Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

El rol de las cadenas de suministro en tiempos de emergencia

Christian Huicho, alumno de Ingeniería Empresarial de la Universidad del Pacífico

Como ya es de nuestro conocimiento, el pánico se apoderó de una gran parte de la población y generó algunos desabastecimientos temporales en los supermercados, mercados y bodegas, a causa de las compras innecesarias, por parte de los ciudadanos. Pero ¿quiénes están detrás de la reposición de productos en los supermercados, mercados y bodegas? ¿Acaso estos establecimientos son abastecidos de la noche a la mañana automáticamente? ¿Son agentes anónimos quienes están cumpliendo un gran rol, al hacer que los peruanos puedan acceder a productos de primera necesidad?

A partir del 16 de marzo, la mayoría de las empresas (públicas y privadas) han migrado al teletrabajo, por la condición sanitaria en la que nos encontramos. Sin embargo, hay un sector muy importante que no puede dejar de operar físicamente, el cual representa un 8% de la población peruana, según la encuestadora IPSOS. De una parte de este sector depende que la ciudadanía pueda encontrar productos de primera necesidad en el supermercado, mercado o bodega más cercana de su casa. Me refiero al sector logístico, en donde encontramos trabajadores en plantas de producción, terminales portuarios, centros de distribución, mercados de abasto, empresas de transporte y los mismos establecimientos que visitan los peruanos.

La recomendación de evitar las compras desesperadas no solo implica que las góndolas de los supermercados y comercios no se encuentren vacías, sino también, evitar la alteración de las cadenas de suministro. Pues, según Christopher Mejía, investigador del Centro de Transportes y Logística del Massachuetts Institute of Technology (MIT), con estas compras inusuales, se genera el efecto látigo, en el cual los responsables de los comercios ejercen mayor presión a toda la cadena de abastecimiento para que esta tenga una respuesta más rápida de lo usual en reponer los productos a las góndolas. No obstante, debemos considerar que, para una respuesta más ágil de la cadena de suministro, se necesitará de más flujos de transporte, almacenes y personal que actúa en estos procesos. En ese sentido, existe una posibilidad de un aumento de precios. Puesto que, según Robert Muha, investigador de la Universidad de Ljubljana (Eslovenia), los costos logísticos (transporte, almacenamiento y costos indirectos) oscilan, aproximadamente, entre un 8.18% y un 16.6% de las ventas totales de un establecimiento comercial.

Es importante resaltar que los procesos logísticos, de por sí, ya deberían tener mayores requerimientos sanitarios, pues el personal e infraestructura que se requiere para manipular los productos deben contar con mayores implementos de seguridad sanitaria y procesos de desinfección, lo cual genera mayores costos en la cadena de suministros. Asimismo, otro factor importante a considerar es que, si bien el personal del sector salud se encuentra en la línea frontal de esta lucha, son miles las personas que están arriesgando sus vidas al trabajar en estos procesos logísticos con una mayor demanda de lo habitual, los cuales son denominados por Christopher Mejía (MIT) como la retaguardia, si quisiéramos hacer la analogía de esta pandemia con una guerra.

De esta manera, como ciudadanos, debemos ser conscientes con las compras de primera necesidad que estamos realizando. Si bien es cierto, podemos asegurarnos de la disponibilidad en nuestras casas de estos productos por largos periodos de tiempo, pero no estamos considerando que esto podría generar una alteración de los precios, aparte del efecto oferta y demanda, por la alta presión a la cadena de suministros para una respuesta más rápida. En ese sentido, quisiera resaltar la reflexión de Mario Chong, profesor de la Facultad de Ingeniería de la Universidad del Pacífico e investigador del mismo centro de estudios, en la que se menciona que el Perú no sufriría de escasez de alimentos de primera necesidad, pues todos estos son producidos en nuestro país. Asimismo, resalta las cantidades de ingresos diarios al Gran Mercado Mayorista de Santa Anita (2.000 toneladas de papa, 500 toneladas de cebolla, 450 toneladas de zanahoria y 560 toneladas de choclo) que pueden atender la demanda limeña, pese a la emergencia.

Como agentes (ciudadanos, sector público y privado) responsables y solidarios, debemos acatar las medidas establecidas por el gobierno y tomar el ejemplo de las buenas prácticas de otros países que están tratando de frenar la propagación del COVID-19, como es el caso de Australia, en donde los supermercados han establecido horarios extraordinarios para la atención exclusiva al público mayor a 60 años, compras máximas por persona, aforos reducidos y la entrega de desinfectantes en las puertas de estos comercios. Asimismo, es válido resaltar el uso obligatorio de las mascarillas (establecido por el Gobierno Central) para realizar las compras de productos de primera necesidad. Ya que, según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), con estas evitamos que personas posiblemente contagiadas propaguen más el virus, a través de los productos y del ambiente de los centros de comercio. De acuerdo al reporte del Ministerio de Salud del día 15 de abril, se cuenta con 11.475 infectados y 254 fallecidos, por lo que es necesario implementar mayores medidas de seguridad sanitaria.

De otra parte, otros grandes eventos que están requiriendo de operaciones logísticas son las rápidas implementaciones, anunciadas por el presidente Martín Vizcarra, de la Villa Panamericana y el hospital de Ate, en las que se necesita el almacenamiento y la movilización de productos importantes, como camillas, ventiladores, pruebas, balones de oxígeno y aparatos tecnológicos para el correcto funcionamiento de estos centros de salud.

Así se ve reflejada la gran importancia de la cadena de suministros en tiempos de emergencia y la valentía que tienen sus trabajadores, quienes día a día se encuentran laborando para que el Perú pueda estar abastecido de productos y sea capaz de afrontar la emergencia.

No hagas que estas cadenas se alteren aún más y generen perjuicios a los peruanos. #QuédateEnCasa y, si sales a conseguir algún producto de necesidad básica, hazlo con responsabilidad.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño