Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Coronavirus: mypes en apuros

Por Natalia Estrella Guerra-Garcia, alumna de Economía de la Universidad del Pacífico

A raíz de la propagación del coronavirus y del aislamiento obligatorio, el sector empresarial se ha visto altamente afectado. En Perú este sector está conformado en un 98.4% por microempresas, en un 4.3% por pequeñas empresas y en un 0.6% por grandes y medianas empresas. El 0.3% restante está representado por las empresas de naturaleza pública (INEI, 2018). Es decir, la gran parte del sector empresarial está conformado por Mypes (Micro y pequeñas empresas).

Según la reciente encuesta de Ipsos Perú, realizada a 800 peruanos en zona urbana en el presente mes, un 8% de los encuestados está saliendo a trabajar porque está dentro del grupo autorizado por el Gobierno para hacerlo. Este grupo es el de las personas que trabajan para empresas que producen, distribuyen y/o comercializan bienes de primera necesidad tales como alimentos y fármacos, además de trabajadores de servicios de salud, funerarias o servicios financieros. Respecto a los trabajadores que no trabajan en esas áreas, solo el 8% de los encuestados dijo estar en casa trabajando por teletrabajo (home office).

El resto de labores como las relacionadas con el sector turismo, textil, metalmecánico y construcción, así como los servicios de restaurantes o cafeterías, son imposibles de realizar a través de la web y requieren mano de obra que pueda movilizarse desde su hogar hasta el lugar de trabajo para llevarlo a cabo.

De hecho, solo el 16.9% de las microempresas manufactureras corresponden a la industria de alimentos y bebidas, mientras que el resto forma parte de la industria textil y de cuero, de madera y muebles, de fabricación de productos metálicos, entre otros. De las pequeñas empresas, la mayoría corresponde a la industria de fabricación de productos metálicos (25.5%), seguida de la textil y de cuero (22.2%), y solo un 17.0% a la industria de alimentos y bebidas.

Así, es claro que la mayor parte de las mypes se han visto afectadas por el aislamiento obligatorio de su mano de obra, ya que la presencia física de sus trabajadores es indispensable para continuar generando ingresos y mantener su rentabilidad.

En efecto, en la encuesta de Ipsos, un 31% dijo estar en casa sin trabajar, pero que si tenía un trabajo habitualmente, y un alarmante 25% manifestó haberse quedado sin trabajo. Teniendo en mente que este encuesta fue realizada con una muestra de tan solo 800 peruanos, podemos estimar que el número de desempleados a causa de la crisis del COVID-19 es aun mayor.

En las noticias recientes se ha reiterado el deber de los empleadores de otorgarles a sus empleados licencia con goce de haber en caso de que la naturaleza del trabajo impida continuar con las labores. No obstante, esto solo aplica para contratos a tiempo completo y, en el 2017, el 52.4% de la población ocupada asalariada (POA) del sector privado no tenía contrato. Un porcentaje tan alto de ausencia de contrato laboral, indica que un gran número de empleadores de mypes tiene la potestad de despedir a sus empleados, lo cual resulta muy probable en una situación en la que no están recibiendo los ingresos sobre los que subsisten. De hecho la OIT estima la pérdida de casi 25 millones de empleos en el mundo a causa del virus (OIT, 2020).

Además, no aplicaría al caso de los trabajadores independientes, quienes representaron el 36.9% de la POA (INEI, 2017). Ellos generalmente prestan servicios (47.9%) o compran y venden mercancía (32.2%), lo que se realiza a través de microempresas, usualmente denominadas “emprendimientos”, los cuales ya no están recibiendo estos ingresos.

El pasado viernes 20 de marzo, el Gobierno dictó medidas destinadas al financiamiento de las mypes y reducción de impacto del COVID-19 en la economía peruana. Así, se estableció la creación del Fondo de Apoyo Empresarial (FAE-MYPE) de 300 millones de soles para otorgar créditos para la reprogramación o refinanciamiento de la cartera vigente de las mypes y para capital de trabajo. Para acceder a un porcentaje de este, la mype debe estar en la categoría de “Normal” o “Con Problemas Potenciales” en el registro de la Superintendencia de Banca y Segura (SBS). El FAE se estima llegará a 10,000 mypes según el Ejecutivo. Asimismo, se prorrogó el pago del IR e ITF, la SBS flexibilizó el pago de deudas financieras, se amplió la cobertura del Fondo Crecer, entre algunas otras (Apoyo Consultoría, 2020).

Sin embargo, el 83.5% de mypes eran informales al 2017, lo cual no solo indica que sus trabajadores no tienen contrato ni protección social, sino que las empresas tampoco tienen acceso a servicios del sistema financiero (ComexPerú, 2017). Es decir, inevitablemente la gran mayoría de mypes se quedaría sin liquidez ya que no podría recibir el apoyo.

En síntesis, el mayor porcentaje de mypes existentes estará en riesgo de cierre luego de la crisis del coronavirus. Por un lado, por su naturaleza informal y la disminución a cero de la demanda de los bienes y servicios de la mayoría, a causa de la inmovilización de los consumidores. Y, por otro lado, por la escasez de oferta a raíz de la inmovilización de sus empleados. Ya que las mypes conforman gran parte del sector empresarial, estos posibles cierres no pasarían desapercibidos en el crecimiento económico del país. Afectarían por el lado del consumo, a través de los despidos de los trabajadores y la falta de ingresos propios, y por la ausencia de compras de insumos y bienes que funcionan como insumos para producir y vender.

COMENTARIOS

  • 1
  • 26.03.2020
  • 03:35:09 hs
Alex Jesus Camacho Nuñez.

Muy interesante opinion y analisis deberian hacer estadisticas del analisis del daño o analisis economico del derecho de forma macroeconomica dentro de la economia peruan!!

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño