¿Cómo construir una estrategia de Responsabilidad Social Empresarial coherente con tu giro de negocio?

Los profesionales que trabajamos en Responsabilidad Social (RS) tenemos una idea clara sobre el tema: La RS de una empresa debe buscar gestionar SUS impactos económicos sociales y ambientales y gestionar expectativas de SUS grupos de interés.

Cita_1_CeciPost

Un estudio elaborado por la Universidad de Harvard1 concluye lo siguiente:

  •  A pesar del ideal ampliamente aceptado de “Valor Compartido”2 -que significa crear valor económico de manera que también se cree valor para la sociedad- este concepto no es llevado a cabo en la mayoría de empresas. Por el contrario la mayoría practica una versión multifacética de la RS; que va desde la filantropía, pasa por la sostenibilidad ambiental hasta la activa búsqueda del valor compartido.
  • La mayoría de empresas bien gestionadas, parecen estar más interesadas en crear programas de RS alineados solo con el propósito y valores de la empresa; que con la estrategia de negocio.
  • Aunque muchas empresas aceptan este amplio ideal de la RS, esta se ve obstaculizada por la falta de coordinación y lógica de conexión entre sus diversos programas.
  • La mayoría de programas de RS son iniciados y ejecutados de manera descoordinada; sin un involucramiento activo del gerente general.

Según los resultados de este estudio las actividades de RSE de las empresas se dividen en tres ámbitos:

Imagen_Ceci2

1.  Ámbito 1 – Enfocándose en Filantropía: Estas iniciativas no están diseñadas para producir utilidades o mejorar el desempeño de la empresa, por ejemplo, las donaciones.

2.  Ámbito 2 – Mejora de la eficiencia operacional: Estas iniciativas logran beneficios ambientales o sociales a través del apoyo a las operaciones de la empresa, mejorando su eficiencia y eficacia; logrando -aunque no siempre- incrementar las ventas y disminuir costos o ambas. Aquí tenemos por ejemplo a aquellas que reducen el consumo de agua al mismo tiempo que se reducen costos, etc.

3.  Ámbito 3 – Transformando el modelo de negocio: Estas iniciativas crean nuevas formas de negocios específicas para abordar desafíos sociales y ambientales. Por ejemplo, en el proyecto Shakti de Unilever -que en lugar de mantener su modelo de distribución para llegar a lugares remotos- la empresa reclutó a más de 70,000 mujeres de las comunidades. De esta manera, se les proveyó de acceso a microcréditos y entrenamiento en técnicas de venta de puerta a puerta, así como en herramientas tecnológicas. Este programa logró (casi) duplicar los ingresos familiares y significó más de US$100 millones en  ventas; lo que ha generado que este programa sea replicado en otros países del mundo.

Propuesta: pasos para crear una estrategia de RSE coherente

 1.     Realizar un inventario y auditoría de las iniciativas existentes de RSE.

2.     Eliminar y alinear las iniciativas de RSE dentro de los tres ámbitos: La empresa debe reducir/eliminar iniciativas que no aborden problemas sociales o ambientales importantes relacionados a las operaciones, identidad y valores de la empresa. Esto no significa que solo se deba direccionar el presupuesto  en un área, lo que se trata es de priorizar en las más consistentes con el propósito de la empresa.

3.     Desarrollar indicadores para medir desempeño: Este paso es muy importante porque no todos los programas -en los tres ámbitos- buscan lograr mayores ventas o rentabilidad para la empresa. Una empresa DEBE medir los beneficios de sus iniciativas de RSE. Sólo así podrá juzgar si la inversión ha producido los beneficios sociales, ambientales y económicos deseados.

  •  Ámbito Filantrópico: se requieren indicadores no financieros. Por ejemplo: un programa de voluntariado para enseñar a niños a leer, tendría indicadores como el N° de horas en que los trabajadores leen a niños.
  • Ámbito de Mejora Operacional: se sugieren indicadores más tangibles. Por ejemplo: un programa de reducción de consumo de agua o energía tendrían indicadores como el N° de toneladas de emisiones de CO2.
  • Ámbito de Transformación del modelo de negocio: aquí las empresas deben desarrollar mediciones tanto del valor social y ambiental de estas iniciativas, como del valor económico que trae a la empresa. Un caso muy interesante es el de Jain Irrigation, un proveedor global de riego por goteo, con sede en la India. El modelo de negocio de Jain fue explícitamente diseñado para beneficiar a los pequeños propietarios de tierras de cultivo, principalmente de bajos ingresos de la India. Esta tecnología no sólo conserva el agua sino también la suministra de manera controlada, lo que ayuda a aumentar los rendimientos agrícolas. La empresa ofrece préstamos de microcréditos y asesoramiento técnico a los agricultores para ayudarles a mejorar su producción. Así, para una inversión de U$ 500 por hectárea, los agricultores aumentaron su ingreso bruto por hectárea de entre U$ 500 a U$ 6,000, dependiendo de sus cultivos. El valor agregado para sus clientes les permitió impulsar sus ventas, obteniendo una tasa crecimiento del 41% anual en los últimos 5 años.

Cita_2_CeciPost

  4.     Coordinar iniciativas entre los tres ámbitos: Esto no significa que todas las iniciativas de RSE deben abordar el mismo desafío social o ambiental. Significa que juntas, ellas forman un portafolio coherente donde las iniciativas se refuerzan mutuamente y son consistentes con los objetivos de la empresa y sus valores. Es importante identificar las gerencias que las ejecutan y buscar qué iniciativas del ámbito de Filantropía pueda apoyar o reforzar a las demás del ámbito 2 y 3.

 5.     Desarrollando una RSE interdisciplinaria: Sería ideal que las empresas establezcan una posición donde una persona sea responsable de integrar todas las iniciativas de RS a lo largo de estos tres ámbitos, planificando y coordinando con las personas clave en cada una de ellas, para asegurar comunicación constante y alineamiento. Sin embargo, este tipo de coordinación es todavía precaria, y el amplio rango de objetivos detrás de las iniciativas de RSE en cada uno de los tres ámbitos sumado a la gran variabilidad en la gestión de esas iniciativas, constituyen las mayores barreras para muchas organizaciones.

Imagen_Ceci4

 

1 V. kasturi, Lisa Chase AND Sohel Karim, “The truth about CSR”, Harvard Business Review, January-February 2015

2 Michael Porter  y Mark Kramer, “La creación de valor compartido”, Harvard Business Review América Latina, Enero 2011

 

COMENTARIOS

  • 1
  • 02.09.2015
  • 04:12:20 hs
Rolando Rosas

Un reto de la direccion en alinear las expectativas del entorno con los objetivo de la empresa.
muy interesante.
R+

    • 2
    • 22.09.2015
    • 09:39:37 hs
    Cecilia Rizo Patrón

    Gracias Rolando!

  • 3
  • 04.09.2015
  • 10:12:58 hs
Soledad Auquis

Excelente post. Todo un desafio para los directivos de las organizaciones el poder alinear su misión ,visión y el core business con los grupos de interés ,generando nuevas oportunidades de negocio, generando desarrollo sostenible para todos los involucrados .
sld

    • 4
    • 22.09.2015
    • 09:40:39 hs
    Cecilia Rizo Patrón

    Justo ese era el mensaje que quería resaltar Soledad! Gracias!

  • 5
  • 05.09.2015
  • 12:29:01 hs
Milagros Palomino Guerra

Actualmente en el Perú muchas de las empresas buscan realizar actividades bajo el nombre de “RES”. Esto lo hacen para poder obtener la licencia para operar respectiva, para el cumplimiento de algunas leyes locales o reducción de costos y rentabilidad, pero no ven más allá de lo que genera un programa de RSE estructurado y medible a la economía del país y de la empresa. Tienen modelos de negocio más a corto plazo.
La integración de las estrategias de RES como parte de las iniciativas que se requieren para poder cumplir con la visión y misión de la empresa ayudaría a entender el impacto que produciría en el crecimiento del negocio, así como volverla más a largo plazo que asegure su continuidad. Es importante entender que las inversiones en RES si bien es cierto, no todas generarán un crecimiento de valor a corto plazo para los accionistas, pero ayudarán a crear un clima óptimo en el área donde se encuentra la empresa y dar oportunidades futuras para la continuidad de la compañía.
Muchas empresas prefieren invertir en una planta de tratamiento de agua, solo para reducir sus costo y cumplimiento de normas legales, pero no ven más allá del impacto que puede causar dentro del uso de los recursos naturales. Otro ejemplo es el hecho que algunas empresas no apoyan en donaciones para el crecimiento de la educación de los niños de la localidad donde operan. En el Cusco se tienen niñas de condiciones económicas muy pobres en pequeños pueblos alejados de la ciudad que no tienen acceso a la educación, el hecho de poder aportar en su desarrollo académico y personal ayudará a poder tener en los futuros años a mujeres líderes y que pueden crear empresa y trabajar incluso en la misma compañía, generando ideas innovadoras que aporten y ayuden al crecimiento de la cuidad y del negocio. Esto no se verá en un corto plazo, pero el impacto social y económico a futuro tendrá un valor cuantioso. Es importante que las empresas no solo se enfoquen en el crecimiento de las acciones a corto plazo, sino también en los beneficios que pueden llegar a lograr para la comunidad en el futuro y cómo esto impactará en su continuidad.

  • 6
  • 07.09.2015
  • 11:26:38 hs
OMAR COLÁN

Cecilia:

Muy interesante artículo, ya te hacías extrañar.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño