Smart money

Luis Ramírez

Otra forma de ver el mercado…

Mientras el mercado sigue haciendo lo que tiene que hacer, esta vez pensé que sería interesante describir el ciclo bursátil, no desde el punto de vista económico, si no a través de las distintas facetas emocionales que van presentando los inversionistas a lo largo de su evolución, tanto durante el avance, como durante la fase de retroceso.
El piso del mercado, aquel momento en que los precios ya tocaron fondo, es un escenario depresivo pero al mismo tiempo es el punto de máxima oportunidad. Quienes son capaces de analizar objetivamente los fundamentos, y logran abstraerse del pesimismo dominante, iniciarán en este momento una estrategia compradora.
La presión compradora de estos inversionistas “racionales” le da soporte a los precios, que además de detener su caída, empiezan a mostrar señales de cambio de tendencia. Una mezcla de “esperanza” y “optimismo” empieza a surgir entre los inversionistas, para mas tarde, en la medida que la nueva tendencia alcista se va consolidando transformarse en “excitación”. En este momento todos los inversionistas se consideran a sí mismos, expertos en el tema bursátil. 
El problema surge cuando esta excitación y exceso de confianza se transforma en “euforia”. La euforia es un sentimiento irracional, normalmente es la causa que los inversionistas paguen por las acciones precios que no están justificados por los fundamentos. Este sentimiento aparece normalmente cerca de los máximos del mercado, es decir en la cresta del ciclo. Son los momentos en que la Bolsa de pone de moda, y han ingresado al mercado una cantidad importante de nuevos inversionistas atraídos por los retornos que observan se van generando a lo largo de la fase alcista.
En esta parte del ciclo, aquellos inversionistas racionales que fueron capaces de identificar la oportunidad de un mercado tal vez sobre castigado, pero con fundamentos, empiezan a reducir o cerrar sus posiciones. Estos inversionistas no se dejan contagiar de la euforia dominante, y optan por realizar ganancias. 
Las ventas de este grupo de inversionistas frena el avance de los precios. Entonces la euforia que llevó los precios a hacer máximos no justificados, se transforma en “ansiedad”. Tengamos en cuenta que en la última parte de la subida del mercado ingresaron muchos inversionistas neófitos en el negocio bursátil, que buscan retornos rápidos basados en los comentarios con sesgo excesivamente positivo que escucharon a sus amigos y conocidos. Al frenarse el mercado empieza la ansiedad al no cumplirse la premisa que los llevó a invertir.
Luego el mercado no logra sostener los máximos alcanzados, se dan las señales de cambio de tendencia, y aparece la “fase de negación” por parte de algunos inversionistas que se resisten a aceptar que compraron mal. En este momento estos inversionistas que invirtieron con una idea de corto plazo se convierten en inversionistas de largo plazo, pues su lógica les dice que los precios en algún momento volverán a subir.
En la medida que la tendencia bajista se va consolidando el “temor” empieza a apoderarse de los inversionistas. Los precios continúan el descenso, y las pérdidas se van acumulando, el temor da paso a la “desesperación”, que finalmente se convierte en “pánico”. Este último, es un sentimiento irracional tal como lo fue la euforia en el extremo alcista, y es la causa que los precios hagan mínimos que no están justificados por los fundamentos, generando esas oportunidades que aprovechan los inversionistas racionales, quienes ya están evaluando su reingreso al mercado.
Dos conclusiones que saltan a la vista en este periplo emocional a lo largo del ciclo bursátil.

1. Los cambios de tendencia están relacionados con cambios en el estado de ánimo de los inversionistas, o lo que en algún post anterior hemos llamado “humor del mercado”. Entonces, en pocas palabras podríamos decir, el paso de un mercado alcista a uno bajista, es el paso de un estado dominantemente optimista, a un estado predominantemente pesimista

2. Cuando actuamos o tomamos decisiones emocionalmente, normalmente nos equivocamos, y esto es mas frecuente o mas probable en los extremos del mercado (alcista o bajista)
Una precisión final. El tipo de ciclo al que estoy aludiendo en este post, es lo que en la Teoría de Dow se llaman “ciclos primarios”. Estos son ciclos de largo plazo que tienen una duración de por lo menos un año. Ahora si para terminar, los dejo con una pregunta, en qué momento emocional, y en qué fase del ciclo de precios creen que esta la Bolsa de Valores de Lima ahora.

COMENTARIOS

  • 1
  • 23.07.2013
  • 05:15:45 hs
Jesús Juárez

La mayoría de los valores listados en bolsa, están sobre vendidos( el precio de mercado es menor que su valor presente), sobre todo títulos ligados a la demanda interna como BAP o IFSH, y por ello están por debajo de su valor fundamental (VF), y en consecuencia se ha formado una buena oportunidad para comprar, recordando que el mercado siempre se adelanta a los hechos y los profesionales comprar cuando todos han vendido y venden cuando todos comienzan a entrar. Creo que Warrent Buffet dijo: El momento en que escuches a la persona que ayuda en tu casa comienza a hablar de bolsa, es momento para vender. A mi entender, el mercado ya descontó lo que tenia que descontar, y se viene un rally alcista recuperando, en la segunda mitad del año parte del terreno perdido. Pero por otro lado, aun no compraría valores ligados de manera directa al sector externo, como son las acciones mineras, aun cuando el precio de mercado de muchas: Buenventura, Volcan, por ejemplo ( ni que decir de la Juniors) están también muy pro debajo de su VF. Hay que precisar, en un analisis de las causas de esta posicion, que la tasa de crecimiento de la economía China está aun con mucha incertidumbre. por su lado, La FED (banco central gringo), ahora dice que ya no es tan evidente que retiren el estimulo fiscal y la liquidez en los mercados o dinero barato se puede extender un poco mas, regresando asi dinero de corto las economías emergentes, y ni que decir de la especulación en con la compra de conmodities. El economista heterodoxo, Oscar Ugarteche, que solo 1/3 del precio de los conmodities se debe a demanda y los otros 2/3 está explicado por la especulación. En consecuencia esperaría un poco mas para comprar mineras, pues aun no se pueden caer un poco mas. O como estrategia, puedo comprar una parte de lo planeado asegurando una entrada, a los valores actuales y comprar el resto cuando bajen mas y si es que suben, ya tener asegurado una primera ganancia con la parte comprada. Pues, como dice Alberto Arispe, se puede venir un rally alcista muy rápido y podemos quedarnos fuera de la fiesta. salu2

  • 2
  • 23.07.2013
  • 12:21:06 hs
Jose Sarango

Definitivamente en un momento emocional pesimista de máxima oportunidad, y en el piso del ciclo de precios. Aunque pareciera que está empezando a revertir.

  • 3
  • 23.07.2013
  • 02:53:09 hs
Carlos Carrillo Rieckhof

El mercado de valores no es perfecto, está sujeto a desequilibrios originados por decisiones de personas e instituciones, pero a pesar de ello, sigue interconectado en el contexto global, desarrollando las tareas bursátiles de acuerdo al accionar de los agentes económicos, los que conducen y administran segun las fases de un proceso de estabilidad o crisis financiera en que están inmersos, todo ello, condicionadosa avances o decrecimientos en un entorno de incertidumbre, siendo el coeficiente intelectual (IQ) del inversionista el que juega un rol importante, aunque, no necesariamente se necesita un IQ elevado, sino que sea emocionalmente más inteligente, que frente a situaciones diversas actúe de la mejor manera para que los hechos y criterios que aplique siempre sean originados por la razón y el entendimiento, evitando de esa forma arrepentirse de lo que hicieron y dicen.
Es importante para un inversionista que participa en el mercado de capitales, tener claro lo que significa aplicar el concepto de estrategia, cuando participan en la Bolsa. No significa contar con retornos de corto plazo, sino que representa una alternativa de largo plazo en el contexto de un crecimiento de patrimonio personal o familiar, no es posible buscar rentas a treinta días y retornos rápidos según tasas de interés. Los expertos en mercados de capitales, siempre han aconsejado que una inversión en la Bolsa de Valores, será la mejor alternativa para consolidar un patromonio en el largo plazo, siempre aplicando una estrategia, no se trata de una apuesta del tipo casino, ni tampoco un tema de “suerte”, es mantener constante la inversion en el tiempo.
Un movimiento a la baja, en principio, una señal de “peligro” y alerta, igualmente, como se manifestó, un enfoque equivocado es participar en períodos muy cortos, en plazos menores de tres años. La paciencia y la perseverancia son componentes importantes cuando se comprende el concepto de crecimiento patrimonial. La dotamina es la substacia responsable de los momentos de euforia, cuando el inversionista se deja llevar ppor las emociones cuando invierte.
El experto y consultor colombiano, Luis Infante, afirmó que el grado extremo de la emocionalidad con el dinero se convierte en una hipotalamización, traducida como el cerebro de un reptil en este tipo de decisiones y se hace evidente cuando el ser humano invierte cuando los precios están más bajos, cuando se dejan seducir por rentabilidades exorbitantes o cuando no le ponen un límite a los precios de los titulos de la Bolsa en los que invirtieron. Pero entonces ¿Cómo corregir esta tendencia? Según Infante, “es necesario destruir caminos neuronales aprendidos y entender que en cada fase de la vida existen hábitos financieros.
Waren Buffett, es uno d elos inversionistas en Bolsa más exitosos del mundo dice que “El exito de las inversiones no requiere de un coeficiente intelectual especial. Una vez que se tienen una inteligencia promedio, lo necesario es el temperamento para evitar los errores más importantes”.
Para ser congruente con el estado emocional y tecnico, un lider con vision empresarial, no pone todos los huevos de oro en una sola canasta, este las distribuye en varias canastas, ya que siempre se corre el riesgo de que por cuestiones internas o externas se cae cae la canasta de los huevos de oro y, si este empresario teníapuesta todas sus inversiones ahí, auntomaticamente pierde todo trabajo y riqueza.

  • 4
  • 24.07.2013
  • 02:24:50 hs
Victor Morales

Buen informe, Luis, Buenos comentarios, Saludos, El Alamo SAB, Año 1992-1998

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño