Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

¡No están solas!

Franco Saito, estudiante de Economía de la Universidad del Pacífico

“Y la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni cómo vestía”. Esta es la letra del himno feminista que recorrió el mundo durante el año pasado, pero es también, el grito de protesta de millones de mujeres violentadas por toda la sociedad. El próximo 8 de marzo es el “Día Internacional de la mujer”, este no es un día para celebrar ni festejar, más bien, es un día para conmemorar y recordar a todas las mujeres que lucharon en pro de sus derechos. Es un día, para reflexionar sobre los retos que significa ser mujer en una sociedad machista y en el largo camino que nos falta recorrer en busca de la igualdad de oportunidades.

En el Perú, cada hora se registran 18 denuncias por violencia contra la mujer (Ministerio Público, 2018) pero se estima que esta cifra es más elevada, pues un alto porcentaje de víctimas no acude a denunciar el hecho. Esto es solo la punta del iceberg, el problema de fondo es la disparidad de poder entre hombres y mujeres producto de una educación rígida que venimos arrastrando por décadas. Como menciona el economista Hugo Ñopo, existe un proceso de desaparición de la mujer en los espacios de poder, prueba de ello es que “en el Perú, las mujeres son una de cada dos estudiantes universitarios, una de cada tres profesionales trabajando en el sector privado, una de cada cuatro gerentes y una de cada diez miembros de directorios”. No solamente existe una brecha en cuanto al número de mujeres respecto al de hombres, sino también, una brecha en el salario, así, las cifras del INEI (2019) muestran que el ingreso promedio de los hombres está un 28% por encima respecto al de las mujeres.

Un estudio para destacar es el realizado por el Banco Mundial (2012) para Latinoamérica, donde señalan que la escolaridad explica en gran medida dicha brecha, no obstante, se evidencia que las mujeres tienen tanta escolaridad como lo hombres, pero la diferencia radica en las carreras. Mientras que las ingenierías son predominantemente masculinas, las humanidades y carreras ligadas al servicio son femeninas. Cabe resaltar, dicha elección es más por cultura que por natura. Los estereotipos de género refuerzan el desapego de las mujeres con ciertas materias y comienzan a generar predisposición hacia ciertas áreas, diferenciación en el desarrollo de algunas habilidades, e incluso, podría manifestarse en la elección de una carrera profesional. Es válido preguntarse ¿hasta qué punto la diferencia salarial se deba a prejuicios fuera del mercado laboral? No existe economía sin sociedad. El mercado solo refleja los resultados de los patrones culturales enraizados en la comunidad.

Asimismo, el estudio destaca que otro factor importante es la dedicación laboral. Mientras que una de cada cuatro mujeres trabaja a tiempo parcial, en el caso de los hombres esto ocurre con uno de cada diez. No es casualidad que de las 30 horas semanales que los hogares destinan para trabajo doméstico no remunerado, 24 son responsabilidad de las mujeres y solamente 6 de los hombres (Sardón,2018). Adicionalmente, se encuentra el “costo de ser madre: para volver a reinsertarse en el mercado laboral, una mujer con hijos gana 12.9% menos que una mujer que no lo es, paradójicamente, un hombre con hijos gana 5.9% más que el que no es padre (Ñopo, 2018). Inclusive, según algunos estudios, esta caída en el ingreso no se recupera nunca.

La violencia contra la mujer no solo tiene un costo social enorme, también impacta sobre la economía. Un estudio de la cooperación alemana (GIZ) y la Universidad San Martín de Porres calculaba en 2016 que el costo anual agregado de la violencia contra la mujer (gastos médicos, legales, pérdida de productividad, entre otros) para la sociedad peruana podría alcanzar hasta 5.72% del PBI—más de 11 mil millones de dólares —, esta cifra es incluso más alta que la pérdida por corrupción (se estima entre 1% y 2% del PBI). Además, si el empleo de las mujeres igualara al de los hombres, las economías serían más resistentes y el crecimiento económico sería mayor. El FMI estima que, en los países con mayor desigualdad de género, cerrar la brecha en el empleo podría aumentar el PIB en un 35% (de los cuales 7-8 puntos porcentuales son ganancias de productividad debido a la diversidad de género).

Cerrar la brecha de género (en todas sus aristas) es un desafío que no solamente implica aspectos técnicos (cambios de normas o leyes), sino fundamentalmente de un cambio adaptativo. Es decir, se requieren cambios considerables y muchas veces dolorosos. No existe una solución conocida, sino que requiere de aprendizaje y no solamente depende de la autoridad, sino de todos nosotros. La única manera de afrontarlo es entender que cada uno tiene algo que aportar, y que tanto el problema como la solución están en nuestras manos. No será fácil, tendremos que modificar costumbres, creencias, hábitos y valores para poder afrontar las pérdidas que se generen.

Estoy convencido de que, abordando la desigualdad de género en todas las políticas públicas y sobre todo logrando el compromiso de cada uno de nosotros para contribuir con la eliminación de los prejuicios, lograremos una auténtica transformación cultural. Tú que tienes el privilegio de no haber sido víctima de violencia, tú que tienes la posibilidad de ayudar a una víctima, tú no puedes darte el lujo de ser indiferente. Tu silencio nos va a costar el país.

 

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño