Smart money

Luis Ramírez

…y cómo te gustaría que sea tu vida?

Muchos de nosotros tenemos una visión ideal de cómo nos gustaría que sea nuestra vida presente y futura. Pero muchas veces dicha visión queda en una simple idealización o sueño. La razón, falta de una adecuada planificación de nuestras finanzas personales basada en objetivos claros, precisos, plenamente identificados, aterrizados y cuantificados.

Los objetivos pueden ser muy variados. Entre ellos podemos hablar por ejemplo de nuestro fondo para la jubilación si tenemos claro cómo nos gustaría que sea nuestro periodo de retiro, o tal vez alguno de nosotros no desea esperar cumplir los 65 años para jubilarse y está pensando en retirarse a los 50 años (jubilación anticipada), otros objetivos pueden considerar la compra de una vivienda propia, o tal vez si ya tenemos vivienda propia, estamos evaluando una segunda vivienda (playa, campo, etc.). También podemos anhelar una buena educación para nuestros hijos en una universidad Top, o tal vez estamos pensando en hacer una Maestría o Doctorado que eleve nuestro capital humano. Puede ser el caso que estemos pensando en capitalizarnos para constituir un negocio (emprendimiento), o simplemente es que nos gustaría tomarnos un periodo de tiempo en algún momento a partir de ahora para hacer un viaje de aquellos que dejan huella.

Todos estos deseos se pueden convertir en nuestros objetivos financieros, y se pueden lograr, es solo que para materializarlos necesitamos un respaldo patrimonial que los haga realidad. Y la forma de constituir ese patrimonio capaz de hacer realidad dichos objetivos es mediante un Plan Financiero.

El punto de partida es tener capacidad de ahorro. Sobre este tema mis comentarios pueden parecer muy ácidos, tal vez lo son, pero también son ciertos, y la verdad es que como asesor no es mi función dorarle la piedra a nadie. Muchos pueden decir que no ganan lo suficiente para ahorrar, que cuando ganen un “poquito” mas, ahorrarán. No se engañen, no se trata de cuánto ganan, se trata de cómo gastan. Muchas veces tenemos hábitos de vida que no nos permiten ahorrar, muchas veces la falta de previsión nos induce a endeudarnos comprometiendo con ello nuestro futuro, en fin, muchas veces pretendemos vivir una realidad que todavía no nos corresponde. Les aseguro que cuando ganen ese poquito más tampoco ahorraran, porque debido a la falta de disciplina financiera, no pasará más de seis o siete meses antes que sus gastos igualen o superen nuevamente su nuevo nivel de ingresos. A esto lo llamamos “el ciclo de dependencia”.

Si este es su problema, deben empezar armando su presupuesto personal/familiar. Esto les permitirá entender en qué se están gastando el dinero que ganan, priorizar y controlar el gasto, y por ende generar y planificar su ahorro.

Ahora que ya puede ahorrar, el siguiente paso es estructurar las inversiones. Muchos de los objetivos que he mencionado antes requieren constituir un patrimonio que genere renta pasiva. Les explico brevemente. La renta pasiva es aquella que se genera de manera independiente a nuestro concurso, esfuerzo, tiempo, y dedicación. No importa si nos quedamos dormidos, si nos fuimos a la playa o simplemente no nos provocó ir a trabajar. La renta pasiva igual la recibiremos. Las inversiones que generan este tipo de renta son los Bonos a través de los intereses que pagan, las Acciones a través de los dividendos, las inversiones inmobiliarias a través de la renta de alquileres, para citar algunas. Algunas personas me dicen, hay que invertir en un negocio, hay que hacer un emprendimiento. Me parece perfecto, pero un negocio/empresa no nos generará renta pasiva a menos que dicha empresa alcance un nivel de desarrollo y madurez tal, que estemos en capacidad de delegar completamente su dirección y gestión.

El siguiente paso es estructurar las inversiones. Como ya lo he mencionado antes, hacerlo requiere un “Plan de Inversiones”. Uno no invierte en las mismas acciones que compró el vecino simplemente porque escuchamos que él “ganó un montón de plata” en esas acciones. Para estructurar las inversiones, es decir, determinar el porcentaje en que cada clase de activo (money market, acciones, bonos y activos alternativos) deberá componer nuestro portafolio, se requiere tener en cuenta la etapa de vida en la que nos encontramos y el horizonte de inversión, debemos tener claro para que estamos haciendo las inversiones (objetivos), cuantificar el rendimiento requerido para lograr la meta de crecimiento y nuestra tolerancia al riesgo. No se hacen las inversiones en función al clima o a nuestro estado de ánimo, esto no es un juego.

Acompañando todo este proceso es importante contar con plan de coberturas de riesgos personales. Es preciso que tengamos claro que la parte más importante del plan financiero es nuestra capacidad para generar los ingresos a partir de nuestro trabajo. Es la parte de nuestra riqueza que llamamos “capital humano”. La ocurrencia de cualquier evento que interrumpa o limite esa capacidad para generar ingresos, nos obligará a desinvertir y pondrá en serio riesgo el logro de nuestros objetivos en el tiempo, haciendo fracasar el plan financiero. Cada tipo de cobertura: seguro de vida, seguro médico, seguro de invalidez, etc. tienen su razón de ser y deben ser adecuadamente estructurados para no incurrir en coberturas insuficientes o sobre coberturas que también suponen sobre costos.

Una reflexión final. Tras leer este breve artículo tal vez algunos me dirán que esto es teoría, que esto no funciona en la vida real, que esto no funciona en países como Perú, etc. Que les puedo decir, las excusas abundan, pero precisamente pensar de esa manera es la que no nos permite avanzar. Seguramente me ganaré muchas antipatías por lo que diré a continuación, algunos dirán que carezco de sensibilidad social, en fin, es como pienso, ya les dije que sobre estos temas a veces puedo ser muy ácido, sin embargo como yo lo veo, la verdad puede ser incomoda pero nunca es mala. Así que parafraseando algo que leí alguna vez, mi posición es la siguiente: en la vida no existen premios ni castigos, solo las consecuencias de cada decisión que tomamos. Por ende, nosotros estamos donde estamos, por decisión propia. Nadie excepto nosotros es responsable por las cosas que nos pasan y la vida que tenemos. Así que citando a Confucio, “si ya saben lo que tienen que hacer, y no lo hacen, están peor que antes.”

COMENTARIOS

  • 1
  • 15.06.2017
  • 10:38:05 hs
samuel chaquilla

Qué bien Luis, hablaste con mucha claridad sobre la independencia financiera que nos emancipará del duro trabajo por el dinero. Este es el camino que debemos tomar para cambiar de la mentalidad dependiente( empleados). Pero aun así se puede lograr dicha independencia si cambiamos nuestra cultura de consumismo o gasto por una cultura de ahorro, inversión para un futuro feliz y plenitud de vida. Felicitaciones colega y siga enseñando estas ideas desde la Universidad donde trabajas.

    • 2
    • 16.06.2017
    • 04:47:41 hs
    Luis Ramírez

    Samuel, gracias por tus comentarios… Si se puede!!!

  • 3
  • 16.06.2017
  • 12:27:48 hs
César N

Estimado Luis, ya he llegado a tener control de gasto, solo tengo mi deuda hipotecaria y he acumulado ahorro que los tengo a plazo fijo a tasas de 6.5% lo que genera un rendimiento mensual equivalente al 5% de mi sueldo neto al mes.

El siguiente paso seria invertir en bolsa o en un fondo mutuo agresivo, sin embargo me siento comodo con lo que genera mi deposito a plazo fijo. Mi objetivo es lograr que mi ahorro genere el 10% de mi sueldo neto y luego recién ver otros inversiones obvio que el horizonte se alarga y ya tengo 40 años. Mi consulta es si me recomiendas que arriesgue mas o mi plan esta funcionando.

    • 4
    • 16.06.2017
    • 05:01:22 hs
    Luis Ramírez

    Hola Cesar.
    A ver, la respuesta requiere algo de información adicional. Primero debemos saber para qué estas haciendo estas inversiones (tu objetivo). Supongamos que lo estás haciendo para tu fondo de retiro, pues tu objetivo es mantener tu nivel de vida material después de la jubilación. En ese caso, necesitas estimar cuanto es el patrimonio que deberás acumular hasta el momento en que te jubiles, digamos a los 65 años, tal que al ser invertido genere una renta que te permita vivir según el estándar deseado (necesitas estimar cuando gastarías al mes para mantener ese nivel de vida). Entonces toma lo que ya tienes ahorrado, aplícale la tasa de crecimiento según el rendimiento que estas obteniendo, castígalo por la inflación esperada, y evalúa si llegas al monto requerido en el horizonte de tiempo correspondiente (25 años hasta tu retiro considerando que ahora tienes 40). Si no llegas, eso quiere decir que tienes que buscar alternativas con rendimientos mas altos, y obviamente, con algo mas de riesgo, como por ejemplo inversiones en acciones. La edad en la que te encuentras, y el plazo hasta el retiro, te permite asumir mayores riesgos. No sería el caso si estuvieses en los 60 años, o en una edad cercada a tu retiro. Con un horizonte de inversión corto, las inversiones en activos riesgosos ya no son recomendables. No te dejes impresionar por el término “activos riesgosos”. El riesgo se administra, y es importante que en tu estrategia de inversiones, consideres una política de riesgos que te permita minimizar el impacto de eventos no deseados, o situaciones de mucha volatilidad.

  • 5
  • 16.06.2017
  • 06:57:13 hs
ENRIQUE GARCIA GALLOSO

Hoy los jubilados del SPP que están rescatando el 25%, 50%, 75% 0 95% del fondo de AFP. Deben pensar cuanto necesitan para una inversión y el saldo generar una pensión bajo retiro programado con la misma AFP. Si el afiliado no tiene idea de algún negocio que invierta en la BVL donde algunas empresas están dando mayor rentabilidad que las mismas AFP. Ha no deben estar en el fondo 0 que es la menos rentable.
RENTABILIDAD DE LOS FONDOS DE ENERO A JUNIO 2017
FONDO 0 FONDO 1 FONDO 2 FONDO 3
AFP HABITAT 2.30% 5.87% 7.12% 5.61%
AFP INTEGRA 2.23% 5.10% 5.87% 4.24%
AFP PRIMA 2.09% 5.38% 6.13% 3.95%
AFP PROFUTURO 2.25% 4.53% 5.42% 4.04%

  • 6
  • 22.06.2017
  • 12:18:19 hs
CARMEN

Luis:. nesecito mucho de tu apoyo en ese sentido, no se como emprender, espero me puedas ayudar .

saludos

  • 7
  • 23.06.2017
  • 02:30:59 hs
Gisella

Muy interesante lo que escribes Luis, me siento en tu misma línea de pensamiento, he escrito un pequeño libro de finanzas personales, tal vez podríamos intercambiar ideas.
Saludos

  • 8
  • 09.07.2017
  • 08:45:08 hs
Thanatos

Nunca he escrito un comentario en este medio o en ningún otro medio informativo, pero creo que es una buena oportunidad para hacerlo. Totalmente y absolutamente de acuerdo. Actualmente estoy estudiandoo mi maestría en Rusia, con mi plata, sólo ahorrando paciente y diligentemente un par de años. Conozco varias personas que sólo viven para pagar sus deudas, y no hay que ser adivino para saber que nada bueno les depara el futuro, sólo porque no pueden controlarse. A diferencia de varios de mis amigos que están en la misma línea de pensamiento que este artículo, y les va fenomenal. Ojalá se difundiera más este tipo de visiones, pero desgraciadamente no es algo que le agrade al “sistema” (consumismo, créditos bancarios tontos, frivolidad). Muchos saludos.

  • 9
  • 22.07.2017
  • 10:51:02 hs
Jackie

Leyendo este artículo, siento que tuve una clase de Finanzas que me liberó de mucha incertidumbre, considero que estoy camino a esa dirección y estimado Luis Ramírez, felicitaciones y gracias por la claridad y necesaria acidez en tus reflexiones.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto Stein

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia Rizo Patrón

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Dominguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño