carolina Sáenz Llanos

Detrás del branding

Daniela Nicholson

Persona in Centro

Cecilia Flores

Mindset en acción

Víctor Lozano

Marketing de miércoles

Jorge Lazo Arias

Derecho y cultura política

Adrián Simons Pino

VITAMINA ESG

Sheila La Serna

ID: Inteligencia Digital

por Eduardo Solis

Coaching para liderar

Mariana Isasi

El buen lobby

Felipe Gutiérrez

TENGO UNA QUEJA

Debora Delgado

De Pyme a Grande

Hugo Sánchez

Sostenibilidad integrada

Adriana Quirós C.

Gestión de la Gobernanza

Marco Antonio Zaldivar

Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe–

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia Rizo Patrón

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Querido Gerente

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

Pierino Stucchi

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño