Personas Power

Ana Romero

El Poder del Merecimiento

Entre los años, 1998 y 2006, de acuerdo al informe preparado por Eurostat (Agencia estadística de la UE), se informó que pese a que las mujeres tienen mejor educación, los hombres tienen mejor empleo, demostrando que las mujeres son más proclives a estar desempleadas que los hombres. Asimismo, el informe de la UE del 2004, señala que la brecha de sueldos entre hombres y mujeres es de un 15% a favor de los hombres.

En nuestro país, a pesar de contar con 61% de la participación de las mujeres en la fuerza laboral, el salario promedio del hombre es un 28% más alto que el de la mujer. En resumen, si bien la mujer consigue niveles educacionales más altos, no obtiene más empleo ni mejor paga. Ante esta situación,  me parece oportuno reflexionar y analizar  los obstáculos que frenan a las mujeres ejecutivas de hoy en día y las diferentes alternativas para construir una solución a ello.

 

Si bien es cierto vivimos en una época en donde las mujeres hemos ganado mayor igualdad en muchas áreas: Político, económico, social, cultural,  todavía no estamos teniendo la presencia sólida y sostenible en el tiempo que merecemos y esperamos, pero  ¿ A qué se debe ello ?

 ESTEREOTIPOS DE GÉNERO

Los estereotipos de género han sido identificados como una de las principales causas por las que las mujeres enfrentan más obstáculos que los hombres para alcanzar puestos directivos y de alta responsabilidad (Molero 2004). Cuando hablamos de estereotipos, hablamos de creencias generales y socialmente compartidas acerca de las habilidades, atributos y/o características  de las personas que forman un público objetivo determinado. En el caso de los estereotipos de género, las características socialmente compartidas sólo son enfocadas y atribuidas a los hombres y mujeres.

No cabe duda que los estereotipos conllevan parte fundamental en los roles tradicionales de género,  que continúan cargando a las mujeres en forma desproporcionada con responsabilidades familiares y domésticas. Por ejemplo, es más probable que sean las empresarias y no los empresarios quienes planteen tener que cuidar a los hijos pequeños, cumpliendo otras obligaciones familiares y tareas domésticas, siendo un obstáculo para el desempeño de la mujer ejecutiva dependiente y/o  de la mujer emprendedora en su negocio. Los estereotipos son inconscientes e injustos, especialmente  con las mujeres ejecutivas, ya que cuando pensamos en las características de un buen líder, pensamos de manera inmediata y automática en características masculinas estereotípicas, como: dureza, competitivo, ambicioso, fuerte, racional; en cambio cuando pensamos en una mujer líder, los estereotipos hacen su función de gala, adjudicándonos estereotipos pasivos, como: blandas, tranquilas, tímidas, falta de decisión, emocionales, sensibles; características opuestas a lo que significa un verdadero liderazgo.

Como consecuencia de los estereotipos de género, la mujer ejecutiva inmersa en el sector empresarial de hoy en día debe elegir entre dos modelos de comportamiento: el primero es mostrar una conducta o actitudes similares al liderazgo masculino, lo que conlleva fuertes críticas de agresividad e insensibilidad; la segunda opción es mostrar preocupación por el otro e intuición, lo que conduce a ser fuertemente criticada como personas inseguras, con falta de decisión y autoridad. Los estereotipos son inconscientes, como ya comenté anteriormente, por ello la ironía en que las propias mujeres tengamos fuertes críticas y prejuicios con nuestro género, generando una barrera autoimpuesta por nosotras mismas para no pedir esa promoción que tanto queríamos de hacía tiempo o de frenar nuestro crecimiento profesional dentro de la empresa o propio negocio particular independiente.

Hasta el día de hoy, pensar en un gerente es pensar en un hombre; sin duda, un insigth y estereotipo muy duro pero real que constituye un obstáculo psicológico que las mujeres debemos de superar en nuestro día a día.

COMBATIENDO LOS ESTEREOTIPOS

Una manera de combatir los estereotipos de género y poder lograr una presencia sólida en el tiempo, es por ejemplo: Dejar de sorprendernos porque la Presidente de Chile sea mujer o la Gerente General de una reconocida multinacional sea mujer. ¿Acaso hay un mismo reconocimiento con los hombres por ser Presidentes o Gerentes? No lo creo. Su valor y poder está implícito, sin embargo el poder de la mujer todavía  no lo está y es por esa razón que constantemente sobre-reconocemos los méritos de las mujeres. Si realmente perseguimos una presencia empresarial sostenible en el tiempo, debemos de dejar de admirarnos cada vez que una mujer está haciendo su trabajo en un cargo de máxima decisión o poder. Nuestro problema radica en que a pesar de contar con todo el contexto positivo de la emancipación femenina, no la sabemos usar a nuestro favor por una sencilla razón; no nos la creemos  todavía o en otras palabras: existe una fuerte escasez de empoderamiento femenino que imposibilita sentirnos realmente cómodas con nuestro poder.

 La mujer empresaria de hoy en día, busca las mismas oportunidades, en igualdad de condiciones que permitan alcanzar su desarrollo profesional y personal por sí misma. Sin embargo, las empresarias se sienten menos capacitadas para enfrentar procedimientos complejos que sus contrapartes hombres, situación que se puede revertir a través de Talleres de Autoestima, Coaching, Empoderamiento Ejecutivo y personal. Sin embargo, si hablamos de  desarrollar y alcanzar el verdadero  empoderamiento femenino, se tiene que alinear el sentimiento interno del “merecimiento” de la mujer con la emancipación femenina moderna.

 

 

PODER DE MERECIMIENTO

Nuestra falta de sentirnos merecedoras de nuestro propio poder lo podemos ver en nuestra manera de negociar o la falta del mismo;  por ejemplo a diferencia de los hombres, a nosotras nos cuesta negociar mucho a la hora de pedir un aumento en el salario, esto se debe a que la mujer internamente e inconscientemente, no se siente merecedora de adquirir un aumento y es por esa razón que a la hora de hacerlo, justificamos nuestro ascenso, enumerando múltiples e infinitas razones innecesarias de por qué merecemos el aumento, desde mencionar nuestros antiguos reconocimientos de la Universidad y/o continuo crecimiento profesional en la empresa,  esto se debe a que inconscientemente no creemos que sinceramente merezcamos dicho aumento; mientras que los hombres son más prácticos, ellos ya saben que se lo merecen, “el poder del merecimiento” está implícito en ellos, por ello la simplicidad, naturalidad y practicidad al momento de pedir el aumento; como consecuencia de ello, los hombres al momento de negociar,  pareciera que no hacen mucho esfuerzo por hacerlo porque tienen el chip del merecimiento instalado y nosotras no.

COMO INSTALAMOS ESE CHIP DEL MERECIMIENTO EN NOSOTRAS

Para instalar el chip del poder de merecimiento en nuestro organismo, debemos empezar a hacer consciente la importancia de identificar nuestras fortalezas y sobre ellas, trabajar las habilidades que nos hacen únicas, para encontrar nuestra ventaja competitiva, con el fin de enfocarla a nuestro favor, reconociendo y aceptando nuestro origen y naturaleza como mujer. Comparto algunos Tips que me han ayudado a instalar “el chip” del Poder del merecimiento en mi misma.

 

1.- CRÉETELA: Todo comienza con la seguridad en ti misma, ya que la misma será la encargada de reflejar tu verdadera presencia en  todas las tareas que hagas, manteniéndote alerta con una mejor capacidad de reacción efectiva ante cualquier evento inesperados de la vida y te mantendrá firme en riesgos que tomes, desarrollando mejor tu intuición en las tomas de decisión que realices.

 

2.- PASO A PASO: La mayoría de las mujeres modernas queremos siempre hacerlo todo, hacerlo todo no está mal, lo que sí es quererlo hacerlo todo a la vez. Está bien hacer uso de nuestras múltiples habilidades por ser multitask, pero tampoco nos pasemos de la raya, ya que forzarnos a querer ser la “Mujer perfecta” nos puede salir muy caro. Confía en ti y en el proceso.

 

 3.- NO TE JUZGUES: Por lo general, tendemos a buscar la aprobación de los demás, para verificar si lo estamos haciendo bien, esto se debe a que internamente somos muy exigentes con nosotras mismas. Por favor, deja de hacerte eso!

Recuerda que tus pensamientos determinan tus emociones y ellas tu vida. Permítete vivir plena y date el chance siempre de ser tu misma, eso te dará la libertad que buscas para hacer lo que realmente quieres hacer.

 

4.- NO SEAS COMPLACIENTE EN TODO: Las mujeres tendemos a ser más conciliadoras que los hombres y a trabajar de manera más horizontal que ellos, sin embargo no confundamos ser conciliadoras con complacientes. Ser complaciente es una persona que centra importancia primero en los demás que en una misma. Siempre valora, respeta y lucha por tus ideas/opiniones en la empresa y fuera de ella. Si eres complaciente a todo, esto podría afectar negativamente tu imagen y la capacidad para ganarte el respeto en el lugar del trabajo.

 

5.- VISIONARIA: La visión es la capacidad que tienes de reconocer y sobretodo  aprovechar las oportunidades al máximo en el momento correcto.  Tu trabajo es hacer que las cosas sucedan en el presente, mientras  moldeas  el futuro que quieres disfrutar el día de mañana.  No tengas miedo de soñar y de volar con tus ideas, no permitas que nadie te diga como visionar lo que realmente quieres.

 

6 – EQUILIBRIO: Aprende a llevar una vida equilibrada entre lo que dices que vas a hacer y lo que realmente haces; esto evitará frustraciones innecesarias y mayor acción en tu vida. Una parte clave para que esto funcione es aprender a decir que “no”. Muchas mujeres no saben cómo ser directas porque temen herir emociones de los demás. Aprende a que ser directa es parte de ser honesto con uno mismo y con los demás, siempre y cuando lo hagas con asertividad.

 

7.- ALIANZAS: Toma el primer paso y únete a un grupo de mujeres inquietas como tú o créalo tú misma para lograr las metas que en común se propongan. Es mejor tener un grupo de mujeres unidas, ayudándose una a otra que dedicarte a hablar mal, envidiar o criticar a otras. Aprende a reconocer el éxito, méritos y logros de otras mujeres; esa es la actitud de mujeres realmente superiores.  Recuerda que nunca se está lo suficientemente ocupada como para no ayudar a quien te necesita y mucho menos a otra mujer.

 

8.- CONVIERTETE EN LA MENTORA DE OTRA MUJER: Sé esa mujer que siempre esté dispuesta a ayudar a otras mujeres, compartiendo experiencias, enseñándoles los secretos de la profesión y que guía para el éxito de las demás. Po favor, no seas la envidiosa que no comparte sus fórmulas, técnicas, errores y aprendizaje. Ese tipo de mujeres nunca crecen y menos trascienden, todo lo contrario, se estancan, frenando sus redes y networking; por el contrario, las otras mujeres solidarias, no sólo se expanden sino que amplían sus redes de contacto y se vuelven en verdaderas leyendas. Atrévete a ser una de ellas.

 

Finalmente, ninguno de estos tips surtirán efecto sino los aplicas a tu vida personal y profesional. El trabajo es un factor clave para poder hacer realidad todos tus proyectos, recuerda que eres una mujer hacedora y para ello debes trazarte metas a corto, mediano y largo plazo, generando estrategias para trabajar disciplinadamente con el objetivo de llevarlas a cabo. Estas características deben estar siempre  presentes en la vida personal, laboral y sentimental de una mujer exitosa, para desarrollar cualidades de liderazgo y convertirse en un modelo a seguir. Nunca tengas miedo de venderte, lúcete y brilla siempre.

 BIBLIOGRAFÍA DE REFERENCIA:

Gender Stereotypes and Roles in the Labor and Personal Evaluation of Men and Women in Management Positions | Lorena Godoy, Antonio Mladinic | Universidad Diego Portales |Pontificia Universidad Católica de Chile

La Mujer Gerente en Venezuela | Piensa como un hombre, actúa como una dama, trabaja como un burro | Patricia Marquez Otero

Características de la mujer emprendedora | http://www.emprendepyme.net/caracteristicas-de-la-mujer-emprendedora.html

¿Cómo afectan los estereotipos de género al liderazgo Femenino? | Virginia García Beaudox

ONU Mujeres | http://www.unwomen.org/es/what-we-do/economic-empowerment/facts-and-figures

 

CONTACTO

LinkedIn Ana Romero: https://www.linkedin.com/in/ana-teresa-romero-18005b1b?trk=nav_responsive_tab_profile

Corporación Suyo Urbanistas: http://www.suyourbanistas.com/index.html#modal | CONTACTO: ana@suyourbanistas.com

Tacos Fuertes Coaching: www.tacosfuertes.com |  http://strongheels.com/

Perfil Power Coaching Corporativo : ana@tacosfuertes.com

COMENTARIOS

  • 1
  • 17.02.2016
  • 09:48:52 hs
Juan

Sencillamente, excelente¡¡

  • 2
  • 17.02.2016
  • 04:49:57 hs
Zydlia Bardales Oliveira

Creo que la mujer tiene todas las condiciones para ejercer el liderazgo como cualquier hombre y no necesita ser inflexible para la determinación de las circunstancias que quiere cambiar.
La mujer debe empoderarse mucho más y establecer la equidad de genero con sus actitudes de respeto, concertación y compartiendo sus conocimientos con una diáfana y fluida comunicación, ya hemos avanzado mucho y no podemos hacer una pausa en la historia de la humanidad.
La equidad de género nos dará mayor equilibrio entre todos los seres humanos.

  • 3
  • 23.02.2016
  • 08:15:04 hs
MARIA JORDAN

Gracias por presentar esta situación latente en nuestra sociedad, le has dado en el clavo, cuando lejos de reclamar, nos planteas a nosotras como mujeres el reto de asumir nuestro empoderamiento y le sumas las herramientas descritas en tu artículo

  • 4
  • 09.03.2016
  • 03:51:57 hs
Frans

Me gustaría conocerte.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño