Una apuesta a la transparencia y la inversión

Por Luis Almagro y Jorge Familiar*

En los últimos años hemos enfatizado la centralidad de combatir la corrupción en todos sus niveles.

Más allá de la injusticia social que provoca, la corrupción carcome a las instituciones y tiene consecuencias negativas en el desarrollo de los países.

Cada dólar que se pierde en corrupción es un dólar que se le quita a un niño que merece educación, a una mujer embarazada que necesita atención médica o a una comunidad con escasez de agua e infraestructura.

Además, la corrupción ahuyenta la genuina inversión privada, tan necesaria para impulsar el crecimiento económico, la generación de empleos y la reducción de la pobreza.  Por todas estas razones, la corrupción es un obstáculo al desarrollo.

Por el contrario, la transparencia y la rendición de cuentas son elementos fundamentales para que los países avancen. Los gobiernos e instituciones transparentes generan confianza tanto en la ciudadanía como en los inversionistas.

Y lo mismo corre para el sector privado. Aceptar las reglas de juego de sistemas competitivos y regulados, sin buscar ventajas por fuera del sistema, será clave también. Así, la transparencia será crucial para que los países de América Latina y el Caribe atraigan y aprovechen el financiamiento privado para el desarrollo.

Sobre todo, cuando a lo largo y ancho de la región muchos de los gobiernos enfrentan déficits fiscales que les dificultan aumentar la inversión en áreas prioritarias como la infraestructura, que experimenta una brecha de financiamiento de unos 180.000 millones de dólares.

Dada esta situación, el Grupo Banco Mundial y la Organización de Estados Americanos (OEA) presentamos esta semana el Acuerdo de Panamá, junto con el gobierno panameño, a fin de impulsar la transparencia, la rendición de cuentas y combatir la corrupción en América Latina y el Caribe.

El Acuerdo contiene una serie de acciones para mejorar la calidad y la transparencia de la información fiscal y financiera, fortalecer la rendición de cuentas en el sector público y mejorar la colaboración entre los gobiernos, el sector privado y la sociedad civil, todos ellos actores clave en la lucha contra la corrupción y en el desarrollo de los países.

Destacan entre las acciones propuestas, la producción de informes financieros de alta calidad por parte de gobiernos nacionales y subnacionales, el uso de herramientas y plataformas tecnológicas para las adquisiciones del Estado y los gastos del sector público, y la adopción de normas internacionales de gobierno abierto.

El Acuerdo también incluye acciones como la prevención y el combate a la evasión fiscal, los flujos financieros ilícitos y el lavado de dinero.

Otras de las medidas están enfocadas en fomentar una colaboración abierta y transparente entre los gobiernos y el sector privado, y fortalecer procesos para garantizar la inclusión de la sociedad civil. Todo ello con un claro objetivo: lograr una mayor participación genuina del sector privado en la financiación del desarrollo.

El Acuerdo de Panamá fue presentado durante la inauguración de la conferencia regional “Cuentas Claras 2018: Gobierno Transparente en Colaboración con el Sector Privado”, organizada por el Grupo Banco Mundial, la OEA y el Gobierno de Panamá, que tuvo lugar recientemente en la capital de ese país.

Dicho evento reunió a representantes de los gobiernos, el sector privado, la academia, los organismos normativos, la sociedad civil, las organizaciones internacionales y los medios de comunicación.

Como parte de esta agenda de transparencia, en los últimos años se han impulsado reformas para reducir los trámites gubernamentales, fomentar el uso de datos abiertos y los sistemas de gobierno en línea, las cuales apoyamos, así como las iniciativas destinadas a mejorar la transparencia en las cuentas públicas, los presupuestos, y los sistemas de adquisiciones de los países.

El Acuerdo de Panamá representa un paso adicional hacia el logro de una mejor gobernabilidad en América Latina y el Caribe.

Alentamos a todos los gobiernos, el sector privado y organizaciones de la sociedad civil a sumarse a este Acuerdo con sus acciones, para lograr una región más transparente y próspera, libre del flagelo de la corrupción y que genere oportunidades de progreso para todos.

* Luis Almagro es Secretario General de la Organización de Estados Americanos. Jorge Familiar es Vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño