Personas Power

Ana Romero

Si quieres tener éxito, Sé como un hotel de 3 estrellas

Spanglish, ésa era la película en la que aprendí una de las lecciones envueltas en metáforas mas sabias que me han podido enseñar por uno de mis actores favoritos, Adam Sandler. El, un gran chef de renombre en su país, habría sido criticado de manera muy positiva por una famosa periodista, es ahí donde la expectativa de la felicidad de Adam podría esperarse como que “lo logró, lo alcanzó” y no es así para nada, de hecho es ahí mismo, durante esa ola de halagos en las que el reconocido chef comenzó a reflexionar sobre lo que realmente quería y necesitaba. Siempre había sido un hotel 3 estrellas y de un día a otro por la opinión de una persona influyente, es 5 estrellas, ¿cómo adaptarse a eso ahora?, ¿qué pasa ahora?, ¿somos más importantes?, ¿nos debemos de estresar más?, ¿hay mas presión o expectativa a nuestro trabajo, nuestra imagen, nuestras actitudes, nuestros comportamientos?, ¿cómo encontrar el balance, el equilibrio, lo justo? 

90

Ante todas esas preguntas, el chef se respondió a si mismo que independientemente que los de  “allá afuera” o “el otro” (medios, sociedad, personas en general) podrían pensar ahora que son 5 estrellas, ellos debían sentirse agradecidos con el reconocimiento externo y si, creérnosla pero no desde nuestro ego, sino desde nuestro corazón, aceptando el triunfo, la gloria y el éxito sin perder nuestra esencia. Agregando que lo más importante para mantener el éxito conseguido, justamente no era pensar que “ya, lo logramos, aquí se acabó”, sino todo lo contrario. Lo único constante es el cambio y es por esa razón que el chef pensó en su restaurante como un hotel 3 estrellas : bueno, bonito, barato y con las 3b a pesar de ser un restaurante con más estrellas, ésta metáfora lo ayudó a mantener el éxito a través del poder de la humildad y también con inteligencia de entender que siempre se puede mejorar cada día, que la excelencia no es un estado de tope sino de proceso y de seguimiento para trascender en el tiempo. Y es eso justamente lo que hizo, agregarle valor al restaurante.

adam

Ahora bien, quiero que pienses en tu trabajo, en tu proyecto, en tu vida como un plan fascinante o un hotel de 3 estrellas, que siempre debes procurar tenerlo flexible para poder saber adaptarte a los cambios que la vida te enseñe sobre la marcha. Siempre va a haber alguien peor o mejor que tu y eso no significa que tengas que estar a la defensiva todo el tiempo o analizando/controlando el movimiento “del otro”, sino imagínate lo agotador que sería eso, ni hablar. Se trata de tener la capacidad de fluir lo que pase en el momento también sin estrategias, si, me leíste bien, sin estrategias. Lo sé, suena un poco imposible y contradictorio ser un empresario(a) en éste mundo y no tener estrategias, lo sé, pero es que lo que tienes que entender es que hay momento para todo. Si bien es cierto, hay un tiempo para hacer que las cosas sucedan (analizar, planificar, armar estrategia), existe también un tiempo para dejar que las cosas sucedan (confía) y simplemente reaccionar o no en el momento, sin análisis, ni planificaciones o estrategias y esta bien también.

Dar lo mejor, te hace el(la) mejor /sin expectativas

Mucha gente se paraliza o abruma cuando esto sucede, juzgándose a si mismo(a) de manera innecesaria e injusta la mayoría del tiempo. Yo puedo ser muy dura y exigente conmigo misma cuando me equivoco, aunque no parezca (no importa si eres coach, eres humano(a) y nuestra especie esta diseñada a sepultar el error en vez de aceptarlos. Es irónico, le tememos al error tanto que nos olvidamos de aprender de los mismos para ser mejores, así que aprendemos a aparentar a estar bien, no importa que realmente no sea así, ¿patético no?

 Ser un hotel de 3 estrellas siempre te deja espacio para crecer, porque no tienes nunca el tope, entonces te vuelves imparable

Si eres un hotel de 5 estrellas sobre 5, entonces ¡llegaste!, no es interesante ya … deja de ser conquistable. En cambio, tener 3 estrellas te hace ser un buen hotel en el camino de ser una mejor versión siempre, en donde el tope está allá y no acá, la aventura es permanente, la diversión se mantiene y las ganas de superación esta vigilante siempre. Ser un hotel de 3 estrellas es el “truco” para ser el(la) mejor porque te da la oportunidad de <creértela sin creértela> dando lo mejor que tienes todos los días.

789

Deseo para ti que ésta analogía te sirva tanto como a mi para seguir creciendo, desarrollándote y evolucionando en los diferentes sectores de tu vida, un abrazo

 

Ani

 

 

 

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño