Café financiero

 Sergio Urday

¿Cómo afectará el Fenómeno de El Niño al sistema financiero peruano?

Esta fue la pregunta que se me encargó responder en un trabajo que realicé para el Banco Mundial en el 2022. Dicho ente multilateral, al igual que la comunidad internacional, mira con mucha preocupación los efectos del cambio climático en diversas áreas de la economía de los países. Y una de ellas es, por supuesto, el sistema financiero.

El sistema financiero está expuesto directa e indirectamente al cambio climático. La exposición directa se da a través de los créditos que financian actividades que están naturalmente expuestas a desastres naturales causados por alteraciones climáticas, como lo es particularmente la agricultura en nuestro país. Y la exposición indirecta se da a través de los créditos a actividades que son, hoy en día, intensivas en emisiones de carbono, y que podrían verse obligadas a dejar de serlo en un futuro cercano.

Ante la creciente preocupación por la contaminación y su relación con la aceleración del cambio climático, los países vienen asumiendo compromisos cada vez más fuertes respecto a la reducción de la emisión de carbono. Y estos compromisos requerirán eventualmente forzar a las empresas que hoy emiten muchos gases de carbono a hacer inversiones fuertes para dejar de hacerlo. Esto implicará que inviertan dinero en un cambio de su matriz energética, para empezar a usar motores eléctricos u otros no contaminantes en lugar de motores a combustión. Y esas inversiones podrían resultar demasiado costosas para muchas empresas, las que, en el extremo, tendrían que dejar de operar. Y si dejan de operar, por declararse insolventes para afrontar esas inversiones, también dejarán de pagar los créditos que tengan vigentes con el sistema financiero.

En términos generales, el 22.9% de la cartera de crédito de los bancos peruanos se encuentra en manos de corporaciones que operan en sectores sensibles a la transición. La mayor exposición se relaciona con la industria pesada (9.7%), seguida por el transporte (6.2%), la agricultura (4.2%) y la generación de energía (2.6%).

Para el ejercicio de cálculo de la exposición directa del sector financiero a los riesgos climáticos, hice un cruce de información detallada de créditos según sector económico, entidad financiera, distrito, provincia y departamento del Perú con una base de datos del Banco Mundial que clasifica las distintas provincias del país según su nivel de riesgo climático. Esa base determina el nivel de riesgo según la probabilidad de ocurrencia de un evento climático en dicha provincia y la gravedad o intensidad de tales eventos. Esta base permite diferenciar a las distintas provincias del Perú según los principales tipos de eventos climáticos a los que el país está expuesto, a saber: riesgo de inundación; de incendio forestal; de sequía; y de deslizamiento de tierra.

1er Gráfico - Artículo Riesgo financiero climático

Encontré que el 15% de la cartera de crédito total de Perú se concentra en provincias con exposición a las inundaciones no costeras; el 12% en provincias con exposición a las inundaciones en zonas costeras; el 6.2% en provincias con exposición a los deslizamientos de tierra; y el 3.8% en provincias con exposición a las sequías.

Pero, además, resalta que, dada la alta concentración de créditos en la capital de nuestro país, las mayores exposiciones también se centran allí. Así, Lima concentra un 11% de créditos que están expuestos a un riesgo alto de inundación costera, y un 4% de créditos con riesgo alto de deslizamiento de tierra.

Ahora bien, es necesario tomar en cuenta que estas cifras tienen un sesgo al alza o sobreestimación, pues muchos créditos que son destinados a actividades que se realizan en provincias son solicitados en Lima, cuando las empresas que los piden tienen sus oficinas principales en la capital. Esto quiere decir que los desastres que ocurren en Lima pueden generar un daño menor al que muestran mis cálculos, pero los que ocurran fuera de Lima pueden ser más graves, y esto no hay que perderlo de vista.

Pero vayamos al meollo del asunto, es decir, a la pregunta que da título a la presente nota. ¿Cómo afectará el Fenómeno de El Niño (FEN) al sistema financiero? Para dicha estimación, calculé cuál había sido el impacto del FEN del año 2017 en el desempeño de los créditos. Específicamente, estimé cuál había sido su efecto en la morosidad.

En este tipo de mediciones, una técnica muy útil es la denominada “diferencias en diferencias” que, básicamente, separa en dos grupos a una población y los compara en el tiempo, antes y después de una intervención que, en este caso, fue la ocurrencia de El Niño en el 2017.

Entonces, si separamos la cartera de créditos que estuvo expuesta a los efectos de El Niño en el 2017 de aquella que no lo estuvo, se observa que, en una ventana de un año, la ocurrencia de dicho fenómeno climático incrementó la morosidad en 1 punto porcentual en todas las regiones afectadas, y el aumento fue de más de 3 puntos porcentuales si consideramos específicamente los sectores que sufren sus efectos (según la literatura internacional, estos son: agricultura, construcción y hoteles y restaurantes).

2do gráfico - Artículo Riesgo Financiero Climático

 

Podemos suponer, pues, que, ante un nuevo FEN, habrá un deterioro similar en la capacidad de pago de aquellos deudores pertenecientes a sectores vulnerables. Y las entidades financieras y las autoridades deben anticiparse a ello. Las primeras deben tener ya identificada su cartera con exposición a riesgos climáticos y tomar medidas de prevención, como contratar seguros con cobertura de desastres climáticos y constituir provisiones de forma anticipada por la parte no cubierta de dichos créditos.

Las provisiones son básicamente una reserva anticipada de utilidad, y funcionan así: se constituye progresivamente una “bolsa” con el dinero equivalente al valor que podría perder un crédito, y ese dinero se va registrando como un gasto a medida que la bolsa se va llenando. Entonces, cuando finalmente ocurre el impago, el dinero de la bolsa pasará a ser considerado como “dinero recuperado”, siendo destinado a un nuevo préstamo, mientras que la entidad financiera no tendrá que registrar la pérdida de un solo golpe, sino que ya lo habrá hecho, y —además— de a pocos.

Por su parte, las autoridades deben fortalecer la capacidad del sector bancario para comprender y gestionar los riesgos relacionados al clima, y empezar a exigir obligatoriamente la constitución de provisiones por tales riesgos.

De esa forma, tendremos un sistema financiero menos expuesto a vaivenes del clima, que —por lo visto y lamentablemente— serán cada vez más frecuentes.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Invirtiendo a futuro

Gino Bettocchi

La era inteligente

Rafael Lemor Ferrand

Doña cata

Rosa Bonilla

Blindspot

Alfonso de los Heros

Construyendo Xperiencias

Rodrigo Fernández de Paredes A.

Diversidad en acción

Pamela Navarro

Sin data no hay paraíso

Carlo Rodriguez

Conexión ESAN

Conexión ESAN

Conexión universitaria

Conexion-universitaria

Café financiero

 Sergio Urday

La pepa de Wall Street

Vania Diez Canseco Rizo Patrón

Comunicación en movimiento

Benjamín Edwards

Zona de disconfort

Alana Visconti

Universo físico y digital

Patricia Goicochea

Desde Columbia

Maria Paz Oliva

Inversión alternativa

James Loveday

Con sentido de propósito

Susy Caballero Jara

Shot de integridad

Carolina Sáenz Llanos

Detrás del branding

Daniela Nicholson

Persona in Centro

Cecilia Flores

Mindset en acción

Víctor Lozano

Marketing de miércoles

Jorge Lazo Arias

Derecho y cultura política

Adrián Simons Pino

VITAMINA ESG

Sheila La Serna

ID: Inteligencia Digital

por Eduardo Solis

Coaching para liderar

Mariana Isasi

El buen lobby

Felipe Gutiérrez

TENGO UNA QUEJA

Debora Delgado

De Pyme a Grande

Hugo Sánchez

Sostenibilidad integrada

Adriana Quirós C.

Gestión de la Gobernanza

Marco Antonio Zaldivar

Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe–

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia Rizo Patrón

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

Pierino Stucchi

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño