Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

“Hasta la vista, Baby”

Frase suprema, demoledora, definitiva. No existe un fanático del cine de ciencia ficción, y creo de cualquier género, que no la reconozca. Fue en la película “Terminator 2” cuando Arnold Schwarzenegger se convirtió nuevamente en máquina (esta vez buena) para proteger al ser humano de la máquina mala. Futurismo puro para 1991.

Hace unos días tuve la oportunidad de asistir a un evento llevado a cabo en ciudad de Panamá organizado por la Academia Internacional de Derecho Aduanero, en el cual el tema central estuvo relacionado con la innovación tecnológica y la inteligencia artificial aplicadas al control aduanero sobre las operaciones de comercio exterior.

Se definió al “machine learning” como aquél proceso en base al cual una máquina puede ser “entrenada” en base diseños algorítmicos soportados en una inmensa capacidad computacional para almacenar “big data”. Mediante este proceso se desarrollan en las máquinas habilidades de percepción (reconocimiento de voz y otros estímulos externos), comprensión (procesamiento de lo percibido) y acción (interacción con el entorno de manera proactiva) con la posibilidad, incluso, de poder ir mejorando el desempeño en forma automática (“aprender de los errores”). El resultado: “inteligencia artificial”; es decir, literalmente a las máquinas se les enseña a “pensar”.

Es más, en algunos foros se ha empezado a discutir si los robots podrían ser sujetos de derecho (como en el pasado ocurrió con los animales), partiendo de la premisa que, en base a los enormes avances tecnológicos, los robots serían ahora capaces no sólo de pensar sino también de “procesar emociones”. ¿Es que acaso se estarán sentando las bases para el desarrollo del “derecho de los robots”? Pero…. mucho futurismo, regresemos mejor a los temas del evento objeto de comentario.

La inteligencia artificial convive con las personas desde hace ya buen tiempo, hasta el punto que muchos prefieren comunicarse con una máquina, o través de una máquina, que con personas reales en una conversación cara a cara, lo cual ahora sería considerado como “pasado de moda”. Esto, por cierto, ha sido propiciado por el uso masivo y exponencialmente creciente de internet.

Este fenómeno trasciende el ámbito doméstico (teléfonos “inteligentes”, etc.) para instalarse, cada vez con más éxito, en el ámbito laboral. Ahora, son robots los que contestan llamadas, redactan y traducen textos, reparan máquinas, operan en líneas de producción de múltiples industrias y un sin número más de actividades con vocación de expansión explosiva en el corto plazo.

Se comentó que cada vez es menos cierto que sean los trabajos no calificados, o menos calificados, los únicos que puedan ser susceptibles de ser sustituidos por robots. Al respecto, se comentó que, teóricamente, todo trabajo que pueda ser transformable en algoritmo (conjunto de instrucciones ordenadas y finitas que permiten llevar a cabo una actividad mediante pasos claros y sucesivos), podría ser sustituido por un robot.

En la bahía de Shenzhen en China existirían ya “inspectores de aduanas electrónicos” que tendrían por función no sólo la detección de inconsistencias en la documentación presentada sino también, por ejemplo, el reconocimiento facial o la detección de mercancías de importación prohibida (temperaturas elevadas, emisión de radiaciones, etc.) pudiendo, incluso, comunicarse en varios idiomas. A ello, podríamos añadir la existencia de puertos automatizados (como el puerto de Rotterdam), depósitos aduaneros “robotizados” o transporte de carga “robotizado” (empezando por el uso de los famosos “drones”, los cuales ya hace mucho tiempo dejaron de ser considerados como simples “juguetes para niños”).

En la región tendríamos que, a la fecha, aproximadamente el 50% del trabajo podría ser, eventualmente, reemplazado por robots, cifra que vendría en aumento. Se piensa, incluso, que en los siguientes 10 años uno de los trabajos que podría estar en “peligro de extinción” sería el de los agentes de aduana.

También se señaló, por ejemplo, que para el año 2,030 (esto es, a la vuelta de la esquina), en países que no necesariamente son considerados líderes en temas tecnológicos (como Honduras) el costo de operar un robot seria el mismo que el de contratar a un trabajador, con lo que queda clara cuál será la orientación en el futuro cercano.

Así las cosas, pareciera que la “única garantía de supervivencia laboral” será el realizar un trabajo que no pueda ser transformado en algoritmo, lo cual pasaría por orientar nuestros esfuerzos en la generación de valor agregado (cuanto mayor mejor) en cualquier tipo actividad que desarrollemos; actividad que, por cierto, no debería ser ni repetitiva ni muy predecible.

¿Será, acaso, que el ser humano ha empezado a convertirse en un objeto obsoleto y prescindible y que las “máquinas inteligentes” empezarán a dominar todo lo que existe? ¿Será, acaso, que las “máquinas inteligentes”, al mejor estilo “Terminator”, empezarán a decirnos “hasta la vista, Baby” y nos enviarán a nuestras casas?

Por lo visto, no la tenemos fácil.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño