Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Teletrabajo: una forma de mantener la productividad laboral

Por Franco Saito, estudiante de Economía de la Universidad del Pacífico

“En cada crisis siempre hay una oportunidad” reza un viejo proverbio. Ante la difícil coyuntura que enfrentan el país (y el mundo), cientos de empresas han tenido que optar por el teletrabajo para continuar con sus labores y tratar de no afectar la cadena de pagos. Es inevitable que, en medio de tanta incertidumbre, surjan interrogantes sobre cómo funcionará este sistema y cómo impactará en la productividad de los trabajadores. El Ministerio de Trabajo, a través del Decreto de Urgencia N° 026-2020, faculta a los empleadores del sector público y privado a implementar esta medida para prevenir la propagación del COVID-19.

¿Qué es el teletrabajo? La Organización Internacional del Trabajo (OIT) lo define como “la forma de trabajo efectuada en un lugar alejado de la oficina central o del centro de producción y que implica una nueva tecnología que permite la separación y facilita la comunicación”. Sin embargo, aún persisten muchos prejuicios sobre esta nueva forma de trabajar.

Por ejemplo, según una encuesta realizada en el 2018 por la consultora Mercer, solo el 22% de empresas en el Perú indicó aplicar el teletrabajo. Este bajo porcentaje se debe a que existe un excesivo control sobre algunos puestos de trabajo ya que se  suele pensar que si no se ve al trabajador sentado en su escritorio, este no está cumpliendo con sus labores. Para que el teletrabajo sea una opción viable, es imprescindible que las empresas desarrollen métricas o indicadores sobre productividad para poder medir el rendimiento de sus colaboradores sobre la base de resultados objetivos.

César Antúnez de Mayolo, profesor de Pacífico Business School (PBS), sostiene que hay estudios de Estados Unidos y Europa que demuestran que el teletrabajo mantiene la productividad y en algunos casos la incrementa. Asimismo, destaca que, al reducir los costos laborales, esta forma de trabajo contribuiría a disminuir la informalidad. Una experiencia para destacar es el programa piloto de teletrabajo implementado en Indecopi durante el año pasado. Los resultados arrojaron que “la productividad individual de sus teletrabajadores mejoró en un 30% al mes y ahorraron 47 horas en traslados para dedicar ese tiempo a sus familias”. Asimismo, se encontró que el trabajo colectivo mejoró en hasta 10% en relación con la meta propuesta y se espera incrementar en un 300% la cantidad de teletrabajadores para el presente año.

Otro punto para destacar es el impacto del teletrabajo sobre brecha de género en el mercado laboral. Al respecto, un informe de PwC & Aequales (2018) señala que las empresas —participantes del Ranking PAR- que impulsan políticas laborales que favorecen la flexibilidad presentan estructuras organizacionales más equitativas. Por ejemplo, en las empresas donde se ofrece el home office la presencia de mujeres en el segundo nivel (gerencias de áreas) se incrementa en 13 puntos porcentuales— de 31% a 44%— y en la junta directiva la participación de mujeres pasa de 17% a 24%.

La OIT en su infome Working anytime, anywhere (2017) destaca que esta nueva forma de trabajar permite una mayor autonomía sobre el horario de trabajo (flexibilidad), un menor tiempo de desplazamiento al lugar de trabajo que mejora el equilibrio entre la vida laboral y personal; y una mayor productividad. No obstante, encuentra desventajas importantes como “la tendencia a trabajar más horas y una superposición entre el trabajo remunerado y la vida personal, lo cual puede generar niveles de estrés más altos”. Sobre este punto, Pérez & Gálvez (2009) de la Universidad Oberta de Catalunya señalan que, para minimizar estos riesgos, el teletrabajo debe ser aplicado bajo ciertas circunstancias.

Primero, es necesaria una planificación y evaluación por objetivos del trabajo. Asimismo, los superiores deben ver el teletrabajo como una forma de organización laboral legítima, de modo que los ascensos se den en igualdad de condiciones en relación con los que laboran presencialmente. Finalmente, es importante la transparencia en las condiciones del teletrabajo, así como la claridad del marco normativo. Adicionalmente, Claudia Draghi, coach y docente de PBS, recomienda a los trabajadores usar una vestimenta adecuada—hay un efecto psicológico sobre la productividad— y definir una estructura horaria clara y un lugar adecuado para el trabajo. Destaca la importancia de mantener el compromiso con la empresa recordando que el “teletrabajo es una forma de trabajo, no un beneficio”.

No quiero dejar pasar la reflexión de Ignacio Martin, socio de CLA Consulting, sobre la importancia de mantener el espíritu de equipo: “se pueden hacer reuniones para hablar de cómo lo estamos viviendo o instalar la práctica de un afterwork virtual. También es necesario que las empresas ayuden a sus trabajadores con el desafío familiar de estar encerrado”. Sin duda, esta crisis va a cambiar nuestra visión sobre el trabajo. Nadie dijo que iba a ser fácil y quedarnos sin hacer nada no es una opción. Las personas no se resisten al cambio, sino a las pérdidas que ello implica. Este desafío adaptativo requiere el compromiso y apoyo de cada uno de nosotros para sobrellevarlo de la mejor manera posible.

COMENTARIOS

  • 1
  • 26.03.2020
  • 09:50:13 hs
Pedro Inga Flores

Una forma moderna de gestionar lo cual permitira incrementar la productividad laboral y coincido que si buen puede existir desconfianza de la alta dureccion ,es importante que se establezcan metricas con objetivos reales y con frecuencia de revision periodica .

  • 2
  • 16.04.2020
  • 11:10:53 hs
Maria Luisa Salazar

Una herramienta muy útil y necesaria para nuestra coyuntura actual. Debemos apoyar su uso masivo con buenas prácticas, transparencia y resultados. Son momentos críticos, que nuestra sociedad está atravesando y que necesitamos herramientas que nos permitan continuar siendo productivos. Muy interesante el artículo.

  • 3
  • 15.05.2020
  • 12:01:36 hs
Zoraida

El teletrabajo es una modalidad de trabajo que se iba implementando en pequeña escala en nuestro país. Pero, muchas empresas grandes y no muy grandes, bajo distintos criterios o razones, fueron postergando su incorporación. A pesar que la ventaja del uso de la tecnología de una parte de la población y el caótico sistema de transporte no sólo de nuestra capital, sino en muchas ciudades urbanas del interior; exigían su incorporación como alternativa de productividad para las empresas y mejor calidad de vida para los ciudadanos.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño