Movilidad en América Latina: mejor que sus padres, pero no que sus pares

Jorge Familiar es vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe.

Jorge Familiar es vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe.

Por Jorge Familiar

Como signo prometedor de movilidad económica intergeneracional, el acceso a la educación en América Latina y el Caribe creció a pasos agigantados en las últimas décadas; de hecho, más que en cualquier otra región. Hoy en día los jóvenes, en comparación con sus padres, asisten a la escuela por más tiempo y por ende son más educados y proclives a tener un mayor ingreso.

Sin embargo, este supuesto avance choca con el contexto de la sociedad y la generación en la que viven. Los jóvenes que nacen de los padres menos educados de América Latina siguen siendo mucho más propensos a convertirse en los menos educados entre sus pares.

¿Cuál es la razón principal detrás de esta situación única? En pocas palabras: la desigualdad.

En las últimas décadas, un mayor número de estudiantes, más allá de su origen socioeconómico, accedió a una educación. Pero la calidad de la misma sigue siendo escasa, particularmente para aquellos en el fondo de la escala social y, por tanto, sus probabilidades de ascender también son escasas.

En un mundo ideal, en donde todos los jóvenes tuviesen las mismas oportunidades, todos deberían tener la posibilidad de mejorar su situación socioeconómica, más allá del estatus inicial. Pero en América Latina y el Caribe, de acuerdo a una nueva investigación del Banco Mundial publicada esta semana para celebrar el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, las probabilidades de ascender en la mayoría de los países de la región son mucho más bajas que entre los jóvenes de otras regiones.

La única excepción es Costa Rica. Según nuestros datos, Costa Rica es el único país de América Latina y el Caribe que se encuentra entre los de mejor desempeño en “movilidad relativa”, que mide hasta qué punto el nivel educativo de una persona es independiente del de sus padres. Esto significa que los jóvenes costarricenses no solo están mejor educados que sus padres, sino que tienen las mismas probabilidades que sus pares más ricos de mejorar su calidad de vida.

Aquí es importante ubicar nuestros nuevos hallazgos en perspectiva. América Latina y el Caribe logró una enorme transformación social desde principios de siglo. De hecho, durante el auge de las materias primas de 2003-2013, la región pudo reducir la pobreza extrema a la mitad e incrementar las filas de la clase media hasta el punto en que, por primera vez, esta representa un segmento más grande que el de los pobres.
Nuestra preocupación ahora es que desde 2015 dichos avances se han estancado. La pobreza y la desigualdad ya no descienden. Y si bien el hecho que estos avances no hayan retrocedido es un testimonio de los esfuerzos de los diseñadores de políticas de la región, es crucial entender qué se necesita para consolidarlos.

Nuestra nueva base de datos arroja algo de luz en este sentido. Dos factores importantes emergen como cruciales para explicar la falta de movilidad social entre estudiantes pobres: su ingreso y origen étnico.
Si bien la asistencia a la escuela primaria es prácticamente universal en toda la región, sigue habiendo diferencias enormes en los primeros y en los últimos años de escolarización. Entre niños de tres años, apenas la mitad de los que habitan los hogares más pobres asisten a la escuela. En los hogares más ricos, esa proporción es de 90 por ciento. Asimismo, el 20 por ciento de los jóvenes de 21 años de los hogares más pobres asiste a la escuela, mientras que esa misma proporción en los hogares más ricos es tres veces más elevada.

Otro obstáculo para la consolidación de la transformación social de nuestra región es la situación que enfrentan los grupos marginalizados, incluidas las comunidades indígenas. De acuerdo a nuestra investigación, una mayor tasa de pobreza se traduce en un menor acceso a la escolarización entre jóvenes indígenas.

De todas formas, tenemos buenas noticias en torno a los logros educativos de la región. El estatus socioeconómico puede estar siendo menos importante a la hora de aprender. De acuerdo a los últimos resultados obtenidos en el examen internacional de calidad educativa, el Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes (PISA), el efecto de las características socioeconómicas de un alumno sobre sus resultados PISA, si bien es más elevado que el promedio, cayó más entre los países latinoamericanos que en los demás.

A la hora de la movilidad social, América Latina y el Caribe ha avanzado significativamente en los últimos años. Al mismo tiempo, debemos centrar nuestros esfuerzos en ayudar a los menos afortunados. Solo entonces será nuestra región capaz de consolidar las conquistas sociales alcanzadas y avanzar aún más en reducir la pobreza y la desigualdad.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto Stein

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia Rizo Patrón

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Dominguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño