Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Acuerdo de Escazú: Mitos y verdades

Escribe David Alfaro Armas, alumno de Derecho de la Universidad del Pacifico

La palabra Escazú encuentra su origen en el término indígena Itzkatzu que significa “lugar de descanso”. No obstante, en las últimas semanas ha dado mucho que hablar debido a otros motivos. Un tratado que lleva este nombre (adoptado del lugar donde se negoció, una provincia de Costa Rica) ha puesto en vela a otro país a más de 2000 kilómetros de distancia: el Perú.

Esto debido a un Congreso que pierde el sueño en la encrucijada de ratificar o no el convenio y una ola de desinformación que cada día crece más y cala a mayor profundidad en una población confundida. El presente artículo no busca establecer una posición en esta disyuntiva, simplemente explicar los “verdaderos” efectos que tendría la entrada en vigor de este texto normativo en nuestra nación.

Para empezar, considero muy importante leer el nombre “extenso” de este escrito: “Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe”. Resalto esto porque, a mi parecer, resulta bastante enunciativo, o cuando menos lo suficiente.

Tenemos el tipo de documento (Acuerdo Regional), el lugar de aplicación (América Latina y el Caribe) y las materias (taxativas) sobre las que versa (Acceso a la Información, Participación Pública y Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales). Puesto esto sobre la mesa, procederé a confirmar o desmentir algunas de las afirmaciones (varias de ellas llegando a ser casi acusaciones) más populares que se han divulgado en razón del tratado.

¿Ratificar el Acuerdo equivale a renunciar/entregar parte de la soberanía del Estado? Personalmente he notado que esta sería una de las principales preocupaciones entre la población peruana y la cual, para alivio de muchos, vengo a negar.

El presente convenio no tiene por finalidad entregar parte del territorio nacional a ningún tipo de organización exterior, tampoco ofrecerle alguna clase de poder de decisión ni mucho menos limitar las posibilidades de disposición del Estado peruano.

Algunos afirman que se busca constituir a la Amazonía en “Patrimonio común de la humanidad” como lo son la Antártida, el espacio extra-atmosférico y parte de los fondos marítimos. Esto también sería una falsedad, incluso siendo posible recalcar que ni la palabra “Amazonas” ni el término “Patrimonio común de la humanidad” aparecen en este texto (anecdóticamente podemos mencionar que la palabra “Perú” aparece una sola vez en el anexo).

Finalmente, es el propio tratado quien se encarga de disipar todo tipo de duda cuando, en su Artículo 3, menciona el “Principio de soberanía permanente de los Estados sobre sus recursos naturales”.

¿Ratificar el Acuerdo nos coloca “a la merced” de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) y la Corte Internacional de Justicia (CIJ)?

La desinformación en torno a las instituciones del sistema internacional es un tema presente en nuestro país desde tiempo atrás, el cual muchas veces ha colaborado en la formación de una percepción negativa hacia estos organismos (principalmente respecto al primero de los mencionados).

“Tristemente” debo confirmar que ya nos encontramos “bajo las garras” de ambos tribunales. El Perú ya ha reconocido la jurisdicción de ambos y ha sido partícipe de una serie de casos. Sea que se ratifique o no este tratado, los peruanos podemos acudir a la Corte IDH en caso se nos vulneren (entre otros) los derechos mencionados en el título del Acuerdo, así como otros Estados pueden ir a la CIJ en caso tengan alguna controversia con nuestra nación.

Estas son dos situaciones ya existentes pero las cuales no tienen nada que ver con el convenio en discusión. Para “alivio” de las personas que sienten algún tipo de aversión hacia estos mecanismos, cabe recalcar que la Corte IDH es subsidiaria al sistema nacional de justicia; es decir, solo es posible acudir al mencionado tribunal internacional si es que la jurisdicción estatal falla.

Para redondear la idea, lo que el Acuerdo busca es fortalecer el funcionamiento de este derecho interno. Por lo tanto, si es que lo aplicásemos correctamente, en teoría, resultaría menos necesario recurrir al sistema internacional.

Entonces, si el tratado no tiene ninguno de estos efectos, ¿Cuáles sí serían sus consecuencias?

Como dejó en evidencia el “título extenso” del Acuerdo, y aún a mayor detalle lo demuestra su primer artículo, este busca asegurar la implementación plena y efectiva de tres derechos: Acceso a la Información, Participación Pública y Acceso a la Justicia; todos ellos respecto a Asuntos Ambientales.

¿Qué significa ello? Establecer estándares mínimos para el ejercicio de estos derechos de manera que se sistematicen, canalicen y transparenten los datos (Acceso a la Información); se abra la posibilidad de recibir opiniones de la población respecto a ello (Participación Pública); y finalmente, de darse el caso, existan mecanismos adecuados para presentar un reclamo en relación al tema (el cual sería fundado o infundado según su pertinencia).

A modo de cierre de este artículo, quisiera hacer una pequeña apreciación personal. El presente tratado no tendría por qué significar una amenaza para futuros proyectos (los cuales espero se presenten en su mayoría), sino que podría ayudar a nuestras autoridades a identificar un problema cuando este aparece (inicia) y no, como ocurre usualmente, cuando este explota (termina).

* Según datos de la Defensoría del Pueblo 2 de cada 3 de los Conflictos Sociales en el Perú son del tipo Socioambiental.

* Para la entrada en vigor de este tratado son necesarias 11 de 24 ratificaciones posibles. Hasta el momento lo han hecho 9 países; entre ellos se encuentran Bolivia, Uruguay y Ecuador.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño